Hoyos

Versión de impresión

Queda consignado en la información del linaje "Hoyo", que varios tratadistas afirman que el apellido Hoyo es el mismo de Hoyos, pluralizado, y algo de cierto debe de haber en esa aseveración, puesto que hay un escudo de armas como mas adelante se verá, común a ambos. Como el de Hoyo, el apellido Hoyos se extendió también por España desde tiempos muy antiguos, y afirma Pedro Lezcano, que tuvo su primitivo solar en el lugar de Hoyos (cuyo nombre tomó) que hoy pertenece al Concejo de Valdeolea, en el partido judicial de Reinosa (Cantabria).

Entre los antiguos Caballeros Hoyos de ese solar, figuran Gonzalo Gómez de Hoyos, Gonzalo García de Hoyos, Pedro González de Hoyos, Gómez Pérez de Hoyos y Juan García de Hoyos, de  los  cuales hay gran memoria en el libro Becerro de Castilla, en el que aparecen heredados en el lugar de Hoyos, solariego linaje, y en los lugares de Caraceo, Rioncho, Quintanilla de Cerratos, San Miguel de Aguayo, que hoy es villa y pertenece al mismo partido judicial de Reinosa, Santa María de Reyuelos, Girmones, Arsero, Vistos, Cijanzos y La Haya, todos ellos lugares montañeses.

María del Carmen González Echegaray en su "Diccionario de Apellidos y Escudos de Cantabria" en referencia a este apellido, dice: "No es el mismo que Hoyo; la casa de Hoyos del valle de Campoo, estuvo situada en Valderredible, y fueron muy importantes los miembros de este linaje, uno de los más clásicos y nobles de Cantabria.

De su fundación nos dice Lope García de Salazar, en su códice "Las Bienandanzas e Fortunas", escrito como sabemos a principios del siglo XV: "El linaje oyos, su fundamiento fue Villanueva, e poblaron en oyos que es cerca de Ranosa (Reinosa), e de una parte viene de Valdeguna (Valdeiguña), e tienen casa e eredamiento en la puente de Arenas, e deste linaje, del que más ay memoria que valió fue Gomes García de Oyos que Caballerizo Mayor del Rey Don Enrique tercero"...

Existen Ejecutorias de Hidalguía en la Real Chancillería de Valladolid, de los siguientes montañeses: D. Fernando y D. Pedro de Hoyos, de Rasgada (Valderredible), de 1771; D. Juan de Hoyos, de Ruanales, de 1725; D. Juan de Hoyos, de Sonvalle, de 1731; D. Juan, D. Marcos, y D. Lope de Hoyos, del lugar de Mediaconcha de Iguña, de 1742; D. Juan de Hoyos, de Santiurde, de 1754; D. Manuel y D. Nicolás de Hoyos, de Rivadedeva, de 1780; D. Agustín de Hoyos Bustamante, de Orzales, en Campoo, de 1833; D. Fernando Hoyos Villalobos, de Matarrepudio, en Campoo, de 1815, y de D. José Ildefonso Hoyos Villalobos, de Reocín de los Molinos, de Campoo, de 1761.

En una Ejecutoria de Armas, firmada para el Maestre de Campo D. Miguel Roso Oreña Gayón y Hoyos, Caballero de la Orden de Santiago, dada por D. Alonso de Guerra en 1704, se dice de la casa de Hoyos, que sus armas son las que posteriormente exponemos en primer lugar "Su casa originaria estaba en Villanueva, Montañas de Burgos, de donde pasaron a poblar en Hoyos, junto a Reinosa, de donde tomaron el apellido. También los hay en Valdeiguña, y tiene casa y heredamientos en el puente de Arena". Este párrafo se ve que está tomado del que ya vimos de García de Salazar."


Armas


Las mas generalizadas pues, son las ostentaron las casas santanderinas del valle de Campoo y América, fueron estas: En campo de azur, una banda de plata, engolada en cabezas de dragones de oro, lampasados de gules. Bordura de plata, con ocho armiños de sable. Esas mismas armas usaron algunas familias del apellido Hoyo, o del Hoyo, y así se hallan descritas en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Alcántara Juan Goyón y Hoyos, natural de Santibáñez, en el partido judicial de Medio Cudeyo.


Según Miguel de Salazar: En campo de azur, una banda de plata, engolada en cabezas de dragones de oro, lampasados de gules. Bordura de plata, con tres armiños de sable y tres árboles de sinople alternando.


Las del Maestre de Campo D. Miguel Roso Oreña Gayón y Hoyos, Caballero de la Orden de Santiago, fueron: En campo de azur, una banda de plata, engolada en cabezas de dragantes de oro.


La casa de Hoyos del lugar Somvalle (Cantabria) de la cual descendía el Caballero de la Orden de Carlos III, D. Bernardo de Hoyos y Arce y sus ramas, usaron escudo partido: 1º., de azur, con una banda de plata, engolada en cabezas de dragantes de oro, linguados de sinople y recamados de azur, y 2º., de gules, con un ancla de oro. Bordura de plata, con ocho armiños de sable.


Otros traen: En campo de azur, una banda de oro, engolada en dragantes del mismo metal; bordura de plata, con ocho armiños de sable.


Radicado en La Serna: En campo de plata, un águila, de sable.


Otros traen: En campo de plata, dos leones, de oro, rampantes y puestos en faja.


Originario de Ávila, radicado en Madrid y en Paraguay: En campo de plata, un jabalí, de sable, pasante, sobre terrasa de sinople.

En Villanueva de la Peña (Cantabria), en la casa que fue de Francisco de Hoyos y Camargo, Caballero de Calatrava, se veían dos escudos a los lados de una ventana. El uno, contenía las armas que hemos dejado descritas, que son las propias de Hoyos, y el otro era cuartelado; 1º., se veía, un león; 2º., tres barras; 3º., cinco flores de lis y 4º., otras tres barras. Bordura con calderas (omite los esmaltes). Este segundo escudo era de alianzas, y figura también en el expediente de pruebas del Caballero de Alcántara Francisco de Verdeja y Hoyos, de la casa de Vendejo, en Liébana (Cantabria).