Carralero

Versión de impresión

El Cronista y Rey de Armas Vicente de Cadenas recoge este apellido como originario de Aragón. Pasaron a Argentina, Estados Unidos y México.

María José Carralero Muñoz, natural de Cuenca, y su marido Francisco Julián Auñón y Ruiz, natural de Torralba (Cuenca), probó su limpieza de sangre para ejercer el cargo de Oficial del Santo Oficio de la Inquisición en Cuenca en 1780.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Santiago: Diego Carralero, del Convento de Santiago de Uclés, cura de Santa Cruz de la Zarza, cura de Campo Criptana y Vicario de Totana y su partido, en 1708; Francisco Carralero, del Convento de Santiago de Uclés, en 1679, y Gregorio José Sánchez Carralero y Martínez de Acedo, natural de Extremera (Madrid), en 1745. Era hijo de Francisco Miguel Sánchez Carralero y García y de Eladia Martínez de Aedo y Martínez y nieto paterno de Francisco Gabriel Sánchez Carralero y de Custodia María García.

Ingresaron en los colegiales del Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá: Domingo Carralero, en 1725, y Manuel Francisco Carralero Cuesta Culebras y Olmedilla, natural de Gascueña (Cuenca), en 1785 y 1786.


Armas


En campo de plata, un león, de gules, coronado de oro.


Los de Aragón, radicados en México, usan: En campo de sinople, un gallo, cantante, de oro.