Urbina

Versión de impresión

Linaje alavés, con casa solar primitiva en el lugar de Urbina, del Concejo de Villarreal y partido de Vitoria. Pasó después a esta ciudad, fundando nueva casa en la calle de la Herrería, y al lugar de Hueto de Arriba, del partido de Vitoria, donde indistintamente se apellidaron Urbina y Ortiz de Urbina.

De esta última casa procedió Juan Ortiz de Urbina, alias Juan Bueno, casado con doña María Ortiz de Trespuentes, a la que hizo madre de Pedro Ortíz de Urbina y Trespuentes, que contrajo matrimonio con doña Juana Uriondo, naciendo de esta unión Juan Ortíz de Urbina y Uriondo, que en primeras nupcias casó con doña María Juliana Martínez de Villodas, y en segundas, con doña Catalina Ortiz de Urbína, su deuda. De ambos enlaces dejó sucesión, siendo el primogénito del primero Pedro Ortíz de Urbina y Martínez de Villodas, bautizado el 26 de Marzo de 1556, que celebró su enlace con doña María de Alí, en la que procreó a Pedro y Juan Ortiz de Urbina y Alí. Pedro Ortiz de Urbina y Alí, bautizado el 31 de Mayo de 1605, se unió en matrimonio con doña María Landaburu, y fueron padres de Pedro Ortiz de Urbina y Landaburu, que en su mujer, doña Francisca Trespuentes, tuvo a Antonio Ortiz de Urbina y Trespuentes, bautizado el 17 de Julio de 1673 y casado en 1713 con doña Magdalena Ibáñez de Betolaza. Fué su hijo Juan Francisco de Urbina y Betolaza, bautizado el 6 de Mayo de 1714, que casó con doña María Ochoa de Murúa, y procrearon a Esteban, bautizado el 3 de Agosto de 1748, y a Juan Ortiz de Urbina y Murúa. Estos dos hermanos ganaron Real ejecutoria de hidalguía en la Chancillería de Valladolid el 4 de Febrero de 1819.

Del lugar de Hueto de Arriba procedió Domingo Ortíz de Urbina y Ortiz de Insagurbe, bautizado el 27 de Agosto de 1754, que el 5 de Septiembre de 1779 ganó otra Real provisión de hidalguía en la misma Chancillería de Valladolid.

Juan Lorenzo de Urbina, vecino de Asteguieta, lugar del Ayuntamiento de Foronda y partido de Vitoria, promovió también expediente de nobleza, ganando Real provisión el 29 de Marzo de 1788. Dicho caballero era natural de Zuazo, y allí bautizado el 8 de Febrero de 1753.

Los Urbína pasaron también a Vizcaya, estableciéndose en la ciudad de Orduña, del partido de Valmaseda.

En Navarra radicaron en la ciudad de Viana. En 1775, Juan José de Urbina, sus hijos y otros parientes, fueron reconocidos como nobles por la Real Audiencia de Pamplona, por descender de la casa del lugar alavés de Urbina.


Armas


La casa vizcaína de la ciudad de Orduña: De plata, con un árbol de sinople, y dos lobos de sable, cebados de corderos de plata, uno a cada lado del tronco. Bordura de gules, con una cadena de oro.


Otros: En oro, un árbol, de sinople, con dos lobos, de sable, andantes, uno por delante y otro por detrás del tronco.


Otros: De oro, con un árbol de sinople, y dos lobos de sable, cebados de corderos de plata, pasantes al pie del tronco. Bordura de azur con ocho sotueres de oro, y una segunda bordura de gules, con una cadena de oro.


Otros: En oro, cinco dados, de plata, marcados con cuatro puntos cada uno y puestos en palo.


Otros: En plata, un árbol, de sinople, y dos lobos, de sable, pasantes y atravesados a su tronco y cebados de un cordero blanco. Bordura de gules, con las cadenas del palenque de Miramolín, de oro.


Otros: En sinople, una rueda de aceña, de plata, con dos pilares del mismo metal, y sobre aguas de azur, y plata en la punta del escudo.


Otros: Escudo partido: 1º. En plata, un árbol, de sinople, y dos lobos, de sable, pasantes y atravesados a su tronco y cebados de un cordero blanco y 2º. En sinople, una rueda de aceña, de plata, con dos pilares del mismo metal, y sobre aguas de azur, y plata en la punta del escudo. Bordura de gules, con una cadena, de oro.


Otros: Partido: 1º, en oro, un pino, de sinople, terrasado de lo mismo, acostado, de dos lanzas, de sable, con sus hierros de plata, y al pie del tronco una cabeza degollada de jabalí, de sable, y 2º, en oro, un árbol, de sinople, con dos lobos andantes, de sable, uno por delante y otro por detrás del tronco. Bordura, de este segundo, de gules, con ocho aspas, de oro, y segunda bordura, de sinople con una cadena de eslabones, de plata.


La casa de la ciudad de Vitoria: Partido: 1º, De oro, con un árbol de sinople, y dos lobos de sable, cebados de corderos de plata, pasantes al pie del tronco. Bordura de azur con ocho sotueres de oro, y una segunda bordura de gules, con una cadena de oro, y 2º, dos cabezas humanas, puestas en situación de faja sobre las cuales apoya sus garras un ave grande, posada y de perfil; medio partido, con dos áncoras, una sobre otra. Así las describe Juan Carlos de Guerra, pero omite los esmaltes.


La Nobleza Executoriada de Navarra, ocupándose de los Urbina, que, originarios del primitivo solar del lugar de Urbina, se establecieron en la ciudad de Víana, dice que sus armas eran: «Escudo con un lobo, con su perro o dogo grande en la boca, atravesado en un encino, y diferentes aspas arriba y abajo, orlado con cadena.»