Castellví, Castelví

Versión de impresión

Este linaje de Castellví, que algunas veces, a través de la historia, fue denominado también Castroveteri y Castrovetulo, tuvo su primitivo solar en Borgoña, donde poseía el Señorío de Rosans.   

Tomic dice que los Castellví entraron en Cataluña en 975. En los documentos antiguos investigados y que hablan de este apellido se encuentran los siguientes detalles:

Guillermo de Castellví, esposo de Adaledis, firma una escritura, al lado del Conde de Barcelona, el 29 de Abril de 1011.

Ramón de Castellví es favorecido con los alodios de los castillos y torres de Castellví de la Marca (Barcelona) y otros en 5 de Noviembre de 1041.

Guillermo de Castellví se dispone a visitar el sepulcro del Apóstol Santiago, y en 26 de Marzo de 1058 hace su testamento, cediendo a su hijo Guillermo Ramón el usufructo del alodio de Barcelona. Dicho caballero murió en 8 de Abril de 1075.

Guillermo Ramón y su hermana Dorcha, Señores del castillo de Castellví de la Marca, en 13 de Julio de 1110, titulándose Castlanes o Castellanos del mencionado castillo, celebran un convenio con Bertrán Sunyer, cediendo a Ramón Berenguer de Paladol la Castellanía del de Mataró. El mismo Guillermo Ramón hace testamento el 28 de Abril de 1176, en el que declara que fue su esposa Ermisendis y sus hijos varios, aunque sólo cita a Gillelmus Albert, que le sucede en los dominios y promete a Berenguer de Guardia, con fecha 23 de Septiembre de 1179, defender y proteger sus bienes.

Pedro de Castellví asiste a la batalla del Conde Simón de Monfort en 1190.

La familia de Castellví es, como dice Salazar y Castro, una de las más nobles y ancianas de la Corona de Aragón, de Pariente Mayor, conocida, heredada y recomendable desde la conquista de Cataluña, cuyo solar estuvo en el castillo de Castellví, Veguería de Penedés, en el Principado de Cataluña. Pasó a Valencia, donde fundó una ilustre casa, con línea en Cerdeña. Otra hubo en la villa de Montblanch, de la provincia de Tarragona. Se extendió también por Aragón.

Según Escolano, los de la casa de la citada ciudad de Valencia descienden de Galcerán Castellví de Rosanes, llamado así porque le cupo en heredamiento el castillo de Rosanes, en el Condado de Barcelona.

Cita mosén Jaime Febrer en sus Trovas: «Benet Castellví pintó en su escudo un castillo de plata, y una cabeza de unicornio, en campo azur. Era sujeto conocido en Cataluña por Señor de Rosans, de donde vino a la conquista con lucida gente. Su antiguo solar era en Borgoña, antes de pasar con orden del Rey de Francia a Cataluña a favorecer al conde Borrell, que lo era de Barcelona, para que recuperase la tierra que había perdido desde Vich hasta Solsona. En todas estas guerras mostró su valor y adquirió nombre de buen soldado.»    

También cita Febrer en sus Trovas: «Hacemos recuerdo, que un castillo de plata en campo azur eran las armas de Guillem Castellví, que con su gente abrió camino, para que Barcelona volviese a su antiguo Señor el conde Borrell, estando poseída de los moros. Era barón de Rosans. Pone en su escudo por cimera un unicornio; y lo azul declara ser Borgoñón. Mucho tiempo ha que el Rey don Jaime le dejó bien premiado.»  

Pedro de Castellví muere en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212.

Jaime de Castellví es electo Jurado del Estamento militar de Valencia en 1280.

Ramón de Castellví lucha al lado del Rey Don Pedro IV de Aragón contra Jaime de Mallorca en 1343.

El Rey Don Juan I de Aragón cita en su Memoria a Guillelmus de Castellví, al que otras veces llama Castroveteri y Castrovetulo. Dicho caballero vivía por el año de 1393.

Gonzalo de Castellví fue Uxier de armas del Rey Don Pedro IV de Aragón. Fue primer Señor de Carlet, villa de la provincia de Valencia, que fue comprada por Gonzalo el 19 de Agosto de 1375 y tronco de la rama de los Condes de Carlet.

Pere de Castellví fue de los primeros repobladores de Castellón de la Plana en 1239­1282. Pere Castellví fue vecino de San Mateo (Castellón) en 1379.

En Cataluña tuvo casas solares en Villafranca del Penedés, sus dueños Benet Castelví y Joan Castelví; en Molins del Rey, su dueño Joan Castelví; en Avinyonet, su dueño Joan Castelví; en Sant Cugat Sesgarrigues, su dueño Joan Castellví; en Mediona (todo en Barcelona), sus dueños Mossén Castelví, Vicario de Mediona, y Pere Castelví; en Tortosa, sus dueños Antoni Castellví y Francesch Castellví; en Marmella, sus dueños Joan Castellví, Jaume Castellví y Pere Castellví; en Llaveria, sus dueños Joan Castellví y Pere Castellví; en Vilanova de Escornalbou, su dueño Gabriell Castelví; en Reus, su dueño Pere Castelví; en Mas Ricard, su dueño Benet Castelví; en Pratdip, su dueño Joan Castelví; en Masroig, su dueño Joan Castellví, y en Marsá (todo en Tarragona), su dueño Jaume Castellví, documentadas en la Fogueración catalana de 1553.

Pasaron a Cuba, Estados Unidos, México y Paraguay.   

Jaume Castellví fue Justicia Criminal de la ciudad de Valencia en 1345. En la nómina de Caballeros valencianos figuraron: Francisco Castelví, natural de Valencia, en 1604; Policarpo Castelví, natural de Valencia, en 1604, y Juan de Castelví, natural de San Juan, en 1609.

Fueron Cofrades pertenecientes al Estamento militar o noble que desempeñaron los cargos de Mayordomos y Consejeros de la Cofradía de San Jaime de Valencia y los que acudieron a las Juntas: Bernardo de Castellví, en 1483, 1487, 1488, 1492 y 1515; Francisco de Castellví, en 1487, 1488, 1489, 1492, 1494, 1495, 1496, 1497, 1498, 1499 y 1500; Gaspar de Castellví, en 1492; Gaspar de Castellví, Señor de Carlet, en 1495, 1497, 1512, 1513, 1514 y 1515; Luís de Castellví, Señor de Carlet, en 1471, 1472, 1473, 1476, 1484, 1485, 1487, 1490 y 1492, y Pedro de Castellví, en 1473, 1476, 1477 y 1483.

Guillermo Castellví fue Comendador de Puigreig de la Orden de San Juan en el Gran Priorato de Cataluña en 1461, y de Cervera-Ametlla en 1461-1477.

Fueron Caballeros de la Orden de Montesa: Francisco Castelví, fallecido en Flandes en 1586, en 1563; Francisco Castelví, Clavero de la Orden desde 1634 a 1640; Pedro de Castelví, en 1410; Pedro de Castelví, Lugarteniente y Capitán de Sueca, en 1530; Felipe Castellví y Calatayud, natural de Valencia, Conde de Carlet, fallecido en 1674, en 1623; Carlos y Pedro Castelví y Cucalá, naturales de Valencia, en 1605; Pedro Castelví y Cruilles, natural de Valencia, en 1588; Alvaro Castelví y Fax, natural de Valencia, en 1617; Juan de Castelví y Figuerola, natural de Valencia, Sargento Mayor del Tercio de Valencia, fallecido el 1 de Febrero de 1672, en 1656; Francisco Castelví y Espina, natural de Valencia, del Consejo de S.M. y Regente de la Cancillería en el Supremo de Aragón en 1617, en 1618; Ignacio Castelví y Pons de Castelví, natural de Montblanch (Tarragona), Gobernador de Belpuig, fallecido en 1689, en 1652; Alvaro Castelvi y Vilanova, natural de Valencia, estuvo en las guerras de Flandes, en 1589; Pedro Castelví y Vilanova de Castelví, natural de Valencia, Subcomendador del Convento, Comendador de Onda, que peleó en la batalla de Lepanto y falleció en 1597, en 1555; Antonio María Castellví y de Ibarrola, natural de París, Conde de Castellá, en 1863; Edmundo Castellví y de Ibarrola, natural de Valencia, Conde de Villanueva, en 1863, y Ricardo Castellví de Ibarrola, natural de Turín, Conde de Carlet, en 1863.

Fueron de la Orden de San Juan de Jerusalén: Jerónimo Castelví, natural de Valencia, Caballero, en 1554; Francisco y Policarpo Castelví, naturales de Valencia, Caballeros, en 1603; Juan Castelví, natural de Alicante, Caballero, en 1606; Juan de Castelví, natural de San Juan, Caballero, en 1608; N. Castellví, hijo de Francisco de Castellví, que fue enterrado en la sepultura de los Comendadores de San Juan del Hospital el 17 de Diciembre de 1615; Antonio de Castellví, en 1700; Juan de Castellví, que en Junio de 1631 otorga poderes en Mesina para administrar su Encomienda de Orrios y Alventosa, Capitán de la galera San Juan de la Religión, en Palermo, en 1632, hermano de Álvaro de Castellví, Comendador de Arés, que era su administrador de la Encomienda de Orrios por procura en Mesina el 23 de Junio de 1631, ya citada; Luis de Castellví y Alagón, Comendador de Peñaler, en 1530; Miguel de Castellví y la Figuera, Maestrante de Valencia, en 1778-1785; Alberto de Castellví y Tolsá, primer Señor de Láconi, Caballero, en 1434; Luis de Castellví y Vich Juan y Juan, Comendador de Ulldecona en 1520; Luis de Castelví, en 1523, y Miguel Castelví y Busón, natural de Flix, en Tarragona, presbítero y prior de la iglesia parroquial de Rasquera, de la Bailia de Miravete (hijo de Dionisio Castelví y Borrull y de María Busón y Aguilar y nieto paterno de Miguel Castelví y de María Borrull), en 1785.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Francisco Castelví Espina Quintana, Caballero de Montesa, del Consejo de S.M. y su Regente en el Supremo de Aragón, para Consultor, en Valencia, en 1608, y su mujer Eugenia de Montoliu; Vicenta de Castelví Sanz Cutanda Cruilles y Sierra, natural de Valencia, para casar con Mateo Gonzalo, Familiar, en Valencia, en 1635; Jacinto de Castelví y Lerma, natural de Río de Lacha (Indias), para Oficial, en 1636, y Lamberto Ortiz Antoni, natural de Valencia, para Oficial, en la Corte, en 1636, y su mujer Luisa de Castelví Barbarroja, natural de Valencia.   

Andrés Castellví, vecino de Sant Andreu de Erdol, fue habilitado por el Brazo Real en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1640.

Francisco Jerónimo de Castelví y Gaya, natural de Sacer, probó su nobleza para ingresar como Caballero en la Orden de Santiago en 1641.

Jorge de Castelví y de Ixar Aymeric y de Castelví, natural de Cagliari (Cerdeña), fue Caballero de la Orden de Calatrava, en la que ingresó en 1626.

Antonio Castellví y Ambrós, natural de Flix, labrador, obtuvo privilegio de Ciudadano Honrado de Barcelona, en Aranjuez, el 10 de Junio de 1805.

Felipe de Castellví, natural y comerciante de Flix, Batlle de Marina de Flix, de Arcó, de Vinebre y de Ribarroja, obtuvo los privilegios de Ciudadano Honrado de Barcelona, en San Ildefonso, el 13 de Agosto de 1804 y el de Caballero del Principado de Cataluña, en Madrid, el 12 de Julio de 1807.


Armas


Las de Benet (Benito) Castellví, caballero que vino de la Borgoña para tomar parte en la reconquista de Cataluña y Valencia, que luchó junto al conde Borrell y cita en sus Trovas mosén Jaime Febrer, traía: En campo de azur, un castillo de plata sumado de una cabeza de unicornio del mismo metal. 


Las de Guillem (Guillermo) de Castellví, Barón de Rosans, citado como el anterior por Mosén Jaime Febrer, y que también intervino en la conquista de Barcelona y Valencia, ostentó En campo de azur, un castillo de plata. 


Andando los tiempos estas primitivas armas sufrieron modificaciones, y así, Jerónimo de Villa y Juan Baños de Velasco, afirman que las modificaron en la siguiente forma: En campo de azur, un castillo de plata, aclarado de sable; bordura componada de ocho piezas de sable.


Miguel de Salazar dice que las armas de los Castellvi se modificaron en la siguiente forma: En campo de azur, un castillo de plata, aclarado de sable; bordura componada de ocho piezas de plata.


Pero la verdadera interpretación de esas nuevas armas y de su bordura es la que da Garma y Durán, que describe el escudo de los Castellví en Cataluña y Valencia en esta forma: En campo de azur, un castillo, de tres homenajes, de plata, mamposteado de sable. Bordura componada de plata y azur.

Estas armas traen los Marqueses de Láconi, los de Jorba (Barcelona) y los de Canarias. Así como los de Cataluña, radicados en Valencia y pasados a Cerdeña, según Vicente de Cadenas, y Felipe de Castellví, natural y comerciante de Flix, Batlle de Marina de Flix, de Arcó, de Vinebre y de Ribarroja.

Estas mismas armas traen los de Calatayud (Zaragoza).


Otros traen: En campo de azur, un castillo de plata; bordura componada irregular de ocho compones, cuatro de plata y cuatro de azur. 


Agustín de Loaysa, Gregorio García Ciprés, Juan del Corral y Vivas dicen que hay otros Castellví que usan: En campo de sable, una banda de oro cargada de tres billetes de azur.


En el expediente citado del Caballero de la Orden de Alcántara Felipe Carlos Osorio Guzmán y Castellví, natural del Real Sitio de La Granja de San Ildefonso, año 1770, constan las siguientes armas para los Castellví: En campo de azur, un castillo de plata, con puertas y ventanas de azur.


Otros en Cataluña usan: En campo de azur, un castillo de plata, aclarado de azur y mazonado de sable. Bordura componada de plata.


Otros: En campo de plata, una hebilla, de gules.


Algunos Castelví usan: En campo de plata, un arado, de sable.