Iglesia, Iglesias

Versión de impresión

Apellido muy extendido por España. Dice Salazar que eran pecheros en el lugar de Salceda, que hoy pertenece al valle de Poblaciones (Cantabria).

En esta misma región hubo otras casas de Iglesias en el lugar de Valles, del valle de Reocín; en Santillana y San Vicente de la Barquera, en la Merindad de Trasmiera y en la ciudad de Santander.

Otras radicaron en las Montañas de León; otras en el lugar gallego de Canagas y en la feligresía de Santa Eulalia de Tregulfe, del valle de Ouró y partido judicial de Mondoñedo (Lugo); otra en la villa de Torreiglesias (Segovia); otra en la villa de Carrascosa de Arriba (Soria), y otra en Peñafiel (Valladolid).

En Asturias tuvo casas solares en El Franco, Langreo, Piloña y Prendones.

En Navarra tuvo casa solar en la villa de Miranda de Arga, de la Merindad de Olite, su dueño Johan Iglesias, documentada en la Fogueración navarra de 1329.

En Aragón radicaron sus casas solares en Biniés, sus dueños Johan de la Yglesia y Miguel de la Yglesia; en Berdún, su dueño Miguel de la Yglesia, y en Arasanz de Urmella (todo en Huesca), su dueño Peri de Sus la Yglesia, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Cataluña tuvo casas solares en La Garriga, su dueño Bertomeu Iglesias, documentada en la Fogueración catalana de 1553; en San Martín Sasgayolas; en Teyá (todo en Barcelona), y Corsá y Olot (Girona).

En las provincias de La Coruña, Lugo, Orense, Pontevedra, Burgos, Girona, Jaén, León, Lleida, Oviedo, Santander y Vizcaya, existen lugares denominados Iglesia, La Iglesia o Iglesias, que quizás tengan relación con este linaje.

Vasco de la Iglesia, vecino y originario de la feligresía de San Cosmede (Lugo), obtuvo ejecutoria de hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 9 de Mayo de 1495. Era hijo de Juan Rodríguez de la Iglesia, vecinos de San Cosmede, que fue a la guerra de Ariza con Don Juan II, y de Teresa de Villa, y nieto paterno de Alfonso Rodríguez, vecino de San Cosmede, y de Elvira Fernández.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Antonio de la Iglesia, vecino del concejo de Las Regueras (Asturias), en 1687; Antonio y Miguel de Iglesia (hijos de Francisco de Iglesia), en 1797; José de Iglesia, vecino de Villanueva, del valle de Ribadedeva (Asturias), en 1797; Domingo de Iglesia, vecino de Pozuelo, en 1564; Francisco de la Iglesia, vecino de San Pedro Castañero (León), en 1547; Manuel de Iglesia, vecino de Revilla, en 1736; Vicente de la Iglesia, vecino de Paradina, de la tierra de la Somoza, en 1757; Antonio y Juan de Iglesia y la Torre, vecinos de Labarces (Cantabria), en 1781, y Antonio y Miguel Iglesias Ceballos, vecinos de El Tojo, del valle de Cabuérniga (Cantabria), en 1817.

Probaron su nobleza ante la Real Audiencia de Oviedo: Juan Iglesia, vecino de Peón, en 1824; Manuel Iglesia, vecino de Condado, en 1815; Manuel y Manuel Iglesia, en 1787; Manuel Iglesia-Acevedo y Menéndez-San Julián, vecino de Navia y originario de El Franco, en 1794; Manuel Iglesia y Martínez, vecino de Trelles y originario de Prendones, en 1826; Antonio Iglesia Sánchez y Tomás, vecino de Cangas de Onís y originario de Castiello, en 1794; Jerónimo, Antonio y Ventura Iglesia Suárez y Cueto, naturales de Bello, vecinos de Aller y originarios de Piloña, en 1804; Manuel Iglesia y Zapico, vecino de Serrapio y originario de Langreo, en 1794, y José Damián Iglesias Bustillo Escandón y Roiz, natural de Pendueles y vecino de Vidiago, en 1789.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Bartolomé Iglesia y Pradeda, natural de San Martín de Caraño (Lugo), para Oficial, en Galicia, en 1614, y Juan Iglesia Rodríguez, natural de Villar, presbítero, para Calificador, en Lima, en 1817.

Alfonso de la Iglesia, vecino de Castrotierra (León), obtuvo confirmación del Rey Don Enrique IV de un privilegio de hidalguía en Segovia el 27 de Noviembre de 1465.

Francisco y Raimundo de la Iglesia, vecinos de Cádiz, obtuvieron privilegio de hidalguía en 1773.

José Iglesias obtuvo expediente sobre privilegio de Caballero Noble en 1823.

José, Dionisio y Manuel Iglesias Angulo García y Renovales, naturales de Arcentales (Vizcaya) y vecinos de México, probaron su nobleza ante el Teniente Corregidor de Valmaseda (Vizcaya) en 1793.

Gerónimo de Iglesias, natural de Sant Martí Sesgayoles, Caballero, Carlán de Biosca, fue habilitado por el Brazo Militar en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1626.

Lázaro Iglesias, Ciudadano Honrado de Barcelona, fue elevado a dicha dignidad el 10 de Noviembre de 1638. Fue habilitado por el Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1640.

Juan de la Iglesia, natural de Biniés (Huesca), Bachiller en Artes y Sagrada Teología, hizo expediente de limpieza de sangre para ingresar en el Colegio Real de San Vicente Mártir de la Universidad de Huesca en 1706. Era hijo de Juan de la Iglesia y de María de Urux y nieto paterno de Jorge la Iglesia y de María López.

En el Archivo Municipal de Santiago de Compostela (La Coruña) constan los expedientes de hidalguía de Francisco de Iglesia Correa, en 1746, y Bartolomé de la Iglesia Rey, natural de Santiago de Compostela y vecino y residente en Santiago de Guatemala, en 1755.

En el Archivo Municipal de Santiago de Compostela consta el expediente de limpieza de sangre de Dámaso Iglesias Lago, natural de Redondela (Pontevedra), Magistral de Orense, en 1815.

Hicieron expediente de limpieza de sangre ante la Justicia ordinaria de El Ferrol (La Coruña): Pascual de la Iglesia, vecino de El Ferrol (hijo de Alonso de la Iglesia y de Antonia Bázquez y nieto paterno de Francisco de la Iglesia y de Antonia Fernández), en 1769, y Domingo Antonio de la Iglesia, vecino de El Ferrol, soltero (hijo de Leonardo de la Iglesia, Capitán de Brulote de Artillería de Marina, y de Angela Esmith, y nieto paterno de Manuel de la Iglesia, Administrador de Tabacos en Chantada, y de Manuela Muñoz), en 1798.

Manuel María y Rafael de la Iglesia y Darracq, nacidos en Cádiz en 1778 y 1783, respectivamente, ingresaron en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1793 y 1800, respectivamente.


Armas


Las casas montañesas del lugar de Valles, San Vicente de la Barquera y valle de Trasmiera, y los de La Graña (La Coruña): En campo de gules, una iglesia de plata, y a la puerta un hombre armado con una alabarda en la mano con la cuchilla de plata y el asta de oro. Bordura de azur, con esta leyenda en letras de oro: "A pesar de todo, venceremos a los moros".

La casa de Iglesias en Santander usó las anteriores armas.


Otros traen la siguiente leyenda: "A pesar de todo venceremos Godos".


Los de Biniés (Huesca) traen: En campo de gules, una iglesia torreada de oro.


Los de San Martín Sasgayolas (Barcelona) usan: En campo de plata, una iglesia de oro.


Otros: Escudo partido: 1°, de azur, y 2°, de oro. Brochante sobre el todo, una iglesia de plata.


Otros: Escudo partido: 1°, de oro, y 2°, de plata. Brochante sobre el todo, una iglesia de azur.


Otros, ponen esta iglesia con los colores del uno en el otro.


Otros: En campo de azur, una iglesia de oro.


Otros: En campo de plata, dos calderas, de sable, con una faja de plata, una sobre otra.


Otros: En campo de oro, una cruz de gules.


Los radicados en Salamanca, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de plata, una cruz, de gules, y en el cantón diestro del jefe, un cáliz, de oro (sic).


Algunos Iglesias: En campo de azur, una cabeza, de zorra.


En el expediente de pruebas de limpieza de sangre e hidalguía del linaje de esta familia, aprobado documental y testificalmente en El Ferrol en 1818, ante Vicente García Díaz, Alcalde Mayor de S.M. en la villa de El Ferrol y en la de Graña, dando fe el escribano de S.M., de cuyo expediente resulta que tales eran las armas de Cayetano Iglesias, y que sus antecesores habían luchado en las guerras de la Reconquista con los Reyes de Castilla; y que junto con otras familias de La Graña habían luchado en las Cruzadas, al lado de los Reyes de Navarra. El mencionado Cayetano peleó voluntariamente, agregado a las tropas de Marina, en la Guerra de la Independencia, perdiendo un brazo en Espinosa de los Monteros. Como tronco de este linaje se considera al Capitán Alvaro de Iglesias, quien hacia el 725 se había hecho fuerte en una ermita, defendiéndola de los moros, entre los cuales habría hecho una gran matanza. Son sus armas: En campo de azur, una iglesia adosada a una torre superada por una concha, todo de plata.


Los apellidados Iglesias de Ussel, originarios de León, usan: En campo de azur, una iglesia adosada a una torre, todo de plata, superada de una venera del mismo metal; partido de gules, con un grifo rampante de oro.

Otros: En campo de azur, una iglesia, de oro, con un niño en una cuna, de plata.