Criado

Versión de impresión

De la Montaña de Santander, desde donde se extendió por La Rioja, Castilla y Andalucía.

En Navarra tuvo casas solares en la ciudad de Olite, sus dueños Bartholomeo Criado y M. Criado, documentadas en 1244, y en el lugar de Bargota, de la Merindad de Estella, documentada en el siglo XVI.

También tuvo casas solares en Cuenca de Campos, Villalón de Campos y Villanueva de Duero (todo en Valladolid), en Riopar (Albacete), y en San Claudio (La Coruña), documentadas en el siglo XVI, y en Andújar (Jaén) y en Villanueva del Ariscal (Sevilla).

Pasaron a Argentina, Colombia, Cuba, Estados Unidos, México, Perú y Puerto Rico.

Juan Ruiz Criado, escudero oñacino, murió después de la batalla de Mondragón (Guipúzcoa), a resultas de las heridas que recibió en la misma en 1448.

Alonso Criado obtuvo repartimiento en la ciudad de Guadix (Granada) por ser vecino o poblador de ella, en 1489.

Juan Criado, del convento de San Marcos de León, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Santiago en 1549.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Gabriel Criado, vecino de Ledesma (Salamanca), en 1728; Pedro Criado vecino de Fuentespreadas (Zamora), en 1567; Ramos Criado, vecino de Pereña (Salamanca), en 1588, y Juan Criado Díaz, vecino de Ledesma, en 1593.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Hernando Criado, vecino de Andújar, en 1597; Juan Criado, vecino de Cáceres, en 1551; Pedro Criado, vecino de Villanueva del Ariscal, en 1759; Alonso Criado de Castilla, vecino de ciudad de Los Reyes (Perú), en 1618; Juan Criado Hernández, vecino de Cáceres, en 1559; Fernando Criado Lomaret, vecino de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), en 1791; Juan Criado de Párrago, vecino de Andújar, en 1586, y Manuel Criado Serrano y hermanos, vecinos de Andújar, en 1719.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Isidro Bernardo Criado, natural y vecino de Almagro (Ciudad Real), para Familiar, en Toledo, en 1764, y Pedro Criado y su mujer María de Rojas, naturales y vecinos de Sonseca (Toledo), para Familiar, en Toledo, en 1784; Fray Lorenzo Criado de Párraga, natural de Andújar, de la Orden de San Francisco de la provincia de Michoacán, Guardián del convento de San Juan Citaquaro y maestro de novicios en la ciudad de Valladolid de dicha provincia mejicana, para Ministro, en México, y para Oficial, en Córdoba (hijo de Fernando Criado, sacristán de la parroquia de San Bartolomé de Andújar, y de Isabel de Párraga, y nieto paterno de Gregorio Criado y de María de Figueroa), ambos en 1654; José Criado y Arroyo, natural de Córdoba, para Médico Supernumerario, en Córdoba (hijo de José Criado y Lobo y de María de Arroyo y nieto paterno de Pedro Criado y de Isabel Lobo), en 1809, y Juan Criado Sacedo, natural de Porcuna y vecino de Palenzuela, para Familiar, en Córdoba (hijo de Manuel Criado Sacedo y de María de Huertas y nieto paterno de Luis Sacedo Serrano y de Ana Díaz Criado), en 1646.

Fernando Criado, vecino de Santa Coloma, obtuvo confirmación por Don Enrique IV de un privilegio de hidalguía en Olmedo (Valladolid) el 15 de Noviembre de 1465. Era hijo de Gregorio de la Vega.

Ramón Blanco y Criado, nacido en Ponferrada (León) en 1763, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1777. Era hijo de Antonio Blanco Guerrero, natural de Ponferrada, Caballero de la Orden de Carlos III, y de Francisca Criado y Benayas, natural de Valderas (León), hija de Cayetano Criado, Regidor y Teniente Corregidor de Villafranca, y de Teresa Benayas, ambos naturales de Valderas.


Armas


Los de la Montaña de Santander y los de la ciudad de Andújar, según Francisco Zazo y Rosillo y Jorge de Montemayor, traen: En campo de azur, dos bandas de oro, y bordura de gules, con ocho sotueres de oro.

Estas armas traen los radicados en Irún (Guipúzcoa) y Madrid, según Vicente de Cadenas.

Dichas armas fueron concedidas a Juan Pedro Criado y Domínguez por el José de Rújula y Escobal, Cronista y Rey de Armas del Rey Don Alfonso XIII, el 23 de Enero de 1904.


Los de Andújar, según Juan de Mendoza traen: En campo de oro, dos bandas de azur. Bordura de gules con ocho aspas de oro.


Los de La Rioja usan: Escudo cortado: la partición alta, en campo de azur, una corona real de oro, y la partición baja, en campo de plata, una banda de gules; medio partido del mismo metal, con otra banda de gules.


Los de Baeza, según Francisco Zazo y Rosillo, traen: En plata, una bandera de azur.


En el citado expediente de José Madueño y Criado, natural de Montoro (Córdoba), constan: En azur, tres contrabandas de oro. Bordura de gules con ocho aspas de oro.


Otros ostentan: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de azur, una cruz floreteada de plata, y 2º y 3º, en campo de gules, un castillo de oro.


Los radicados en Sevilla, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, tres luneles, de azur, puestos en jefe y en faja.


Los radicados en Aldeadávila, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, una faja, de gules, cargada de un águila, de plata.


Otros: En azur, un león, rampante, de oro, atravesado por tres dardos, de plata.


Los apellidados Criado de Frutos, radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, tres luneles, de plata, puestos dos y uno.