Gayá, Gaya

Versión de impresión

Este apellido tuvo casas solares en Bielsa (Huesca), sus dueños Guillem de Gaya, Johan de Gaya y Miguel de Gaya, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495; en Bordils (Girona), citada en el siglo XVI, y en la isla de Cerdeña.

En la provincia de Barcelona existe un lugar denominado Gayá, que quizás tenga relación con este linaje.

Pasaron a Argentina, Ecuador, Filipinas, Guatemala, México, Puerto Rico y Uruguay.

Estanislao Gaya Sanz Lluis y Rubi, natural de Tortosa (Tarragona), probó su limpieza de sangre para ejercer el cargo de Secretario Supernumerario y Ministro Oficial del Santo Oficio de la Inquisición de Valencia en 1789.

Originario de la isla de Cerdeña fue Pedro Francisco Gaya Cavitchudo, natural de Cerdeña, que obtuvo por Real cédula fechada en Madrid el 1 de Abril de 1643, el privilegio de Caballero que le concedió el Rey Don Felipe IV, ordenando a su Virrey en Cerdeña, que le armara Caballero, como lo hizo en la ciudad de Saller.

Ezequiel Gaya y Roselló, bautizado en Barcelona el 10 de Diciembre de 1838, que ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas.

Dionisio Gaya y Roselló, bautizado en Benidorm (Alicante) el 28 de Julio de 1840, que ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas.


Armas


En Cataluña y Valencia usaron: En campo de gules, un águila de azur (sic).


Otros: En campo de oro, un águila de azur.


Otros: En campo de oro, un aspa, de gules, cargada de cinco estrellas de oro.


Don Felipe IV concedió al citado Caballero, en 5 de Mayo de 1644, este escudo partido: 1º, en campo de oro, una cabeza armada, alzada la visera de forma que se vea el rostro, y 2º, en campo de plata, un árbol de sinople, terrasado de lo mismo, y dos leones de gules empinantes a su tronco.