Dols, Dolz, Dolz de Espejo, Dolz del Castellar

Versión de impresión

Este apellido aparece en Aragón con bastante antigüedad. Tuvo casas en la villa de Allepuz; en la ciudad de Teruel y en Albarracín (todo en Teruel).

Pasó a Málaga, Cerdeña, Valencia y Madrid.

Pere Dolz fue vecino de Valencia en 1354-1373. Mateu Doiz fue vecino de Ruzafa (Valencia) en 1379. Martín Dolz fue vecino de Cocentaina (Alicante) en 1290-1295.

Andreu, Domingo, Pere y Ramón Dolz fueron vecinos de Castellón de la Plana en 1398. Domingo Dolz y Pascual Dolz fueron vecinos de Portell de Morella (Castellón) en 1396. Domingo Dolz fue vecino de Traiguera (Castellón) en 1379.

Otras casas radicaron en Ejulve, su dueño Miguel Dolz; en Las Cuevas de Cañart, su dueño Domingo Dolz; en Las Masadas de las Cuevas, su dueño Miguel Dolz; en Mazaleón, sus dueños Guillén Dolz, Joan Dolz, Anthoni Dolz, Joan Dolz, Johan Dolz y Anthoni Dolz; en Alcañiz, su dueño Joan Dolz; en Jorcas, su dueño Domingo Dolz; en El Pobo, sus dueños Pero Dolz y Martín Dolz; en Cedrillas, sus dueños Pedro Dolz, Mossén Ferrando Doiz, clérigo, y la mujer de Joan Dolz; en Arcos de las Salinas, su dueño Jayme Doiz; en la ciudad de Teruel, su dueño Jayme Dolz; en Formiche Alto, sus dueños Miguel Dolz, Jayme Dolz y Joan Dolz; en El Castellar, sus dueños Joan Dolz, Pascual Dolz y Toda Dolz; en Camañas, su dueño Joan Dolz; en Mirambel (todo en Teruel), sus dueños Johan Dolz y Miguel Dolz; en Ortilla, su dueño Bernat Dolz; en Pallaruelo de Monegros, su dueño Johan Dolz; en Sariñena, sus dueños Miguel Dolz y la viuda de Johan Dolz; en Lanaja, su dueño Johan Dolz; en Berbegal, su dueño Johan Dolz; en Barbastro, su dueño Colau Dolz; en Sena, su dueño Miguel Dolz; en Renanué (todo en Huesca), sus dueños Ramón Dolc y Diamunt Dolz, y en Epila (Zaragoza), su dueño Antón Dolz, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495.

Pasaron a Argentina, Bolivia, Cuba, México, Uruguay y La Habana (Cuba).

Gaspar Dolz, escudero, fue vecino de Zaragoza en 1570.

Ganaron proceso de infanzonía ante la Real Audiencia de Aragón: Pedro Jerónimo Dolz de Espejo y Pérez de Arnal Marcilla, vecino de Teruel, en 1666; Fernando Dolz del Castellar, vecino de Cedrillas (Teruel), en 1756; Juan Dolz del Castellar, vecino de Montalbán (Teruel), en 1756; Juan Casimiro Dolz de Espejo, vecino de Albarracín (Teruel), en 1667; Jerónimo Dolz de Espejo y Arnal, vecino de Allepuz (Teruel), en 1694, y Pedro Jerónimo Dolz Arnal Espejo y Marcilla, vecino de Teruel, en 1666.

Fueron Caballeros de la Orden de San Juan de Jerusalén: Silverio Dolz, vecino de Zaragoza en 1723.; Silverio Dolz y la Cerda, natural de Tarazona (Zaragoza), en 1787; Miguel Dolz del Castellar, en 1767; Gaspar Dolz de Espejo, en 1662; Gerónimo Dolz de Espejo y Borrás, en 1757; Tiburcio Jacinto DoIz de Espejo y Muñoz, natural de Albarracín (hijo de Juan Félix Dolz de Espejo y Espejo y de Dionisia Muñoz y nieto paterno de Juan Dolz de Espejo y de Mencía de Espejo), en 1685; José Dolz de Espejo y Muñoz, hermano del anterior, natural de Albarracín, en 1686; Gerónimo DoIz de Espejo y Pomar, natural de Teruel (hijo de Pedro Dolz de Espejo y de Pabla de Pomar), en 1766; Federico Dolz, natural de Teruel, en 1775; Manuel Dolz, en 1764, y Manuel Dolz de Espejo Pomar, natural de Teruel, en 1771.

Miguel Dolz del Castellar y Asensio, natural de Cedrillas, Prior de la iglesia parroquial de Riodeva (Teruel), fue religioso de la Orden de San Juan de Jerusalén, en la que ingresó en 1767. Era hijo de Juan Francisco Dolz y Ferrer y de Bárbara Asensio y Fuertes y nieto paterno de Miguel Dolz y de Ana María Ferrer.

Antonio Dolz, natural de Málaga, era Secretario del Arzobispo de Toledo en 1546.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición de Valencia: Mosén Cosme Dolz Altabas Juan y Bertoméu, natural de Orcajo, presbítero, para Notario, en 1647; Miguel Dolz Muñoz Sebastián y Ferrer, natural de Castellar, para Familiar, en 1619, y su mujer Catalina Cossa y Torres, natural de Castellar, y Gaspar Dolz del Castellar Fuertes Izquierdo y Pérez, natural de Cedrillas, Infanzón, para Familiar, viudo, en 1818.


Armas


Los Dolz de las casas de Allepuz y de Teruel traen: Escudo mantelado: 1º y 2º, en campo de azur, una granada de oro abierta con los granos de gules, y la manteladura de gules, con un castillo de oro.

Estas armas constan en una piedra armera de Santa Eulalia del Campo (Teruel), para los Dolz de Castellar.

Otra casa en Santa Eulalia del Campo traía separadas las manteladuras por un árbol.


También usaron los de esas mismas casas estas otras armas: En campo de azur, cinco granadas de oro con los granos de gules y puestas en sotuer.


Los Dolz, de Albarracín, según Pedro Vitales, usan: En campo de azur, un castillo de oro, aclarado de sable.


Los Dolz, de Somontano, según Pedro Vitales, ostentan: En campo de plata, un árbol de sinople.

Estas armas traía el citado Antonio Dolz, natural de Málaga y Secretario del Arzobispo de Toledo en 1546.


Los Dolz, de Aragón, según Pedro Vitales, traen: Escudo partido y cortado: 1º, en campo de plata, un pelícano al natural, sangrante por el pecho y alimentando a sus crías; 2º, en campo de azur, una granada de oro, frutada de gules, y 3º, en campo de azur, un castillo de oro, adjurado de sable.


Los de Aragón, según Vicente de Cadenas, usan: En campo de plata, un manzano, de sinople, terrasado de lo mismo.


Los Dolz del Castellar, de la línea de Cerdeña, establecida en Valencia y luego en Madrid y La Habana, tienen: En campo de gules, un chevrón de oro, acompañado en lo alto de dos bezantes de oro y en lo bajo de un castillo del mismo metal.


Según Gregorio García Ciprés los Dolz del Castellar, de la línea de Cerdeña, establecida en Valencia y luego en Madrid y La Habana, tienen: En campo de gules, un chevrón de azur, acompañado en lo alto de dos bezantes de oro y en lo bajo de un castillo del mismo metal.


Los Dolz de Espejo, de Teruel, traen: Escudo cortado: 1º, en campo de gules, una granada, al natural y abierta, y 2º, en campo de azur, cinco espejos, de plata, guarnecidos de oro, puestos en aspa.

Dichas armas traen los Condes de la Florida.

En los expedientes de los citados Caballeros de la Orden Militar de Malta Jerónimo Dolz de Espejo y Borrás y Jerónimo Dolz de Espejo y Pomar constan las anteriores armas.


Los Dolz de Espejo, originarios de Aragón y radicados en Madrid, según Vicente de Cadenas, usan: Escudo cortado: 1º, en campo de gules, una granada, al natural y abierta, y 2º, en campo de azur, cinco bezantes, de plata, puestos en aspa.


Otros: En campo de gules, un castillo, de oro, sobre peñas, de plata.