San Cristóbal

Versión de impresión

Dice Lope García de Salazar en sus “Bienandanzas é Fortuna” que los de este apellido procedían de la sangre de Salcedo y probablemente de la de Calderón, pues la heredaron los descendientes de aquél. Residían los San Cristóbal en Sopuerta, villa del partido de Valmaseda, en Vizcaya, donde tenían su solar. Sostuvieron frecuentes luchas con los Mendieta, cuyo solar radicaba en la misma villa. Por fin, y para ventilar de una vez sus diferencias, celebraron un combate en el campo de Valuga, donde murieron todos los del linaje de San Cristóbal, que eran el padre, dos hijos y dos sobrinos.

Heredó el solar y bienes de esta familia, Lope Garciá de Salazar y Calderón, y para vengar la muerte de los San Cristóbal, salió de su casa de Nograro con quince hombres disfrazados de judíos y mandó por delante a diez peones, que aparentaban ser comerciantes. Los de Mendieta, que vivían encerrados en sus casas por temor a las represalias, al ver que llegaban aquellos diez comerciantes salieron a cobrarles la contribución que acostumbraban, y cuando estaban en esos tratos llegó Lope García con la gente de a caballo, y, cayendo sobre los Mendieta, mató a siete e hizo huir a los demás.

No debieron, sin embargo, sucumbir en sus luchas con los Mendieta todos los del linaje de San Cristóbal, porque en la villa de Zalla, que como la de Sopuerta, pertenece al partido judicial de Valmaseda, en Vizcaya, radicó una rama de este linaje, dando nombre al barrio de San Cristóbal.

Y por noticias que contiene una ejecutoria de nobleza dada por los Tribunales Reales de Corte y Consejo de Navarra en el año 1569, parece que una línea de la casa de Sopuerta pasó a radicar en el lugar de Nocera o Noceo, de la Merindad de Montija o Mortija, perteneciente al partido judicial de Villarcayo y provincia de Burgos, fundando en dicho lugar la casa-palacio de San Cristóbal, de la que se derivó la también antigua torre, casa solar y palacio del mismo linaje en la ciudad de Estella (Navarra), de la que fueron hijos los que obtuvieron la citada ejecutoria.


Armas


Las de los San Cristóbal de Vizcaya: De oro, con un árbol de sinople, frutado de gules, surmontado de la cruz de Calatrava, de gules. Al pie del tronco, un oso de su color, atravesado. Bordura de gules, con ocho sotueres de oro.


Las de la casa de la ciudad de Estella, en Navarra: En campo de azur, tres bandas de oro.


Otros de Navarra: De oro, con una encina de sinople, y un lobo de sable, lampasado de gules, atravesado al pie del tronco.


Otros: En plata, cinco ondas, de azur, puestas en punta.


Otros: De oro, con un árbol de sinople, frutado de gules, superado de la cruz floreteada, de gules. Al pie del tronco, un oso, al natural, andante, atravesado. Bordura de gules, con ocho sotueres de oro.