Magdaleno

Versión de impresión

El apellido Madaleno es una modalidad de este de Magdaleno, como lo indica la identidad de sus armas, sin más variantes que una ligera modificación en los esmaltes de las figuras, como veremos después. Ahora vamos a tratar de la noble y antigua familia apellidada Magdaleno y establecida en las islas de Canarias desde su conquista por los españoles.

Consta en diversas informaciones que los de este apellido en las mencionadas islas proceden de un caballero llamado Alonso de Magdaleno, natural de Castilla la Vieja, el cual pasó a Canarias en calidad de conquistador, llevando consigo una ejecutoria de hidalguía.

Nosotros creemos que no fue como conquistador, sino como poblador, obteniendo datas en la isla del Hierro, Señorío a la sazón de la casa de Herrera, que tituló un condado de la isla de la Gomera.

Ilustre fue la descendencia que en la citada isla del Hierro tuvo este linaje, ocupando en todo momento los cargos de mayor realce dentro de la República comunal, como los de Alcaldes Mayores de la Isla, Regidores, Alguaciles Mayores, Maestres de Campo, Capitanes de las Milicias, Familiares del Santo Oficio, etc. En diversas ocasiones le fue confirmada su hidalguía por las Justicias locales de la Isla.

Muestra de la piedad de los miembros de esta familia fueron algunas de sus fundaciones, como capillas en el Convento franciscano de la villa de Santa María de Valverde, isla del Hierro, capellanías en la misma iglesia conventual y en la parroquia matriz de Nuestra Señora de la Concepción, además de algunos mayorazgos y vínculos.

Varias de sus ramas, cuya varonía está hoy extinguida, adoptaron, entre otros apellidos, el de Quintero, por haber casado el Capitán Alonso de Magdalena, Regidor de la Isla, Depositario General y Familiar del Santo Oficio, con Catalina Núñez Quintero, como veremos después.

Por último, los Magdaleno tuvieron enterramiento distinguido, tanto en el convento franciscano, como en la parroquia matriz de la villa de Valverde, figurando sus armas, cuarteladas con las de Dávila, en el altar de Santa Lucía. También tuvieron el patronato de dicho convento, que estaba bajo la advocación de San Sebastián mártir.

Andrés de Magdaleno Machín, llamado también Andrés Machín de Magdaleno, que fue Regidor de la isla del Hierro, y su Gobernador.

El Capitán Juan de Magdaleno y Quintero, llamado, también Juan Quintero de Magdalena "el Tuerto", Capitán a Guerra, Regidor y Alcalde Mayor de la isla del Hierro y Alguacil Mayor del Santo Oficio de la Inquisición.

Pedro de Magdaleno Martín, llamado también Pedro Quintero Núñez, Capitán de Mar y Tierra, en Filipinas, Alcalde ordinario de la ciudad de Manila, Encomendero y acaudalado propietario. Tomó parte activa en la sofocación del levantamiento de las sangleyes, ayudando al Gobernador y Capitán General de la colonia Corgüera. Fundó dos capellanías en el Convento franciscano de la isla del Hierro y falleció en Manila el 2 de Julio de 1679. Este caballero es conocido por el "Virrey de Manila".

En Castilla tuvo casas solares en Medina del Campo y Medina de Ríoseco (Valladolid), documentadas en el siglo XVI.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Pedro Magdaleno y su mujer Margarita Nieto, naturales y vecinos de Orgaz (Toledo), para Familiar, en Toledo, en 1612; y Miguel Magdaleno, natural de Carrión de los Condes (Palencia), en 1613, y su mujer Ambrosia de Torres, natural de Valdepeñas. Era hijo de Francisco Magdaleno y de Catalina Gallinas y nieto paterno de Miguel Magdaleno, "el Viejo", y de Juana de Páramo.

Juan Francisco Magdaleno, natural de Villaseca, ingresó en los colegiales del Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá, en 1783.


Armas


Sebastián Arenaza y Magdaleno, Obispo de Calahorra y La Calzada (1866-1874), usaba: Escudo partido: 1º, en campo de gules, un aspa de oro, y 2º, en campo de azur, un castillo de plata, y sobre él, una cruz floreteada de oro.


Otros: En campo de sinople, un castillo, de oro, cubierto de sable.