Aller

Versión de impresión

Este linaje es muy antiguo en Asturias y en León. Procede del de Vigil en la siguiente forma:

Diego Fernández de Aller, natural de la Puebla de Lillo, en la provincia de León, era hijo de Fernando Díaz de Vigil y de Constanza de Avia, y nieto de Rui Díaz de Vigil. Dicho Diego fue heredado y fundó casa en la hoy parroquia de Aller (cuyo nombre, sin duda, tomó por apellido), en Asturias, y casó con Leonor Álvarez de Quiñones, sobrina y heredera del Adelantado Pedro Suárez de Quiñones. Este matrimonio tuvo tres hijos: el primero se apellidó Quiñones, y de él descienden los Condes de Luna; el segundo continuó el apellido Aller, y recibió en mayorazgo el lugar de Gavilanes, del Ayuntamiento de Turcia y partido judicial de Astorga, en la provincia de León, y el tercero, también con mayorazgo, conservó el apellido Vigil de sus antecesores.

Ramas de los Aller no sólo se extendieron por Asturias y León, sino que también pasaron a Galicia, Castilla y México.

Probaron su hidalguía ante la Sala de Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid en los años que se indican: Pedro de Aller, vecino de Valencia de Don Juan (León), en 1527; Sebastián de Aller, vecino de Villanueva de Valdejamuz (León), en 1530; Juan de Aller, vecino de Valladolid, en 1541; Juan de Aller, vecino de Castropepe (Zamora), en 1548; Gerónimo de Aller, vecino de Medina de Ríoseco (Valladolid), en 1587; Andrés de Aller, vecino de Valladolid, en 1618; Lucas de Aller, vecino de León, en 1727; Manuel de Aller, vecino de Mellanzos (León), en 1737; Rafael de Aller, vecino de Lorenzana (León), en 1757; Manuel de Aller, vecino de Santolaja (León), en 1758; José de Aller, vecino de Torneros (León), en 1758; Lucas de Aller, vecino de León, en 1758; Manuel de Aller, vecino de Vilecha y Torneros, en 1776; Gregorio Aller, vecino de Madrid, en 1802; Joaquín de Aller, vecino de Villanueva del Carnero (León), en 1814, y Pablo Fabián de Aller, natural de Valdesego de Arriba (León) y vecino de Villamoros, de la jurisdicción de Mansilla de las Mulas (León), en 1817.

Litigaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada: Juan de Aller, natural de Almendralejo (Badajoz), en 1550, y Juan de Aller Guerrero, vecino de Arroyo de San Serván (Badajoz), en 1597.


Armas


En campo de oro, una banda de gules, cargada de una cotiza de plata.


Otros traen: En campo de oro, una banda, de gules, engolada en cabezas de dragones de sinople; bordura de azur, con nueve aspas, de oro.


Otros traen: En campo de oro, una banda, de gules, cargada de una cotiza, de plata y engolada en cabezas de dragones de sinople; bordura de azur, con nueve aspas, de oro.


Los del Concejo de Aller, según Diego de Soto y Aguilar, usan: En campo de oro, una banda de gules engolada en dragantes de sinople; bordura de gules, con ocho aspas de oro.


Otros del Concejo de Aller, según Diego de Soto y Aguilar, usan: En campo de oro, una banda de gules engolada en dragantes de sinople; bordura de azur, con ocho aspas de oro.


Los originarios de Asturias, radicados en León y Castilla, pasados a México y Quito (Ecuador), según Vicente de Cadenas: En campo de plata, sobre ondas de azur y plata, una sirena de oro.


Otros traen: En campo de oro, una banda, de gules, engolada en cabezas de dragones de sinople; bordura de azur, con tres ruedas de Santa Catalina, una en lo alto y las otras dos en los costados.


Otros traen: En campo de oro, una banda, de gules, engolada en cabezas de dragones de sinople; bordura de azur, y en la cabeza de esa bordura una cruz de plata, semejante a la de San Juan.