Díez

Versión de impresión

Apellido patronímico derivado, como el de Díaz, del nombre de Día o Diego. De él existieron tantas familias que, por lógica natural, no tienen relación entre si. Es por tanto sumamente difícil concretar con total exactitud el punto de procedencia de su origen.

Así es, puede añadirse que los descendientes de varias casas solares de estos patronímicos se apellidaron Díaz o Díez, indistintamente. También se observa en distintas líneas dimanadas de un mismo solar que unas se apellidaron Díaz, mientras otras, en cambio, usaron el apellido Díez, sin perjuicio de que unas y otras ostentaran idéntico escudo de armas.

Tratamos, sin embargo, el apellido Díez separadamente del de Díaz, porque hay también algunas casas y familias que se apellidaron sólo con el patronímico Díez, sin confundirlo ni alterarlo con el de Díaz, y usando armas completamente distintas de las que usaron las de este último.

En el valle de Carriedo (Cantabria), hubo una casa solar de Díez, que debió tener el mismo origen y tronco que la de Díaz de Reguero, del lugar de Ibio, en la misma provincia, pues tiene idénticas armas. Una rama de esta casa Díez, se apellidó indistintamente, Díez Montero y Díaz Montero.

En lo que respecta a Cantabria, entre algunos de los muchos Caballeros que probaron su hidalguía ante la Real Chancillería de Valladolid, figuran: D. Alonso, D. Francisco, D. Nicolás, D. Domingo y D. Roque Díez, de las Presillas, en 1740; D. Juan Díez, de Iguña, en 1553; D. Luis Díez de Cara, de San Vicente de la Barquera (?); D. Matías Díez, de Hermosa, en 1729; D. Santiago Díez, de Reinosa, en 1826 y D. Tomás Díez, de Rioseco, en 1816.


Armas


El caballero Fernando Díez, que menciona Mossèn Jaime Febrer, que sirvió al rey don Jaime I "el Conquistador" y quedó heredado y domiciliado en el valle y pueblo de Almonacir, trae: En campo de oro, seis bandas, de azur.


El caballero Álvaro Díez, que cita Mossèn Jaime Febrer, que fue embajador del Rey don Alfonso V de Castilla, trae: En campo de gules, un sotuer, de oro.


Los de Castilla y León, traen: En campo de gules, una espada desnuda, de oro, puesta en palo; bordura cosida de gules, con ocho aspas, de oro.


Los de Aragón, traen: En campo de oro, una cruz llana, de gules, cargada en el centro de una estrella, de oro, y otra en cada brazo de la cruz, de oro.


Los de Zamora, traen: En campo de azur, diez bezantes, de oro, puestos de tres, tres, tres y uno.


La casa Díez, del Valle de Santibáñez, los de Campoo de Suso y los del lugar de Mazandrero, todos de Cantabria, traen: En campo de gules, una torre, de oro, y saliendo de su base, un brazo vestido, de sinople, con una espada desnuda, de plata, en la mano; bordura de plata, diez cabezas de moro, con turbantes, de gules.


Otros de la misma casa Díez del Valle de Santibáñez en Cantabria, traen: En campo de gules, una torre, de oro, y saliendo de su base, un brazo vestido, de sinople, con una espada desnuda, de plata, en la mano; bordura de gules, diez cabezas de moro, con turbantes, de plata.


Otros de León, traen: En campo de azur, dos castillos, de oro, aclarados de gules, puestos en faja, sobre terrasa de sinople, perfilada de plata. 


Otros de León, traen: En campo de plata, cinco torres donjonadas, en aspa. 


Otros traen: En campo de gules, seis torres, de oro, puestas en dos fajas de a tres.


Los de Vizcaya, procedentes de Castilla, traen: En oro, tres bandas, de gules; bordura de oro, con ocho sotueres, de gules.


Los de Galicia, traen: En campo de gules, un aspa, de oro, y por orla, ocho aspas, también de oro, en el mismo campo.


Otros de Santander, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de azur, una estrella, de oro, 2º y 3º, de plata, con un árbol arrancado, de sinople.


Otros traen: En campo de azur, un lucero, de oro, de ocho puntas.


Los de Baeza, Laredo y León, traen: En campo de gules, un sotuer, de oro; bordura cosida de gules, con ocho sotueres, de oro.


Los de Lodosa, en Navarra, traen: Escudo cuartelado: 1º, un castillo, 2º, una espada y sobre ella, la cabeza de un guerrero. 3º, un león, y 4º, una flor de lis; bordura con ocho aspas. (Desconocemos los esmaltes)