Benar, Bernad, Bernal, Bernáldez, Bernales, Bernard, Bernart, Bernat

Versión de impresión

Es opinión casi unánime entre los genealogistas que todos estos apellidos son modalidades de un mismo linaje originario de Francia, de donde pasó a la Península Ibérica en tiempos muy antiguos, extendiéndose principalmente por Aragón, Castilla, Cataluña, Navarra, País Vasco, València, Andalucía y Murcia, creando nuevas casas solares.

Los Bernal y Bernales, con solares en Asturias, Sevilla, Limpias (Cantabria) y Portugal, representan una nueva familia de origen asturiano, en la que los apellidos Bernal y Bernales son patronímicos, dimanados del nombre propio Bernardo o Bernaldo. Así lo afirman algunos tratadistas. El hecho es que estos Bernal y Bernales tienen unas mismas armas, distintas completamente de las de otras casas de esos mismos apellidos.

Otra casa de Bernal florecía en la villa de Cantalapiedra (Salamanca) en fines del siglo XV. De esa casa fue Lorenzo Bernal del Mercado, bautizado en Cantalapiedra en 1530. Intervino en las guerras civiles del Perú, y pasó a Chile con Francisco de Villagra en 1551. Fue fundador y vecino de las ciudades de Valdivia y Villarrica, Alguacil Mayor de Angol en 1562, Maestre de Campo, General del Reino y Corregidor de Cañete en 1566. Alcanzó cincuenta y cuatro años de servicio en la guerra de Arauco y se le llamaba por su valor el Cid de Chile. Casó dos veces: la primera, con María Montí, y la segunda, con María Rojas. Falleció en Angol en 1595, dejando descendencia. Hermano de dicho Lorenzo llamado el Cid de Chile, fue Alonso Bernal del Mercado, bautizado en Cantalapiedra en 1517. Marchó también a Chile con Pedro de Valdivia en su segundo viaje, en 1549, y fue Alcalde ordinario de la ciudad de Valdivia. Alonso Bernal, vecino de Cantalapiedra, obtuvo privilegio de Caballero por los servicios prestados en las guerras de Granada y Francia, en 1505.

En Aragón tuvo casas solares en Lanzuela, sus dueños Mingo Bernal y Martín Bernart; en Albalate del Arzobispo, sus dueños Luis Bernat, Bartholome Bernat y Jaime Bernat; en Alacón, su dueño Paulo Bernat; en Estercuel, su dueño Pero Bernat; en Los Olmos, sus dueños Jaime Bernat, Domingo Bernat, Pero Bernat y Domingo Bernat; en Alloza, sus dueños Domingo Bernat, Bertholomeo Bernat y Mossén Bertholomeo Bernat; en Andorra, sus dueños Domingo Bernat y Gabriel Bernat; en Alcorisa, sus dueños Bertholomeo Bernat y Joan Bernat; en Alcañiz, su dueño Domingo Bernat; en Plou, su dueño Domingo Bernat; en Jarque de la Val, su dueño Pero Bernat; en Cañada Vellida, su dueño Ramón Bernat; en Camarillas, sus dueños Johan Bernat y Pascual Bernat; en Miravete, su dueña Johanna Bernat; en Jorcas, su dueño Jaime Bernat; en Puertomingalvo, sus dueños Bertholomeu Bernat y Domingo Bernat; en Linares de Mora, sus dueños Anthón Bernat, Francés Bernat, Joan Bernat y Domingo Bernat; en Arcos de las Salinas, su dueño Johan Bernat; en Celadas, su dueño Joan Bernat; en Caudé, su dueño Mossén Francisco Bernat; en Argente, sus dueños Anthón Bernat, Joan Bernat, Guillen Bernat y Bertholomeu Bernat; en Camañas, sus dueños Gil Bernat y Martín Bernat; en Visiedo, su dueño Anthón Bernat; en Cantavieja, sus dueños Mingo Bernat y Jaime Bernat; en Fortanete, sus dueños Domingo Bernat, Domingo Bernat, Felip Bernat y Miguel Bernat; en Cañada de Benatanduz, su dueño Johan Bernat; en Villarluengo, su dueño Bertholomeu Bernat; en Pitarque, su dueño Johan Bernat; en la ciudad de Teruel, su dueño Mossén Cristóbal Bernat; en Bádenas, sus dueños Pascual Bernat y Pascual Bernat; en Lechago, sus dueños Miguel Bernat y Bertholomeu Bernat; en Navarrete del Río, sus dueños Pascual Bernat y Johan Bernat; en Bea (todo en Teruel), su dueño Mossén Domingo Bernat; en Abanto, su dueño Domingo Bernal; en Monterde, su dueña la viuda de Asensio Bernal; en Orera, sus dueños Anthón Bernal y Domingo Bernal; en Belmonte de Calatayud, sus dueños Pedro Bernal, Miguel Bernat, María Bernat y Joan Bernat; en Villalba de Perejil, su dueño Pero Bernal; en Tobed, su dueño Mingo Bernal; en Zuera, sus dueños Esteban Bernat, Esteban Bernat, Miguel Bernat, Miguel Bernat, Pedro Bernat, Sancho Bernat, Gil Bernat y Johan Bernat; en Pastriz, sus dueños Pedro Bernat y Miguel Bernat; en Longares, sus dueños Domingo Bernat y Pascual Bernat; en Villanueva del Huerva, su dueño Pero Bernat; en Toscos, su dueño Pero Bernat; en Lécera, su dueño Pascual Bernat; en Belchite, sus dueños Pedro Bernat, Mossén Bernart y Anthona de Bernart; en la ciudad de Zaragoza, sus dueños Pascual Bernat, Miguel Bernat, Martín Bernat y Jaime Bernat; en Herrera de los Navarros, su dueño Vicent Bernat; en Murero, su dueño Miguel Bernat; en Daroca, su dueño Guillen Bernat, Paulo Bernat, Martín Bernat y Johan Bernat; en Badules, su dueño Pero Bernat; en Azuara, sus dueños Ximeno Bernat, Pero Bernat y Mossén Jaime Bernat; en Cariñena, sus dueños Maestre Jaime Bernat y Ximeno Bernat; en Calatayud, su dueño Joan Bernat; en Aniñón, su dueño Palazin Bernat; en Trasobares, su dueño Johan Bernat; en Ambel, su dueño Ximeno Bernat, Jurado; en Ainzón, sus dueños Johan Bernat, Martín Bernat y Johan Bernat; en Fuendejalón, sus dueños Pero Bernat y Johan Bernat; en Magallón, sus dueños Johan Bernat y Pero Bernat; en Castejón de Valdejasa, su dueño Anthón Bernat; en Las Pedrosas, sus dueños Johan Bernat y Domingo Bernat; en Luna, sus dueños Johan Bernat y Gil Bernat; en Castiliscar, sus dueños Johan Bernat y Miguel Bernat; en Layana, su dueño Gil Bernat; en Ejea de los Caballeros, su dueño Antón de Bernat; en Tauste, sus dueños Johan Bernat y Johan Bernat; en Artieda, su dueño Pero Bernat, Jurado; en Escó (todo en Zaragoza), su dueño Martín Bernat; en Pertusa, su dueño Pedro Bernat; en Fago, sus dueños Johan Bernat y Sancho Bernat; en Satué, su dueño Martín Bernat; en Ceresuela, su dueño Pedro Bernat, rector; en Tella, su dueño Johan Bernat; en Bielsa, su dueño Arnalt Bernat; en Barbastro, sus dueños Johan Bernat, Johan Bernat y Johan Bernat; en Alquézar, su dueño Martín Bernat; en Sena, su dueño Bertolome Bernat; en Ballobar, su dueño Johan Bernat; en Graus, su dueño Anthoni Bernat, y en Almunia de San Juan (todo en Huesca), su dueña la viuda de Lorent Bernat, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en la ciudad de Huesca.

En Cataluña tuvo casas solares en Llimiana, su dueño Mestre Bernat; en Estahis, su dueño Joan de Bernat; en Biscarri, su dueño Joan de Ramón Bernat; en Montferrer, su dueño Pere Bernat; en Doncell, su dueño Mestre Bernat; en Albi, sus dueños Pere Bernat, Pere Bernat mayor y Pere Bernat; en Espluga Calva, su dueño Joan Bernat; en Vinaixá, sus dueños Lorens Bernat, Joan Bernat, Jaume Bernat, Andreu Bernat y Joan Bernat; en la ciudad de Lleida, su dueño Pere Bernat; en Termens, su dueño Mestre Bernat; en Sanahuja (todo en Lleida), su dueño Mestre Bernat; en Ginestar, sus dueños Bertomeu Bernat y Pere Bernat; en Tortosa, su dueño Antoni Bernat; en Batea, sus dueños Pere Bernat, Bertomeu Bernat, Mestre Bernat y Joan Bernat; en Gandesa, su dueño Joan Bernat; en Ulldemolíns, su dueño Mestre Bernat; en Riudoms, sus dueños Mestre Bernat y Antoni Bernat; en Cabra del Campo, su dueño Mestre Bernat; en Ulldecona (todo en Tarragona), su dueño Mestre Bernat, y en Cardona (Barcelona), su dueño Joan Bernat, documentadas en la Fogueración catalana de 1553; en Castelló de Ampurias, documentada en 1523, y en San Feliú de Guixols (ambas en Girona), en 1539.

Per Bernat era vecino de Daroca en 1230. Juhan, Mari, Pero y Remón Bernat fueron vecinos de Teruel en 1384-1387. D., D., Martín, Pero, Pero y Ramón Bernard fueron vecinos de Huesca en 1284. P. Bernat fue de los primeros repobladores de Sagunt (València) entre 1244-1276. Bernardus Bernat fue uno de los primeros repobladores de Alzira (València) en 1242-1249. Guillem, P. y P. Bernat fueron de los primeros repobladores de Xàtiva (València) en 1248-1249. N. Bernat fue de los primeros repobladores de Orihuela (Alacant) en 1300-1314. Domingo Bernat fue de los primeros vecinos de Segorbe (Castelló) en 1258-1312. Pascual Bernat era vecino de la ciudad de València en 1306-1316. García Bernat era vecino de Benimaclet (València) en 1379. Bertomeu, Domingo, Guiamó, Johan, Johan y Miguel Bernat eran vecinos de Morella (Castelló) en 1396. Raimundo Bernat, Notario, era vecino de Catí (Castelló) entre 12941350. Johan Bernat fue vecino de Bejís (Castelló) en 1379. Jachme Bernat era vecino de Olocau del Rei (Castelló) en 1396. Domingo Bernat era vecino de La Mata de Morella (Castelló) en 1396. Domingo, Pere y Ramón Bernat eran vecinos de Portell de Morella (Castelló) en 1396. Anthoni, Berenguer, Domingo, Johan y Perico Bernat eran vecinos de Vallibona (Castelló) en 1396. Nicolau Bernat era vecino de Forcall (Castelló) en 1396. Domingo y Paschal Bernat eran vecinos de Sant Mateu (Castelló) en 1379. Anthoni Bernat era vecino de Canet lo Roig (Castelló) en 1379. Bernat Bernat era vecino de Rossell (Castelló) entre 1316-1330. Domingo y Sancho Bernat eran vecinos de Onda (Castelló) en 1379. Pasqual Bernat era vecino de Villarreal de los Infantes  (Castelló) en 1415. Johan Bernat era vecino de Lliria (València) en 1427. Miguel Bernat era vecino de Vinalesa (València) en 1379. Johan, Jurado, Johan, Pascual y Pascual Bernat eran vecinos de Manises (València) en 1454. Salvador Bernat era vecino de Silla (València) en 1379. Miguel Bernat era vecino de Sedavia (València) en 1379. Pere Bernat era vecino de Enova (València) en 1421. Johan y Johan Bernat eran vecinos de Xàtiva (València) en 1421. Jaume Bernat fue Jurado de la ciudad de Alacant en 1392, y Justicia en 1397. Johan Bernat era vecino de Castielfabib (València) en 1379.

Bernadus Bernat, P. Bernat y Raimundo Bernat fueron vecinos de Solsones (Lleida) en el siglo XIII, y G. Bernat fue vecino de Cabestany (Languedoc-Rosellón) en 1359.

Mosén Jaime Febrer señala igual origen francés a este linaje y cita a Andrés Bernat que vino desde Toulouse (Francia) con tropa y caballos a servir al Rey Don Jaime I de Aragón en la conquista de València. Añade que se halló en Morella (València), donde peleó con gran denuedo, y que en los pueblos de sus inmediaciones alcanzó fama de animoso y diligente, siendo premiados sus servicios por el citado Monarca heredándole en el Maestrat.

De ese Andrés Bernal debió descender, andando el tiempo, Pedro Bernad, hijodalgo valenciano y Capitán de Infantería, que murió en la empresa del Peñón de Vélez, en el reinado de Fernando el Católico, pues tenía las mismas armas que había usado Andrés Bernat.

Del mencionado Pedro Bernad dice Martín de Viciana que descendieron Mosén Joan Bernad y Jerónimo Bernad, que dejaron sucesores en València.


Armas


El caballero Andrés Bernat, de origen francés, que ayudó a Don Jaime I de Aragón en la conquista de València, traía: Escudo terciado en faja: 1º, en campo de gules, un roque de oro en forma de copa; 2º, en campo de oro, un tao de gules, y 3º, en campo de plata, un perro andante de sable.

Estas mismas armas tienen los Bernat y Bernard de Valencia, con el siguiente lema en una divisa en el timbre: "Cual este, los de mi nombre votaron al Rey del suelo, humildes ser como al del cielo".


Juan José Vilar y Psayla señala que la tao es de azur en campo de oro.


Los Bernad, Bernard, Bernal, Bernales y Bernaldes de Cataluña, Aragón, Navarra, Murcia y La Rioja ostentan armas casi idénticas a las anteriores, organizadas así: Escudo mantelado: 1º, de oro, con el tao de gules; 2º, de oro, con el roque de gules, y 3º, o sea el mantel, de oro, igualmente, con un perro de sable con manchas de plata.


Algunos Bernal del lugar de Pinseque (Zaragoza) le añaden una bordura de gules con quince banderas de oro, y en la manteladura pintan un lebrel de sable.


Otros de esas mismas regiones cuartelan dichas armas en esta forma: Escudo cortado: la partición alta de oro, con el tao de gules, medio partido, de oro con el roque de gules, y la partición baja de oro igualmente con el perro de sable con manchas de plata. Bordura de oro con quince banderas de distintos colores.

Estas armas traen los Bernáldez de La Rioja.


Los Bernáldez, Bernard o Bernaldo, de Anguiano (La Rioja), según Juan José Vilar y Psayla, usan: Escudo cortado: 1º, partido: primero, en campo de oro, un tao de gules, y segundo, en campo de oro, un roque a modo de copa cubierta y de forma prolongada, y 2º, en campo de oro, un lebrel saltante de plata, manchado de sable. Bordura general de oro cargada de quince banderas.


Otros Bernal, según Juan José Vilar y Psayla, traen: Escudo partido en mantel: 1º, en campo de oro, un roque de gules; 2º, en campo de oro, un tao de gules, y en punta, de oro, un lebrel de plata. Bordura de plata con quince banderas.


Los Bernal y Bernales de Asturias, Sevilla, Arcos de la Frontera (Cádiz), Limpias, Vizcaya, Canarias y Portugal tienen: En campo de gules, un hacha encendida de oro.

Estas mismas armas traen los Bernal radicados en Cataluña, Aragón, Navarra y Valencia, según Vicente de Cadenas, y los Bernal, Bernáldez, Bernat y Bernales, de Navarra, según Juan José Vilar y Psayla, y los Bernat, de Cerdeña.


Los Bernal o Bernales, de Asturias y Sevilla, traen: En campo de azur, un hacha grande de oro, con rayos de gules.


Los de la casa de Limpias, apellidados Bernales, las organizan también en esta forma: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de azur, con un león rampante de plata, con la cabeza contornada, y 2º y 3º, de gules, con el hacha de oro encendida.

Estas armas constan en el expediente del Caballero de Santiago Pedro Manuel Bernales y de la Piedra, natural de Limpias.


Los Bernales, de Limpias, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de gules, un gato, de oro, pasante.


Los Bernal de la casa de Cantalapiedra en Chile usan: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de azur, tres fajas de plata acompañadas de diez estrellas de oro, puestas tres, dos, dos y tres, y 2º y 3º, en campo de plata, cuatro estrellas de azur puestas en cruz.


Hita, en su "Libro de Blasones de Vizcaya y Alava", dice que algunos del apellido Bernard traen: Escudo cortado: 1º, de gules, con tres bezantes de oro puestos en faja, y 2º, de plata, medio partido de azur.


Jerónimo de Villa y Baños de Velasco señalan a otros del apellido Bernart: Escudo de gules, con un caballo de plata.


Los Bernat, de Cataluña, traen: En campo de gules, un caballo de plata, parado; silla y riendas de gules y el freno y el estribo de oro.


Los Bernal, de Rahona, traen: En campo de gules, un caballo corriendo de plata, enjaezado de azur.


Los Bernal, radicados en Logroño, traen: Escudo partido: 1º, en campo de oro, una faja, de gules, y 2º, en campo de plata, un castillo, de azur.


Los Bernal, de Jerez de la Frontera (Cádiz), usan: En campo de gules, un cascabel, de oro.


Los Bernal, radicados en Cádiz, traen: En campo de sinople, tres cadenas, de oro, puestas en orla.


Don Carlos I concedió a Cristóbal Bernal, vecino del Perú, en Madrid, el 8 de Noviembre de 1539, las siguientes armas: En campo de gules, un bergantín, sobre ondas de mar de azur y plata. Bordura de gules, con ocho aspas de oro.


Otros Bernal, castellanos, traen: En campo de oro, un árbol, de sinople, frutado, de gules, y colgado a su diestra una caldera de sable, sobre llamas, de gules.


Los Condes de Bernar traen: En campo de azur, una cruz paté de plata, acompañada de tres estrellas de oro. Bordura componada de plata y azur.

Estas mismas armas traen los Bernard de Francia.


Los Bernard, originarios de Flandes, según Juan José Vilar y Psayla, traen: Escudo partido: 1º, en campo de gules, una espada de plata con la guarnición y pomo de oro, punta hacia abajo, acostada de dos estrellas de espuela también de oro, y 2º, en campo de oro, un león rampante de gules, armado y lampasado de azur.


Los Bernad originarios de Tella (Huesca) y sus ramas en Sin, Santa Justa, Ainsa, Huesca, Utrillas, Belchite, Sádaba y Zaragoza, según Bizén D’O Río Martínez, usan: Escudo cuartelado: 1º, en campo de oro, una luna creciente; 2º, en campo de azur, tres estrellas de ocho puntas de oro, puestas dos y una; 3º, en campo de oro, una mano de gules, saliendo del flanco siniestro, empuñando una espada desnuda, puesta en banda, y 4º, en campo de gules, una torre de plata


Otros Bernad: En campo de azur, un aspa recortada, de plata.


Otros Bernard: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de azur, un perro de plata, manchado de sable y puesto en salto, y 2º y 3º, en campo de plata, un árbol de sinople y dos estandartes de gules, puestos en aspa, delante del tronco.


Los Bernat, radicados en Cataluña, Aragón y València, pasados a Perú y Chile, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, dos murciélagos, de sable, volando y puestos en palo.


Los Bernart, de Bearn, traen: En campo de gules, seis moras, de oro, puestas en círculo.


Otros Bernat: En campo de oro, un lobo andante, de sable. Bordura de dentellones de gules.


Los Bernales, de San Pantaleón de Bernales, del valle de Carranza (Vizcaya), descendientes de Martizón Bernal, traen: Escudo en mantel: 1º, de oro, con el tao de gules; 2º, de oro, con el roque de gules, y 3º, o sea el mantel, de oro, igualmente, con un perro de sable con manchas de plata. Bordura de plata con quince banderas de gules y azur.


Los Bernales, de las Encartaciones de Vizcaya, según Juan Carlos de Guerra y Estanislao J. de Labayru, traen: En campo de gules, un cirio de plata ardiendo.

Estas armas constan en el expediente del Caballero de Carlos III Francisco Antonio de las Bárcenas e Indo de la Mier y Bernales, bautizado en Lanzasagudas (Carranza) el 15 de Abril de 1798, año 1837.


Otros Bernales: En campo de plata, una cruz, de sable.


Los Bernáldez, de Mansilla (La Rioja) y radicados en Torrijos (Toledo), traen: En campo de oro, dos calderas, de sable, puestas en palo.


Los Bernáldez, radicados en Venezuela, traen: En campo de plata, un salmón, saltante, de azur. Bordura de gules, con ocho estrellas de seis puntas, de oro.


Los Vernal, radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo contrapalado de oro y gules.


Los Bernat, de Barcelona, usan: Escudo bandado de cuatro piezas de plata y cuatro de gules.


Otros Bernat: Un pez sobre ondas.


Los apellidados Bernal de los Ríos, radicados en Madrid, usan: Escudo partido: 1º, en campo de gules, y 2º, en campo de plata, trece roeles de azur, puestos como orla.


Los Bernales de Navarra, según Rietstap: En campo de gules, una vela de plata, encendida de gules, cayendo la cera por el lado siniestro.