Coronel

Versión de impresión

Entre otras dificultades que ofrece la investigación de este noble y antiguo linaje se destaca, en primer término, la de precisar su origen.

Para algunos tratadistas, los apellidos Coronel y Cornel son uno mismo, y en esta creencia señalan al primero el origen aragonés del segundo, atribuyéndole igual tronco y también iguales armas.

Otros autores, por el contrario, advierten que no debe confundirse el apellido Cornel, de Aragón, con el de Coronel, de Castilla y Andalucía, y marcan los detalles que diferencian sus escudos de armas.

Del estudio realizado por nosotros hemos sacado la impresión de que ambos linajes son distintos, porque la antigua ascendencia de los Coronel varía totalmente de la que tuvieron los Cornel, si bien esa ascendencia no llega hasta el punto de descubrirnos el origen y arranque del apellido que ahora nos ocupa.

Varios tratadistas dicen que en 1492 los Reyes Católicos bautizaron en Segovia a dos judíos y que les dieron el apellido Coronel para que no se olvidara la memoria de este extinguido linaje. Uno de ellos fue Regidor de Segovia y se llamó Hernán Pérez Coronel.

Independientemente de esa afirmación añadiremos que el apellido Coronel lo continuaron en Castilla y en Andalucía descendientes de la verdadera familia de este linaje o de la creada con el mismo apellido en Segovia por los Reyes Católicos, pues en los siglos XVI, XVII y XVIII moraban líneas de Coronel en Aranda de Duero, Guadalajara, Alcalá de Henares, en la villa de Valdeolivas, de la provincia de Cuenca, y en la de Pechina, de la provincia de Almería.

Tuvo también casas solares en Galicia, en Medina de Ríoseco (Valladolid), en las ciudades de Toledo y Valladolid y en Almazán (Soria). Pasaron a Argentina, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela.

Un Juan Coronel fue conquistador de Nueva España, vecino de México, y el Emperador Don Carlos V premió sus servicios concediéndole, por Real carta de 1538, las armas que más adelante describiremos.

Una rama de Andalucía radicó en la parroquia de Santa Baya de Donas, del municipio de Gondomar (Pontevedra), donde levantó la casa de Borreiros, emparentando con los Ocampo, los Pereira del valle Miñor, los Urzáiz y los Cadaval. También se avecindó en la parroquia de Santa María de Parada, del municipio de Parada (Pontevedra). Jerónimo Coronel, natural de Bayona (Pontevedra), dueño y señor del monasterio de Donas, fundador de la obra pía de los Coronel, fue padre de Juan Antonio Coronel, Abogado de la Real Audiencia de Galicia, padre de Manuel de Ocampo y Coronel, casado con Liberata Gabiño y Hermida, vecinos de Mañufe, del municipio de Gondomar.

Gonzalo Coronel obtuvo repartimiento en la ciudad de Guadix (Granada) por ser vecino o poblador de ella, en 1489.

Entre los Caballeros Hijosdalgo llamados por los Reyes Católicos Don Fernando y Doña Isabel en 1494 en su Corte fueron Juan Pérez Coronel e Iñigo López Coronel, ambos de Segovia.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, en los años que se indican: Francisco Coronel, vecino de Añavieja (Soria), en 1526; Juan Coronel, vecino de Aranda de Duero (Burgos), en 1550; Mateo Coronel, vecino de La Coruña, en 1795; Tomás Coronel, vecino de Guadalajara, en 1576, y Andrés Coronel de Luján, vecino de Guadalajara, en 1579.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Gaspar Coronel, vecino de Valdeolivas, en 1684; Hernando Coronel, vecino de Consuegra (Toledo), en 1540; Pedro Coronel y María García de Hoyos, su madre, vecinos de Agudo (Ciudad Real), en 1567; Víctor Coronel, vecino de Agudo, en 1567, y Miguel María Coronel y Coronel, vecino de Lora del Río (Sevilla), en 1793.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición de Toledo: el Maestro Fray Francisco Coronel, natural de Torija (Guadalajara) y residente en México, de la Orden de San Agustín, para Calificador, en 1607, y Pedro Coronel, natural de Torija, para Comisario, en 1642.

Ingresaron en los colegiales del Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá: Alfonso Coronel, en 1713; Ambrosio Coronel, natural de Zafra (Badajoz), en 1574; Andrés Coronel, natural de Guadalajara, en 1567; Diego Coronel, en 1639; Diego Coronel, natural de Cogolludo (Guadalajara), en 1719; Dionisio Coronel, natural de Jadraque (Guadalajara), en 1783; Fernando Coronel, natural de Valdeolivas (Cuenca), en 1727; Francisco Coronel, natural de Valdeolivas, en 1678; Gaspar Coronel, natural de Colmenar Viejo (Madrid), en 1595; Gil Coronel, natural de Guadalajara, en 1597; Henrico Coronel, natural de Salvatierra, en 1587; Jerónimo Coronel, natural de Colmenar Viejo, en 1643; José Coronel, en 1700; Juan Angel Coronel, natural de Madrid, en 1645; Manuel Coronel, natural de Puebla del Vallés (Guadalajara), en 1700; Manuel Coronel, natural de Torrelaguna (Madrid), en 1767; Manuel Martín Coronel, natural de Puebla del Vallés, en 1701, y Manuel Tomás Coronel y Heredia, natural de Valdeolivas, en 1759.

Entre los Caballeros Hijosdalgo recibidos en el Estado Noble de Madrid, y que entraron en suertes, ejerciendo los cargos del Ayuntamiento, figuraron: Baltasar Coronel, en 1607; Francisco Coronel, en 1607; Pedro Coronel, en 1625, y Gonzalo Coronel de Zayas, en 1650.


Armas


Los tratadistas que consideran uno mismo los apellidos Cornel y Coronel señalan a éste las armas de aquél, o sea: En campo de oro, cinco cornejas de sable, puestas en sotuer.


Argote de Molina, que es uno de los varios autores que dan a los Coronel el mismo origen y tronco de los Cornel, dice que ese escudo con las cinco cornejas puestas en sotuer es el que se ve en la sepultura de María Alfonso Coronel en el Monasterio de San Isidro (Sevilla); pero a continuación añade que más parecen águilas que cornejas las piezas de esas armas, duda que aclaran otros autorizados tratadistas afirmando que las armas del linaje Coronel son: En campo de gules, cinco águilas de plata puestas en sotuer, la del centro con una corona de oro.


Otros traen: En campo de gules, cinco águilas de plata puestas en sotuer, la del centro con una corona de oro. Bordura de azur cargada de ocho flores de lis de oro.


Otros ostentan: En campo de gules, cinco águilas de plata puestas en sotuer, la del centro con una corona de oro. Bordura de plata cargada de cinco flores de lis de azur.


Otros traen: En campo de gules, cinco águilas de plata puestas en sotuer, la del centro con una corona de oro. Bordura de plata cargada de siete flores de lis de azur.


Los Coronel de Segovia usaron: En campo de azur, cinco águilas de oro puestas en sotuer, la del centro con una corona de oro.


Sobre la puerta de acceso de la iglesia del que fue Priorato Colegio de Nuestra Señora de la Vega de la Orden de San Agustín, de Salamanca, constan las siguientes armas de Luís Coronel, de quien dependió este colegio: En campo de gules, tres coronas antiguas de oro, mal ordenadas.


Miguel de Salazar recoge también estas armas como propias de los Coronel: En azur, una banda de oro acompañada de seis coronas del mismo metal, tres en lo alto y tres bajo.


Los de Extremadura, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, cuatro palos de oro cargados de un águila en su color, pasmada y coronada.


Los de Galicia usan: En campo de gules, cinco águilas de plata, puestas en sotuer. Bordura de azur con ocho flores de lis de oro.


Otros, según Agustín de Loaysa, traen: En campo de plata, cinco cornejas de sable, puestas en cruz.


Otros, según Agustín de Loaysa, traen: En campo de oro, cinco cornejas de sable, puestas en cruz.


Otros, según el anterior Cronista, traen: En campo de gules, cinco águilas de plata.


Otros llevan de plata con las cinco águilas de gules.


Los de La Coronada (Badajoz) y radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, cinco golondrinas, de sable y plata, puestas en aspa.


Otros: En campo de plata, cinco águilas de púrpura, la de enmedio coronada.


En la calle de Villanueva, de la ciudad de Ronda (Málaga), constan: En campo de gules, cinco águilas de plata, puestas en sotuer, la del centro coronada de oro. Bordura de plata con ocho flores de azur.


Los apellidados Coronel de Palma, originarios de Aragón y radicados en Castilla, Andalucía y Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: Escudo partido: 1º, en campo de oro, cinco cornejas, de sable, puestas en aspa, y 2º, en campo oro, una palma, de sinople, puesta en banda, y bordura de este cuartel de azur, con tres aspas, de oro, dos en el jefe y una en punta.


Otros: En campo de gules, una garra, de oro, arrancada, de sable y goteando sangre.

En la iglesia de San Pedro de Almazán (Soria) constan: Cinco grullas y bordura con ocho flores de lis, y por remate un coronel.

Después usaron las armas de Aguilar, que son: En campo de plata, un águila judía prieta y grutada de oro.

Las que Don Carlos V concedió a Juan Coronel, conquistador de Nueva España, en Valladolid, el 20 de Julio de 1538, son éstas: Escudo mantelado: 1º, de sinople, con una torre de oro; 2º, de gules, con un brazo armado de plata, moviente del flanco siniestro, con una espada del mismo metal en la mano, y 3º, o sea el mantel, de azur, con un puente de piedra de tres ojos puesto sobre ondas de agua de azur y plata.