Leiba, Leiva, Leyba, Leyva

Versión de impresión

Lope García de Salazar nos dice en sus "Bienandanzas e Fortunas", al ocuparse de este linaje: "Su fundación fue que un caballero que sucedió de Salazar, pobló en Leiva", en La Rioja, pero no explica de qué generación procedía el fundador de este apellido.

Acaso fuera de un Salazar desconocido, pero no es posible que descendiera de ninguno de los que se citan en las "Bienandanzas".

El primero que se nombra de esta familia es Mingo Ruiz de Leiva, que debió ser contemporáneo del segundo Salazar, según resulta del número de generaciones de ambas familias, y aunque en rigor pudo ser hijo de Lope García, el primer Salazar, esto no es probable, y todo hace creer que procede de un hermano de aquél, o de alguno de la familia anterior a la fundación del apellido.

A dicho Mingo Ruiz de Leiva sucedió su hijo Sancho Mínguez de Leiva, y a éste Juan Mínguez de Leiva, que dejó solamente hijas legítimas y un hijo natural llamado Sancho Mínguez de Leiva, "Brazo de Hierro", que heredó la casa de Leiva y continuó el apellido. Le sucedió su hijo, Juan de Leiva, que casó con una hija de Pedro Velas de Guevara, de la que tuvo a Sancho de Leiva, que contrajo matrimonio con una hija de García de la Herrera, de la que nació Juan de Leiva, esposo de una hija de Mendoza, Prestamero mayor de Vizcaya.

Hasta aquí una de las versiones que tratan de explicar el origen de este apellido.

Otra afirma que procede de los antiguos Señores de Vizcaya, y otra enlaza a los Leiva con los Reyes de Navarra.

Estanislao J. de Labayru señala que tuvo casas solares en la anteiglesia de Zamudio, de la Merindad de Uribe, y en el lugar de Marzana, de la Merindad de Durango (Vizcaya). En Asturias tuvo casa solar en el concejo de Quirós.

Trelles cita como uno de los primeros caballeros de este linaje, de quien se tiene noticia, a Alvar García, llamado después de Leiva, como sus descendientes, porque poseyó el Señorío de la villa de Leiva, en La Rioja, en los años de 970. Desde este tiempo hasta 1274 no se conocen los nombres de los Señores de esa casa.

Juan Nepomuceno de Leiva y Peinado, bautizado en Antequera el 13 de Enero de 1784, fue Caballero de la Orden de Calatrava, en la que ingresó en 1835.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Amador de Leyva, vecino de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), en 1546; Sancho de Leyva, en 1568; y Jerónimo de Leyva, natural de Nápoles, en 1606.

Luis Leyva, vecino de Alcalá la Real (Jaén), obtuvo confirmación de hidalguía en 1501.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Antonio de Leiva, vecino de Briñas (La Rioja), en 1542; Antonio de Leiva, vecino de Nájera (La Rioja), Familiar del Santo Oficio de la Inquisición, en 1650; Francisco de Leiva, vecino de Dávalos, en 1579; Juan de Leiva, vecino de Montuenga (Burgos), en 1564; Martín de Leiva, vecino de Salinillas de Buradón (Alava), en 1588; Pedro de Leiva, vecino de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), en 1561; y Andrés y Pedro de Leiva Villodas, vecinos de Nájera, en 1650.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Diego y Alonso Leiva, vecinos de Lorca, en 1518; Diego de Leiva, vecino de Ubeda, en 1566; Francisco de Leiva, vecino de Huelma (Jaén), en 1542; Hernando de Leiva y consortes, vecinos de Torredonjimeno (Jaén), en 1576; Lope de Leiva, vecino de Jaén, en la collación de San Pedro, en 1485; María de Leiva e hijos, vecinos de Castro del Río (Córdoba), en 1519; Melchora de Leiva, vecina de Lorca, en 1607; Rodrigo de Leiva, vecino de Torredonjimeno, en 1575; Diego de Leiva Alonso y consortes, vecinos de Huelma, en 1578; Diego y Francisco Leiva Alonso, vecinos de Huelma, en 1583; Diego y Pedro Leiva Alonso, vecinos de Huelma, en 1579; Cecilio y Diego de Leiva y Duárez, vecinos de Pinos Puente (Granada), en 1774; Diego Leyva y consortes, vecinos de Huelma, en 1578; Francisco de Leyva, vecino de Huelma, en 1542; Lope de Leyva, vecino de Jaén, en 1552; Luis Leyva y sus hijos, vecinos de Ubeda, en 1590; Vicente María de Leyva y Caspe, vecino de Granada y hacendado en Churriana, en 1824; y Diego de Leyva Guevara, vecino de Villamayor, en 1655.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Antonio de Leiva Villodas, natural de Nájera (La Rioja), para Alguacil, en Logroño, en 1644, y su mujer María Paganos Ortiz, natural de Nájera; Jerónimo Leiva, natural de Lucena, presbítero, para Oficial, en Toledo, en 1590; Sebastián de Leiva Rojas, natural de Madrid, presbítero, para Oficial, en Toledo, en 1642; Juan Bautista de Leiva y su mujer María de Illescas, naturales de Castro del Río (Córdoba) y vecinos de Madrid, para Familiar, en Toledo, en 1625; Pedro Leyva Leyva de la Cerda y Juana de Silva, su mujer, vecinos de Madrid, Condes de Baños, para Familiar, en Toledo, en 1680; Pedro de Leyva Mudarra, natural y vecino de San Martín de Valdeiglesias (Madrid), clérigo de Epístola, para Notario, en Toledo, en 1640; Francisco Manuel, Prudencio y Roque de Leiba y Briones, naturales y vecinos de Ochánduri (hijos de Bartolomé de Leiba y de María Briones; nietos paternos de Roque de Leiba y de María de Leiba; biznietos paternos de José de Leiba y de María Cantabrana; terceros nietos paternos de Juan de Leiba y de Catalina de Villar; cuartos nietos paternos de Pedro de Leiba y de Isabel Ruano y quinto nieto paterno de Juan de Leiba), en 1780; y Rafael Leyva, para Notario, en México (hijo de José de Leyva, natural de Almadrones, en Guadalajara, y vecino de México, y de María Gertrudis de Arrieta, vecino de México, y nieto paterno de Juan de Leyva y de María del Olmo, naturales y vecinos de Almadrones), en 1752.

En el rol de oñacinos y gamboínos son citados: Sancho Martínez de Leyba, merino de Guipúzcoa, en 1291; y Juan Leyba, primo de Juan Alonso de Múgica, que le acompañó en la batalla de Elorrio en 1468.

Ingresaron en los colegiales del Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá: Anselmo Leiva, natural de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), en 1802; Francisco Leiva, en 1779; Manuel Leiva, natural de Casarrubios, en 1787; y Sebastián de Leiva, natural de Madrid, en 1638.

Pedro de Leyba y Jiménez de Cisneros, nacido en Cartagena (Murcia) en 1737, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1755 y fue Capitán de Navío. Era hijo de Pedro Manuel de Leyba, natural de Cartagena, Teniente de Infantería del Batallón de Galeras, Capitán de Infantería, y de María Jiménez de Cisneros y Marroquí, natural de Murcia, y nieto paterno de Lázaro de Leyba, natural de Orán, Comisario Contador de Galeras, y de Isabel Sánchez Solís, natural de Cartagena.

El citado Pedro de Leyba y Jiménez de Cisneros casó con María Teresa de Lerín y Clavijo, natural de Cádiz (hija de Sebastián Nicolás de Lerín Vélez de Bexeyo, natural de Castro Urdiales, en Cantabria, y de Salvadora Clavijo, natural de Cádiz), y fueron padres de José de Leyba y Lerín, nacido en Cartagena en 1773, que ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1787.

José de Leyva y Córdoba y Fernández de Córdoba, nacido en Antequera (Málaga) en 1755, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1775. Era hijo de Ignacio de Leyva y Córdoba, natural de Osuna (Sevilla), y de Ana Fernández de Córdoba, natural de Antequera; nieto paterno de Antonio de Leyva y Córdoba, natural de Cádiz, y de María de Castro y Serrano, natural de Osuna; biznieto paterno de Francisco de Leyva y Córdoba, natural de Antequera, Capitán de la Real Armada, Gobernador del Collado de Lima, y de María de Herrera y Acevedo, natural de Cádiz; tercer nieto paterno de Antonio de Leyva y Córdoba, nacido en Cádiz en 1604, Capitán de Milicias, y de Beatriz Moreno; cuarto nieto paterno de Antonio de Leyva y Córdoba y de Luisa de Trujillo; quinto nieto paterno de Juan de Leyva y Córdoba y de Francisca de Medina y Andrada; y sexto nieto paterno de M. López de Córdoba y de María Leyva.


Armas


Las primitivas debieron ser: En azur, un castillo jaquelado de oro y gules.


Después usaron: En campo de sinople, un castillo de oro, rodeado de trece estrellas del mismo metal. Bordura de verados de oro y gules.

Estas armas traen los de Murcia.


Los del concejo de Quirós (Asturias) usan: En campo de oro, un castillo de piedra, acostado de dos leones rampantes a sus muros, uno a cada costado.


Los de Alava y Navarra, según Juan Carlos de Guerra, traen: En campo de sinople, un castillo de plata. Bordura de plata con ocho estrellas de ocho rayos y ocho billetes, interpolados, todo de azur.


Los de Navarra, según Vicente de Aoiz de Zuza, usan: En campo de sinople, un castillo de oro. Bordura de plata con ocho estrellas de gules alternadas con ocho billetes de gules.


Los radicados en Moraleja de Coca (Segovia) usan: En campo de oro, una garduña, de su color, puesta en faja.


Los de Aragón traen: En campo de sinople, un castillo follado de veros de plata y gules.


Los Príncipes de Asculi: En campo de sinople, un castillo verado de oro y gules, y bordura de gules, con trece estrellas de oro de ocho puntas.


También usaron este otro escudo: Cuartelado: 1º y 4º, las armas anteriormente descritas, menos la bordura, y 2º y 3º, de gules, con tres onzas pasantes, de oro, puestas una sobre otra. Bordura general de gules, con las trece estrellas de oro, que es de Salazar.

Este escudo no lleva el castillo verado, sino simplemente de oro. Las onzas de oro, en gules, son las armas Reales de Inglaterra


Los de Zamudio y Marzana (Vizcaya), según Estanislao J. de Labayru, traen: En campo de azur, una torre almenada de plata con piedras escajeadas de oro y gules. Bordura de gules con trece estrellas de oro.

Otros dicen que la torre es de oro, verado de sable, en campo de sinople, con la misma bordura.


Estas armas, tan deficientemente descritas por Labayru, son las que traen los Leiva, Príncipes de Asculi, descendientes de la rama de los Señores de la villa de Leiva, en La Rioja. Se blasonan así: En campo de sinople, un castillo verado de oro y gules. Bordura de gules con trece estrellas de oro, que son de Salazar.


Otros: En sinople, un castillo de oro, y la bordura de oro con nueve estrellas de gules.


Otros: En campo de sinople, una torre de plata.


Otros: En campo de gules, seis billetes de plata, puestos en faja.


Otros: En campo de sinople, un castillo de oro y un brazo armado, empuñando una espada de plata, moviente del flanco diestro.


Otros: En campo de sinople, una banda de oro.