Escudero

Versión de impresión

Algunos tratadistas se esfuerzan en hacer dimanar a todas las familias de este apellido de un mismo primitivo solar y tronco, pero los datos que aportan (muchos de ellos recogidos de leyendas que no merecen ninguna garantía) demuestran precisamente todo lo contrario, esto es: que hubo distintas casas de este apellido sin relación entre ellas de vínculo ni de parentesco, lo que también confirma la variedad de armas que ostentaron y ostentan los descendientes de esas casas.

Tampoco aparecen bien esclarecidos los orígenes de esos distintos solares del apellido Escudero, siendo sólo la fábula la que explica la formación de algunos de ellos.

Recogeremos brevemente, y sólo a título de curiosidad y de información, las leyendas que varios autores refieren para descubrirnos los orígenes de algunos solares del apellido que nos ocupa.

Hacen las crónicas memoria para explicar el origen de la familia Escudero, radicada en tiempos antiguos en la villa de Espinosa de los Monteros, de la provincia de Burgos, de un escudero del Conde de Castilla Sancho García, que habiendo tenido noticia de que Sancha Oña, llamada también por algunos Aba, madre de dicho Conde, había dispuesto un veneno para matar a su hijo, que se oponía a que casase con el Rey moro de Córdoba, Mahomad Almohadir, descubrió la terrible trama, librando a su señor de una muerte cierta. Agrega la leyenda que recogemos, que el Conde Sancho García, para premiar tan extraordinario servicio, instituyó en dicho escudero y sus parientes la guardia de su persona, concediéndole numerosos privilegios, que han conservado después los Monteros de Espinosa, de cuya villa era natural el mencionado escudero.

Pero datos históricos de más garantía, contradicen esa versión fabulosa, afirmando que lo único que hizo el repetido Conde Sancho García en 1013 fue conceder a su muy leal mayordomo Sancho Pelayes, natural de Espinosa de los Monteros, que él y los demás de esta villa guardasen de noche la persona real.

No dicen tampoco estos datos de más garantía histórica, que esa guardia la instituyese Sancho García como consecuencia de haber descubierto los siniestros planes de su madre, y aun suponiendo que esa hubiera sido la causa, fue su mayordomo el que mereció tal distinción y no un escudero, por lo que no puede admitirse, como tratan de sostener los mantenedores de esa leyenda, que en memoria de la noble acción del anónimo escudero, se apellidaran Escudero los descendientes suyos con casa en Espinosa de los Monteros.

Lo único cierto y probado es que en las inmediaciones de la villa citada hubo una antigua casa solar del apellido Escudero.

Caballeros de esta casa se establecieron en Baeza (Jaén), donde fueron tenidas por buenos hijosdalgo, según afirma Barahona. También se extendieron por Castilla y Extremadura líneas de ese mismo solar, y alguna pasó a Portugal indudablemente, porque los Escudeiro lusitanos usan las mismas armas que los Escudero de la casa de la villa de Espinosa de los Monteros.

También tuvo casas solares en Aragón, Castilla, Navarra y País Vasco.

En Castilla radicaron sus casas solares en Aguilar de Campos, Fombellida, Simancas, Tudela de Duero, Valladolid, Villalbarba y Villalón de Campos (todo en Valladolid).

En Aragón tuvo casas solares en Berbegal (Huesca), su dueño Johan Escudero; en Jorcas su dueño Martín Escudero; en Perales de Alfambra (ambas en Teruel), su dueño Pero Escudero; en La Almunia de Doña Godina, su dueño Johan Escudero, y en Novillas, su dueño Pero Escudero, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en Daroca (todo en Zaragoza), su dueño D. Escudero, citada en 1230.

Ramas de los solares de Arnedo (La Rioja) y de Corella (Navarra) pasaron a Aragón y quedaron allí radicadas, usando armas casi idénticas a las que traían los Escuderos riojanos y navarros, como más adelante se verá. Una de esas ramas aragonesa se estableció en Estadilla, de la provincia de Huesca.

Gil Escudero, vecino de Luna (Zaragoza), obtuvo salva de infanzonía ante la Corte del Justicia Mayor de Aragón en 1263.

Pasqual Escudero fue vecino de Alpont (València) en 1396.

En Navarra tuvo casas solares en la villa de Larraga, de la Merindad de Olite, su dueño Domingo Escudero; en la villa de Azagra, de la Merindad de Estella, sus dueños Yennego Escudero. Johan Escudero y Remiro, hijo de Johan Escudero; en la villa de Sesma, de la Merindad de Estella, su dueño Johan Escudero; en la villa de Miranda de Arga, de la Merindad de Olite, su dueño Pascoal Escudero, documentadas en la Fogueración navarra de 1329; en la villa de Cortes, de la Merindad de Tudela, sus dueños Ferrando Escudero, Pedro Escudero y Viçent Escudero; en la villa de Buñuel, de la Merindad de Tudela, su dueño Per Escudero, documentadas en la Fogueración de 1350; en la villa de Cáseda, de la Merindad de Sangüesa, su dueño Garcia Escudero; en el lugar de Urroz, de la Merindad de Pamplona, su dueño Garcia Escudero; en el lugar de Salinas Cabe Pamplona, su dueño Martín Escudero; en la ciudad de Pamplona, su dueño Miguel Escudero; en el lugar de Erroz, de la Merindad de Pamplona, su dueño Miguel Escudero; en la ciudad de Estella, su dueño Sancho Escudero, y en la villa de Peralta, de la Merindad de Olite, su dueño Per Escudero, documentadas en la Fogueración de 1366; en la ciudad de Olite, sus dueños G. Escudero y N. Escudero, documentadas en 1264, y en la ciudad de Cascante, de la Merindad de Tudela.

En Alava tuvo casas solares en la villa de Yécora, su dueño Johan Periz de Escudero, hijo de Johan Escudero, documentada en 1329, y en la villa de Viñaspre, de la Hermandad de La Guardia, su dueño Pero Escudero, documentada en 1366.

Otra casa radicó en la villa de Lanestosa (Vizcaya). Se levantaba esta casa a espaldas de la iglesia, y tenía en su fachada un escudo cuartelado con un escusón sobre el todo, conteniendo las armas de Escudero, que más adelante serán descritas. Líneas de esa casa moraron en el valle de Carranza (Vizcaya) y en el valle de Soba (Cantabria).

En Cantabria tuvo casa solar en el lugar de Obregón, del valle de Villaescusa, y en el valle de Soba. Ambas con escudos de armas distintas, como luego se verá.

Otras casas radicaron en Zafra y en la villa de Alburquerque, ambas de la provincia de Badajoz, y en La Parra de la Vegas, de la provincia de Cuenca, con capilla en su iglesia parroquial.

Otra casa radicó en la villa de Aracena (Huelva). De ésta fueron los hermanos Juan y Lorenzo Fernández Escudero, en honor de los cuales dio una Real cédula el Rey Don Juan II hallándose en Antequera, el 26 de Septiembre de 1410, para que fueran borrados del padrón de pecheros en que les habían incluido, y se les guardasen sus fueros de caballeros hijosdalgo. Estos Escudero emparentaron con la familia Ojeda, y residieron en Jerez de la Frontera (Cádiz). Juan Nepomuceno Escudero y Ojeda fue Doctoral de la Metropolitana de Sevilla, y Salvador Jesús Escudero de Ojeda, Licenciado en Jurisprudencia, Auditor honorario de Marina y vecino de Jerez de la Frontera.

Pasaron a Argentina, Chile, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, México, Panamá, Perú, Puerto Rico y República Dominicana.


Armas


A la casa solar de Escudero, que existió en un lugar próximo a la ciudad de Arnedo, en La Rioja, le señalan algunos tratadistas estas armas: En campo de gules, una torre de oro con homenaje, sumado éste de un guerrero armado de plata, con una espada desnuda del mismo metal en la mano diestra, y acompañada la torre de una flor de lis de oro al lado siniestro, y de una estrella, también de oro, al lado diestro


Pero son armas más puras de ese solar y están más generalizadas entre sus descendientes estas otras, en cuya organización se advierten algunas modificaciones: En campo de azur, una torre de plata, sumada en sus almenas de un brazo armado del mismo metal, empuñando una espada desnuda, también de plata, y acompañada de una flor de lis de oro al lado siniestro y de una estrella del mismo metal al lado diestro.


Así las traen muchas ramas de Escudero en La Rioja, los descendientes de la casa de Corella, en Navarra, dimanada del solar junto a Arnedo, y otros Escudero, de Tudela y Navarra. Consta, por añadidura, ese segundo escudo en documentos del archivo de familia y también de la Nobleza Executoriada de Navarra, relativos a hijosdalgo de la casa de Escudero, de Corella. Por cierto que en uno de estos últimos documentos del año 1704 se dice que el citado escudo está acrecentado con una bordura de oro con las aspas de San Andrés (sotueres) de gules, pero en los demás instrumentos se omite esa bordura al describir el repetido blasón.


Una de las familias originarias de las anteriores casas, y establecida en Aragón, ostentó las mismas armas, pero con las variaciones que se indican: En campo de azur, una torre o castillo de plata surmontado de siete estrellas de oro, puestas en el jefe en dos fajas.


En el expediente del Caballero de la Orden de Calatrava Cenón Bernardo Sesma y Escudero, natural de Corella, constan: En campo de azur, un castillo y encima un brazo con una espada en la mano teniendo a un lado una estrella y a otro una flor de lis, y en la orla las aspas de San Andrés.


En el expediente del Guardia Marina Miguel de Sesma y Escudero, hermano del anterior, natural de Corella, constan: "Un castillo con un brazo y una espada que sale de él, y en la orla las aspas y su rótulo que dice Escudero".


Los originarios de Cervera de Río Alhama (La Rioja), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de azur, una torre, de plata, almenada, y de la que sale un brazo armado, adiestrado de una estrella y siniestrado de una flor de lis, todo de plata.


Antonio Carlos Escudero y Gironza, natural de Zaragoza, obtuvo la siguiente certificación de armas de Juan Félix de Rújula y Vaca, Cronista y Rey de Armas del Rey Don Alfonso XIII, el 4 de Mayo de 1959: En campo de azur, un castillo de oro y saliente de sus almenas un brazo armado con una espada desnuda en la mano; a la derecha del castillo una estrella de cinco puntas del mismo metal, y a la izquierda una flor de lis de oro.


La otra familia aragonesa, del mismo origen y establecida en la villa de Estadilla (Huesca), trae: En campo de gules, una torre o castillo de plata terrasado al natural y sumado su homenaje de un brazo armado de plata empuñando una espada desnuda de lo mismo.


Otra familia Escudero, en Aragón, distinta de las anteriores, tiene: En campo de plata, un ramo de cinco rosas al natural.


Los del solar junto a la villa de Espinosa de los Monteros (Burgos) y sus ramas, incluso la que se estableció en Baeza (Jaén) en tiempos antiguos, usaron: En campo de oro, un león rampante de su color coronado de gules y lampasado y armado del mismo color. Bordura de azur, con ocho estrellas de oro.

Estas mismas armas traen los Escudero de Portugal y los Escudero de la casa de Alava, dimanada del solar de Espinosa de los Monteros.


En el expediente de limpieza de sangre para ingresar en el Monasterio de Sigena (Huesca) de María Teresa Escudero y Muro, bautizada el 9 de Diciembre de 1701 (hija de Joaquín Escudero y Bretón y de María Juliana de Muro y Muñoz y nieta paterna de Gaspar Escudero y Luna y de Josefa Bretón), año 1717, constan: En campo de sinople, una torre donjonada de plata sobre dos gradas del mismo metal, aclarada de sable, y saliendo de sus almenas un brazo armado de plata.


La casa de Escudero de la villa de Lanestosa (Vizcaya) tenía esculpido en su fachada un escudo cuartelado con un escusón sobre el todo, escusón que contenía las armas propias de esos Escudero, organizadas así: En campo de plata, un árbol de sinople y dos lobos de sable al pie del tronco.

Constan estas armas en el expediente de pruebas del Caballero de Alcántara José Toribio Sáinz del Prado Escudero de Rozas, ingresado en 1669 y originario de dicha casa, pero nacido en Heredada, del valle de Soba (Cantabria). Ya quedó dicho en anteriores páginas qué líneas de la mencionada casa de Lanestosa se establecieron en el valle de Soba y usaron en éste sus mismas armas, como correspondía a su procedencia.


Los Escudero de Larramendi, radicados en el País Vasco y en Navarra, ostentan: En campo de oro, un jabalí de sable cargado de un creciente de plata.

Ese jabalí, cargado del creciente de plata, figura en las armas del linaje Larramendi, si bien en éstas aparece arrimado al tronco de un árbol de sinople, a cuyo lado diestro, en punta, hay también una flor de lis.


Los de Alava, según Juan Carlos de Guerra, traen: En campo de gules, una cabeza humana de su color natural, con corona antigua de cinco puntas de oro y puesta sobre ondas de agua de azur y plata.


A más de los Escudero dimanados de la casa de Lanestosa que moraron en el valle de Soba, hubo en dicho valle otra familia Escudero con las siguientes armas: En campo de sinople, una fuente de plata con molduras y caños de oro. Bordura de gules con ocho sotueres de oro.


La casa cántabra sita en el lugar de Obregón, del valle de Villaescusa, ostentaba: Escudo partido: en campo de gules, un grifo de plata, y 2º en campo de oro, siete jaqueles de azur, o sea jaquelado de oro y azur: ocho piezas de oro y siete de azur.


Los Escudero de Aracena (Huelva) y de Jerez de la Frontera, que emparentaron con los Ojeda y otros linajes, tienen: En campo de azur, un brazo armado de plata, moviente del flanco siniestro y empuñando una espada desnuda del mismo metal con el puño de oro y la hoja cargada de este lema en letras de sable: "Sine dolo".

Tomás Francisco de Mauleón asigna estas armas al solar de Escudero de Espinosa de los Monteros.


Los originarios de Osuna (Sevilla), radicados en Sevilla y Jerez de la Frontera (Cádiz), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de azur, saliente del flanco siniestro, un brazo armado, de oro, empuñando una espada del mismo metal, con la divisa "Sin dolo", en letras de sable.


Los Escudero de Baeza y otras poblaciones andaluzas, que Pedro Lezcano hace dimanar del linaje Argote, según se explicó en anteriores líneas, ostentan, en opinión de ese tratadista, escudo de gules, con una cruz de veros de azur y plata.

Armas que pertenecen al linaje de Argote.


Los originarios de Baltar (Orense) y radicados en Cuba, Argentina y Puerto Rico, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, una torre, de oro, resaltada de una banda, de gules, cargada de tres armiños, de plata.


Los radicados en Castrogonzalo (Zamora), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, un sauce, de sinople, sobre ondas de azur y plata.


En el expediente del Guardia Marina Luis Suazo Mondragón y Ximénez de Cisneros, nacido en La Coruña en 1759, año 1776, constan: En campo de gules, cinco calderas de sable, puestas en aspa. Bordura de oro cargada de ocho aspas de gules.


Otros: En campo de plata, tres fajas de gules, y entre ellas, seis panelas de gules, puestas tres y tres.


Otros de Aragón, según el Conde de Doña Marina, traen: Escudo cortado en punta: jefe y abismo de azur con un castillo de plata surmontado de siete estrellas de oro. Punta de gules, con una venera de oro.

Juan Baños de Velasco da también como propio de otra familia Escudero este escudo cortado: La partición alta, de azur, con un escudete de sinople, cargado de tres bandas de plata, acompañado de dos cipreses de su color y surmontado de un castillo de plata, que, a su vez, está surmontado de cinco estrellas, también de plata, en semicírculo. A los lados del castillo tres saetas con las puntas de hierro, el asta de oro y las plumas de plata, atadas con una cinta de gules. La partición baja, de oro, con cinco flores de lis, de azur, puestas en palo al lado derecho, y cinco cabezas, de lobo, de sable, puestas también en palo, al lado izquierdo, y en el centro cinco veneras de plata y sable, igualmente en palo. En situación de orla, el cordón de San Francisco de plata con perfiles de sable.