Caldes, Caldés

Versión de impresión

Entienden algunos tratadistas que este apellido y el de "Calders" son uno mismo, y en esta creencia parece afirmarles el parecido de sus armas.  Pero mosén Jaime Febrer cita al noble catalán Pedro Caldes y dice que tomó el apellido del pueblo de Caldes (cuyo nombre tomó), que es sin duda, la hoy villa de Caldes de Malavella, del partido judicial de Santa Coloma de Farnés, provincia de Girona.

Cita mosén Jaime Febrer en sus Trovas: «El noble catalán Pedro Caldés mantuvo su apellido, que tomó del nombre del pueblo de Caldés. El Rey don Jaime le dio el honroso título de sabio y valeroso, haciéndole gentil-hombre de su mesa. Salió vencedor en todas las funciones, y jamás le ofendieron los enemigos, ni aún en el asalto que dio a Valencia, escalando sus murallas junto a la perta de la Boatella. Su divisa eran tres calderas de oro con veros negros, sobre campo de plata .»    

Resulta, por tanto, de esas manifestaciones de Jaime Febrer, que el origen de Calders y Caldés es distinto, y que sin datos de mayor fundamento no se les puede considerar un mismo apellido. Son por tanto, dos apellidos toponímicos distintos, que tienen su origen en diferentes poblaciones de Cataluña.

En Cataluña tuvo casas solares en Villafranca del Panadés, su dueño Joan Caldés; en Mataró (ambas en Barcelona), su dueño N. Caldés; en Albesa (Lleida), su dueño Joan Caldés; en Constantí (Tarragona), sus dueños Antoni Caldés, Joan Caldés y Mossén Antoni Caldés, beneficiado; en Cervera (Lleida), sus dueños Mossén Joan Caldés y Pere Caldés, documentadas en la Fogueración catalana de 1553; en Vich (Barcelona), vecino de ella Pere de Caldés en 1266-1278, y en Valldoreix (Barcelona), documentada en 1565.

Vidal de Caldés, de Cataluña, era vecino de Burriana (Castellón) en 1233-1244. Bernat de Caldés, Domingo de Caldés y Pere Caldés eran vecinos de Lliria (Valencia) en 1427. Johan de Caldés y Pere Caldés eran vecinos de la ciudad de Valencia en 1354-1373. N. Caldés era vecina de Algemesí (Valencia) en 1433. Anthoni Caldés, Bernat Caldés, Bernat Caldés, Jacme Caldés, Miquel Caldés, Pere Caldés eran vecinos de Xàtiva en 1421. Felip de Caldés fue de los primeros repobladores de Teulada (Alicante) en 1249. Arnau Caldés fue de los primeros repobladores de Xàtiva (Valencia) en 1248-1249. Anthoni Caldés, Berthomeu Caldés, Berthomeu Caldés y Ramón Caldés fueron vecinos de Xàtiva (Valencia) en 1421. Pere Caldés era vecino de Albaida (Valencia) en 1291-1329. Alisén de Caldés era vecino Elx (Alicante) en 1380-1400.

El apellido Caldés pasó a Baleares con Pedro y Juan Caldés, que se hallaron en la conquista de Mallorca. El primero, Pedro Caldés (que pudiera ser el que cita Febrer, puesto que vivió en los mismos años), quedó heredado con la alquería Benugereu, en el término de Inca, y al autorizar en 17 de Abril de 1268 una traducción del libro del reparto general de las tierras, se tituló "Escribano del Infante don Jaime, hijo y heredero del Reino de Mallorca". El segundo, Juan Caldés, tuvo, en la porción real de la villa de Inca, la alquería Maymon Abenhut.

Otro Pedro Caldés fue Baile general de Mallorca en 1279.

Jaime Caldés mereció que la villa de Montuiri le nombrase para que, en su nombre, prestase juramento y homenaje al Rey don Alonso III de Aragón.

Berenguer Caldés era caballero principalísimo de Mallorca en el año de 1300.

Otro Pedro Caldés florecía en la misma ciudad como caballero noble y rico en 1434. Juan Caldés, religioso franciscano, natural de Lluchmayor, fue consultor y director espiritual de doña María de Aragón. En 1440 se retiró al monte de Roda, y en la cueva donde hoy está el oratorio de Gracia compuso, por encargo de la expresada Reina, un excelente devocionario, que dejó concluido en 1446.

Otro Pedro Caldés, nacido en Palma de Mallorca en 1527, entró en la Cartuja de Valldemosa y murió con fama de santo el 28 de Octubre de 1595, dejando en sus escritos buen testimonio de su cultura.

De este apellido ocuparon en Mallorca la dignidad política de Consellers los siguientes caballeros: Bernardo Caldés de la Puebla, en 1488; Antonio Caldés de la Puebla, en 1503; Francisco Caldés de la Puebla, en 1507; Guillermo Caldés, en 1530; Francisco Caldés, en 1551; Antonio Caldés, en 1554, y Pedro Caldés, en 1570.

Pedro Francisco Caldés obtuvo privilegio en el Reino de Valencia el 9 de Marzo de 1693, y Francisco, Gerónimo y José Caldés, sin año.

Los de este linaje pasaron también a Navarra.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición de Valencia: Antonio Caldés García, natural de Alzira (Valencia), para Oficial, en 1739; Francisco Caldés García Navarro y Calp, natural de Villanueva de Castellón, para Familiar, en 1712, y su mujer Feliciana Guerola y Aparicio, natural de Enguera (Valencia); José Caldés DoIz Company y Bas, natural de Alzira, Ciudadano, para Familiar, en 1675, y su mujer Tomasa Salines y Gran, natural de Utiel (Valencia); Inés Caldés Daroca García y Sancho, natural de Castellón, para casar con el Familiar de San Felipe, Matías Ribera, en 1748; Ursula Caldés Guerola García y Aparicio, natural de Castellón de San Felipe, para casar con el Familiar de Sueca, Vicente Miñana, en 1742; Mosén Juan Bautista Caldés Juan Más y Martí, natural de Albaida (Valencia), beneficiado de la parroquia de San Martín de Valencia, para Notario, en 1687, y Juan Caldés Más Sisternes y Roluda, natural de Albaida, para Familiar, en 1654, y su mujer Ana Gila Juan y Martí, natural de Ollería (Valencia).


Armas


Mosén Jaime Febrer dice que el noble catalán Pedro Caldés, que sirvió a don Jaime I el Conquistador y los de Lleida, traen: En campo de plata, tres calderas veradas de oro y sable, bien ordenadas.


Los Caldés de Cataluña y Navarra usan: En campo de gules, tres calderas de oro, gringoladas de sinople, bien ordenadas.


Otros, según Agustín de Loaysa, usan: En campo de oro, tres calderas de sable. 


Otros traen: En campo de oro, una caldera de sable.


Los de Lleida, traen: En campo de gules, tres calderas de oro.

Armas de la Abadesa Caldés en Vallbona de les Monges.


Otros traen: En campo de azur, una caldera de oro.


Otros de Cataluña, según Gregorio García Ciprés, traen: En campo de gules, tres calderas de oro cargadas con una faja ondeada de sable.


Los de Valencia usan: En campo de gules, tres calderas de oro, mal ordenadas, y cargadas cada una de ella de una faja vibrada de azur.


Otros de Valencia usan: En campo de gules, tres calderas de oro, mal ordenadas, y cargadas cada una de ella de una faja vibrada de sable.


Los originarios de Alzira (Valencia) y radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de sinople, cinco torres, de oro, almenadas y puestas en aspa.


Otros traen: En campo de oro, una palmera de sinople.


Los de Cataluña y su rama en Baleares, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de gules, tres calderas, de oro, bien ordenadas, con seis cabezas de sierpe cada una, de sinople, tres en cada asa.


Los de Baleares tienen: En campo de azur, una especie de tréboles (o trébedes) de oro.


Otros: En campo de sinople, una banda de oro.