Borcha, Borja

Versión de impresión

Nobilísima y gran familia española, verdaderamente extraordinaria, como dice el ilustre genealogista Béthencourt, fundada por dos Papas, ilustrada por un santo, con rango inmediato a las primeras Casas Reales de Europa. Sus caballeros llenan con sus actos la última parte de la Edad Media y casi toda la Edad Moderna.

El ya citado Francisco Fernández de Béthencourt, en su notable obra Historia genealógica y heráldica de la Monarquía española, trató por extenso el origen y desarrollo de esta famosa Casa, muy conocida además por los numerosos trabajos de erudición e investigación histórica que sobre ella han realizado otros autores.

El apellido Borja fue tomado, indudablemente, de la antigua villa de Borja, hoy provincia de Zaragoza y Obispado de Tarazona, ganada a los moros en 1120 por don Alfonso I, llamado el Conquistador, y elevada a ciudad por don Alfonso V el Magnánimo por Real privilegio dado en el Campo sobre Nápoles el 2 de Octubre de 1438.

Señor de esta ciudad de Borja fue el Conde Pedro de Atarés, de la sangre Real aragonesa, que floreció en el siglo XII como Lugarteniente del Emperador y Rey don Alfonso I de Aragón. Era hijo de García Sánchez, Señor de Atarés y de Xavierre, y de Teresa Cajal, y nieto paterno del Infante don Sancho Ramírez, casado con la Condesa Margarita de Poitiers, e hijo natural de don Ramiro I, Rey de Aragón. Dicho caballero fue considerado por muchos como el tronco primero del linaje de los Borja, afirmando José Pellicer que la mayor parte de los genealogistas le daban por tal tronco y cepa. Sin embargo, Jerónimo Zurita sostiene la opinión de que Pedro de Atarés murió sin hijos el 21 de Febrero de 1151. En efecto, el Conde Pedro estuvo casado con Garsenda de Bearne, y de ella tuvo dos hijos, cuyos nombres se ignoran, que murieron en vida de sus padres, siendo sepultados en el Monasterio de Santa María de Veruela, fundación de su familia. Estas noticias desmienten la afirmación de otros genealogistas, que aseguran que el primero que usó el apellido Borja fue Ximén Garcés de Borja, hijo del Conde Pedro, sin recordar que en el siglo XII, en que este Conde floreció, estaba el patronímico en España en constante uso, por lo cual ningún hijo de Pedro podía llamarse Garcés, sino Pérez.

Lo único cierto y comprobado, que merece ser recogido, es que varios nobles aragoneses llamados de Borja, por ser naturales y oriundos de dicha villa (ocho, según las Trovas, de Mosén Jaime Febrer), acompañaron al Rey don Jaime I de Aragón a la conquista de Valencia y tomaron parte principal en el sitio de Xàtiva, el 7 de Febrero de 1240. Esteban de Borja figuró entre los caballeros a quienes el Rey Conquistador encargó el repartimiento de aquellas tierras. Quedaron heredados por sus servicios en aquellas jornadas Pedro, Francisco, Bernardo, Arnaldo, Felipe, Alonso, Miguel, Juan y el mismo Esteban, todos de Borja. Así lo confirma Gaspar de Escolano en su Historia de Valencia, cuando dice: "Es de considerar que sirvieron en esta conquista tantos Borjas, y de tal manera que los hallamos particioneros en el despojo, en las viñas, huertas y jardines de sus contornos y en la vega". Rodrigo de Borja tomó parte en la conquista de Orihuela y fue allí heredado en 1272.

El cronista Viciana, que dedicó su libro al quinto Duque de Gandía y tuvo a su disposición los documentos de la casa Ducal, se limitó a decir, hablando de los Borja, que "su venida a la conquista de este reino fue del solar conocido que tenían de la ciudad de Borja... y vinieron a la conquista de este reino ya caballeros en sangre y en valentía..., y el venturoso y conquistador Rey don Jaime tuvo mucha cuenta con ellos, como se prueba en un libro conservado y guardado en el Archivo de la ciudad de Xàtiva".

Más tarde figuran como Jurados de Xàtiva por el Estamento militar o Brazo de la Nobleza: Gonzalo Gil de Borja, en 1340; Gil Beltrán de Borja, en 1345; Rodrigo de Borja, en 1368; Rodrigo Gil de Borja, en 1374, y otro Rodrigo Gil de Borja, en 1406 y 1407.

Estas noticias que aportan Viciana, Escolano y otros autores, prueban la nobleza de la familia Borja antes de que ascendiera al Pontificado Calixto III, pero sin aceptar como cosa segura su origen real remoto, que fue inventado, según opiniones autorizadísimas, para tranquilizar el orgullo del Gran Duque de Ferrara, cuando, al principio del siglo XVI, consintió al fin en la alianza de su primogénito y heredero con una hija del Papa Alejandro VI.

Resulta, pues, de todo lo dicho que lo verdaderamente histórico y documentado es que el origen de los Borja o Borgias de Valencia está en esos caballeros Borja de la villa de Borja que acompañaron a Jaime I de Aragón en la conquista de Valencia.

También tenemos que añadir, recogiendo la autorizada opinión del Sr. Fernández de Béthencourt, que, a pesar de que muchos genealogistas de ciertas épocas se empeñaron en remontar la filiación de las dos ramas de los Borja (una fundada por el Papa Calixto III y otra por el Papa Alejandro VI), con sucesiones continuadas hasta los Borja conquistadores de Xàtiva, y por ellos hasta el Conde Pedro de Atarés y los Reyes de Aragón, todo eso es fabuloso e inventado, y que, en realidad, no se conocen los abuelos del primer Papa que produjo la casa de Borja.

Alonso de Borja nace en la Torre de Canals (Valencia) el 31 de diciembre de 1378, fue bautizado en la parroquia de Santa María de Xàtiva (Valencia). Fue elegido Sumo Pontífice, con el nombre de Calixto III el 8 de abril de 1445.

Rodrigo de Borja, nace en Xàtiva (Valencia) en el mes de julio de 1431. Es el fundador de la casa ducal de Gandía (Valencia). Fue Obispo de Valencia, Cardenal Diácono de la Santa Iglesia Romana, del título de San Nicolás in Carcere Tulliano, Obispo de Albano y de Porto, Gobernador de Roma, primer Arzobispo de Valencia, Decano del Sacro Colegio Romano y últimamente Papa con el nombre de Alejandro VI.

Francisco de Borja (San Francisco de Borja) nace en el Palacio ducal de Gandía (València) el 28 de octubre de 1510. Fue cuarto Duque de Gandía, primer Marqués de Lombay, Señor de las Baronías, castillos y lugares de Corbera, Castelló de Rugat, Albalate de la Ribera, Chella, Turis, el Real, Bellreguart, las Almoynas, Jaraco, Alcodro, etc., Grande España de primera clase, Caballero de Santiago desde 1539, Comendador de la Reina, de la provincia de León, Trece de la Orden, Menino de la Infanta de España doña Catalina de Austria, después Reina de Portugal; Montero Mayor del Emperador don Carlos V, Caballerizo mayor de la Emperatriz doña Isabel de Portugal, Mayordomo mayor de la Princesa doña María, primera mujer del Príncipe don Felipe, después don Felipe II; Virrey de Cataluña y de los Condados del Rosellón y Cerdeña, etc. Fue un gran Caballero y un gran Santo.

En Aragón tuvo también casas solares en Alfajarín, su dueño Miguel de Borja; en la ciudad de Zaragoza, sus dueños Maestre Borja, Domingo de Borja, Johan de Borja y Johan de Borja, lancero; en Manchones, su dueño Anthón de Borja; en Daroca, su dueño Miguel de Borja; en Mara, su dueño Mossén Domingo Borja; en Paracuellos de la Ribera, su dueño Martín de Borja; en Saviñán, su dueño Joan de Borja; en Tarazona, sus dueños Martín de Borja y Pedro de Borja; en Ainzón, su dueña Mari Borja, viuda; en Luna, su dueño Martín de Borja; en Yecla, su dueño Martín de Borja; en Egea de los Caballeros, su dueño Pedro de Borja; en Borja (todo en Zaragoza), su dueño Johan de Borja; en Graus (Huesca), su dueño Pedro de Borja; en Formiche Bajo, su dueño Joan Borja, y en Tronchón (ambas en Teruel), sus dueños Anthón de Borja y Johan Borja, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

Martín de Borja fue vecino de Teruel en 1384. García de Borja, de Zaragoza, fue vecino de Morella (Castellón) en el siglo XIII. Domingo de Borja fue vecino de Olocau del Rey (Castellón) en 1396. Bernat Borja, de Zaragoza, fue vecino de Ontinyent (Valencia) en 1421. Pedro de Borja, de Zaragoza, fue vecino de Cocentaina (Alicante) en 1290-1295. Mosén Not de Borja fue Jurado de Valencia en 1470, 1484 y 1490, Mustazaf en 1472 y Justicia Criminal en 1486, y Mosén Galcerán de Borja, fue Jurado, en 1472.

Nada tienen de común con esta familia de los Borja de Gandía dos familias nobles del mismo apellido, también extinguidas, que tomaron el apellido por ser oriundas de la ciudad de Borja. Una fue la de los primeros Vizcondes de Huerta, creados en 1789, de apellido Vicente, que tuvo en lo antiguo en Borja casa solariega, y por recuerdo del lugar de su origen se llamó desde el siglo XVII Vicente de Borja, establecida después en Navarra, y de allí trasladada a Madrid. Gozó de privilegios y contó con varios caballeros de Santiago.

Otra fue la familia Borja avecindada en Antequera (Málaga), que obtuvo del Rey de las Dos Sicilias el título de Marqués de Camachos, y a ella perteneció un Teniente General de la Real Armada que probó su nobleza, ingresando en las Ordenes de Santiago y de Carlos III.

Tampoco pertenecen a la familia Borja de los Duques de Gandía los actuales Borgias italianos.

También probaron su nobleza para ingresar en la Orden de Santiago: Gaspar de Borja y Alvarez Osorio, natural de Nápoles, en 1653; Gaspar de Borja y Bosut, natural de Amberes, en 1624; Alvaro de Borja y de Castro, natural de Casa de Alcañizas, Marqués de Alcañizas, en 1568; Juan de Borja y Díaz, natural de Casa de Gandía, en 1544; Felipe de Borja y Everado de Tilly, natural de Cartagena, en 1795; José de Borja y Everado de Tilly, natural de Cartagena, en 1791; Juan de Borja y Matheus, natural de Gandía, Gobernador y Capitán General del Nuevo Reino de Granada en Indias, en 1611; Fernando José y José Francisco de Borja y Muñoz Carrillo, naturales de Madrid, en 1703; Luis de Borja y Pérez Calasáinz, natural de Valencia, en 1534; Francisco de Borja y del Poyo, natural de Cartagena, Teniente de Navío, en 1762, e Iñigo de Borja y Velasco, natural de Gandía, nieto de San Francisco de Borja, General de la Artillería de Flandes, en 1595.

Probaron su nobleza para ingresar en la Orden de Montesa: Francisco de Borja y Aragón, natural de Madrid, en 1588; Hernando de Borja y Aragón, natural de Madrid, en 1603; Baltasar de Borja y Borja, natural de Valencia, en 1577; Carlos de Borja y de Brizuela, natural de Valencia, en 1663; Luis Ignacio de Borja y Fernández de Córdova, natural de Gandía, Marqués de Lombay, Duque de Gandía, Gentilhombre de S.M., Mayordomo mayor del Príncipe de Asturias y Comendador de la Tenencia de Culla, en 1701; Carlos de Borja y Granullés, natural de Valencia, en 1577; Pedro de Borja y Jofré, natural de Valencia, en 1600; José de Borja y Mascarell, natural de Valencia, en 1639; Gaspar de Borja y Milán, natural de Valencia, en 1604, y Pedro de Borja y Peralta, natural de Valencia, en 1622.

Fueron religiosos de la Orden de Montesa: Miguel de Borja, clérigo, en 1537; Juan de Borja y Arandiga, natural de Montesa, Prior del Colegio de la Orden en 1611, Capellán de Honor de S.M., Prior de San Jorge de Alfama en 1611 y en el mismo año de San Jorge de Valencia, fallecido en 1631, en 1588, y Crisóstomo Borja y García, natural de Montesa, en 1653.

Pedro de Borja y Tarazona, natural de Tudela (Navarra), estudiante de Cánones, opositor a una familiatura, hizo expediente de limpieza de sangre para ingresar en el Colegio Imperial y Mayor de Santiago de la Universidad de Huesca, en 1598.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid, en los años que se indican: Juan y Pedro Borja, vecinos de Roa (Burgos), en 1545; Juan Borja de Camargo, vecino de Roa, en 1570, y Juan Borja de Camargo, vecino de Roa, en 1594.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Josefa Borja Cetelles, natural de Madrid, Condesa de Alba de Albiste, genealogía, en 1680; Luis Ignacio Francisco Borja y Córdoba, natural de Gandía, Duque de Gandía, para Familiar, en la Corte, en 1720, y su mujer Rosalía Benavides Aragón, natural de Palermo; Tomás de la Borja, natural de Valencia, canónigo, para Oficial, en Toledo, en 1578; Antonio Juan Borja Alcover Fito y España, natural de Montesa (Valencia) y vecino de Vallada (Valencia), para Familiar, en Valencia, en 1643, y su mujer Ana Arándiga y Martí, natural de Montesa; José Borja Salón la Sala y García, natural de Valencia, escribano de cámara de la Real Audiencia, para Familiar, en Valencia, en 1733, y su mujer María Teresa Clusan Durá, natural de Valencia; Onofre Borja Salón la Sala y García, natural de Valencia, boticario, para Familiar, en Valencia, en 1733, y su mujer Josefa Teresa Calatayud y Monleón, natural de Valencia; Tomás Borja Gil Guitart y Climent, natural de Xátiva, doctor, para Asesor, en Valencia, en 1642, y su mujer Vicenta Menor y Oltra, natural de Xátiva; Vicente Borja Arándiga Alcober y Martí, natural de Montesa, ciudadano, para Familiar, en Valencia, en 1666, y su mujer María Guerola y Guerola, natural de Enguera (Valencia), y Vicente Borja Sanchiz Franco y Barrón, natural de Montesa, para Familiar con dispensa de soltería, en Valencia, en 1730.

Juan de Borja obtuvo carta de hidalguía por haber servido a S.M. con cuatro mil ducados.

Juan Borja, vecino de Roa (Burgos), hizo traslado de carta de hidalguía que S.M. le concedió por cierto servicio pecuniario, en 1558.

Santiago Borja y su mujer María de Borja, vecinos de Fuente la Peña, obtuvieron confirmación del privilegio para que como descendientes de Belico de Aurioles puedan gozar conforme a él las exenciones que le están concedidas, en 1649.

Domingo de Borja y San Juan, natural de Tudela (Navarra) y originario de Tauste (Zaragoza), probó su nobleza ante los Tribunales Reales del Reino de Navarra, en 1665.

Fueron Caballeros de la Orden de Montesa: Bartolomé Borja, en 1567; Felipe Manuel de Borja, Comendador de Benasal, de Silla y Clavero, Stratico de Mesina, donde falleció en 1587, en 1550; Xerónimo de Borja, Caballero, en 1550; Onofre de Borja, Procurador General de la Orden, en 1569; Onofre de Borja, Comendador de Benasal y de Perpunchent, Lugarteniente general de Maestre en 1557, en 1520; Pedro de Borja, Comendador de Onda y Culla, Capitán de Caballos en Perpiñán, en 1580; Enrique Borja y Aragón, Comendador Mayor de la Orden en 1537 hasta 1539, Cardenal de la S.R.I. en el mismo año, Obispo de Squilache, fallecido en Viterbo en Septiembre de 1540, en 1530; Francisco Borja y Aragón, natural de Madrid, Comendador Mayor en 1588 hasta 1603, en 1588; Hernando de Borja y Aragón, natural de Madrid, Comendador Mayor en 1603, Virrey de Aragón y de Valencia, del Consejo de Estado, fallecido en Madrid en 1665, en 1603; Baltasar Borja y de Borja, natural de Valencia, Capitán de Infantería española en Flandes y en Milán, donde falleció en 1607, en 1577; Carlos de Borja y Brizuela, natural de Valencia, Capitán de Caballos en Milán, donde falleció el 26 de Abril de 1666, en 1663; Pedro Luis Galcerán de Borja y Castro, primer Marqués de Navarrés, Comendador Mayor en 1540; último Maestre de Montesa en 1555, renunció al Maestrazgo en 1587, Comendador Mayor de Calatrava, Virrey de Tremecén, de Túnez, de Orán, de Mazalquivir y de Cataluña, fallecido en Barcelona el 20 de Marzo de 1592, en 1540; Carlos de Borja y Granulles, natural de Valencia, Capitán de Caballos, en 1577; Fernando de Borja y Granulles, natural de Valencia, Comendador de Onda, Gobernador de Castellón de la Plana, en 1577; Pedro Borja y Jofre, natural de Valencia, Comendador de Benasol, en 1600; José Borja Lanzol y Mascarell, natural de Valencia, Paje de Don Felipe IV, Gobernador de Barcelona y de Orihuela, Maestre de Campo General, en 1639; Gaspar Borja Lanzol y Milán, natural de Valencia, Capitán de Caballos, en 1605; Baltasar Borja Lanzol y Sorel, natural de Valencia, Capitán de la costa, en 1553; Juan Borja y Manuel, Comendador Mayor de la Orden en 1576, en 1560; Gaspar de Borja y Milán, natural de Valencia, en 1622, y Pedro de Borja y Peralta, natural de Valencia, Comendador de Silla, en 1622.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Montesa: Juan Borja Arándiga, natural de Montesa, en 1588; Salvador Borja García, natural de Montesa, en 1831; Miguel Crisóstomo Borja García, natural de Montesa, en 1652, y Pedro Borja Terol, natural de Montesa, en 1752.

En el Archivo de Cuenca se custodia la ejecutoria de hidalguía de Sebastián Vicente de Borja, en 1685.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Juan de Borja, natural de Gandía, en 1525; Juan de Borja, en 1531; Lucas de Borja, en 1563; Lucas de Borja, natural de Valencia, en 1565; Tomás de Borja, natural de Valencia, en 1567; Melchor de Borja, natural de Villalpando (Zamora), en 1598; Manuel José Borja Muñoz y Carrillo, en 1702, y José Borja Muñoz y Carrillo, en 1705.

Pedro Borja, natural de Villamayor, del Convento de Santiago de Uclés, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Santiago en 1615.

En el Reino de Valencia, algunos Borja, por la pronunciación en valenciano de la j como ch modificaron la grafía a Borcha, siendo el mismo apellido, así lo indica Francesc de B. Moll en su obra "Els llinatges catalans".


Armas


Las primitivas de este linaje, esto es, las que ya ostentaban los Borja conquistadores de Valencia en el siglo XIII, según refiere Mosén Jaime Febrer, eran: En campo de oro, un buey pasante de gules, terrasado de sinople. 


Calixto III añadió a esas armas una bordura de gules, con ocho haces de oro. 


Los Borja, originarios de Borja, establecidos en Riobamba (Ecuador), usan: En campo de oro, un buey pasante, de gules. Bordura de gules con ocho haces de espigas, de oro.


Los de Valencia, según Juan José Vilar y Psayla, traen: En campo de oro, un toro pasante de gules. Bordura de sinople con ocho llamas de oro.

Estas mismas armas traen los de Portugal.




Otros, según Juan José Vilar y Psayla, usan: En campo de oro, un toro pasante de gules. Bordura de oro con ocho flores de lis de sinople.


Otros: En campo de oro, un toro pasante de sable. 


Tomás de Borja y de Castro-Pinós, natural de Gandía, Obispo de Málaga, Arzobispo de Zaragoza y Capitán general de Aragón, usaba: Una faja ondeada. Se ignoran los esmaltes.

Alejandro VI combinó las armas de Borja con las de Oms o Doms, de la familia de su abuela paterna, organizando su escudo, que es también el de los Duques de Gandía, en esta forma: Escudo partido: 1º, las armas anteriores de Borja, y 2º, fajado de oro y sable de seis piezas, que es de Doms.

En el expediente de pruebas de nobleza ante los Tribunales Reales del Reino de Navarra de Domingo Borja, natural de Tudela y originario de Tauste (Zaragoza), constan las siguientes armas: En campo de oro, un toro paciendo en un prado y dentro de él por orla ocho armiños o floreros.

Los Borja, de Valencia, según Jorge de Montemayor, usan: Escudo partido: 1º, en campo de oro, tres fajas de sable, y 2º, en campo de oro, un buey de gules comiendo de una mata de sinople. Bordura de oro con ocho matas de sinople.

Otros Borja, en Aragón, según Juan del Corral y Pedro Vitales, traen: En campo de oro, dos vacas de gules, con esquilas de azur, puestas en palo.

Agustín de Loaysa señala que estas armas usan los descendientes de la Casa de Fox.



Diego de Soto dice que también hay Borja aragoneses que tienen estas armas: En campo de oro, un espino de sinople y dos vacas de gules, una a cada lado del espino, comiendo de sus hojas. Bordura de plata, con ocho manojos de espino de sinople.