Moratal

Versión de impresión

 

Apellido valenciano, poco frecuente y registrado, sobre todo, en la provincia de Valencia. Otro notable asiento se registra en la provincia de Alicante, siendo menor su presencia en Barcelona, Tarragona, Girona, Castellón, Baleares, Madrid, etc.

El origen de este apellido, probablemente, esté en una variante de escritura del muy antiguo apellido Morata, documentado en el antiguo Reino de Valencia, con casas en Montcada (1240-1246), su dueño Bertomeu de Morata, de Zaragoza; Morvedre (1244-1276), su dueño Martí de Morata, de Zaragoza; València (1254-1373), sus dueños N. Morata y Domingo Morata; Alzira (1399), su dueño Miquel Morata, de Zaragoza; Castelló de la Ribera (1421), su dueño Pere Morata, de Zaragoza; Sogorb (1421) su dueño Domingo Morata, de Zaragoza y Xàtiva (1421) sus dueños N. Morata, Bernat Morata, Bernat Morata, Bernat Morata, Bernat Morata, Johan Morata, Miquel Morta y Pere Morata, todos originarios de Zaragoza.

Morata, por su parte, según Moll, es “probablement nom de dona format per regressió damunt Morató” (probablemente nombre de mujer formado por regresión sobre Morató, siendo Morató un nombre derivado “del substantiu (sustantivo) -morató- o -moretó-, derivat diminutui de -moro-. (derivado diminutivo de –moro-) “Frati meo Longavardus qui vocant Moratone” (989).

No obstante, el apellido Morata, linaje aragonés, en parte, es originario de localidades como Morata de Jalón (Zaragoza), Morata de Jiloca (Zaragoza), Morata de Tajuña (Madrid), cuyo étimo parece ser el latín -murata-, “lugar amurallado”. Las poblaciones de Moratalla, en Córdoba y Murcia, podrían deber su nombre al latín –muratella-, diminutivo de murata, “muralla”.

Una antigua casa del apellido Moratal hubo en Villalonga (València), documentada en 1606, y otra en Potries, donde, en 1753, fue bautizado Juan Moratal, que casó, en 1778, con Jacinta Ibarra, y, en 1814, Josefa Moratal, que casó, en 1842, con Simeón Domínguez.


Armas


En campo de oro, un armiño, de sable.