Balentín, Valentín

Versión de impresión

Apellido asturiano, originario del lugar de Balentín (cuyo nombre tomó), del ayuntamiento de Tineo. Pasó a León.

Diego Ramírez de Avalos de la Piscina señala que este apellido es originario de Navarra. Otras casas hubo en La Rioja y Aragón.

Pasaron también a Bolivia, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, México, Perú, Puerto Rico, República Dominicana y El Salvador.

Francisco Valentín probó su nobleza ante la Real Audiencia de Oviedo en el siglo XVIII.

Fueron Caballeros e Hijosdalgos de Zaragoza en 1589: Jerónimo y Jerónimo Valentín.

Juan Francisco Valentín de Fuentes, natural de Sevilla, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1717, y Bartolomé Valentín y Aguiló, natural de Palma de Mallorca, ingresó en 1857.

Entre los Caballeros Hijosdalgo recibidos en el Estado Noble de Madrid, y que entraron en suertes, ejerciendo los cargos del Ayuntamiento, figuraron: Luis Valentín, en 1609, y Rafael Valentín, en 1673.


Armas


Los Valentín, de Aragón, según el Conde de Doña Marina y Gregorio García Ciprés, traen: En campo de gules, un castillo, de plata. Punta de plata, con una bocina, de sable. Bordura de plata, con  esta leyenda en letras de sable: "Vox clamantis in deserto".


Los Balentín, traen: Escudo cortado: 1º, partido: primero, en campo de plata, tres volcanes, en erupción, y segundo, en campo de plata, un hombre armado con una maza en la mano, mirando a un torre de piedra, colocada a la diestra, y sumada de un dragón de sinople, y 2º, en campo de azur, once flores de lis de plata, puestas tres, cinco y tres.


Los Balentín, de Navarra, según Diego Ramírez de Avalos de la Piscina, traen: En campo de gules, un castillo, de plata. Punta de plata, una bocina, de sable. Bordura de plata, con esta leyenda en letras de sable: "Vox clamantis in deserto".


Otros Valentín, según Miguel de Salazar, traen: En campo de gules, un castillo, de plata, sobre campaña de plata, cargado de una bocina, de sable. Bordura de plata, con esta leyenda en letras de sable: "Vox clamantes in deserto".


Los Valentín, de La Rioja, según Julio de Atienza, traen: En campo de sinople, tres castillos, de plata, aclarados de sable y bien ordenados.


Los Valentín, radicados en Alicante, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, una torre cuadrada, almenada y mazonada, de sable, acompañada de seis flores de lis, de azur, puestas tres y tres a cada lado, en palo.


Otros Valentín, traen: En campo de oro, un topo, de sable.


Otros Valentín, traen: En campo de sinople, una corcesca, de oro y la borla de gules.


Otros Valentín, traen: En campo de azur, medio vuelo, de plata; bordura de gules con ocho veneras, de plata.


Otros Valentín, traen: En campo de plata, una faja, de gules, resaltada de un brazo armado, de plata, sumado de una espada, también de plata.


Los de Allègre (Francia) traen: En campo de azur, un chevrón, de oro, acompañado de tres besantes del mismo metal; el jefe de gules, con tres cruces, de plata.