Fuster

Versión de impresión

Apellido originario de Cataluña,  pasó a Aragón, Valencia y Murcia en tiempos muy antiguos.

Cita mosén Jaime Febrer en sus Trovas a Jaime Fuster: "Un sol casi eclipsado de una hermosa luna, sobre campo azul, era la divisa que pintaba en su escudo Jaime Fuster, manifestando con esto ser mayor la grandeza de España, que todo el lleno de la luna agarena. Desde Montpelier vino a la guerra de Orihuela contra los rebeldes de Murcia y su reino; lo que fue de gran contento al Rey D. Jaime, que juzgó conveniente se vengase de sus enemigos el Rey D. Alfonso de Castilla".

También cita Febrer a Raimundo (Ramón) Fuster: "D. Ramón Fuster, que vino desde Barcelona a la conquista de Murcia tuvo muchos debates con los moros. Pintaba en su escudo, sobre campo azur, unas virutas de oro, dando a entender, que así como los carpinteros, al cepillar la madera, las arrojan y destinan al fuego, por hacer poco caso de ellas o bien las venden por bajo precio para el mismo fin; así él no hacia caso de la vil canalla secuaz de Mahoma". 

Por último cita Febrer a Arnaldo Fuster: "Arnaldo Fuster, que desde Aragón vino a la conquista, fue confidente del infante D. Fernando; y quedó heredado en el lugar de Fuente de Encaroz. Pintaba en su escudo  tres estrellas de oro, y una luna de plata, sobre campo azur. Por sus servicios le dio el Rey la incumbencia de repartir las tierras en Gandia, pues tenía en esto inteligencia; y que poblase la villa de los que habían con mas valor acometido a los moros". 

Otros caballeros Fuster asistieron a la conquista de Mallorca, estableciéndose en aquella isla, después de ganada a los moros, dejando allí numerosa descendencia.

Uno de los conquistadores de Mallorca fue Pelegrín Fuster, que en el reparto general de las tierras se le asignó la alquería "Benicocaybo", de tres yugadas, en el termino de Montueri.

Pedro Fuster de Inca en 1285 como representante de aquella villa prestó juramento y homenaje al rey don Alonso III de Aragón.

Felipe Fuster en 1419 fue jurado de la ciudad y reino de Mallorca por el estamento de ciudadanos.

Bartolomé Fuster, noble y rico caballero, en 1411 tenía varias galeras que empleaba para limpiar estos mares de piratas berberiscos. En el año 1434 fue uno de los que entendieron en la reñida cuestión sobre nombramiento de clavario, y en 1427 y 1444 fue jurado por la clase de ciudadanos militares, y en 1426 lo fue Juan Fuster por la misma clase.

Juan Fuster en 1461 fue nombrado embajador del reino de Mallorca en la ciudad de Barcelona para enterarse de la opinión del Principado en el negocio del príncipe de Viana contra su padre el rey don Juan, y en 1466 sirvió a este último con un navío propio. Este mismo Juan Fuster, y su hermano Felipe, el expresado año 1466 obtuvieron privilegio perpetuo de caballeros.

Pelayo Fuster en 1467 obtuvo dignidad política de "conseller" del reino de Mallorca por la clase noble.

Juan Miguel Fuster sirvió de capitán en las guerras de Granada el año 1485; en 1506 acompañó al rey don Fernando a Nápoles, y en 1518 fue jurado de la ciudad y reino de Mallorca por la clase de caballeros.

Gerónimo Fuster en 1506 fue miembro del grande y general consejo de Mallorca.

Pelayo Fuster en 1522 era jurado por el estamento de caballeros y fue bárbaramente perseguido por los comuneros, como lo fue también Felipe Fuster que por haberse escapado tuvieron presas muchos meses a dos hijas suyas. El citado Felipe en 1530 y 1544 fue jurado por la clase noble, y en 1541 fue uno de los caballeros mallorquines que llevaron las varas del palio de Carlos V desde el muelle de Palma hasta el Real Castillo.

Fray Gregorio Fuster, en 1545 era caballero de la orden de San Juan y capitán de galeras de la misma religión. En 1552 se halló en la conquista de Zoara en Berbería, y murió gloriosamente en la guerra de los Algarbes.

Pedro Juan Fuster, en 1553 fue miembro del grande y general consejo del reino de Mallorca.

Fray Juan Antonio Fuster, caballero de la orden de San Juan, en 1566 sirvió en el sitio de Malta con extraordinario valor.

Felipe Fuster, después de haber hecho lucir su valor en la toma de Roma y batalla de San Quintín, siendo capitán de guerra de la villa de Inca, en 1558 murió peleando con los moros en el pinar de Alcudia.

Otro Felipe Fuster en 1567 fue miembro del grande y general consejo, por la clase de caballeros, en 1578 fue jurado de la ciudad y reino de Mallorca por la misma clase, y en 1582 era virrey y capitán general de Mallorca.

Fray Juan Antonio Fuster, caballero de la ínclita y militar orden de San Juan, en 1584 era capitán de una galera de la misma religión.

Juan Odon Fuster, murió en 4 de noviembre de 1586 siendo jurado por la clase noble.

Juan y Pedro Fuster, también fueron caballeros sanjuanistas y se les encuentra sirviendo en Malta en 1626.

Juan Antonio Fuster, caballero del hábito de Calatrava, por merced de 2 de junio de 1631, obtuvo título perpetuo de caballero en 2 de agosto del mismo año. En 1635 levantó una compañía, y otra su hermano Felipe del hábito de San Juan, con las que sirvieron en la conquista de las islas de San Honorato y Santa Margarita.

Pedro Juan Fuster, fue uno de los capitanes del ejército de Felipe IV que sirvieron con valor en las guerras de Cataluña, habiéndose hallado en 1641 en el socorro de Tarragona.

Miguel Juan Fuster y Jaime Fuster eran por este mismo tiempo caballeros de la orden de San Juan, y Alberto Fuster lo era de la de Calatrava.

Juan Fuster y Zaforteza, caballero de Malta, consejero del emperador de Austria, y capitán de su escuadra, murió siendo mariscal de campo del ejército austriaco en 16 de marzo de 1750.


Armas


El caballero Jaime Fuster (citado por mosén Jaime Febrer), que pasó desde Montpelier a la guerra de Orihuela, traía: En campo de azur, un sol de oro, casi eclipsado por una luna de plata.


Arnaldo Fuster (que también cita Febrer), y que fue desde Aragón a la conquista de Valencia, siendo heredado por el rey don Jaime I en Fuente Encaroz y autorizado para repartir las tierras de Gandia y poblar en este villa, usaba: En campo de azur, una luna de plata, surmontada y acompañada de tres estrellas de oro puestas en triángulo. 

Estas armas trajeron después los Fuster de Valencia.


Otros Fuster, de Valencia, traen: En campo de azur una luna de plata, surmontada y acompañada, en el jefe,  de estrellas de oro, puestas en situación de faja.  


Otros también de Valencia, traen: En campo de azur, un sol de plata, surmontado y acompañado de tres estrellas de oro puestas en triángulo.


Ramón o Raimundo Fuster (otro de los caballeros citados por Febrer), que pasó desde Barcelona a la conquista de Murcia, ostentaba; En campo de azur, unas virutas, de oro.


Los Fuster, de Mallorca, traen: En campo de azur, una estrella, de oro, de ocho puntas. 


Los Fuster de la casa de Barcelona, según Garma y Durán, traen: En campo de azur, un lobo de oro, puesto en salto.


Otros Fuster, traen: En campo de azur, tres estrellas, de oro, mal ordenadas, en punta una luna montante, de plata.


Otros Fuster de Barcelona, traen: En campo de gules, una estrella, de oro.


Otros de Barcelona, traen: En campo de azur, un perro pasante, de plata.


Los Fuster de Aragón, traen: En campo de azur, un creciente de plata ranversado, acompañado en el jefe de tres estrellas de oro, en situación de faja.

Otros Fuster, de Aragón, traen: En campo de plata, tres estrellas sobre guante.