León

Versión de impresión

Escriben algunos genealogistas que este apellido tiene su origen en las Montañas de León y que procede del Monarca Don Alfonso IX, cuyos hijos adoptaron, unos el sobrenombre de León, y otros el de Alonso o Alfonso.

Añaden que los que tuvo en Aldonza de Silva, Señora de honor de Mansilla de las Mulas, en la provincia de León, se llamaron: Rodrigo de León y Silva, Adelantado Mayor de la Frontera y Señor de Aliger, que casó con Inés Ruiz, y Aldonza Rodríguez de León, que de su enlace con el Conde Pedro Ponce de Minerva, Ricohombre de Castilla, tuvo un hijo que fue progenitor de los Duques de Arco y se apellidó Ponce de León.

Independientemente de estas noticias, se sabe que hubo un antiguo solar del apellido que nos ocupa, en el lugar de Rioseco de Tapia (León).

Según los mismos autores que venimos comentando, desde las Montañas de León pasó el linaje a las de Asturias, y más tarde a Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Aragón, Valencia, Cataluña, Andalucía y Extremadura.

En efecto, en todas las regiones mencionadas existieron casas de apellido León, pero lo que resulta difícil, si no imposible, es demostrar que todas esas familias proceden del mismo tronco de los Reyes de León.

Lo más probable es que tratándose, como se trata, de un patronímico, no haya nexo alguno de parentesco entre unas familias y otras, y que naciera del uso de adoptar el nombre propio del padre o de otro ascendiente, por apellido.

En Castilla y León tuvo casas solares en la ciudad de León y en el valle de Aneares (León); en la villa de Paredes de Nava; en San Llorente de la Vega; en la villa de Autillo de Campos (Palencia); en Aguilar de Campos, Cabezón de Pisuerga, Cigales, Matapozuelos, Medina del Campo, Medina de Ríoseco, Olmedo, Portillo, Tordehumos, Tordesillas, Valladolid, Villabrágima, Villafrechós, Villalba de los Alcores, Villalón de Campos y Zaratán (Valladolid), documentadas en el siglo XVI.

En Galicia existen sepulcros de caballeros de la casa de León en Villanueva de los Infantes (Orense). Levantaron casa muy ilustre y conocida en las Mariñas, en Bergondo (La Coruña).

En Asturias tuvo casas solares en Avilés, Belmonte de Miranda , Guimarán, Laviana, Piloña y en la parroquia de Campomanes, del concejo de Lena.

En Navarra tuvo casas solares en la villa de Lerín, de la Merindad de Estella, sus dueños Domingo León, Johan de León y el hijo de Johan de León, documentadas en la Fogueración navarra de 1329; en la villa de Sansol, de la Merindad de Estella; y en la villa de Fitero, de la Merindad de Tudela; en las ciudades de Cascante, Corella, Pamplona y Tudela, y en la villa de Villafranca, de la Merindad de Tudela, citadas en el siglo XVI.

En el País Vasco radicaron sus casas solares en la villa de Bilbao, sus dueños Andrés Martines de León y Luys de León, documentadas en la Fogueración de 1464; en la villa de Durango, su dueño Juan Saes de León, documentada en la Fogueración vizcaína de 1511; y en las ciudades de Fuenterrabía y San Sebastián (Guipúzcoa), citadas en el siglo XVI.

En Aragón tuvo casas solares en Zaragoza, sus dueños Alfonso de León, Jayme de León, Johan de León, Johan de León y Johan de León; en Daroca, sus dueños Johan de León, Maestre Johan de León y Pedro de León; en Ibdes, su dueño Joan de León; en Cetina, su dueño Loys de León; en Maluenda, su dueño Pedro de León; en Calatayud, su dueño Alfonso de León; en Villarroya de la Sierra, su dueño Rodrigo de León; en Mallén, sus dueños Jayme León y Martín León; en Borja, su dueño Miguel de León; en Novillas, su dueño Pero León; en Alagón (todo en Zaragoza), sus dueños Felip de León y Martín de León; en Jaca (Huesca), su dueño Loys de León; en Laguarres (ambas en Huesca), su dueño Marquo León; en Teruel, su dueño Lázaro de León; y en Singra (Teruel), su dueña Joana de León, viuda, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Cataluña tuvo casa solar en Reus (Tarragona), su dueño Ferrando León, citada en la Fogueración catalana de 1553. También tuvo casas solares en Albacete y Tobarra (Albacete), y en Murcia.

En Extremadura tuvo casas solares en la ciudad de Badajoz, en Villanueva del Fresno y en Llerena (Badajoz); en Andalucía en Manzanilla y Niebla (Huelva) y en Castilla la Mancha en la villa de Manzanares (Ciudad Real).

En las provincias de La Coruña, Lugo y Orense existen lugares denominados León, que quizás tengan relación con este linaje.


Armas


Las primitivas son: En campo de plata, un león rampante de gules.


Dice Pedro de Salazar que los León de las Montañas de León, que tuvieron su solar en el lugar de Rioseco de Tapia (León), añadieron una bordura de gules con ocho sotueres de oro.

Así las usaron también las casas de la provincia de Palencia, y los radicados en Moreruela, Pozuelo de Tábara y Santa Eulalia de Tábara (todo en Zamora), según Vicente de Cadenas.

Dichas armas constan en una piedra armera en la calle Montes, número 7, de la ciudad de Ronda (Málaga).

José de Rújula y Escobal, Cronista y Rey de Armas del Rey Don Alfonso XIII, certificó al citado Eduardo de León y Ramos, las anteriores armas.


Otros traen el león rampante de su color natural.


Otros, originarios de las mismas Montañas, que entroncaron con los Rueda, sustituyeron los sotueres por ocho ruedas carro, de oro.


Los León, de Asturias, que poseyeron el Mayorazgo de Trasona: En campo de plata, un león rampante de gules, coronado, lampasado y armado de oro, y bordura de azur con cinco manzanas de sinople.


Los originarios y radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, un león, de gules, rampante.


Los originarios de España y radicados en Lima, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de plata, un león, de gules, rampante, linguado y uñado, de oro.


Los originarios de las Montañas de León y radicados en Madrid y Sevilla, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de plata, un león, de púrpura, coronado de oro, linguado y uñado de gules.


Los originarios de Rioseco de Tapia (León) y radicados en El Viso del Alcor, Carmona y Fuentes de Andalucía (todo en Sevilla), según Vicente de Cadenas, traen: En azur, un león rampante, de plata, coronado de oro. Bordura de plata con ocho aspas, de gules.


Los de Infiesto y Belmonte de Miranda (Asturias) usan: Escudo cuartelado: 1º, un león rampante; 2º, un águila exployada; 3º, tres flores de lis, bien dispuestas, y 4º, un castillo sobre ondas de agua.

Lema: "Aguila porque subí; castillo y león soy fuerte; cruz en quién siempre creí; desde el día en que nací; a la hora de mi muerte".

Así constan pintadas en la ruinosa capilla de una casa de León, después de los Longoria, en San Bartolomé de Miranda, del concejo de Belmonte.


Las casas de Badajoz tenían este escudo partido: 1º, en campo de plata, un león rampante de su color, y 2º, en campo de gules, un castillo de oro, y en la torre del homenaje una bandera de plata.

Así se ven en la capilla de San Blas, del Claustro de la Catedral de Badajoz.


Otras familias León, trajeron este escudo, también partido: 1º, en campo de plata, un león, rampante, de gules, coronado de lo mismo, y 2º, en campo de oro, cuatro palos o bastones de gules. Bordura general de plata, con ocho escudetes de azur, cargado cada uno de ellos de una faja de plata.


Los radicados en Sigüenza (Guadalajara), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, una cruz, pometeada de azur.


Los radicados en Riobamba (Ecuador), según Vicente de Cadenas, usan: Escudo partido: 1º, ajedrezado de doce piezas, seis de azur y seis de plata, y 2º, en campo de sinople, tres fajas, de oro.


Otros: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, un águila de sable, y 2º y 3º, en campo de azur, una flor de lis de oro.


Los de Galicia usan: En campo de oro, un león pardo, con la boca abierta y la lengua fuera, como enfurecido.


En una certificación de armas de José de Rújula y de Ochotorena, Cronista y Rey de Armas del Rey Don Alfonso XIII, de 30 de Octubre de 1952, constan: En campo de oro, un árbol de sinople con dos leones rampantes, de su color, empinantes al tronco, terrasado de sinople.


La familia León de la Barra, en Chile: Escudo cortado: 1º, en campo de plata, un león rampante de gules, que es de León, y 2º, en campo de oro, un castillo de gules, y en punta, tres cabezas de moro, de carnación, que es de la Barra.


José de Rújula y de Ochotorena, Cronista y Rey de Armas del Rey Don Alfonso XIII, certificó a Oscar Roberto Federico de León de la Barra y Bordali, el 23 de Marzo de 1929, las siguientes armas: Escudo partido: 1º, en campo de plata, un león rampante de su color, y bordura de gules con ocho aspas de oro, y 2º, en campo de oro, una torre de gules y a su pie tres cabezas de moros en sus turbantes.


La familia apellidada León de Montojo, en San Julián de Montojo (La Coruña): En campo de plata, un árbol de sinople, terrasado de lo mismo, y un león de gules empinado a su tronco.