Aillón, Aillones, Ayllón

Versión de impresión

Tiene este linaje su solar junto a Laredo, en Cantabria. De allí pasaron a Castilla, León y Andalucía. Otros autores señalan que este apellido es originario de la villa de Ayllón, perteneciente a la provincia de Segovia.

Es familia muy noble. Pedro González de Mendoza, Señor de Almazán, casó con María Ruiz de Aillón, Señora de Monteagudo.

Beatriz de Aillón fundó el convento de religiosas del Espíritu Santo, en Córdoba.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, en los años que se indican: Alberto de Ayllón, vecino de La Seca (Valladolid) y su padre Cristóbal de Ayllón y sus hermanos Alonso, Francisco y Cristóbal de Ayllón, en 1575; Alberto de Ayllón, vecino de La Seca, en 1561; Alvaro de Ayllón, vecino de Maqueda (Toledo), en 1522; Diego de Ayllón, vecino de Rodilana (Valladolid), en 1529; Francisco de Ayllón, vecino de Rodilana, en 1529 y 1561; Juan de Ayllón, vecino de Fresno de Cantespino (Segovia), en 1550; Pedro de Ayllón, vecino de Rodilana (hijo de Juan López de Bocos y de Juana López, vecinos de Ayllón), en 4 de Septiembre de 1492; Pedro de Ayllón, vecino de Rodilana, en 1527; Pedro de Ayllón, vecino de Medina del Campo (Valladolid), en 1829; Blas de Ayllón Guerra, vecino de Rueda (Valladolid), en 1770; Manuel de Ayllón Merino, vecino de Sepúlveda (Segovia), en 1756, y Felipe de Ayllón Trigueros, vecino de Tordesillas (Valladolid), en 1762.

Ante la Real Chancillería de Granada litigaron su nobleza: Juan José Aillón, vecino de Sevilla, en 1758; Antón Bernal de Aillón de Lara y hermanos, vecinos de Arcos de la Frontera (Cádiz), en 1590; Alonso de Ayllón, vecino de Huete (Cuenca), en 1557; Francisco Ayllón, vecino de Villarejo de Fuentes (Cuenca), en 1558; Juan Ayllón y hermanos, vecino de Corral de Almoguer, en 1538; Pedro Ayllón, vecino de Jerez, en 1543; Juan Ayllón de Peralta, natural de Castillo de Garcimuñoz (Cuenca) y vecino de Villarrubia, en 1639, y José Ayllón de los Ríos Hurtado de Mendoza, vecino de Marchena, en 1800.

Ramón Ayllón y Losada, natural de Málaga, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas, en 1855.

Para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición probaron su nobleza: Isidro de Ayllón de Bien, natural de Valdecabras (Cuenca), para Oficial, en Cuenca, en 1642; Isidro de Ayllón de Bien, natural de Valdecabras, para Oficial, en Cartagena de Indias, en 1653; Juan de Ayllón Rojas, natural de Toledo, para Oficial, en Toledo, en 1629; Magdalena de Ayllón, natural de Madrid, y su marido José Francisco Banquero, natural de Génova y vecinos de Madrid, para Familiar, en Toledo, en 1638; María de Ayllón, natural de Fuente de Pedro Naharro (Cuenca), y su marido Antonio Sánchez de Mena, natural de Madrid, para Familiar, en Toledo, en 1703; Francisco Fabián de Ayllón, natural de Adamuz (Córdoba), para Familiar, en Córdoba, en 1711, y su mujer Leonor de Primo, natural de Adamuz; Pedro Ayllón, natural de Baena, depositario del pósito, para Familiar, en Córdoba, en 1734, y su mujer Juana de Godoy y Roldán, natural de Baena; Francisco de Ayllón y Gallego, natural de Baeza y vecino de Marmolejo (Jaén), médico, propietario, para Familiar y Alguacil Mayor, en Córdoba, en 1817; María de la Soledad Ayllón de Lara, natural de Arcos de la Frontera, y su marido Antonio Valdecañas Guerrero y Piédrola, natural de Lucena, para Alguacil Mayor en ausencias y enfermedades, en Córdoba, en 1734; Juan Ayllón y Molina, natural de Córdoba, Procurador del número de Córdoba, para Procurador del Real Fisco en el Santo Oficio, en Córdoba, en 1743, y su mujer Bernabela Benítez, natural de Montoro, y Francisco de Ayllón y Primo, natural de Adamuz, para Familiar, en Córdoba, en 1745.

Mariano Ayllón, natural de Barbastro (Huesca), hizo expediente de limpieza de sangre para ingresar en los Colegios Imperial y Mayor de Santiago de la Universidad de Huesca, en 1797.


Armas


Los de la casa solar de Laredo y los de Castilla y León traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, una cruz llana de gules, y 2º y 3º, en campo de oro, dos fajas de sinople.


Otros de la casa solar de Laredo y los de Castilla y León traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de plata, una cruz flordelisada de gules, y 2º y 3º, en campo de oro, dos fajas de sinople.


Otros de esas mismas regiones ostentan: Escudo de plata, terrasado de sinople, con un castillo de gules, colocado a la siniestra, en cuya puerta hay un león al natural en ademán de atacar a una doncella que huye hacia el lado diestro.


J.-B. Rietstap, señala, para los del Reino de Galicia, el anterior escudo, señalando que la doncella está vestida con un corpiño de gules y una falda de azur y con el cabello revuelto o disperso.


Los de Andalucía, según el Cronista Fray Prudencio de Sandoval, usan: En campo de plata, dos topos de sable, uno sobre otro.


Los Ayllón, de Segovia, traen: En gules, dos topos de plata, uno encima del otro.


Otros: En sinople, dos topos de plata, uno encima del otro.


Otros: En azur, dos topos de plata, uno encima del otro.


Otros: En campo de azur, una torre de plata donjonada de una torre ardiente almenada.


Los Ayllón, de Arcos de la Frontera (Cádiz) y originarios de Aragón, traen: En campo de sinople, dos topos de plata. Bordura de azur, con cuatro roeles de plata, alternados con cuatro cruces de calatrava.


Otros de Andalucía, según Lope Vadillo, traen: En campo de sinople, dos lobos de plata, uno sobre otro.


Los de Galicia traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, tres bastones de azur; 2º, en campo de plata, un león rampante, de su color natural, y 3º, en campo de plata, tres fajas de azur.


Los Ayllón, de Ayllón (Segovia), traen: En campo de oro, dos cetros puestos en aspa, surmontados de una cabeza de carnación de moro, rodeado por diez cruces de calatrava.

Lema: "Mors ili nes rerurum".


Después de la Conquista de Zahara les fueron concedidas las siguientes: En campo de azur, una torre de plata donjonada de una torre ardiente almenada, armas de los Ayllón adoptadas en 1472 por el Alcalde de Arcos de la Frontera Juan de Ayllón en memoria de la toma de Cardela, a las que agregaron dos banderas de gules, con creciente ranversado de plata, en 1483, por la que arrebataron a los moros en la toma de Zahara.


Otros Ayllón: En campo de sinople, tres cruces pometeadas de oro.