Cuesta

Versión de impresión

Apellido del género toponímico cuyo origen no se circunscribe a un solo lugar, sino que se reparte en antiguos asentamientos, en Cantabria, las montañas de León y determinados lugares de ambas Castillas.

En Cantabria existieron casas solares de Cuesta, en la villa de San Vicente de la Barquera; en el lugar de Tudanca, en el lugar de Barros, del Valle de Buelna, ambos pertenecientes al judicial de Torrelavega; y  en el de Liérganes, del partido judicial de Medio Cudeyo.

El de León radicó en la antigua hermandad de Argüellos, del partido judicial de La Vecilla, y de este solar dimanó la casa de la villa de La Pola de Gordón, del mismo partido; algunas líneas de este apellido en Castilla, y otra que pasó a Aragón.

El linaje es muy antiguo, de notorios hijosdalgo que posteriormente, se extendió por la Península y muchos de sus miembros participaron activamente en la Reconquista de Andalucía, varias ramas del apellido Cuesta pasaron a América en especial a México.

En ocasiones, Cuesta lleva delante un patronímico, como en el caso de los García de la Cuesta, los Gutiérrez de la Cuesta, etc. o, contrariamente posterior como los Cuesta del Monte, Cuesta de Álvaro o Cuesta de Mercadillo.

Probó nobleza en las Ordenes de Calatrava (1793 y 1803) y Carlos III (1806 y 1807), y en la Real Audiencia de Oviedo (1731, 1762, 1773, 1780 y 1824).

Don Fernando VII concedió el título de Conde de la Reunión de Cuba, en 7 de mayo de 1824, a don Santiago de la Cuesta y Manzanal. La hija de este monarca la también Reina Isabel II, otorgó, a su vez, el Marquesado de Velero de Urría a dona María de las Mercedes de la Cuesta, natural de la Habana, en 1.852 como premio a las actividades que esta dama llevaba a favor de la beneficencia.


Armas


En campo de azur, cuatro fajas de oro, cargada cada una de dos aspas de gules, una a cada extremo de la faja; bordura de plata con ocho roeles de azur.

Estas armas también las ostentan  las ramas de Sames (Amieva) y Cabranes, en Asturias.


Los de la Casa de la Pola de Gordón (León), usan: En campo de oro, cuatro fajas de gules, cargada cada una de dos sotueres de oro, colocados en los extremos de cada faja; bordura de plata, con ocho roeles de azur. 


La rama de Aragón, se documentan miembros desde el siglo XVI, derivada de la casa de la Pola de Gordón, trae: En campo de plata, cuatro fajas de gules, cargada cada una de dos sotueres de oro, colocados en los extremos de cada faja. 


La Casa de los Cuesta en San Vicente de la Barquera (Cantabria), ostenta: En campo de oro, cinco panelas de gules, puestas en sotuer. 


Otros Cuesta, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, un anillo, de sable.


Originario de Penagos, siglo XVI, radicado en el mismo lugar en el siglo XVII y XVIII, pasado a principios del siglo XIX a La Encina de Cayón, posteriormente a Obregón de Villaescusa y en el siglo XX a Santillana del Mar (Cantabria): En campo de azur, cuatro fajas, de oro, cargada cada una de dos aspas, de gules, puestas en los extremos de la faja.