Iñigo, Iñiguez, Iñiguiz

Versión de impresión

Apellido patronímico muy extendido por España y derivado del nombre propio de Iñigo.

Algún autor trata de señalar a todos los de este apellido un mismo común origen, pero repetimos aquí lo que quedó afirmado en otras anteriores informaciones de patronímicos, esto es: que es inútil buscar un mismo tronco o procedencia a todas las familias que llevan un apellido de este género; que fueron distintas y sin ninguna relación de parentesco muchas de las casas de Iñigo.

En las provincias de Guipúzcoa y Vizcaya hubo varias casas de este patronímico, radicando una, vizcaína, en el concejo de Zalla, del valle de Salcedo, y otra, guipuzcoana, en la villa de Irún. Dicen algunos tratadistas que los de Vizcaya proceden de López Iñiguez, cuarto Señor de Vizcaya, pero esta afirmación es completamente caprichosa.

En Alava tuvo casas solares en Durana, de la Hermandad de Arrazua; en el lugar de Barambio y en la villa de Amurrio, de la Hermandad de Ayala; en los lugares de Antezana, Aránguiz, Asteguieta, Foronda y Yurre y en la villa de Legarda, de la Hermandad de Badayoz; en los lugares de Audicana, Dallo, Heredia y Ozaeta, de la Hermandad de Barrundia; en el lugar de Lacervilla, de la jurisdicción de Berantevilla y Hermandad de la Ribera; en la villa de Bergüenda, de la Hermandad de Bergüenda y Fontecha; en los lugares de Buruaga, Echávarri-Viña, Mendarozqueta, Ondategui y Zaitegui, de la Hermandad de Cigoitia; en los lugares de Catadiano y Luna, de la Hermandad de Cuartango; en la villa de Estavillo, de la Hermandad de su mismo nombre; en la villa de Alegría, de la Hermandad de Iruraiz; en la villa de Elciego, de la Hermandad de Laguardia; en los lugares de Barrón y Guinea, de la Hermandad de Lacozmonte; en la villa de Estarrona, de la Hermandad de Mendoza; en las villas de Morillas y Subijana, de la Hermandad de Morillas; en el lugar de Villaluenga y en la villa de Nanclares de la Oca, de la Hermandad de la Ribera; en el barrio o aldea de Arrizala, de la villa de Salvatierra; en el lugar de Aspuru, de la Hermandad de San Millán; en las villas de Labastida y Lagrán, de la Hermandad de Tierras del Conde; en los lugares de Ciriano y Landa, de la Hermandad de Ubarrundia; en los lugares de Matauco, Subijana de Alava y Zuazo, de la Hermandad de Vitoria, y en la ciudad de Vitoria, documentadas en el siglo XVI.

Machín Iñiguez fue vecino de Isasondo (Guipúzcoa) en 1399. En el rol de oñacinos y gamboínos es citado Lope Iñiguez, gamboíno de Mondragón (Guipúzcoa), que concurrió al ataque de esta villa en 1448.

Probaron su nobleza ante el Teniente Corregidor de Valmaseda: Domingo Cid Zornoza Iñigo y Torre, natural de Villaverde (Vizcaya) y vecino de Madrid, en 1781; Francisco Antonio García e Iñigo, natural de Lanzas-Agudas, del valle de Carranza (Vizcaya), vecino de Ribota de Ordunte, del valle de Mena (Burgos) y resiente en Madrid, en 1771, y Francisco Rozas Iñigo Negrete y Zornoza, natural de Villaverde, en 1783.

Ignacio Iñiguez hizo expediente de filiación y nobleza, en Vitoria (Alava), en 1831, ante el escribano Matías de Unzueta.

En la montaña cántabra hubo casas solares de Iñiguez en el valle de Toranzo y en el valle de Soba. Los de esta última se apellidaron Iñigo Ruiz.

Suer Iñiguez de Parada, Señor de Parada y de la Guarda, levantó banderas en Galicia por el Rey Don Pedro. Con mil quinientos infantes y trescientos jinetes, se halló en la batalla de Nájera.

En las tomas de Elche y de Orihuela, en Alicante, se hallaron caballeros de este mismo apellido que procedían de la ciudad de Teruel. Fueron heredados en ambas poblaciones.

Pedro Iñiguez fue de los primeros vecinos de Segorbe (Castelló) en 1258-1312. García Iñiguez y Guillem Iñiguez fueron vecinos de Castielfabib (València) en 1379.

Probaron su limpieza de sangre para ingresar como religiosos en la Orden de Santiago: Rodrigo Iñiguez, canónigo, en 1223, y Juan Iñiguez de Mendiola, natural de Valladolid, del Convento de Santiago de Uclés, en 1545.

Obtuvieron ejecutoria de hidalguía ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Pedro Iñiguez, vecino de Magaz de Abajo (León), en Septiembre de 1494, y Juan Iñiguez de Segura, vecino de Noviercas, en Soria, y originario de Canales, en Soria (hijo de Juan de Segura, vecino de Canales y originario de Segura, en Guipúzcoa, y de María Gutiérrez, y nieto paterno de Juan Iñiguez de Segura, vecino de Segura), el 9 de Febrero de 1491.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Andrés Iñiguez, vecino de Jubera y morador de Lobera, en 1574; Andrés de Iñiguez, vecino de Subijana (Alava), en 1538; Diego y Juan Iñiguez, vecinos de Arnedillo (La Rioja), en 1550; Diego Iñiguez, vecino de Elciego (Alava), en 1552; Diego, Juan y Pedro Iñiguez, vecinos de Villafría, en 1558; Diego y Pedro Iñiguez, vecinos de Alfaro (La Rioja), en 1577; Domingo Iñiguez, vecino de Laguna de Cameros, en 1626; Francisco y Juan Iñiguez, vecinos de Alaejos (Valladolid), en 1516; Francisco Iñiguez, vecino de Villafría, en 1558; Francisco Iñiguez, vecino de Ulibarri, en 1672; Juan Iñiguez, vecino de Villalmóndar, del valle de Oca (Burgos), en 1547; Juan Iñiguez, vecino de San Román, en 1556; Juan Iñiguez, vecino de Ocón (La Rioja), en 1561; Juan Iñiguez, vecino de Torre en Cameros (La Rioja), en 1570; Nicolás Iñiguez, vecino de Briviesca (Burgos), en 1533; Pedro Iñiguez, vecino de Ladrera, en 1540; Pedro Iñiguez, vecino de Imón (Guadalajara), en 1542; Pedro Iñiguez, vecino de Herce (La Rioja), en 1612; Pedro Matías Iñiguez, vecino de Pedroso, en 1792; Sancho Iñiguez, vecino de Villar, de la jurisdicción de Arnedo, en 1617; Juan Iñiguez de Echavarría, natural de Antezana y vecino de Madrid, en 1586; Juan Iñiguez de Echavarría y Antezana, natural de Antezana y vecino de Madrid, en 1586; Juan Iñiguez de Enrerica, vecino de Logroño, en 1604; Diego, Isabel, Jacinto, Juan y Pedro Iñiguez Ramírez, vecinos de Ubeda, en 1617; Martín y Pedro Iñiguez de Ripa, vecinos de Briones (La Rioja), en 1548, y Domingo Iñiguez de Urrialdúa, vecino de Arcaute (Alava), en 1594.

Probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Juan Iñigo de Agreda y consortes, vecinos de El Arahal (Sevilla), en 1626; Carlos Iñigo Berdejo, vecino de San Lorenzo de la Parrilla (Cuenca), en 1793; Teresa Iñiguez e hijos, vecinos de Jaén, en 1552; Juan Iñiguez de Aguirre, natural de Málaga y vecino de Olvera (Cádiz), en 1630; Antonio Iñiguez de Baldeosera Urrejo y Labeitia, vecino de Gibraleón (Huelva), en 1801; Francisco Iñiguez Onzoño, vecino de Santa Cruz de Mudela (Ciudad Real), en 1804; Teresa Iñiguez de Rabe e hijo, vecinos de Jaén, en 1553; Juan Iñiguez Ramírez, vecino de Ubeda (Jaén), en 1590; Juan José Iñiguez Ramírez, natural de Soto de Cameros y vecino de Zafra (Badajoz), en 1749; Pedro Iñiguez Ramírez, vecino de Ubeda, en 1681, y Alvaro Iñiguez de Santacruz, vecino de Murcia, en 1545.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Pedro Iñigo de Velasco, genealogía, en 1583; Ana de Iñigo Marín, natural de Zaragoza, para casar con Juan Bautista Pando, Nuncio del Tribunal de Zaragoza, en Zaragoza, en 1615; Fray Alonso Iñiguez de Soria y Fernández, natural de Lima, de la Orden de Santo Domingo, para Persona honesta, en Lima (hijo del Capitán Alonso Iñiguez de Soria y de Nicolasa Fernández de Góngora, naturales de Lima, y nieto paterno de Juan Iñiguez de Aponte, natural de Puente, del valle de Valdivielso, y de Catalina de Soria, natural de Lima), en 1680; José Iñiguez Albarca y Martínez, natural de Sangüesa (Navarra), Vicario general del Obispado de Calahorra, para Oficial, en Logroño, en 1622; Pedro Iñiguez Navarro, natural de Murillo de Río Leza (La Rioja), para Ministro, en Logroño, en 1591, y el Licenciado Francisco Iñiguez, natural de Torre en Cameros (La Rioja) y cura de Santa Cruz de Madrid, para Notario, en Toledo, en 1635.

Frey Juan Iñiguez fue de la Orden de San Juan de Navarra desde 1233.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Pedro Iñigo y Malo, natural de Cella, en Teruel (hijo de Jaime Iñigo y de Catalina Malo y nieto paterno de Juan Iñigo), en 1529; Jaime Iñigo, natural de Celda, en 1580; Juan de Iñigo, natural de Santa Olalla, en 1576; Félix Iñiguez Ayerbe, natural de Tauste (Zaragoza), en 1640; Jorge Iñiguez de Gotor, natural de Tauste, en 1596; Juan Iñiguez de Montagut, natural de Tauste, en 1537; Félix Iñiguez de Ayerbe y Beaumont, natural de Tauste (hijo de Juan Iñiguez de Ayerbe y de Luisa de Beaumont y nieto paterno de Juan Iñiguez de Ayerbe y de Esperanza González de Castejón), en 1658, y Juan Iñiguez y Ortiz, natural de Tauste (hijo de Miguel Iñiguez y de María Ortiz y nieto paterno de Juan Iñiguez y de María Ortiz), en 1537.

Fueron Caballeros, Infanzones e Hijodalgos aragoneses en las Cortes de 1626: Pedro Iñigo, vecino de Zaragoza, en 1626; Juan Iñiguez de Ayerbe, Señor de Canduero, y Juan Iñiguez de Ayerbe.

Jerónimo Iñigo de Paz obtuvo el privilegio de Ciudadano Honrado de Barcelona el 2 de Abril de 1702.

En el Archivo de la Catedral de Jaén consta el expediente de limpieza de sangre de Bernardo Iñiguez de Aguirre Ramírez de Morillas, natural de Málaga, canónigo, en 1670.

Fueron Caballeros de la Orden del Santo Sepulcro: Isidro Iñiguez Carrera, en 1910, y Francisco Iñiguez Carreras, Alcalde del Ayuntamiento de Logroño, en 1910.

Martín Lamberto Iñiguez, ciudadano de Zaragoza, fue Cofrade de San Pedro Mártir de Ministros de la Inquisición en el reino de Aragón antes de 1616, y su mujer Marquesa Rebolledo.

Fueron Infanzones e Hijosdalgo de Zaragoza en 1677-1678: Miguel Iñigo, Miguel Iñiguez, Señor de Vasallos, y de Juan Miguel Iñiguez, todos vecinos de Zaragoza.

Juan Miguel de Iñiguez y Eraso, Noble del Reino de Aragón, fue creado primer Marqués de Villafranca de Ebro por Real decreto de 29 de Enero de 1703.

 

Ana, Manuela y María Josefa Iñigo de Angulo de Bedmar de Angulo, naturales de Cebolla (Toledo), del Convento de San Felices de Burgos, probaron su hidalguía y limpieza de sangre para ingresar como religiosas en la Orden de Calatrava en 1716. Eran hijas de José Iñigo de Angulo y de Ana Josefa de Bedmar y nietas paternas de Manuel Francisco Iñigo de Angulo y de Lucía Antonia de Angulo.

Ingresaron en los colegiales del Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá: Miguel Iñigo, natural de Mallén (Zaragoza), en 1590; Francisco Ignacio Iñigo de Angulo, natural de Villasuso de Mena (Burgos), en 1758; Eugenio Iñiguez, natural de Tordesillas  (Valladolid), en 1794; José María Iñiguez, natural de Arnedillo (La Rioja), en 1801; Miguel Iñiguez, natural de Alustante (Guadalajara), en 1568; Millán Iñiguez, natural de Terroba (La Rioja), en 1784; José Iñiguez Arnedo, natural de Arnedo, en 1690; Juan Iñiguez de Arnedo, natural de El Villar de Arnedo (La Rioja), en 1651; Juan Iñiguez de Arnedo, natural de Vergara (Guipúzcoa), en 1665; Francisco Iñiguez de Betolaza e Ibáñez, natural de Nanclares, en 1712; Juan Melchor Iñiguez de Jaca, natural de Mallén, en 1593; José Iñiguez López Briñas, natural de Arnedillo y originario de Valdealmendras (Guadalajara), en 1680; José Iñiguez-Navarro Cao de Cordido Valbuena y Cano, natural y originario de Tarancón, en 1656; Juan Iñiguez-Navarro Cao de Cordido Valbuena y Cano, natural de Tarancón y originario de Belinchón (Cuenca) y Belmonte de Tajo (Madrid), sin fecha, y Mateo y Nuño Iñiguez de Segovia, en 1681.


Armas


Los Iñigo, de Aragón, Elche y Alicante, y los Iñiguez, de Jaca, ostentaron: En campo de oro, un león de gules, rampante, que tiene en sus manos un ramo de sinople.

Estas armas traen los del valle de Villaverde (Cantabria), según Jorge de Montemayor.


Los Iñigo, radicados en Toledo, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, una faja, caída, de oro. Bordura de plata, con ocho armiños de sable.


Otros: En campo de oro, un árbol de sinople y un león de gules, empinante al tronco.


Otros Iñigo: En azur, una escala, de cuerda, de oro.


Otros Iñigo: Escudo partido: 1º, de oro, con un león de gules que sostiene en las manos el ramo de sinople, y 2º, también de oro, con un castillo de azur. Bordura de plata, con ocho escudetes de gules, cargado cada uno de ellos de una banda de oro.

Jorge de Montemayor, que describe este escudo, dice que lo ostentaron los Iñigo del valle de Villaverde, que se unieron a los Santibáñez del concejo de Zalla, del valle de Salcedo, en Vizcaya.


Los Iñigo, de León, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de sinople, un león rampante, de gules, acompañado de dos saetas, de azur.


Los Iñigo, de Palencia, según Vicente de Cadenas, traen: Escudo partido. 1º, en gules, un ala, de oro, y 2º, en plata, tres flores de lis, bien ordenadas.


Los Iñigo, originarios de Almería, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de plata, un girasol, de sinople y oro.


Los Iñigo, radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de plata, dos campanas, de azur, puestas en palo, y entre ellas una faja recortada, de sable.


Otros Iñigo: En campo de plata, una fuente, de azur, sobre terrasa, de sinople.


Otros Iñigo: En campo de azur, tres calderas, de sable, puestas en palo.


La casa vizcaína de Iñiguez, del concejo de Zalla, del valle de Salcedo; la cántabra del valle de Toranzo, y la de Alava: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de plata, con una cruz de sable floreteada, y 2º y 3º, de azur, con una flor de lis de oro. Bordura general de gules con ocho sotueres de oro.


La casa de Iñiguiz o Iguiniz, de Irún, en Guipúzcoa, según certificación dada por Diego de Urbina, en Madrid, el 2 de Agosto de 1596: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de oro, con una cruz de gules floreteada, y 2º y 3º, de plata, con dos lobos de sable, andantes, lampasados de gules y puestos en palo.


Otros de la casa de Iñiguiz o Iguiniz, de Irún, en Guipúzcoa, según certificación dada por Diego de Urbina, en Madrid, el 2 de Agosto de 1596: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de oro, con una cruz de gules ancorada, y 2º y 3º, de plata, con dos lobos de sable, andantes, lampasados de gules y puestos en palo.


Los Iñiguez, de Navarra, trajeron primero: En campo de oro, un palo de gules.

Estas armas traen los de Daroca.


Otros Iñiguez, de Navarra: En campo de oro, un bastón de gules.


Otros: En campo de oro, un palo de gules. Bordura de sinople con ocho calderas de oro barradas de sable.


Otros: En campo de oro, un bastón de gules. Bordura de sinople con ocho calderas de oro barradas de sable.


Otros, también en Navarra: En campo de oro, un bastón de plata, perfilado de sable y adiestrado de un árbol de sinople.


Los Iñiguez, heredados en Baeza, y los de Villanueva de la Corte, cerca de Montes de Oca (Burgos), usan: De gules, con cinco torres de plata, puestas en sotuer, y bordura cosida de gules con ocho sotueres de oro.


Los Iñiguez, radicados en Laguna de Cameros (La Rioja) y extendidos a Soria y Zaragoza, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, cinco banderas, de gules, puestas en aspa.


Los Marqueses de Villafranca de Ebro, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de oro, una cotiza, de gules.


Los Iñiguez, de Logroño, usan: Escudo partido: 1º, en sinople, una torre de plata acompañada de una estrella de lo mismo en la diestra y de una venera de plata en la siniestra, y 2º, en gules, dos pájaros, afrontados, de plata.


Los Iñiguez, de Navarra, según Vicente de Cadenas, usan: En plata, una encina, de sinople, superada de una flor lis, de azur.


Los Iñiguez, de Soria, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, un avellano, de sinople, arrancado.


Otros Iñiguez: En oro, seis panelas de sinople, puestas cinco en aspa y una en punta.


Otros Iñiguez: En campo de plata, dos lobos, de sable, andantes, puestos en palo y superados de una estrella, de azur.


Los Iñiguez, de La Rioja, radicados en Arnedo, ostentan: En campo de gules, una montaña, de oro, surmontada de un castillo, de plata.


Otros Iñiguez: En campo de gules, una cruz, flordelisada, de oro.


Otros Iñiguez: En campo de sinople, un cencerro, de oro.


Los Iñiguez de Monteagudo, de Tauste (Zaragoza), usan: En campo de oro, una banda de gules.


Los apellidados Iñigo de Castro usan: En campo de azur, sobre ondas de azur y plata, la cabeza saliendo de un pez espada, de plata.