Manrique

Versión de impresión

Apellido patronímico derivado del nombre propio de Manrique, y, como tal, bastante extendido por diversas regiones de España

Tuvo casas solares en la villa de Andosilla, de la Merindad de Estella (Navarra), documentada en el siglo XVI; en la villa de Durango, sus dueños Martín Manrique, Teresa Manrique y Teresa Manrique, citadas en la Fogueración vizcaína de 1511; y en Tudela de Duero y Urueña (Valladolid), documentadas en el siglo XVI.

Entre los Caballeros Hijosdalgo llamados por los Reyes Católicos Don Fernando y Doña Isabel en 1494 en su Corte fueron: Rodrigo Manrique, de Sevilla; Henrique Manrique, de Toledo; y Bernardino Manrique, de Salamanca.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Santiago: Diego Manrique, natural de la localidad de Cervera, del Convento de San Marcos de León, en 1616; y Juan Manrique, del Convento de San Marcos de León, Vicario de Tudia, en 1465.

Pedro Manrique Moya Vivero y de Moya, natural de Burgos, fue Caballero de la Orden de Alcántara, en la que ingresó en 1524. Era hijo de Pedro Manrique, Conde de Osorno, y nieto paterno de Gabriel Manrique, Conde de Osorno, y de Aldonza de Vivero.

Probaron su hidalguía y limpieza de sangre para ingresar como religiosas en la Orden de Santiago: Francisca Manrique, natural de Toledo, del Convento de Santa Fe de Toledo (hija de Alonso Manrique y de Francisca de Guevara y nieta paterna de Rodrigo Manrique y de Ana de Castilla), en 1594; y Juana Manrique, natural de Toledo, hermana del anterior, del Convento de Santa Fe de Toledo, en 1603.

Alonso Manrique de Solís, natural de Ribera, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Alcántara en 1589. Era hijo de Alonso Manrique y de Inés de Solís y nieto paterno de García Fernández Manrique y de Isabel de Luna.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Diego Manrique, en 1518; Alonso Manrique, en 1520; Rodrigo Manrique, en 1520; Luis Manrique Ayala, vecino de Toledo (hijo de Alvaro de Ayala y de Catalina Manrique; nieto paterno de Fadrique de Zúñiga y de María de Guevara y nieto materno de Luis Manrique, Marqués de Aguilar, y de Ana Pimentel), en 1549; Antonio Manrique Meneses de Bobadilla, vecino de Valladolid (hijo del Comendador Meneses de Bobadilla y de Aldonza Manrique; nieto paterno de Hernán Pérez de Meneses y de Francisca de Bobadilla y nieto materno de García Fernández Manrique, Marqués de Aguilar, y de María de Bustamante), en 1549; y Bernardino Manrique, vecino de Villalpando (Zamora), sin fecha.

Pedro Manrique, Capellán, fue religioso de la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que ingresó en 1597.

Santiago Manrique y López, vecino de Pozaldez (Valladolid), obtuvo Real Provisión de hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid el 4 de Abril de 1811. Era hijo de José Manrique y de Marcela López. Santiago casó en Pozaldez el 25 de Diciembre de 1809 con Gertrudis Cantalapiedra y Castro (hija de Zenón Cantalapiedra y de Manuela de Castro).

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Antonio, Francisco y Margarita Manrique, vecinos de Melgar de Yuso (Palencia), en 1584; Antonio Fernando y Miguel Manrique, vecinos de Valladolid, en 1800; Blas Manrique, vecino de Melgar de Yuso, en 1569; Hernando Manrique, natural y originario de Nestares, en Cantabria, y vecino de Fontecha, en Cantabria, y Fresno del Río, en Cantabria (hijo de Juan Manrique y de María García y nieto paterno de Sancho Manrique, vecino de Nestares, y de Juana Fernández), en 1604; Juan Manrique, vecino de Madrid y Simancas (Valladolid), en 1663; Manuel Manrique, vecino de Fitero del Castillo, en 1773; Rodrigo Manrique, vecino de Melgar de Yuso, en 1531; Francisco Manrique de Guzmán, vecino de Morales de Toro (Zamora), en 1540; García Manrique de la Vega y Danzo, vecino de Villaverde de Mogina (Burgos), en 1756; García Manrique de la Vega, vecino de Barajores (Palencia), en 1766; y García Manrique de la Vega y Danzo, vecino de Barajores, en 1772.

Probaron su nobleza ante la Justicia ordinaria de la villa de Madrid: Diego Manrique, en 1588; y Diego Manrique, en 1590.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Gerónimo Manrique y Aguayo, vecino de Córdoba, en 1621; y Pedro Manrique Melgarejo, vecino de Villanueva de la Fuente (Ciudad Real) en 1653.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Alonso Manrique Solís, natural de Rivera, en Valladolid, en 1600; Andrés Manrique López, natural de El Pobo, para Oficial, en Cuenca, en 1624; Andrés Manrique, natural de Córdoba, para Oficial, en Córdoba, en 1580; Andrés Manrique Martínez, natural de Molina, en Cuenca, en 1624, y su mujer Leocadia Lozano, natural de Camaricha de Esteruelas; Fray Antonio Manrique, de la Orden de San Francisco, en Valladolid, en 1575; Francisco Manrique y Manrique, natural de Melgar de Yuso (Palencia), presbítero, para Secretario, en Valladolid, en 1814; Francisco Manrique, natural y vecino de Madrid, Caballero de la Orden de Alcántara, para Familiar, en Toledo, en 1631; Josefa Manrique, casada con Francisco Fernández, Familiar de Corte, vecina y natural de Madrid, para matrimonio, en Toledo, en 1646; Juan Manrique y Luisa Hernández, su mujer, naturales de Yunquera y vecinos de Robledillo, para Familiar, en Toledo, en 1626; Mariana Manrique, vecina de La Habana, mujer del pretendiente García de Avila, para matrimonio, en Toledo, en 1606; Antonio Manrique Melgarejo, natural y vecino de Villanueva de la Fuente (Ciudad Real), para pasar a Indias, en Toledo, en 1603; Andrés Manrique, natural de Córdoba, para Ministro, en Córdoba (hijo de Pedro de Aguayo, Caballero Veinticuatro de Córdoba, y de Juana de Figueroa, y nieto paterno de Francisco de Aguayo y de Francisca Manrique), en 1590; y el Licenciado Pedro Manrique Melgarejo, natural de Villanueva de la Fuente y vecino de Madrid, Abogado de los Reales Consejos, para Familiar, en Toledo, en 1632.

Obtuvieron privilegios de hidalguía: Pedro Manrique Aguayo, en 1723; Juan y Francisco Manrique Lozano, vecinos de Miedes (Zaragoza), en 1740; y Francisco Manrique Zamora, vecino de Carmena (Toledo), en 1780.

Juan Manuel Manrique y Alberti, natural de Portalongon (Italia), ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1730. Era hijo de Diego Manrique, Mariscal de Campo, Caballero de la Orden de Santiago, y de María de Alberti.

Pedro Manrique fue vecino del barrio de Oro, de Arechavaleta (Guipúzcoa), en 1597. Martín Manrique probó su hidalguía ante la Justicia ordinaria de Oyarzun (Guipúzcoa) en 1622.

Fueron Ricohombres e Hijosdalgo armados caballeros de la Orden de la Banda: García Fernández Manrique, y Juan García Manrique, hermano del anterior.


Armas


En campo de gules, dos calderas jaqueladas, de oro y sable, puestas en palo, con cuatro cabezas de sierpe saliendo de cada lado de las asas; dos hacia dentro y dos hacia fuera. Lema: "Nos non venimos de reyes, que reyes vienen de nos".

Dichas armas constan en la calle de José María Holgado, número 19, de la ciudad de Ronda (Málaga), y en Castañeda, del valle de Castañeda (Cantabria).


Después añadieron una bordura componada de Castilla y León.


Otros, según Bernardo de Estrada y Nava, usan: En campo de gules, dos calderas de oro, puestas en palo, con dieciséis bocas de sierpe, cuatro en cada lado del asa por la parte afuera y cuatro por la de dentro.


Otros, según Bernardo de Estrada y Nava, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de gules, un castillo de oro, y 2º y 3º, en campo de plata, una águila de sable.


Otros, según Bernardo de Estrada y Nava, usan: Escudo lleno de castillos y leones.


Los de Toba de Valdivielso (Burgos) usan: En campo de gules, un castillo de tres torres, dos leones de su color y un árbol al pie.


Los de Tarazona (Zaragoza) usan: En campo de plata, dos lobos andantes, uno sobre el otro. Bordura de gules con ocho cruces de San Andrés de oro.


Otros: Escudo cuartelado: 1º, en campo de gules, un castillo de oro, aclarado de azur; 2º, en campo de plata, un águila de sable coronada de oro; 3º, en campo de plata, un león rampante de gules, y 4º, en campo de gules, dos calderas jaqueladas de oro y sable. Bordura de plata con ocho armiños de sable, tres en jefe, dos en los flancos y tres en punta.


Otros: En campo de plata, un jabalí, de sable, corriendo, herido y sangrante. Bordura de gules, con cuatro calderas de oro.


Otros: Tres olas de río. Bordura con ocho calderas.


Otros: En campo de azur, dos flores de lis, de oro, puestas en aspa.


Los apellidados Manrique de Leiva usan: En campo de gules, tres estandartes, de oro, puestos en faja.