Comenge, Cominges

Versión de impresión

Apellido con casas solares en Aragón, Cataluña y Perpignan (Francia)

En Aragón tuvo casas solares en Monegrillo (Zaragoza), sus dueños Domingo Comenge, Johan de Comenge y la viuda de Comenge; en Farlete (Zaragoza), su dueño Guillen de Comenge, y en Lanaja (Huesca), sus dueños Miguel de Comenge, Johan de Comenge y Bertholomeu de Comenge, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

En Cataluña tuvo casas solares en el Condado de Pallars, y en la ciudad de Lérida, siendo sus dueños Jacme de Comenge y Jacmet de Comenge, documentadas éstas últimas en 1344.

José Narciso Comenge, vecino de Lalueza (Huesca), ganó proceso de infanzonía ante la Real Audiencia de Aragón, en 1753, por línea recta de varón, desde Juan Comenge, que nació en su Palacio de Perpiñán, por los años 1400.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición de Zaragoza: Francisco Comenge y Gascón, natural de Lalueza (Huesca), para Oficial, en 1745, y Nicolás Barta Lázaro, natural de Remolinos (Zaragoza), para Ministro Oficial, en 1773, y su mujer Manuela Comenge Espinosa, natural de Zaragoza.

Clemente Comenge y Abio, natural de Monegrillo (Zaragoza), Doctor y Catedrático de Teología en la Universidad de Zaragoza, Rector de la misma, canónigo penitenciario de la Metropolitana de dicha ciudad y examinador sinodal. En 1783 fue electo Obispo de Ciudad Rodrigo (Salamanca) y fue prudentísimo su gobierno. Fabricó en su Catedral una capilla a Nuestra Señora del Pilar, y fundó misa solemne con sermón el 12 de Octubre. Murió el 12 de Diciembre de 1747 y está sepultado en medio de dicha capilla.

Rafael Comenge y Dalmau, nació en Alberic (Valencia) el 16 de julio de 1855. Era hijo de Rafael Comenge Picó de Aielo de Malferit y de Ciriaca Dalmau Cervelló, natural de Alberic. Sus abuelos paternos fueron Ignacio Comenge, natural de Gorga (Alicante) y Josefa Picó de Alcolecha (Alicante), los abuelos maternos fueron Francisco Dalmau y María Cervelló ambos de Alberic. Casó con María Gerpe Calvo, de origen gallego y fruto del matrimonio fueron ocho hijos: Rafael, que murió muy joven, Fernando, Miguel, María, José Luís, Julio, Alberto y Juan. Doctor en Filosofía y Letras y en Derecho, por la Universidad de Madrid, periodista, escritor y político. Ocupó varias veces la Cátedra de conferenciante en el Ateneo de Madrid. Entre sus obras escritas: Cuentos maravillosos; Media hora en el cielo; El Credo de las catacumbas, La autenticidad de los Evangelios; Antología de las Cortes de Cádiz; Los chinos, estudio social y político; Zepher Zohar. Libro del Esplendor; y entre sus novelas: El roder Micalet Mars o el honrado sin honra y El bandido de Fontfreda. Entre sus escritos inéditos: Código rural; Sueños y teorías; El Padre Nuestro... Escribió en los periódicos; El Imparcial, La Correspondencia de España, El Heraldo de Madrid, La época, El Progreso, Las Provincias, Diario de Valencia, El Mercantil Valenciano, ABC, La Voz... Dos veces Diputado a Cortes en los periodos 1887-1889 y 1916-1918 (Por el distrito rural de Alberic). El 27 de febrero de 1892 la Reina María Cristina, como Reina Regente, lo nombra Jefe de Administración de primera Clase, con el destino de Fiscal local contencioso administrativo de las islas Filipinas, tuvo otros cargos Administración del Estado, ente otros, Gobernador Civil de Granada (1899), Valencia (1906), Málaga (1912). Los últimos días de su vida los pasó en Alberic y allí falleció el 30 de diciembre de 1934.


Armas


Los Comenge, traen: En campo de gules, una cruz paté, de plata.

Privativas del linaje de Comenge, originario de Alberic (Valencia), radicado en Madrid, y una de cuyas líneas descendientes contemporáneas esta representada por don Juan de Comenge y Gerpe, vecino de Madrid, (hijo de Rafael Comenge y Dalmau y de Maria Gerpe Calvo).

Dicho escudo consta en la Capilla del Pilar, fundada por el Obispo Clemente Comenge, de la Catedral de Ciudad Rodrigo (Salamanca).


Los Comenge de Aragón, según Pedro Vitales, y el Conde de Doña Marina, y los de Perpiñán, según Pedro Vitales, traen: Escudo cortado: la partición alta, de azur, con una cruz llana de oro cantonada de cuatro flores de lis del mismo metal, y la partición baja, jaquelada de oro y gules. Bordura general componada de oro y sable.


Miguel de Salazar señala que los de Aragón traen las anteriores armas con la bordura es componada de plata y sable: Escudo cortado; la partición alta, de azur, con una cruz llana de oro cantonada de cuatro flores de lis del mismo metal; y la partición baja, jaquelada de oro y gules: bordura componada de plata y sable. 


Otros Comenge, de la casa Perpiñan, radicados en Monegrillo, Castejón de Monegros, Senés de Alcubierre, Lalueza, Alcubierre, La Almolda y Zaragoza, traen: Escudo cortado: 1º, en campo de azur, cruz llana de oro, entre cuatro lises del mismo metal, 2º, jaquelado de oro y gules; bordura de catorce piezas de oro y sable.


La casa Comenge de Perpiñan, radicados en Aragón, traen: En campo de azur, una cruz sencilla de oro entre cuatro flores de lis del mismo metal.

Armas primitivas de este linaje.


Los Cominges, traen: En campo de gules, una banda, de oro.

Otros: En campo de azur, un castillo de plata sobre ondas de agua de azur y plata, en las que nadan dos cisnes blancos, uno a cada lado del castillo, afrontados; a su puerta, una ninfa, vestida de gules, con un escudo de plata, embrazado, y una espada en la mano.

Los de Roma, según Miguel de Salazar, traen: Escudo partido: 1º, en campo de azur, tres flores de lis de oro, puestas en roque, y 2º, en campo de gules, una cota de plata, y en torno del escudo una orla de oro, y en ella ocho aspas de gules.