Escolar

Versión de impresión

Este linaje tuvo su primitiva casa infanzona en el lugar de Soncillo, del Ayuntamiento de valle de Valdebezana (Burgos). De esta casa fue García Sánchez, que se halló en la batalla de Villarcayo, y como fuera muy ilustrado y de gran nobleza, dice una leyenda, que le comenzaron a llamar el Escolar adoptándolo por apellido sus descendientes. Este caballero floreció por los años de 1212.

Se extendió el apellido por Navarra y fundó casas solares en el lugar de Artazcoz, del Ayuntamiento de Olza, y en la villa de Muruzábal, ambas de la Merindad de Pamplona. Ramas del lugar de Artázcoz pasaron a la villa de Garinoain y lugares de Undiano y Larraya y de este último a El Puerto de Santa María (Cádiz).

Pasaron a Colombia, Chile, Estados Unidos, Filipinas, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Puerto Rico.

Xavier Escolar y Arraiza y sus hijos José Fermín Antonio, Francisco Ramón, Patricio Joaquín, María Antonia y Estefanía Ramona Escolar y Recáin, naturales de Artázcoz y vecinos de Garinoain; el dicho José Fermín Antonio, por Vicente Xavier Antonio y José Benito Escolar y Camón, sus hijos, naturales de Garinoain; Javier Camón y Jerónimo, su hijo, naturales de Valtierra, dijeron que por el apellido Escolar eran originarios y descendientes de la casa de su apellido en el lugar de Artázcoz, por Loyola y Recáin, de la casa de Cristobalena del lugar de Errazquin, por Camón, del palacio de Camón en la Baja Navarra, valle de Mixa y por Aldava, de la casa de los Aldava del lugar de Echagüe, que todos eran solares de nobleza y les correspondía la misma, obteniendo obtuvo sentencia de hidalguía en Pamplona el 10 de Enero de 1798.

Rafaela María Escolar y Naranjo, natural de Madrid, del Convento Concepción Real de Madrid, probó su hidalguía y limpieza de sangre para ingresar como religiosa en la Orden de Calatrava en 1744. Era hija de Esteban Escolar y Pérez y de Ana Micaela Naranjo y Abad y nieta paterna de Lorenzo Escolar y de María Pérez.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Antonio de Escolar, vecino de Alberite (La Rioja), en 1815; Bernardo Escolar, vecino de Logroño, en 1743; Diego Escolar, vecino de Ajamil (La Rioja), en 1776; Francisco Escolar, vecino de Laguna de Cameros (La Rioja), en 1805; José Escolar, vecino de Torrecilla de Cameros (La Rioja), en 1762; José Escolar, vecino de Laguna, en 1799, y Diego Escolar de la Calle y Pinillos, vecino de Jalón de Cameros (La Rioja), en 1735.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Diego Escolar, vecino de Ajamil de Cameros (La Rioja), en 1791; Manuel Escolar, vecino de Churriana (Málaga), en 1802; Diego Escolar de la Calle y Pinillos, natural de Rabanera (La Rioja) y vecino de Jalón de Cameros, en 1735; Manuel Escolar Martínez, vecino de Linares, en 1793, y Manuel Silvestre Escolar Peón, vecino de Granada y originario del Solar de Valdeosera, en 1801.

Juan de Escolar fue recibido como Caballero Hijodalgo en el Estado Noble de Madrid, y entró en suertes, ejerciendo los cargos del Ayuntamiento, en 1674, 1679, 1685 y 1692.

Juan de Escolar y Lizasoain, bautizado en Artazcoz el 22 de Enero de 1595, donde figura en los Padrones de Nobleza como Hijodalgo con vecindad foránea. Probó su hidalguía ante los Reales Tribunales de Navarra el 15 de Abril de 1671. Falleció en el lugar de Larraya, de la Merindad de Pamplona, el 3 de Febrero de 1681.

José Félix de Escolar y Echauri, bautizado en Undiano el 22 de Mayo de 1672 y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 7 de Mayo de 1701.

José Félix de Escolar y Nieto, nacido en El Puerto de Santa María el 3 de Marzo de 1729, probó su hidalguía ante los Reales Tribunales de Navarra en 1671.

Diego de Escolar de la Calle y de Pinillos, bautizado en Rabanera el 30 de Abril de 1698, y vecino de Jalón de Cameros (La Rioja), obtuvo Real provisión de su hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 28 de Marzo de 1737. Figura en los Padrones de Nobleza de Rabanera como Regidor en 1729 y en los de Jalón de Cameros como Guarda en 1741, 1746 y 1754 y Montero en 1745.

José Escolar y Martínez, bautizado en Jalón de Cameros el 5 de Enero de 1735, y vecino de Torrecilla de Cameros (La Rioja), obtuvo Real provisión de su hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 13 de Septiembre de 1763. Figura en los Padrones de Noble de Jalón de Cameros como Guarda y Veedor en 1761.

Bernardo Escolar y Martínez, bautizado en Logroño el 24 de Agosto de 1712, obtuvo Real provisión de su hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 11 de Junio de 1759.

Diego Escolar y Martínez, bautizado en Ajamil el 14 de Febrero de 1725, que obtuvo Real provisión de su hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 19 de Junio de 1776.

José Escolar y Sáenz, bautizado en Laguna de Cameros el 24 de Agosto de 1766, obtuvo Real provisión de su hidalguía por sí y sus hijos ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 6 de Junio de 1800.


Armas


Los de Navarra: En campo de plata, una cruz floreteada de gules.


Otros: En campo de gules, un castillo, de oro, mazonado de sable y aclarado de gules.


Los del lugar de Leoz, de la Merindad de Olite (Navarra), según Francisco de Elorza y Rada y Juan Carlos de Guerra, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, un castillo, y 2º y 3º, cubiertos de ondas de azur y plata.


En Artazcoz y Garinoain constan: Escudo partido: 1º, un águila, y 2º, tres palos.

En los expedientes de pruebas de nobleza de los Reales Tribunales de Navarra de los citados Xavier Escolar y Arraiza y Juan de Escolar y Lizasoain, se describen así las armas de la casa de Artazcoz: "Dos cuarteles: en el primero, un águila, y en el segundo, tres barras tiradas de alto a abajo".

Jerónimo de Villa y Jorge de Montemayor dicen que las armas de la casa de la villa de Muruzábal eran estas: Escudo partido: la primera partición, cuartelado: 1º y 4º, de plata, con cinco potes (calderas) de sable, puestos en sotuer; 2º, de oro, con un león de gules rampante, y 3º, de oro, con tres fajas ondeadas de azur; y la segunda partición, de plata, con una cruz de gules, como la de Calatrava, cantonada de cuatro avecillas volando.

Estas armas han creído muchos autores que pertenecían al apellido Escobar.