Balero, Valero

Versión de impresión

Apellido originario de Aragón, desde donde pasó a la conquista de Valencia.

Mossèn Jaime Febrer cita en sus Trovas: "Juan Valero de las Useras, vino desde Aragón a la conquista de Valencia. Fue valeroso soldado: de él se puede decir con verdad que guardó a Mogente; pues hizo desistir al rey don Alfonso del empeño de atacarle, oyéndole gritar, Valer o morir, y se retiro sin seguir la empresa comenzada". Una línea de este familia valenciana se estableció en Mallorca en el siglo XV.

Juan Valero, caballero sabio y respetable, fue del Consejo del Rey don Alfonso V de Aragón y secretario de este Soberano y de su sucesor don Juan II. Ambos le daban firmas en blanco para que llenase los Reales despachos a favor de las personas que quisiese. Prestó importantes servicios en las guerras de Nápoles, servicios que le premió S.M. haciéndole merced en 21 de Mayo de 1467 de una tercera parte de los emolumentos de las escribanías de la Real Audiencia. Hizo el erario un préstamo de dos mil florines y con este motivo le dio el Rey de Aragón un condado en Nápoles, que no admitió, como tampoco quiso admitir la cesión de los emolumentos de las causas criminales de esta Audiencia porque decía que eran provechos desdichados los que se ganaban a costa de la sangre de los hombres. Retirado en Mallorca, siendo ya de una edad avanzada, ocupó el distinguido cargo de procurador real: fue Jurado de esta ciudad y Reino por la clase de ciudadanos en los años 1468 y 1477 y por la misma clase obtuvo la dignidad política de Conseller en el de 1500.

Gabriel Valero y Sala, hijo del anterior, fue doctor en ambos Derechos, asesor del Gobernador de Mallorca, y Ministro del sacro Supremo Consejo de Aragón. Casó con la hija y heredera de Gabriel Juan Compañy del hábito de Santiago, llamada Leonor, y murió en 1552.

Gabriel Valero y Net, nieto del antecedente, fue Veguer de Mallorca, y en 1588 Jurado por el Estamento de Ciudadanos. Sirvió con sus galeras y persona al Rey don Felipe II, cuyo Monarca le condecoró con privilegio perpetuo de Caballero del Reino de Mallorca en 19 de Octubre de 1594, y fue armado por el Virrey de Mallorca por comisión de S.M. en 6 de Febrero de 1595.

El último de esta familia mallorquina fue su hermano Pedro Valero y Net, Jurado de esta ciudad y Reino por la clase de ciudadanos en los años 1598 y 1600, muerto sin hijos en 11 de Julio de 1613, por lo que heredó la casa y vínculos su sobrina Catalina Valero y Desbrull, hija de Gabriel Valero y de Magdalena Desbrull, que casó con Antonio Sureda y Gual.

Álvaro Valero de Palma, Senador por la provincia de Alicante, nació en París el 14 de Marzo de 1870, y obtuvo el título pontificio de Marqués de Valero de Palma, concedido por el S.S. el Papa León XIII, con carácter hereditario, por Breve de 19 de Setiembre de 1902 y autorizado su uso en España por Real Despacho del Rey don Alfonso XIII el 26 de Junio de 1903. Por Breve y Despacho de reconocimiento de 30 de Diciembre de 1961 le sucedió el II Marqués, José Valero y Gil-Perotín, Abogado y Empresario, nacido en Valencia el 5 de Octubre de 1933, y casado con Angela Manglano y de la Lastra, nacida el 4 de Julio de 1937, con sucesión.

Probaron su nobleza para ingresar en la Orden de Santiago, en los años que se indican: Martín Valero Franquesa y Gabriel, natural de Madrid, en 1600; Francisco Valero y Merchante, Alcalde de Hijosdalgo de la Chancillería de Granada, natural de Toledo, en 1691, y Cristóbal Valero y Tejeiro, natural de Baltanás (Palencia), en 1643.

Probó su nobleza para ingresar en la Orden de Calatrava, Felipe José Valero y Cardos, natural de Villanueva de la Jara, Obispado de Cuenca, en 1747.

Probó su nobleza para ingresar en la Orden de Montesa, Roque Valero de Ceverio y Valero, natural de Jérica (Castellón), en 1604.

Probó su nobleza para ingresar en la Orden de Carlos III, Mariano Valero y Arteta, Jefe de Sección del Ministerio de Gobernación, natural de Madrid, en 1839.

También probaron su nobleza para ingresar en la Orden de San Juan de Jerusalén: Mateo Valero y Lobera, en 1633; Ignacio Antonio Valero Lobera, natural de Paniza (Zaragoza), en 1779; José Valero Lobera Ambues y Contín, natural de Paniza. Prior de la iglesia de Santa Lucía de Calatayud, en 1833, y Antonio Ramón Valero, natural de Binaced (Huesca), en 1765.

Probaron su nobleza en la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, en los años que se expresan: Juan Valero, vecino de Geria (Valladolid), en 1526; Pedro Valero, vecino de Puente del Arzobispo (Toledo), en 1540; Pedro Valero, vecino de Villafranca de la Puente del Arzobispo, en 1542, y Andrés Valero de Painas, vecino de Laguna de Duero (Valladolid), en 1564.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada, en los años que se indican: José Valero, vecino de La Guardia, en 1801; José Valero, vecino de Vara del Rey (Cuenca), y hacendado en el Castillo de Garcimuñoz y Honrrubia, en 1737; Luis Valero, vecino de Bédmar (Jaén), en 1556; Francisco Rodríguez Valero, vecino de Mairena, originario de Baeza y Bédmar, en 1661; Melchora María Valero y Felipe Antonio Arce y Valero, vecinos de Albacete, en 1758; Diego Valero de Molina, vecino de Montilla, en 1701; Francisco Valero de la Mota, vecino de Granada, en 1696, y Francisco Valera de la Mota y Ucedo, vecino de Baza (Granada), en 1737.

Para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición probaron su nobleza: Cristóbal Valero Tejero, natural de Hornillos (Valladolid), Familiar, en Valladolid, en 1629; Pedro Valero Blasco y Sánchez, natural de Tierga (Zaragoza), Oficial, en la Corte, en 1696, y su mujer Luisa García de Norvaja y Hernando, natural de Hita; Sebastián Valero Herreros, natural de Villarrobledo (Albacete), Familiar; José Valero Grajera, natural de la villa de Córdoba y vecino de San Juan de Coscomatepec, en 1781, y su mujer Ana Díaz, natural de Tlaxcala, y Antonio Valero Martínez Rubio y Gorriz, natural de Segorbe (Castellón), Presbítero, Calificador, en Valencia, en 1818; José Valero García García y García, natural de Vistabella, Familiar, en Valencia en 1634, y su mujer Isabel Serves Romaguera, natural de Silla; Jaime Valero Gonzalvo y Cuvertoren, natural de Mulviedro, Familiar, en 1619; Juan Valero Díaz Valero y Alpuente, natural de Alhobras, Familiar, en Valencia, en 1518; Basilio Telesforo Valero y Ochoa, Abogado, natural de Tarancón y Alcalde Mayor de Torija, Familiar, en Toledo, en 1818; Pedro Valero Villar Pérez y Domingo, natural de Chelva (Valencia), Presbítero, para Notario del Santo Oficio, en Valencia, en 1759; Vicente Valero García Mateu y Lloris, natural de Picaña (Valencia), Familiar, en Valencia en 1626, y su mujer Juana Puyalt Pascual, natural de Catarroja (Valencia).

Obtuvieron privilegio de hidalguía: Diego Valero, vecino de Híjar (Teruel), en 13 de Febrero de 1709, y Juan Valero de Liria, vecino de Torre la Cárcel (Teruel), en Setiembre de 1741.

También les fue confirmada su infanzonía en la Real Audiencia de Aragón: Jerónimo de Valero de Bernabé, vecino de Cuevas de Almudén (Teruel), en 1725; Tomás Valero de Bernabé, vecino de Paniza (Zaragoza), en 1724; Domingo Valero de Bernabé, vecino de Herrera de los Navarros (Zaragoza), en 1685, y Elena Valero de Bernabé, vecina de Godos (Zaragoza), en 1701.

Juan Valero de Liria obtuvo privilegio de hidalguía en el Reino de Aragón. Pedro Valero Turmo, también obtuvo privilegio de hidalguía sin año.

Miguel Valero asistió entre otros Hijosdalgo a la Cortes de Aragón en los años 1423 y 1427.

En el "Llibre de Manaments i Empares" del Justicia Mayor del Reino de Valencia, que se conserva en el Archivo Histórico del Antiguo Reino de Valencia, en el tomo del año 1688, se recoge la historia de los Señores de Hostalexo, desde su concesión por don Jaime I "el Conquistador" a su mesnadero García Valero, según Privilegio Real otorgado en Valencia, el 27 de Diciembre de 1242, que se recogía en el expediente de probanza realizado por Micer Arnau Sánchez, Notario y Justicia de Jérica, a pedimento del Caballero García Valero, Señor de Hostalexo, el día 11 de Setiembre de 1381. Seguido de la declaración realizada el día 11 de Marzo de 1505, por García Valero, Señor del Hostalexo, ante el Justicia de Jérica, Micer Miguel Talamante y que constaba en su registro, en la que se refieren y certifican sus abalorios. Todos estos documentos se recogen en la certificación e inscripción realizada por el Justicia de Valencia, Micer Joseph Gil, el día 10 de Mayo de 1688 a pedimento de Francisco Valero, Maestre de Campo de los Reales Ejércitos.

El Señorío del Hostalexo radicaba en la casa-torre del mismo nombre, que aún hoy en día se alza en la margen izquierda del antiguo Camino Real de Zaragoza a Valencia, hoy carretera 324, a una legua de Jérica, camino a Segorbe, en la provincia de Castellón. La mansión se encuentra blasonada con los escudos de la familia "Valero", aunque la mayor parte de ellos se encuentra reunida en el Museo Municipal de Jérica, junto con las estatuas de la familia que ornaban sus enterramientos, que desde antaño se conservaban en el templo parroquial de Santa Agueda, hasta su demolición y traslado al citado Museo, en donde hoy se pueden contemplar.


Armas


Los originarios de Valencia, con ramas en Mallorca y Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, un castillo, de plata.


Los de Aragón, traen: En campo de gules, un castillo, de plata, aclarado de gules, con un centinela armado delante de la puerta.


Los originarios de Aragón, radicados en Jaca (Huesca), Valencia, Madrid, Carrión de Calatrava, Ciudad Real y Santander, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, un castillo, de plata, aclarado de gules, y en sus almenas, un guerrero en posición de centinela.


Los de Mallorca, traen: En campo de oro, un ala, de sable.


Los de Gijón (Asturias), traen: En campo de sinople, un puente sobre ondas de agua de azur y plata, sumado de una torre, de cuyo homenaje sale una bandera, de gules, cargada de una cruz, de plata.


Otros, según Juan Francisco de Hita, usan: En campo de gules, un castillo de plata, sobre un puente, y éste sobre ondas de agua de azur y plata, de la torre del homenaje sale una bandera de plata y azur.


Los radicados en Granada, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, un águila volante, de azur; bordura, de plata, con ocho estrellas, de azur.


Otros de origen castellano, traen: En campo de gules, cuatro torres, de oro, puestas en palo y acompañadas de una espada a la diestra y de una pica a la siniestra.


Los originarios de Zaragoza, con diferentes radicaciones en Aragón, pasado a Madrid traen: En campo de sinople, un castillo, de plata, aclarado de azur, y saliendo del homenaje un brazo armado de plata, empuñando una espada del mismo metal; bordura de gules con la leyenda "VALER O MORIR", en letras de oro, y en el jefe de la misma un circulo cargado con una tao, ambos de oro.


Según el Conde de Doña Marina los de Aragón, usan: En campo de gules, una torre de oro, saliendo por el homenaje un brazo armado con una espada; bordura de plata, con este lema en letras de sable: "Valer o morir".


Otros de Aragón, traen: En campo de gules, una torre, de oro, sin homenaje, de la que sale un brazo armado con espada en la mano; bordura de plata con este lema en letras de sable: VALER O MORIR, y en el jefe de la misma una cruz del Santo Oficio


Otros de Aragón, traen: En campo de gules, un castillo, de oro, sin homenaje, de la que sale un brazo armado con espada en la mano; bordura de plata con este lema en letras de sable: VALER O MORIR, y en el jefe de la misma una cruz del Santo Oficio.


Juan Francisco de Hita señala para los de Aragón: En campo de gules, una torre de oro, aclarada de sable, de cuyo homenaje sale un brazo armado empuñando una espada, de plata, con la guarnición de oro; bordura de plata, con este lema en letras de sable: "Valer o morir", y en jefe, una cruz de Calatrava, de gules.


Otros, según Miguel de Salazar, traen: En campo de gules, una torre, de oro, aclarada de sable, de cuyo homenaje sale un brazo armado empuñando una espada, de plata, con la guarnición de oro; bordura de plata, con este lema en letras de sable: "Valer o morir", y en jefe, un tao, de azur.


Otros traen: En campo de azur, dos hoces, de plata, afrontadas y superadas de tres flores de lis, en jefe, puestas en faja.


Los de Filipinas: En campo de plata, una banda, de sinople, cargada de una venera, de plata.


Otros de origen castellano, usan: En campo de azur, un menguante, de plata.


Los originarios de Jaca (Huesca), según Vicente de Cadenas: En campo de sinople, una cinta de muralla, de plata, de la que sale un brazo armado, de plata, con una bandera de oro, en su mano; bordura de oro, con ocho medios eslabones, de azur, partidos.


Otros traen: En campo de oro, un ala, de sable, coronada de oro.


Los de Cuenca traen: En campo de... un cencerro de oro con su collar. (Desconocemos el esmalte del campo).


Otros Balero: En campo de oro, un león, de gules, surmontado de un lambel, de gules.


Los Valero de Painas, usan: En campo de pules, una cabeza, de león, de púrpura.

En el expediente del Caballero de Carlos III de Mariano Valero y Arteta, natural de Madrid, año 1839, constan las siguientes armas para este apellido: En campo de oro, un pino de sinople, y atados a él dos lebreles blancos manchados de sable, uno a cada lado, mirándose, con una cadena; bordura de gules, con cuatro llaves de azur, y en jefe un brazo de hombre armado.

Otros de Valencia, según J.-B. Rietstap, usan: En campo de gules, una torre sumada de una torrecilla de plata, acostada de dos garitas de lo mismo, y un caballero armado de plata a la puerta de la torre sujetando una espada a lo alto.

Los originarios de Zaragoza, con ramas en Terrer, Ricla, Zaragoza y Madrid, según Cadenas, usan: En campo de sinople, una ciudadela almenada, de plata, aclarada de azur, de la que sale un brazo armado, de plata, empuñando una bandera, de oro; bordura de oro con ocho eslabones rotos, puestos de dos en dos, de azur.

En el expediente de limpieza de sangre de Rafaela Vicente de Valero, realizado para ingresar en el Monasterio de Sigena (Huesca), año 1776, constan las siguientes armas para los Valero: En campo de gules, un castillo de oro, saliente del homenaje un brazo armado de plata, que sujeta dos llaves de lo mismo, sueltas.

Francisco Valero y Losa, Arzobispo de Toledo y Obispo de Badajoz desde 1708 hasta 1715, usaba por armas: Escudo partido: 1º, un árbol terrasado con dos lobos andantes, uno a cada lado, y 2º, un castillo de una torrecilla ardiendo, y a su pie dos hombres muertos; bordura general con ocho llaves.

Otros Balero según el Cronista y Rey de Armas Francisco Gómez de Arévalo usan: En campo de oro, un moral con su fruto, y al pie de él dos cuervos, de sable, uno por cada lado como que quieren picar en el tronco del moral; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.