Rodrigo

Versión de impresión

Antiguo apellido patronímico tomado del nombre propio Rodrigo, que etimológicamente es de origen germánico, derivado de "Hrodric", que significa "rico en gloria, muy glorioso". Fue nombre del último rey visigodo.
Aunque son varios autores los que ponen de manifiesto que este apellido es de origen aragonés, hay que decir que también hubo ramas antiguas de Rodrigo en otras regiones españolas, especialmente en Valencia y Castilla. Algunas pasaron a América.

El antiguo casal y palacio de este linaje aragonés estaba en el lugar de Pozán de Vero, perteneciente al partido judicial de Barbastro y provincia de Huesca. Sus Señores y descendientes fueron siempre reputados como legítimos infanzones y ya en el siglo XIII, figuraban algunos Rodrigo en la lista de cofrades de una cofradía de nobles que bajo la advocación de Santa Olaria existía en dicho pueblo en aquel siglo, y en la que para ingresar era imprescindible la prueba documental de la infanzonía del aspirante.

Aparte de ese dato que descubre la ya elevada calidad de los de este linaje, en tiempos tan antiguos, se conservan documentos que evidencian las repetidas probanzas que de su nobleza rindieron y las ejecutorias que ganaron los descendientes del Casal de Pozán de Vero. Era este casal palacio suntuoso y confrontaba con casas de Juan Ezquerra, Antón de Lon y la vía pública.

De él  procedieron las ramas y casas de Rodrigo, radicadas en el lugar de Biege, del partido judicial de Barbastro; en la villa de Casbas, del partido judicial de Huesca; en la villa de Velilla de Jiloca y lugares de Morata y de Paracuellos de Jiloca, del partido de Calatayud, provincia de Zaragoza; y en la ciudad de Calatayud.

En el año 1324, era Señor y poseedor del casal-palacio de Pozán de Vero, Domingo Rodrigo, quien probó de nuevo su infanzonía ante la Justicia de Aragón; D. Ximeno Pedro de Salanova, en el reinado del Monarca aragonés D. Jaime II (hijo de Jaime I "el Conquistador"), obteniendo sentencia confirmatoria en la que hacía constar que también era cofrade de la cofradía de nobles de Santa Olaria en dicho pueblo.

Una de las ramas de Pozán de Vero dio lugar a nuevas casas, sobretodo en la misma prov. de Huesca, en localidades como Bierge, Barbastro y Casbas de Huesca. La otra dio lugar a nuevas casas en las poblaciones de Velilla de Jiloca, Paracuellos de Jiloca, Calatayud y Zaragoza.

Fueron reconocidos Infanzones por la Real Audiencia de Aragón Lorenzo Rodrigo, vecino de Cariñena, en 1738, y José Judas Rodrigo Ibáñez, vecino de Calatayud, en 1817.

Joan Rodrigo era vecino de Montcada en 1247-1265; Domingo Rodrigo era vecino de Segorb en 1258-1312; Rodrigo, don, capellà, rector era vecino de Cocentaina en 1290-1295; García Rodrigo era vecino de Catí en 1294-1350; A. Rodrigo era vecino de Oriola en 1300-1314; Jaume Rodrigo y Pere Rodrigo eran vecinos de València en 1354-1373; Guillem Rodrigo era vecino de Benifaió en 1379; Domingo Rodrigo y Jaume Rodrigo eran vecinos de Cabanes en 1379; Rodrigo era vecino de Castellfabib en 1379; P. Rodrigo era vecino de Russafa (Horta València) en 1379; Domingo Rodrigo era vecino de Sant Mateu en 1379; Xemeno Rodrigo y na Rodriga eran vecinos de Silla en 1379; Martí Rodrigo era vecino de Soterna (Horta de València) en 1379; Domingo Rodrigo era vecino de Xulilla en 1379; Domingo Rodrigo era vecino de Castelló de la Plana en 1398; Pere Rodrigo era vecino de Alzira en 1399; Rodrigo era vecino de Sueca en 1399; Johan Rodrigo era vecino de Ontinyent en 1421; Johan Rodrigo, febridor, era vecino de Sogorb en 1421; Pascual Rodrigo y Sanxo Rodrigo eran vecinos de Manises en 1454; Johan Rodrigo y Lois Rodrigo eran vecinos de Borriana en 1481.

De los Rodrigo valencianos, en el siglo XVI, floreció Miquel Rodrigo, conocido arquitecto. Fue uno de los ayudantes de Guillem del Rei en las obras del Colegio de Corpus Christi o del Patriarca. Intervino especialmente en la construcción del notable claustro.


Armas


Las primitivas armas del apellido Rodrigo fueron: En campo de gules, un aspa de oro, acompañada de cada hueco, de una flor de lis de plata.


Otros traen: En campo de plata, tres bandas de gules; bordura de sinople, con nueve piñas de oro.


Otros Rodrígo tuvieron: En campo de azur, una torre de plata; bordura de sinople, con ocho piñas de oro.


Otros Rodrigo de Cataluña llevan: En campo de plata, cuatro fajas de sable.


Otros: De oro, un león leopardado, de gules. Bordura componada de plata y azur, en dos órdenes.


Otros: Bandado de seis piezas; tres de oro y tres de gules. Bordura jaquelada, de plata y azur.


Otros: En oro, tres hojas, de vid, de sinople, puestas en faja.


Algunos Rodrigo de Castilla y los de las montañas de León traen: En campo de oro, cuatro bastones de gules; bordura de azur, con ocho cruces de Jerusalén de plata.


Los de Aragón: De azur, lleno de lises de oro; orla de oro con cinco roeles de sable.


Las del casal-palacio de Pozán de Vero: Escudo cortado: 1º, de gules, con tres bastones de oro puestas en situación de faja, y 2º, de oro, con una encina o carrasca de sinople; medio partido, de plata, con una cepa con racimos y pámpanos de su color.


En otra descripción de esas armas se modifican las piezas del primer cuartel, sustituyendo los tres bastones con tres palos de oro, quedando así convertido en las armas de Aragón. Y parece, según consta en un antiguo documento, que dicha modificación se hizo porque el Rey aragonés Jaime II, concedió a los Rodrigo, sus propias armas reales por la ayuda que le prestaron con su gente en ocasión de encontrarse el Monarca en una batalla en trance de derrota, tanto que él que llevaba el estandarte Real cayó a tierra, siendo Rodrigo el que lo salvó de la presa del enemigo y no lo quiso dejar hasta ponerlo delante de su Rey.


Otros autores describen las armas de unas de las familias Rodrigo de Pozán de Vero: Escudo cortado: primer cuartel de oro, con tres bastones de gules; segundo cuartel de oro con una carrasca de sinople y medio cortado de plata con una cepa que muestra los pámpanos y uvas de su color.


Originario de Pozán de Vero (Huesca). Radicado en Barbastro, Huesca, Zaragoza, Calatayud y Madrid. De oro, un león de gules, bordura de gules con doce sotueres de oro.


Radicado en Villamartín: En azur, un corazón alado, de oro.