Bru

Versión de impresión

Antiguo linaje catalán. Ya en el año de 1300 había una casa solar de este apellido en la villa de Sanahuja (Lleida). Una de sus ramas arraigó por los años de 1500 en Berga (Barcelona) y sus hijos se extendieron por otros puntos de Cataluña. También hubo casas de este apellido en Mura y en la ciudad de Vich (ambas en Barcelona), y en la villa de Falset (Tarragona).

Otras casas tuvo en Cataluña en Sabadell, su dueño Antoni Brú; en Calaf, su dueño M° Gili Brú; en Bagá (todo en Barcelona), sus dueños Joan Brú y Ramón Brú; en Tremp, su dueño Andreu Brú; en Argestues, su dueño Joan Brú; en Fornols, su dueño Joan Brú; en Bellcaire de Urgel, su dueño Migue Brú; en Maldá, su dueño Pere Brú; en la ciudad de Lleida, su dueño Bernat Brú; en Cervera, su dueño Joan Brú; en Sanahuja, su dueño M° Francesch Brú y Antoni Brú, y en Torá (todo en Lleida), su dueño Pere Brú; en la ciudad de Tortosa, sus dueños Pere Brú y Pere Brú; en Mora, sus dueños Nicolau Brú y Guillem Brú; en Tivisa, sus dueños Joan Brú de la Escaleta y Joan Brú; en Gratallops, su dueño Guillem Brú; en Falset, sus dueños Pere Brú, Francesch Brú, Miguel Brú y Agosti Brú; en Cambrils, sus dueños Matheu Brú, Gaspar Brú y Mateu Brú, y en Valls (todo en Tarragona), su dueño Joan Brú, y en Palau Sacosta (Girona), su dueño Baldiri Brú, documentadas en la Fogueración catalana de 1553, y en Teyá (Barcelona).

Berenguer Brú y Bernat Brú fueron vecinos de Cervera (Lleida) en 1333. Francesch Brú fue vecino de San Feliú de Guixols (Girona) en 1360. Miquel Brú fue vecino de Castelló de la Plana en 1398. Domingo Brú, Domingo Brú y Domingo Brú fueron vecinos de Morella (Castelló) en 1396. Arnau Brú y Domingo Brú fueron vecinos de La Mata de Morella (Castelló) en 1396. Domingo Brú fue vecino de Cinctorres (Castelló) en 1396. Bertomeu Brú y Jachme Brú fueron vecinos de Portell de Morella (Castelló) en 1396. Guillamó Brú fue vecino de Alcalá de Xivert (Castelló) en 1379. Bernat Brú, Domingo Brú y Miquel Brú fueron vecinos de Almazora (Castelló) en 1379. Berenguer Brú fue vecino de Onda (Castelló) en 1310-1322. G. Brú y P. Brú fueron de los primeros repobladores de Sagunt (Valencia) entre 1244-1276. Bertomeu Brú y Bernat Brú fueron vecinos de la ciudad de Valencia entre 1354-1373. Arnau Brú fue vecino de Massamagrell (Valencia) en 1271. Bernat Brú fue vecino de Xátiva (Valencia) en 1421.

En Aragón tuvo casas solares en Osera (Zaragoza), su dueño Johan de Brú, y en Mazaleón (Teruel), su dueño Agosti Brú, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Ibiza (Baleares) radicó otra casa de este apellido, documentada en el siglo XIII.

Jacinto de Brú, natural de Mora de Montblanch, Caballero, fue habilitado por el Brazo Militar en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1701 y 1705. Era hijo de Guillermo de Brú, de Mora de Montblanch, que fue elevado a la dignidad de Caballero el 23 de Noviembre de 1648. Jacinto fue padre de Bernardo y Antonio de Brú y de Pucurull, que fueron habilitados por el Brazo Militar en las Cortes del Principado de Cataluña, el primero en 1701 y 1705 y el segundo en 1705.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición de Valencia: José Brú Medrano, natural de Valencia, para Oficial, en 1720; Domingo Brú Burgos Aliaga y Maestral, natural de San Felipe (Xátiva), ciudadano, para Familiar, en 1736, y su mujer Antonia Mollá y Piquer, natural de San Felipe (Xátiva); Felipe Brú Domenech Sanchis y Domenech, natural de Xátiva, ciudadano, para Familiar, en 1675, y su mujer Hipólita Soler y Tigena, natural de Xátiva; Guillermo Brú Montagut Perramón y Dehona, natural de Mora de Ebro (Tarragona), para Familiar, en 1615, y su mujer Jerónima Marco y Margalet, natural de Rasquera (Tarragona), y Jaime Brú Morata Gil y Guitart, natural de Xátiva, para Familiar, en 1585, y su mujer Morsanta Martí y Derana, natural de Xátiva.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Bautista Brú Vidiella, natural de Ginestar, en Tarragona, clérigo de menores y prior de la iglesia parroquial de Benisanet, en 1668; Juan Bautista Brú Nadal, natural de Ginestar, presbítero y prior de la iglesia parroquial de Ginestar, en 1696, y Gregorio Brú Nadal. hermano del anterior, natural de Ginestar, presbítero y prior de la iglesia parroquial de Miravete, en 1710.

Gaspar Brú Mompó, natural de la Baronía de Canales, probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Montesa en 1620. A poco de tomar el hábito pasó a la Orden de los Capuchinos, volvió a la de Montesa y fue Prior de San Jorge de Valencia.

Ricardo Brú y Bobadilla, nacido en San Juan de los Remedios (Cuba) el 10 de Marzo de 1849, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1863.

José Cayetano Bru Olcina, vecino de Barcelona, obtuvo privilegio de hidalguía en 1752.

Francisco Pascual Brú, vecino y Regidor perpetuo de Carcaixent (Valencia), probó su nobleza el 21 de Diciembre de 1801.

Basilio Brú hizo consulta sobre privilegio de nobleza en 1705.

Jacinto Brú de Sala y Espona, Caballero de la Real Maestranza de Ronda, Comendador de Doña Isabel la Católica, Caballero de Carlos III y Caballero de la Orden del Santo Sepulcro, en la que ingresó en 1880.


Armas


El solar de Sanauja, traía: En campo de oro, una mata de brusco (que en catalán se llama «bruc»), de sinople, terrasada de lo mismo. 

Estas armas constan en los privilegios militares de José de Brú y de Olzina, año 1650; Bernardo de Brú y de Olzina, año 1707, y Juan de Brú y Clarís, año 1707.


Los Bru de la casa de Mura, traen: En campo de oro, un monte de sinople naciente de la punta, sumado de una mata de brusco de lo mismo; bordura de gules, con este lema en letras de plata: «CONCORDIA RES PARVA CRESCUNT»: «DISCORDIA MAXIME DELABUNTUR».

Estas armas usaba José de Brú y de Granollachs, Señor de Sant Esteve de Granollers, de Sant Andreu de Gurb y del Castillo de Tona, dueño del Palacio Brú de la calle Ancha de Barcelona y de la Casa de Brú en San Martí de Teyá, Diputado del Brazo Militar de la Generalidad de Cataluña, elevado a la dignidad de Caballero y Noble por privilegio del Rey Don Felipe IV el 30 de Septiembre de 1653. También constan en una labra heráldica del Palacio Brú en la calle Ancha de Barcelona.

Vicente de Cadenas señala que las letras son de sable y que las traen los de Vich.


Los Bruc, de la casa de Mura, también ostentan: En campo de oro, tres matas de brusco, de sinople, terrasadas de lo mismo; bordura de gules, con este lema en letras de plata: «CONCORDIA RES PARVA CRESCUNT»: «DISCORDIA MAXIME DELABUNTUR».


Los Bru de Berga (Barcelona), traen: En campo de oro, un monte de sinople, naciente de la punta, sumado de un brusco del mismo color, y siniestrado de un león de gules; bordura de gules, con este lema en letras de plata: «CONCORDIA RES PARVA CRESCUNT»: « DISCORDIA MAXIME DELABUNTUR».


Los Bru de la casa de Vic, traen: En campo de oro, un monte de sinople, sumado de un brusco del mismo color.


Los Bru de la casa de Mora, traen: Escudo partido: 1º, de oro, un una mata de brusco de sinople, terrasada de lo mismo, medio cortado también de oro, con un laurel arrancado de sinople; y 2º, de plata, con un corazón de gules, horadado de un ojo al natural, y en punta una terrasa de sinople, dividida de un río de plata y azur en barra.


Los de la casa de Falset traían en sus armas dos chevrones sumados de un león naciente con un ramo de flores en la mano diestra, pero desconocemos los esmaltes de este escudo.


La casa Bru, de Barcelona, trae: En campo de plata, un monte de rocas, al natural, sumado de una mata de brusco, de sable.


Otros: En campo de oro, una mata de bruch arrancada de sinople.


Otros: En campo de azur, una montaña con un árbol.


Los de Cataluña y los radicados en Gerona, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, un racimo de uvas, de oro.


Los Brú, de la casa de Mallorca, traen: En campo de plata, una camisa blanca, manchada de sangre.


Los radicados de Vich, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de sinople, dos manzanas, de oro, puestas en faja.


Los radicados en Berga (Barcelona), según Juan José Vilar y Psayla, traen: En campo de gules, un toro pasante de oro.


Otros, según Ferran de Sagarra: En campo de oro, un palo losanjado de gules.