Berbesor de Vesora, Besora, Bessora, Vervessor de Besora, Vesora

Versión de impresión

Apellido de origen catalán. Con casa solar muy antigua en el condado de Besalú, de la que descendió Guillermo de Besora.  

Cita mosén Jaume Febrer en sus Trovas: «Guillermo Besora, caballero que tenía su antigua casa y solar en el condado de Besalú, en Cataluña ostentó la nobleza de su sangre, siendo aún de muy corta edad, sirviendo a su Rey con cristiano valor. Era pequeño de cuerpo: pero de mucho espíritu. Su divisa era tres barras de plata sobre campo negro; quedó domiciliado en Valencia y su hijo Gaspar pasó a Xátiva, y después a Biar.»

También tuvo casas en Cataluña en Tiana (Barcelona), sus dueños Joan Besora y Pere Besora; en Argentera, su dueño Miguel Besora; en Alforja, sus dueños Gabriell Besora, Franci Besora y Pere Besora; en Reus, sus dueños Joan Besora, Gabriell Besora y la viuda de Franci Besora; en Morell, su dueño Jaume Besora; en plaza de Sant Miquel, de la ciudad de Tarragona, su dueño Franci Besora, y en Rojals y Cogulluns (todo en Tarragona), su dueño Francesch Besora, documentadas en la Fogueración catalana de 1553.

Guillem de Besora era vecino de Cervera (Lleida) en 1333.

Gombaldo y Bernardo de Besora, hijos de Bernardo de Besora, pignoraron a primeros de Marzo de 1203 a Guillermo de Pinós el servicio que les debía prestar por el feudo que habían comprado a Olaguer de Ferrers y a Arnaldo, su hijo, cuyos feudos eran de otros Besora.

Ramón de Besora, hijo del citado Gombaldo de Besora, testó en 1263. Había casado con Blanca, de la que tuvo dos hijos: Jaime de Besora, que fue convocado por el Rey don Jaime II el 17 de Agosto de 1330 para que asistiese a las Cortes que debían celebrarse en Barcelona el día de San Lucas. Tuvo un hijo llamado Jaime de Besora el cual falleció dejando sólo una hija llamada Marquesía, que casó con Arnaldo de Canet, a cuya familia llevó todos sus feudos.

Bernardo de Besora, hijo del citado Ramón de Besora y de Blanca, fue Cónsul de la ciudad de Tarragona en 1375. Dio nombre a la Plaza de Besora. Falleció sin sucesión.

Antonio de Besora fue Señor del Castillo y lugar de Garidells (Tarragona) y padre de José María de Besora y Seguí, que recibió comisión para la distribución de armas durante la Guerra de la Independencia en 1808. En 1809 desempeñó el cargo de Corregidor Interino por enfermedad de Smith. Fue padre de José Antonio de Besora, padre de José de Besora y Fábregas, Señor del Castillo de Garidells, que casó con Mercedes de Nin y Güell. Fueron padres de José María de Besora y de Nin, que heredó el Castillo de Garidells, y casó con Carmen de Balle y de Rubinat, y de Joaquín de Besora y de Nin, que heredó de su hermano la Casa solariega de la calle de Caballeros de Tarragona, Notario de Villanueva y Geltrú, falleciendo en 1926.

José Jerónimo de Besora, natural de Barcelona, Doctor en Teología y Filosofía, canónigo de Lleida en 1621. El cabildo lo nombró Síndico el 30 de Marzo de 1641 para la proclamación de don Luis XIII como Conde de Barcelona y, el 19 de Abril de 1653, Diputado Real en el Parlamento General. En 1656, Diputado eclesiástico y Presidente de la Generalidad de Cataluña. Falleció en 1665.

Pere de Besora fue Caballero de la Orden del Temple.


Armas


Las de Guillermo Besora, que sirvió a don Jaime I en la conquista de Valencia traen: En campo de sable, tres palos de plata.

Estas armas usaban Jaume de Besora en 1343 y Agnés de Besora en 1348, y también los Vervessor de Besora.


Los de Valencia traen: En campo de oro, dos palos de sable.


Otros traen En campo de sable, tres palos de oro.


Otros: En campo de sable, cuatro palos de plata.


Otros: En campo de plata, dos bandas de sable.


Otros: En campo de oro, dos bastones de sable.


Otros: En campo de sable, tres bastones de plata.


Otros: En campo de sable, cuatro bastones de plata.


Los Bessora, radicados en Lérida, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de gules, una ballesta, de oro.