Garcés, Garcés de Garro, Garcés de la Mota, Garcés de los Fayos, Garcés de Marcilla

Versión de impresión

Apellido, relativamente frecuente y repartido por España, si bien se registra sobre todo en Aragón, Catalunya, Comunidad Valenciana, Madrid, Navarra y Andalucía, procedente del nombre Garcés, derivado del de García, con el significado de “hijo de Garcés”.

Los más antiguos Garcés tuvieron su origen en la villa de Tiarsilla, en el reino de Navarra, de donde se extendió primero a Aragón, Valencia, después a ambas Castillas y luego a Andalucía.

Uno de los primeros Garcés fue Fortún Garcés II, que sucedió a su padre en el trono de Navarra y Sobrarbe, en 885; durante su reinado se unió el viejo reino de Sobrarbe al Condado de Aragón. Más tarde, en 1096, destacó en la batalla de Alcaraz contra los moros el caballero Fortún Garcés, que también se halló en la conquista de la ciudad de Huesca.

A principios del siglo XI don Gimeno Garcés, ricohombre de Aragón, se distinguió al servicio de los reyes don Pedro I, de Aragón y don Alfonso I, del mismo reino. este caballero levantó una mesnada de hombres de guerra a su costa y tomó parte muy activa en la conquista de Barbastro en el año 1101, y en la de Mequinenza en el año 1133. Don Diego Garcés de Marsilla, se distinguió en la batalla de Navas de Tolosa y en memoria de dicho encuentro con los moros, añadió las aspas a su escudo.

En 1130, Ato Garcés, Señor de Barbastro, acompañó a Alfonso I de Aragón a conferenciar con el Conde de Barcelona.

A la conquista de Valencia pasaron algunas ramas desde el Reino de Aragón.

Don Pedro Garcés de Aguilar, Rico-Hombre del Habito de Calatrava, y Sr. de Alcañiz, y don Garci Pérez de Aguilar, Señor de Roda, en la Ribera del Xalón, también Rico hombre, siguieron ambos al Señor Rey Don Jaime el Conquistador, y le sirvieron en las guerras, que ocurrieron en los años 1227.

El Caballero Alfonso Garcés, era descendiente de Fortín Garcés conde de Aragón, vino con gente de su señorío la conquista de Valencia. El rey Don Jaime I le reconoció como pariente, dándole lugar en el Consejo de guerra, por su sagacidad y su valor. Fue premiado con el lugar de Mascarell por sus servicios.

Familias Garcés se asentaron en Borriana (1233-44), Morella (1244-76), Morvedre (1244-76), Ontinyent-Agullent (1248), Alzira (1248-49), Bocairent (1249-56), Gandía (1259-91), Alcoi (1253-64), Cocentaina (1290-95), Oriola (1300-14), València (1354-73), etc.

Probaron los Garcés de las distintas casas su nobleza en las Reales Chancillerías de Valladolid y de Granada, ante la Real Audiencia de Aragón, ante la Corte de Navarra, en las antiguas Órdenes Militares.

En lo que se refiere al Nuevo Mundo, entre aquellos que acompañaron a Pedro de Valdivia en la conquista de Chile, se encontraba Juan Garcés de Saldaña que una vez dominada la resistencia de los araucanos, estableció casa en Santiago fundando familia, de la que tuvo numerosa descendencia.

De la casa Garcés, de Teruel, debió también ser originaria otra familia Garcés de Marcilla, que radico en Castellón y Valencia, que ostentó y ostenta el título de Barón de Andilla y que tiene líneas en Santander, Orense y Camagüey (Cuba).


Armas


Las primitivas del linaje y los de Jaca, Barbastro, Huesca, La Espuña, Valle de Solana, Besiáns, Naval Sabiñán, Ariza, Daroce, Mediana, traen: En campo de plata, tres fajas de gules.


Las de Diego Garcés de Marcilla que se distinguió en la batalla de Navas de Tolosa, traen: En campo de plata, tres fajas de gules. Bordura de gules con ocho aspas de oro.


Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de azur, garza de plata, y 2º y 3º, de gules, cabrio, de oro.


Los de Ejea de los Caballeros (Zaragoza) traen: Escudo cuartelado, 1º y 4º de azur, una garza de plata y detrás de su cabeza, una estrella de oro de ocho puntas; y 2º y 3º de plata, un lobo de sable andante, lampasado y armado de gules.


Algunos de Ejea de los Caballeros y los de Navarra y Vizcaya traen sobrepuesto un escusón de oro con una banda de gules por su enlace con los de la Casta. Escudo cuartelado: 1º y 4º, en azur, una garza, de plata y detrás de la cabeza una estrella, de oro, de ocho puntas; y 2º y 3º, de plata, un lobo de sable andante, armado y lampasado, de gules. Escusón de oro, con una banda, de gules.


Los de Teruel traen: De gules, dos grifos de oro.


Otros: En azur, una garza, de oro, acompañada de dos calderas, de plata.


Otros: Fajado de seis piezas, tres de gules y tres de oro.


Los de Barbastro, descendientes de Garci Iñigues usan: En plata, tres bandas, de gules.


Los de Puértolas, documentados en 1384, posteriormente ubicados en las localidades de Giral y Sariñena, otras ramas que se afincaron en Albarracín, Los Fayos, Barbastro y otras familias radicadas en el siglo XVIII en las localidades de Giral, Sariñena, Escuain, Bestué, Santa Justa, Lacort, Fiscal, traen: En azur, una garza, de plata, y siete estrellas de plata en jefe.


Otros: En oro, un jabalí, de sable, al que atacan tres lebreles de su color.


Otros: En oro, tres fajas, de gules. Bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


El Caballero Alfonso Garcés, que acompañó al rey Don Jaime I en la conquista de Valencia, traía como blasón imitando al de Aragón: En campo de plata, cuatro palos de gules (sic).


Pedro Garcés de Aguilar, que siguió al Señor Rey Don Jaime el Conquistador, traía: De oro, un águila de su color, ojo y patas de gules, que sostiene con el pico una lanza de gules, con el hierro de plata (sic).


Según Rietstap, los de Aragón traen: En campo de azur, un cisne, de plata, acompañado en jefe de tres estrellas de oro puestas en faja.


Los Garcés, de Marcilla de la casa de la ciudad de Teruel, traen: Escudo cortado; 1º, en azur y en el cantón diestro del jefe, una cruz de plata, de cuyo brazo inferior sale una especie de cola, también de plata, y 2º, en oro tres fajas de gules.


Estas armas las acrecentó Diego Garcés de Marcilla, el célebre «Amante de Teruel», con una bordura de gules cargada de una cadenas de plata, en virtud de la concesión que le hizo el rey de Navarra para colocar las cadenas en el escudo de los Garcés de Marcilla, por haber saltado dicho Diego Garcés el palenque de las cadenas en la batalla de las Navas de Tolosa: Escudo cortado; 1º, en azur y en el cantón diestro del jefe, una cruz de plata, de cuyo brazo inferior sale una especie de cola, también de plata, y 2º, en oro tres fajas de gules. Bordura de gules, con una cadena de plata.


Otros Garcés, de Marcilla, traen: En plata, un lambel, de gules.


La rama de Garcés de Marcilla que radicó en la villa de Torrecilla o Torre Alta (Valencia), originaria igualmente de la casa de la ciudad de Teruel, en la que volvieron a morar algunos de sus miembros: En campo de plata tres fajas, de gules, y en el centro del jefe, una cruz azur.


Los Garcés de los Fayos, traen: En oro, tres fajas de de gules. Bordura de gules con ocho aspas de oro, y una segunda bordura de plata, con este lema en letras de sable: «Creedlo, que de Infante viene».


Los Garcés de los Fayos traen: En campo de azur, una nao, de plata con las velas desplegadas.


Los Garcés de la Mota, traen: En campo de oro, tres fajas, de gules.


Los Garcés de Garro, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de plata, tres fajas, de gules, y 2º y 3º, de oro, un árbol de sinople sumado de un pájaro y acompañado de dos estrellas de azur, una a cada lado.