Gutiérrez

Versión de impresión

Apellido patronímico derivado del nombre propio Gutiérre, y, como tal, muy extendido por nuestra patria.

En su estudio seguiremos las normas adoptadas en las informaciones de los patronímicos que le han precedido. A ellas remitimos al lector.

Discuten los tratadistas sobre el origen de los Gutiérrez más antiguos. Unos dicen que proceden de la Casa Real de Asturias; otros, del Conde soberano de Castilla Fernán González, por la línea de Aza; otros, de un Capitán del tiempo de los moros, que fue enterrado en la sierra de Tejada, y ante cuyo antiquísimo sepulcro acudían, en cierto día del año, los caballeros del linaje de los Ríos.

Juan Francisco de Hita y otros autores aseguran que procede de los godos, pues el nombre Gutierre o Guiterio es denominación gótica. Pero ninguna de estas opiniones ofrece garantía para ser, tomada en consideración.

Pedro Lezcano dice que una casa solariega, muy antigua, de este patronímico, radicó cerca de la villa de Navia, en Asturias, y cita a Payo Gutiérrez, que fue amigo del Rey Don Ramiro I en 774, y a Osor Gutiérrez, que floreció en tiempos de Don Alfonso el Casto y donó grandes haciendas al Monasterio de religiosos benedictinos de Aguilar de Campóo (Palencia).

Otro Osor Gutiérrez confirmó privilegios en tiempos del Rey Don Sancho I, y Pedro Gutiérrez fue Merino Mayor reinando Don Alonso V. El Conde Nuño Gutiérrez fue Ricohombre del Rey Don Alonso VI.

Algunas antiguas familias de este patronímico reconocían por tronco a Fernando Gutiérrez, Ricohombre de Castilla, confirmador de muchos privilegios y Mayordomo Mayor del Emperador Don Alonso VII, el que, en premio de los grandes servicios que le había prestado, le hizo merced del lugar de Grajalejo de las Matas, del municipio de Villamoratiel de las Matas (León). Dicha merced se verificó en el mes de Agosto de 1149. También le concedió el realengo de Altera y otros heredamientos. Fernando Gutiérrez hizo después donación de todo esto al Monasterio de Santa María de Carrizo, donde yace sepultado.

En tiempos del Rey Don Alfonso VIII el de las Navas, floreció Rodrigo Gutiérrez, que fue Señor de Dueñas (Palencia) y de Borox, a seis leguas de Toledo, y Mayordomo Mayor del citado Monarca. Casó dos veces: la primera, con María de Guzmán, y la segunda, con Jimena.

Rodrigo Gutiérrez confirmó privilegios reinando Don Enrique I. Pablo Gutiérrez Chirino fue quinto Almirante de Castilla y Diego Gutiérrez decimocuarto Almirante, en tiempos de Don Fernando IV el Emplazado.

Garci Gutiérrez de Grijalva fue armado Caballero de la Banda, en Burgos, por el Rey Don Alonso XI.

Marco Gutiérrez de Benaubeje defendió el castillo de Aguilar de Campóo por el Señor de Vizcaya Don Diego de Haro, castillo al que había puesto cerco el Rey Don Alonso de León. Resistió, sin entregar la fortaleza, hasta caer al suelo desfallecido de hambre. El citado Monarca leonés premió su heroísmo, devolviéndole el castillo. Dice Juan Francisco de Hita, que los antecesores de este caballero se llamaron primeramente Goritos.

Según el libro Becerro, consta que por los años de 1350 estaban heredados con vasallos y naturaleza en muchos lugares de las behetrías, los hijos de Gonzalo Gutiérrez de Horna, los de Diego Gutiérrez de Fresno, y otros.

No continuamos esta relación de ilustres y pretéritos varones del patronímico Gutiérrez, porque sería inacabable.

Tuvo numerosas casas solares en Aragón, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Extremadura, Galicia, Madrid y País Vasco.

En Castilla y León tuvo casas solares en Tartalés de los Montes, de la Merindad de Valdivielso; en la ciudad de Burgos, en Espinosa de los Monteros y Poza de la Sal (Burgos); en la ciudad de León, Azadinos y Garrafe de Torio (León); en el lugar de Corvio, del Ayuntamiento de Cenera de Zalima; en Castromocho, Guaza de Campos, Marcilla de Campos y Mazuecos de Valdeginate (Palencia); en San Esteban de Gormaz (Soria); en Cabreros del Monte, Medina del Campo y Villardefrades (Valladolid), y en la ciudad de Toro (Zamora).

En Madrid tuvo casas solares en Alcalá de Henares y Madrid.

En Castilla La Mancha radicaron sus casas solares en Huertahernando (Guadalajara) y Chozas de Canales (Toledo).

Entre las casas de Gutiérrez extremeñas, figuraron dos muy principales: una (dimanada de los Gutiérrez de León) sita en la villa de Brozas (Cáceres), con ramas en Trujillo, Alcántara, Cáceres y Badajoz, y otra (dimanada de los Gutiérrez de las Asturias de Santillana) en la de Villafranca de los Barros (Badajoz).

En Asturias tuvo casas solares en Avilés, Berdicio, Bimenes, Carreño, Cornellana, Corvera, Cuadroveña, Gozón, Langreo, Lena, Llanes, Llaranes, Molleda, Moro, Noreña, Oviedo, Piedeloro, Podes, Pravia, Ribadesella, Rodiezmo, San Martín de Podes, San Pedro Navarro, Siero, Soto de Aller, Tiñana, Turón, Ventosa y Villaviciosa.

En Aragón radicaron sus casas solares en Híjar, su dueño N. de Gutiérrez; en Orihuela del Tremedal (ambas en Teruel), su dueño Martín Gutiérrez; en Ibdes, su dueño García Gutiérrez; en Sisamón, su dueño Mossén Diego Gutiérrez; en Calatayud, su dueños María Gutiérrez y Pedro Gutiérrez; en Paracuellos de la Ribera, su dueño Miguel Gutiérrez; en Tarazona, sus dueños Ferran Gutiérrez, Galceran Gutiérrez y Pero Gutiérrez; y en Remolinos (todo en Zaragoza), su dueño Pero Gutiérrez, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en la ciudad de Teruel, siendo vecino de ella Juhan Gutiérrez en 1384-1387.

Hubo una familia de este patronímico en Báguena (Teruel), cuyos individuos se apellidaron Gutiérrez de Bernabé, por haber emparentado con éstos. Ignacio Gutiérrez estuvo en las Cortes de 1678, como Diputado por el brazo de infanzones de Báguena. Casó con María Yagüe y tuvo a Miguel y María Gutiérrez Yagüe, que obtuvieron firma de infanzonía el 16 de Mayo de 1684.

En Tarazona hubo también casa de Gutiérrez de la Viña, y a ella perteneció Alonso Gutiérrez de la Viña, que fue armado caballero en 1623, por Francisco Muñoz Serrano.

En el País Vasco tuvo casas solares en el lugar de Bachicabo, de la Hermandad de Valdegovía; en la villa de Bergüenda, de la Hermandad de Bergüenda y Fontecha, y en la ciudad de Vitoria, documentadas en el siglo XVI; y en el valle de Carranza (Vizcaya).

En Galicia radicaron sus casas solares en Santiago de Compostela (La Coruña) y Villaformán (Lugo).


Armas


La casa de Gutiérrez de los lugares de Rudaguera y Novales (Cantabria), traía: En campo de oro, una torre de piedra acompañada en los ángulos diestro y siniestro de la punta de dos cuadros o planos de plata, cargado cada uno de un lobo de sable y sumado de un árbol (haya) de sinople. Bordura de gules con cinco cabezas de serpiente, de sinople.

Así se describen y dibujan (cuarteladas con las armas de Cosío, Díaz de la Redonda y Sierra) en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de la Orden de Alcántara Isidro Gutiérrez Cosío, nacido en Novales en 1675, primer Conde de San Isidro, en Lima.


Los otros Gutiérrez extremeños que tuvieron casa en Villafranca de los Barros (Badajoz), traían: En campo de azur, una banda de oro engolada en cabezas de dragones del mismo metal, y brochante sobre el todo un león, rampante, de su color.

Así se describen en el expediente de pruebas del Caballero de Alcántara Gómez Gutiérrez de Tordoya.


Los de Gandarilla (Cantabria), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, tres fajas de oro.


Los de Lombraña y Polaciones (Cantabria) y los de Palencia usan: En campo de azur, una torre de oro.


Los de San Vicente de la Barquera (Cantabria) y los de Jerez de la Frontera (Cádiz) traen: En campo de azur, una torre de plata, y bordura jaquelada de oro y gules.

Dichas armas traen también los de Asturias, según Vicente de Cadenas.


La ejecutoria de hidalguía que ganó Alonso Gutiérrez y Gutiérrez, vecino de San Esteban de Gormaz (Soria), contiene este escudo: En campo de plata, un árbol de sinople, arrancado, y un lobo de su color, lampasado de gules, pasante al pie del tronco.


Los de Cariñena, traen: Escudo partido: 1º, de plata, un menguante, de azur, y 2º, de plata, tres bandas, de azur.


Otros en las Asturias de Santillana: En campo de oro, cinco cabezas de serpiente, de sinople, lampasadas de gules, goteando sangre y puestas en sotuer.

Algunos autores, equivocadamente, dicen que el campo de ese escudo es de gules.


Otros: En campo de gules, un castillo de plata, aclarado de azur. Bordura de plata, con siete cabezas de moros con turbantes de colores.


Los de la villa de Báguena, en Aragón: En campo de oro, una cruz de gules con el alfa y el omega pendiente de sus brazos.


Según Juan Francisco de Hita, los Gutiérrez, o Coritos, que se preciaban de descender de los godos, ostentaron: En campo de plata, una cruz de gules cargada de cinco castillos de oro. Bordura lisa de este metal.


Los de Castilla, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de azur, tres llaves, de plata, en faja. Bordura de gules, con ocho aspas, de plata.


Los de Aragón, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, un castillo, de plata, cargado de una cadena, de sable, y sumado de un águila, también de sable.


Los de Santiago de Guatemala, según según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, un castillo, de su color, almenado y mazonado de sable, aclarado de gules y surmontado de cinco hojas de higuera, de sinople, puestas en aspa.


Los de Aragón, según el Conde de Doña Marina, y los de la ciudad de Calahorra (La Rioja), según Juan Baños de Velasco, traen: En campo de azur, un palo de oro, y arrimado a él un martillo de sable, sobre cinco tiros de artillería de oro, con las ruedas de sable.


Otros: En campo de sinople, una banda de oro engolada en cabezas de dragones del mismo metal, linguadas de gules, y acompañada en lo bajo de un león de oro, coronado. Bordura de gules, con ocho aspas de oro.


Los de Bolivia, según Vicente de Cadenas, ostentan: En campo de oro, un hacha, de sable, ardiendo, de gules.


Los de México, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, un grifo, de oro. Bordura de plata, con cuatro flores de lis, de azur.


Los de México, según Vicente de Cadenas, ostentan: En campo de sinople, una banda, de plata, cargada de tres losanjes, de gules.


Los de Jaén, según Vicente de Cadenas, usan: Escudo cortado: 1º, en campo de oro, media águila, de sable, y 2º, en campo de sinople, tres aspas, de plata.


Otros de Galicia, según Vicente de Cadenas, usan: En azur, y sobre ondas, de azur y plata, una carabela, de oro.


Los radicados en Barcelona, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, dos cabríos apuntados, de oro.


Los radicados en Cedillo (Cáceres) y extendidos a Madrid y Argentina, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, tres roeles de azur, puestos dos y uno.


Los originarios de Lamasón (Cantabria), según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, un león, rampante de gules, linguado y uñado de lo mismo.


Los originarios de Buezo, del municipio de Salinillas de Bureba (Burgos), según Vicente de Cadenas, traen: En campo de plata, un palo, de oro, cargado de otro palo, de sinople y el primero perfilado de gules.


Los originarios de Grajal de Ribera (León) y avecindados en La Antigua (León) y Benavente, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, una cruz, de gules, cargada de un vuelo, de plata.


Los de Burgos, radicados en Rebolledo, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, tres roeles, de gules, puestos dos y uno.


Los originarios de Rebolledo de la Torre (Burgos), radicados en México, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, cuatro fajas ondeadas, de oro. En jefe una estrella del mismo metal.


Los radicados en Gozón de Ucieda (Palencia), pasados a Lima (Perú), según Vicente de Cadenas, traen: En campo de gules, un mortero, de oro, acompañado de tres roeles, de azur.


Los originarios del lugar de Oruña, del valle de Piélagos (Cantabria), según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, dos manoplas de guerrero, de plata, que gotean sangre y en jefe, un hacha, de sable, manchada de sangre.


Los originarios de Adalia (Valladolid) y radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de azur, una cigüeña, de plata, manchada de sable, sobre un nido de oro.


Los radicados en Crémenes (León) y extendidos a Madrid y Castellón de la Plana, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, una faja, de azur, cargada de tres flores de lis de plata y resaltada de dos espadas de plata, encabadas de sable.


Los de Galicia, según Vicente de Cadenas, traen: En azur, cinco marcos, de plata.


Los originarios de Poza, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de azur, tres dados, de oro, señalados todos con seis puntos, de sable.


Los Gutiérrez que poblaron en Jerez de la Frontera, eran oriundos de la casa de San Vicente de la Barquera traen: En campo de azur, una torre de plata, y bordura lisa de oro.


Otros, en las Asturias de Santillana: En campo de azur, un castillo de plata. O sea las mismas de los Gutiérrez de San Vicente de la Barquera, sin la bordura.


Otros Gutiérrez de las Asturias de Santillana: En campo de gules, un castillo de oro, aclarado de azur y rodeado de siete cabezas de moros o turcos, con turbantes de colores, tres a cada lado del castillo y una en punta.

Estas armas traen los de Santiago de Compostela (La Coruña).


Los del lugar de Ruiseñada, del valle de Alfoz de Lloredo (Cantabria): En campo de gules, una torre de oro, y bordura de azur, con cuatro veneras de plata.


En la casa de Correa, del barrio de Pando, del lugar de Ruiloba, del valle de Alfoz de Lloredo, constan: Dos bandas nacientes de los flancos, en jefe tres flores de lis y tres luceros. En punta cinco panelas.


En la calle de Don Alfonso XIII, de Santoña (Cantabria), constan: Una torre rodeada de siete cabezas de moro cercenadas.


Otros, según Martín de Coscojales, traen: En campo de azur, un castillo de plata. Bordura de gules con ocho aspas de oro.


Otros: En campo de oro, cinco cabezas de sierpe de sinople chorreando sangre.


Otros: Escudo partido: 1º, en campo de sinople, un castillo de plata, y 2º, en campo de oro, cinco estrellas de gules.


En el lugar de Penagos, del valle de Penagos (Cantabria), usan: Un castillo donjonado y mazonado rodeado de siete cabezas cercenadas, tres a cada lado y otra en punta.


En el lugar de Esles, del valle de Cayón (Cantabria), constan: Un castillo donjonado.


En el lugar de Bárcena, del valle de Carriedo (Cantabria), constan: Un castillo donjonada, del que salen dos banderas, acompañado de siete cabezas de moro, tres a cada flanco, y otra en punta. Debajo otro castillo menor surmontado de un lucero y acostado de otros dos.


En el barrio de La Salzosa, del lugar de Tezanos, del valle de Carriedo, constan: Un castillo rodeado de siete cabezas de moro, y por la puerta salen dos banderas. Debajo de éste, otro castillo acostados de dos luceros.


En el barrio de Barcenilla, del lugar de Tezanos, constan: Una torre de cuyo homenaje salen unas banderas, acostada de ocho cabezas de moro.


En el lugar de Villacarriedo, del valle de Carriedo, constan: Una torre. Bordura cargada de luceros.


En el lugar de La Busta, de la Abadía de Santillana (Cantabria), constan: Un castillo siniestrado de un árbol, y debajo una cruz floreteada y un ave.


En el lugar de Barcenaciones, del valle de Reocín (Cantabria), constan: Escudo cortado: 1º, un castillo siniestrado de un árbol o rama, y 2º, un águila volante.


En el lugar de Camijanes, del valle de Las Herrerías (Cantabria), constan: Un árbol. Bordura cargada de tres flores de lis.


Los del valle de Soba (Cantabria) usan: En campo de gules, una torre de plata. Bordura de gules con ocho estrellas de oro.


Los de San Vicente de Barquera (Cantabria), según Gonzalo Argote de Molina, usan: En campo de azur, una torre formal de plata.


En el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Alcántara Antonio Gutiérrez y González Barona, natural de Aranda de Duero (Burgos), se describe el siguiente escudo: En campo de plata, una encina de sinople y dos lobos de sable, empinados a su tronco; medio partido de oro, con cinco bandas de azur. Bordura general de gules con ocho sotueres de oro.


Otros Gutiérrez, en Asturias, usaron: En campo de azur, un castillo de plata, donjonado de tres torres, la del medio mayor. Bordura jaquelada de oro y gules.

Así consta en una certificación impresa, librada el 21 de Diciembre de 1707 por Alfonso de Guerra y Villegas a favor de Antonio Lanza Trelles; pero es de tener en cuenta que ese escudo es exacto al de los Gutiérrez de San Vicente de la Barquera, descrito antes.


En la casa del Conde de Riocavado, en Calahorra, constan: En campo de plata, un árbol arrancado de sinople y un lobo al natural, empinado a su tronco, a su diestra.


Los de Aguilar de Campóo (Palencia) usan: En campo de plata, tres ondas de río de azur. Bordura de oro con cinco cabezas de sierpe de sinople.


Los Gutiérrez extremeños que eran oriundos de León, que entroncaron con los Flores y que fundaron casa solar en Brozas (Cáceres), de la que salieron líneas que se establecieron en Trujillo, Cáceres, Badajoz y otros puntos, usaron este escudo partido: 1º, en campo de azur, cinco flores de lis de oro puestas en sotuer, que es de Flores, y 2º, en campo de oro, un castillo al natural y cinco hojas de higuera puestas en sotuer en la mitad superior de este cuartel, que es de Gutiérrez.


Así están pintadas en el nobiliario manuscrito "Nobleza de Extremadura", de Silva y Almeida. Pero según el texto, las hojas deberían estar: tres, pendientes de las primeras almenas, y dos, pendientes de las almenas superiores.


La familia Gutiérrez, oriunda de Castilla, pero avecindada en Bilbao, tenía: Escudo cuartelado: 1º, en campo de plata, una cruz de gules, cargada de cinco castillos de oro; 2º, en campo de azur, una torre de plata, y sobre el homenaje un águila de sable con las alas extendidas en actitud de volar; 3º, en campo de oro, una torre de su color, y 4º, en campo de oro, una cruz de gules floreteada, cargada de otra sencilla de plata.

Este escudo es de alianzas, correspondiendo el primer cuartel al apellido Gutiérrez.


De esta descripción, también muy impropia y confusa, colegimos que la organización de ese escudo debe ser esta: Cuartelado en sotuer: 1º y 4º, en campo de azur, un perro de plata, y 2º y 3º, en campo de oro, una llave de azur.


Los Gutiérrez de la villa de Navia, en Asturias, traían: En campo de azur, una torre de plata, donjonado de tres torres, la del medio mayor. Bordura de oro lisa. Así lo dice Pedro Lezcano.


Los Gutiérrez de la villa de Navia, en Asturias, traían: En campo de azur, un castillo de plata, donjonado de tres torres, la del medio mayor. Bordura de oro lisa. Así lo dice Pedro Lezcano.


Los originarios de Oruña y radicados en Mérida (Yucatán-México), según Vicente de Cadenas, usan: En campo de azur, una torre donjonada, de plata.


En Paredes, del concejo de Luarca (Asturias), constan: Escudo partido: 1º, en campo de azur, un castillo de plata sobre ondas de azur y plata, y 2º, en campo de gules, un laurel de su color, a cuyo pie está atado un perro, que se enfrenta con un oso.


Los del valle de Carranza (Vizcaya) usan: En campo de plata, cinco lagartos de sinople, puestos en sotuer.

Divisa: "Rubalcava, nunca acaba", puesta en letras de gules, sobre un volante de plata.


Los de Cañete de las Torres (Córdoba) usan: Escudo partido: 1º, en campo de plata, una cruz llana cargada de cinco castillos de oro, y 2º, en campo de azur, una banda de oro con dragantes de sinople perfilados de oro.


Los Gutiérrez del valle de Cabezón de la Sal: "Cuatro cuarteles con dos cruces de Calatrava y dos becerras negras en campo verde".

Así se describen en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Alcántara y Capitán Juan Cayón y Hoyos.

Y de esa descripción tan confusa y absurda, colegimos que la organización y esmaltes de dicho escudo deben ser estos: Cuartelado en cruz: 1º y 4º, en campo de oro o plata, una cruz de Calatrava de gules, y 2º y 3º, en campo de sinople, una becerra de sable.


La casa solar de Tartalés de los Montes, de la Merindad de Valdivielso (Burgos), traen: Escudo partido: 1º, un castillo sobre once ondas de agua y a los lados de la puerta dos cruces de sable sobre unos globos del mismo color y encima dos llaves, y 2º, un águila coronada explayadas sus alas.


En el expediente del Caballero de la Orden de Alcántara Antonio de Estramiana y Gutiérrez, citado anteriormente, constan las siguientes armas para los Gutiérrez: "Un águila dividida verticalmente por mitad azul en campo de oro y la otra mitad oro en campo azul"


En el expediente del Caballero de la Orden de Alcántara Nicolás Gines Gómez de Hinojosa y de la Torre Hinojosa Gutiérrez e Hinojosa, natural de Barajas, año 1719, constan las siguientes armas para los Gutiérrez de Riclones, del valle de Rionansa (Cantabria): "En campo de oro, una torre y dos hayas de sinople con dos osos, uno a cada lado de la torre, orla con cinco cabezas de sierpes verdes destilando sangre por cuellos y costados, la boca abierta y las lenguas sacadas en campo rojo".


En el expediente del Caballero de la Orden de Alcántara de Gómez Gutiérrez de Tordoya, natural de Villafranca de los Barros (Badajoz), citado anteriormente, constan estas armas para los Gutiérrez: En campo de azur, un león de oro con una banda y dragantes. Bordura de gules con ocho aspas de oro.


Los de Nevares y Sandedo (Asturias), según Miguel de Salazar, traen: "Acuarteles: 1º, de gules una torre de oro con homenaje y orla azur con cuatro veneras de plata; 2º, de plata un oso de sable empinado y orla gules".


Los de Soria y Montañas, según Miguel de Salazar, ostentan: En campo de oro, un moral de sinople.


Los de Extremadura, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, un castillo de piedra. En jefe, cinco hojas de higuera, de sinople, puestas en aspa.


En la casa de Ampuero, de la calle del Correo, de la villa de Bilbao, constan: Una cruz con trece sotueres y en los cuatro cantones: 1º, cinco torres puestas en cruz; 2º, un castillo con una torre almenada; 3º, un castillo con torre almenada y en lo alto un águila explayada, y 4º, una cruz flordelisada.


Algunos Gutiérrez de Portugal usaron: Escudo partido: 1º, en campo de azur, una torre de plata sobre ondas de agua de azur y plata, y 2º, en campo de gules, un laurel de sinople y al lado izquierdo un oso de su color, atado al tronco del árbol con una cadena de oro.


En el lugar de Cos, del valle de Cabezón (Cantabria), constan: Escudo cortado por dos pequeñas fajas: 1º, una cruz floreteada siniestrada de dos toros, puestos en palo, y 2º, dos calderas, puestas en palo, una torre mazonada y un león empinante. Inscripción borrada.


En otro expediente de pruebas, relativo al Caballero de Alcántara Francisco de Ochoa, nacido en Ramales en 1661, se dice textualmente que las armas de los Gutiérrez, de Lanestosa (Vizcaya) y de Ramales (Cantabria), eran éstas: "Dos torres, y debajo de la derecha una flor de lis, y a la puerta de la izquierda dos leones empinantes".


En el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Calatrava Nicolás Gutiérrez de Vitoria, se dice que la casa solar de su familia en la ciudad de Toro (Zamora), estaba en la calle de Barrios, perteneciente a la parroquia de San Pelayo, y que ostentaba cinco balcones y cuatro rejas. En la fachada que daba a la Plazuela de San Agustín, se veía el escudo de armas de los Gutiérrez, que era: Cuartelado: 1º, un león rampante; 2º, un castillo; 3º, un roble, y 4º, unas fajas.

No se indican los esmaltes.


En el concejo de San Martín, del valle de Soba, constan: Escudo partido y con jefe cosido: 1º, un castillo donjonado; 2º, una cruz llana sobre ondas de mar, acompañada de un palma y una espada de la Inquisición. En el jefe una inscripción que dice "Gutiérrez".