Garriga, Sagarriga, Zagarriga

Versión de impresión

Linaje catalán muy antiguo. Originario de la villa de la Garriga (Barcelona). También tuvieron casa en Aiguafreda y Verges (partido judicial de Girona). Pasó a Valencia, Aragón y Murcia.   

Escribe Mossèn Jaime Febrer, en sus Trovas: "Benito (Benet) Zagarriga, sujeto de muchos bienes en Rosselló (Lérida), y muy estimado del infante D. Fernando, publicó un bando, en el que se ofrecía a pagar los prets a todos los que quisieran ir con él a la conquista de Valencia; y en efecto, juntó treinta peones, que pasaron revista al entrar en el Puig, y con ellos fue talando los sembrados, como langosta". Dejó descendientes en Valencia. 

En Cataluña fueron condes de Creixell.

En Cataluña también tuvo casas solares en Alella, su dueño N. Garriga; en Bigues, su dueño Antoni Garriga; en Abrera, su dueño Joan Garriga; en Cardona (todo en Barcelona), su dueño Xristofol Garriga; en Mongay, su dueño Mº Antoni Garriga; en Argentera, su dueño N. Garriga; en Vilamitjana, su dueño Joan Garriga; en Isona, sus dueños Jaume Garriga, Joan Garriga, Mº Garriga y Pere Garriga; en Bellpuig, sus dueños Mº Franci Garriga y la viuda de Garriga; en Tárrega, su dueño Mº Andreu Garriga; en Anglesola, su dueño Joan Garriga; en Altet, su dueño Joan Garriga; en Figuerosa, su dueño Joan Garriga; en Guardiolada, sus dueños Climent Garriga y Thomas Garriga; en Cervera, sus dueños Joan Garriga y Mº Gabriell Garriga; en Sanahuja, sus dueños Benet Garriga, Lorens Garriga, Salvador Garriga y Sebastia Garriga; en Torá, sus dueños Antoni Garriga y Benet Garriga; en Pinós, su dueño Miguel Garriga; en Matamargós (todo en Lérida), su dueño Pere Garriga; en Falset, su dueño Miguel Garriga; en Aleixar, sus dueños Antoni Garriga y Antoni Garriga; en Tarragona, su dueño N. Garriga; en Alcover, sus dueños Luis Garriga, Mestre Guillem Garriga y Pere Garriga; en Valls (todo en Tarragona), sus dueños Joan Garriga y Miguel Garriga; en Veinat de Montagut, su dueño Baldiri Garriga; en Riudellots de la Selva, sus dueños Berthomeu Garriga y Miguel Garriga, y en Juyá (todo en Gerona), sus dueños Joan Garriga y Guillem Garriga, documentadas en la Fogueración catalana de 1553; en Castelló de Ampurias, Gerona, La Bisbal, Olot, San Feliú de Guixols, Torroella de Montgrí y Vilaritg (Gerona), citadas en el siglo XVI.

También tuvo casas solares en la villa de Ayguafreda (Barcelona), en la villa de Verges (Gerona) y en Solsona (Lérida), su dueño P. Garriga, documentada en el siglo XIII

En Aragón tuvo casa solar en Pilzán (Huesca), su dueño Anthoni Garriga, documentada en la Fogueración aragonesa de 1495.

A Mallorca pasaron desde Cataluña los Garriga en los tiempos de la Reconquista, siendo uno de los primeros alli establecidos, Pedro Garriga, natural de Tarragona, que obtuvo en el reparto general la alquería de Alabor, de doce yugadas, en el distrito de Petra.

Dalmacio Garriga se halló presente con otros caballeros el año de 1302, en la confirmación de todos los privilegios y franquezas del reino, otorgadas por el príncipe don Sancho.

P. de Garriga fue de los repobladores de Peñíscola (Castellón) en 1248-1251. N. Garriga y Pere Garriga fueron vecinos de la ciudad de Valencia en 1354-1373. Pere Garriga, de El Vallés Occidental, fue vecino de San Mateo (Castellón) en 1379. N. Garriga, de El Vallés Occidental, fue vecino de Castellón de la Plana en 1398. Agostí Garriga, Bernat Garriga, Ferrer Garriga y Lorenç Garriga, del Vallés Oriental, fueron vecinos de Villareal de los Infantes (Castellón) en 1415. N. Garriga, de El Vallés Occidental, fue vecino de Sueca (Valencia) en 1399. N. Garriga fue vecino de Cullera (Valencia) en 1403. A. Garriga, Antoni Garriga y Bartomeu Garriga fueron vecinos de Gandía (Valencia) en 1373. Bertomeu de Garriga y P. Garriga fueron vecinos de Cocentaina (Alicante) en 1290-1295. Bernat Garriga y Gilsino Garriga fueron de los repobladores de Orihuela (Alicante) en 1300-1314

Pedro Garriga, vecino de Murillo, obtuvo salva de infanzonía ante la Corte del Justicia Mayor de Aragón en 1327.

Bartolomé Garriga, monje y camarero del Monasterio de Santa María de Ripoll, Procurador de Gerónimo de Ocón, Obispo de Elna, fue habilitado por el Brazo Eclesiástico en las Cortes del Principado de Cataluña, en 1421.

Pasaron a Argentina, Colombia, Cuba, Chile, Estados Unidos, Guatemala, México, Perú y Puerto Rico.

Jaime Garriga, presbítero, fue el último caballero de otra casa. En 1521 fundó un fideocomiso, en el que sucedió su sobrino Jaime Garriga, y a éste la casa de Moragues.

Otra casa poseyó, Tomás Garriga, privilegiado, en la que sucedió la casa de Zanglada Juliá, y en este casa sucedió el conde de Ayamans.

Otra casa Garriga poseyó las haciendas de Sineu y de Santa Margarita, por doña Magdalena Gual y Garriga. La de Nicolás Brondo, poseyó también bienes de esta familia por su bisabuela paterna, doña Juana Juliá y Garriga.

Rafael Garriga, natural de Vilanant (Gerona), obtuvo el privilegio de Ciudadano Honrado de Barcelona, en Barcelona, el 20 de Diciembre de 1645.

Vicente de Garriga probó su hidalguía ante la Justicia ordinaria de Oyarzun (Guipúzcoa) en 1659.

Luis Garriga obtuvo el privilegio de Ciudadano Honrado de Barcelona el 18 de Mayo de 1702.

Probó su nobleza en la Ordenes de Calatrava en 1656 y de Carlos III en 1805, 1830 y 1833.


Armas


Las de Benito Zagarriga y sus descendientes en Valencia, traen: En campo de plata, un león rampante, de azur. 


Los Garriga de Cataluña, traen: En campo de oro, una mata de garriga, de sinople, arrancada.


En una rajola (ladrillo) valenciana del siglo XIV, en Castell de Canoves, aparecen estas: En campo de gules, una mata de garriga, de oro, arrancada.


Otros en Valencia ostentan: En campo de oro, una faja jaquelada de plata y gules y acompañada de dos estrellas de azur, una a cada lado.


Los Garriga de Mallorca traen: En campo de oro, un ciprés de sinople y dos leones de su color, empinados al tronco.


Otros de Mallorca tienen: En campo de plata, tres árboles de sinople, terrasados de los mismo, puestos en situación de faja y el del centro mas alto.


Los Garriga de la villa de Verges (Girona), traen: En campo de azur, un castillo de oro, aclarado del campo.


Los Sagarriga de Aragón, traen: En campo de plata, con el jefe de gules y en éste dos aves de oro afrontadas.


Los Garriga de Santiago de Compostela (La Coruña), traen: En campo de plata, un ciprés de sinople y dos leones de su color, empinantes al tronco.


Otros de Cataluña, según Francisco de Alós de Fontcuberta, usan: En campo de azur, una torre de oro, aclarada y mazonada de sable.

Los de La Garriga (Barcelona), radicados en El Prat de Llobregat, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de gules, un muro de tres pisos con cinco almenas en el cuarto, de plata, y en punta una corona de oro, enriquecida de perlas y pedrería, cerrada de un bonete púrpura y sobre él una cruz, de oro.

Otros: En campo de plata, una mujer, vestida de oro y en la diestra una palma y en la siniestra una cruz.