Jobe, Jove, Xove

Versión de impresión

Según una versión legendaria, Sextio Apuleyo, fue Cónsul en Roma el mismo año que murió Augusto, y cuando este Monarca hizo la guerra a los cántabros y asturianos, vino Sextio Apuleyo desde Galia, al frente de una armada y atacó el puerto de Gijón y lo ganó, y por su triunfo, y en honor de Augusto, erigió en un peñón, que cerca de Gijón forma una pequeña península, tres aras dedicadas a Júpiter o Jove.

Andando los siglos, una familia asturiana poseyó dicha península, y tomó por apellido el nombre de Jove. En tiempos de Don Pedro I el Cruel, recayó esta casa en una señora que casó con Gonzalo Ruiz de la Vega, que se halló en la batalla del Río Salado, y por esta razón, sin duda, usaron sus descendientes y sucesores en la casa de Jove, las armas del apellido de la Vega.

Tuvo casas solares en Riaño (Asturias); en Igualada (Barcelona), su dueño Jaume Jove, y en Solsona (Lleida), su dueño Foix lo Jove, documentadas en la Fogueración catalana de 1553.

Pasaron a Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Estados Unidos, Filipinas, México, Perú y Puerto Rico.

Probaron su nobleza ante la Real Audiencia de Oviedo: Francisco Jove Fuente Hevia y Peña, natural y originario de Riaño, en 1787; Francisco Jove Riera Peña y Vázquez, natural y originario de Riaño, en 1831, y Bernabé Antonio Jove-Bernardo, natural de Beriña y originario de Valduno, en 1759.

Manuel de Jove-Huergo y Prieto, nacido en Gijón (Asturias) en 1772, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1789. Era hijo de Bernardo de Jove-Huergo, nacido en Somio (Asturias) en 1739, y de Catalina Prieto y de la Espriella, natural de San Sebastián de Quintes; nieto paterno de Gregorio de Jove-Huergo, natural y Regidor de Gijón, y de María Antonia Alonso Costales, natural de San Julián de Somio, y biznieto paterno de José Francisco de Jove-Huergo y de María Rosa de Valdés Quiñones.

Joaquín Cea y Jove, bautizado en Valencia de Don Juan el 1 de Abril de 1731, Coronel del Regimiento Provincial de León y Caballero de la Orden de Carlos III, en la que ingresó el 26 de Noviembre de 1790.


Armas


Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, de oro, con tres barras de sinople, y 2º y 3º, también de oro, con esta leyenda en letras de sable: "Ave", en el segundo cuartel, y "María" en el tercero. Que son armas de los apellidados de la Vega y Mendoza.

Así constan en una piedra de armas en el jardín del Palacio de Canillejas en Valdesoto, del concejo de Siero (Asturias), y traen los Vizcondes de Campo-Grande y los Marqueses de San Esteban del Mar de Natahoyo.


Otros: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, de oro, con tres bandas de sinople, y 2º y 3º, también de oro, con esta leyenda en letras de sable: "Ave", en el segundo cuartel, y "María" en el tercero.


En el Palacio de Rocandio, en Gijón, traen: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, de oro, con tres bandas de sinople, y 2º y 3º, también de oro, con esta leyenda en letras de sable: "María", en el segundo cuartel, y "Ave" en el tercero.


En Luanco, en la casa de los García, en la calle "de atrás", traen: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, de oro, con tres bandas de sinople, y 2º y 3º, también de oro, con esta leyenda en letras de sable: "Ave María", en el segundo cuartel, y "Gratia Plena" en el tercero.


En la casa llamada "de Fiame", en Verdicio, del concejo de Gozón, constan: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, de oro, con tres palos de sinople; 2º, de oro y en letras de sable, la palabra "Ave", y 3º, de oro y en letras de sable "Ma".


Otros: Escudo cuartelado en aspa: 1º y 4º, en sinople, una banda de oro cargada de una cotiza de gules, y 2º y 3º, en oro, las palabras "Ave María" en letras de sable.


Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4º, fajado de oro y sinople, y 2º y 3º, en plata, las palabras "Ave María" en letras de sable.


Los radicados en Aragón, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, una banda, de azur, acompañada de un candado en lo alto y de una llave en lo bajo.


Otros: En campo de oro, dos lobos, de gules, andantes, en palo.