López

Versión de impresión

Apellido patronímico, derivado del nombre propio de Lope, por lo que no tienen relación genealógica alguna entre sí los distintos linajes que lo ostentan.

Se dice que su solar más antiguo radicó en Galicia, y que pasó a la conquista de Andalucía, pero son bastantes las versiones existentes sobre el mismo, algunas francamente fantasiosas y a las que resulta difícil conceder verosimilitud. Si nos atenemos al libro “Becerro de Castilla” que fue escrito por mandato del rey D. Alfonso XI y de su hijo D. Pedro I, aquel a quienes algunos llamaron “el Cruel” y otros, acaso con mayor rigor histórico “el Justiciero”, para inscribir en él a los linajes nobles de Castilla, se indica que en tiempos de la dominación romana, llegó a la Península Ibérica una familia llamada de los Lupos, de origen patricio. De dicha familia procedió la reina Lupa, o Loba, residente en Galicia, en cuya región se originó la rama más antigua que después pasó a Andalucía. Lo cierto y verdad es que este apellido, de origen gallego, si damos crédito a la anterior versión, se extendió rápidamente por la Península y ya se encuentran muchos caballeros ostentando el mismo durante la Edad Media.

Simón López fue heredado en 1253 por el Rey D. Alfonso X “El Sabio”, con unas casas de la población de San Bartolomé, con seis jugadas de Tierra, en término de Alcalá de Guadaira y con seis aranzadas, en tierra de Tagareta.

En la conquista de Sevilla, imposible sería enumerar los caballeros López que más se distinguieron durante la Edad Media. En la conquista de Sevilla (1248), se hallaron con el Rey D. Fernando III “El Santo”, Pedro López y García López, entre otros. Y en Andalucía, Simón López recibió del rey Alfonso X, unas propiedades en el término de Alcalá de Guadaira, con lo que dio origen a una familia López andaluza.

En la batalla de las Navas de Tolosa, en el año 1212, fueron muchos los caballeros de este apellido que tomaron parte en la misma, a las órdenes del rey Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra. Que debieron portarse valientemente lo demuestra el hecho de que todos fueron colmados de mercedes y algunos agregaron a las armas de su escudo la cruz de San Andrés, en recuerdo de dicha efeméride.

Los caballeros López se hallaron también en la batalla del Salado y estuvieron presentes en la conquista de Lorca, Córdoba, Antequera y otras ciudades. Tanto guerrear en tierras andaluzas y su larga estancia en las mismas, fueron la causa de que este apellido se extendiera por aquella región de la Península.

Mossèn Jaime Febrer, cita en sus Trovas: “Con la venida de Diego López, con gente de Consuegra, se alegró mucho el Rey don Jaime I, y se apesadumbraron los moros, pues tenían noticia de su valor, fuerzas y experiencia militar. Fue hombre de gran pericia en la guerra; y peleaba con embarazo y destreza, así a pie como acaballo, usando de la prudencia y entendimiento, de que estaba dotado. Quedó heredado en la villa de Chelva. Era su divisa una banda negra, y dos lobos del mismo color, cobre campo de oro”. De esta casa de Chelva, proceden la mayor parte de los López de València, Castelló y Alacant.

Escolano dice que en Murviedro (Sagunt), hubo un caballero llamado Domingo López, tenido como hijodalgo y poblador de dicha ciudad.

Eximeno López fue vecino de Olocau del Rey (Castellón) en 1396. Miguel López fue vecino de Villafranca del Cid (Castellón) en 1396. Domingo López, Feran López, Johan López, Lasero López y Martí López fueron vecinos de Torrente (Valencia) en 1379. Sanxa López fue de los primeros vecinos de Gandía (Valencia) en 1259-1291. Pere López fue vecino de Benidorm (Alicante) en 1381. Anthoni López fue vecino cristiano de Relleu (Alicante) en 1381. N. López fue vecino de Onteniente (Valencia) en 1343.

También en el Reino de València, radicó una casa López en la ciudad de Valencia, y de ella fue fundador Pedro Juan López de Forcal u Horcajo, natural de València, tronco de una dilatada descendencia. De ella procedió Vicente López Portaña, natural de València y Caballero de la Orden de Carlos III desde el 31 de agosto de 1829.      

Con respecto a los López de Aragón, Pedro de López y Quinto de Terrero, juró al Príncipe de España como caballero infanzón, en el año 1646. Pero también en las familias de este apellido se desencadenaron luchas intestinas y así Pedro López y Guillén López, lucharon contra Iñigo y Sancho López, sus próximos parientes.

Pedro López y Guillén López, hermanos y vecinos de Barbastro (Huesca), lucharon contra Iñigo López y Sancho López, sus parientes. Ximén López formó parte de la Unión de Aragón en 1347. En 1486 servía al Rey Don Hernando de Nápoles, Jerónimo López. Fernán López asistió a las Cortes 1515. Frey Domingo López, Comendador de Fonet en 1475, fue Diputado del reino de Aragón, por los infanzones. Lope López asistió a las Cortes de 1563 y fue padre de otro Lope López, que asistió a las Cortes de 1585.

Alonso López, vecino de Huertolo, fue padre de N. López, y éste de Domingo López, que probó su infanzonía en la Real Audiencia de Zaragoza el 4 de Mayo de 1592.

Martín López, vecino de Bierge (Huesca), y Miguel López y Juan López, vecinos de Acumuer (Huesca), y Pedro, Juan y Antón López, vecinos de Aisa (Huesca), figuraron como hijosdalgo en el maravedí de 1582.

En Tramacastilla (Teruel) vivió Juan López de la Casa, hijodalgo, en 1591, e hizo gran resistencia a los luteranos cuando llegaron a dicha villa. Iñigo López, Señor de Buil, floreció en 1106. Aznar López, también caballero aragonés, casó con Marquesa, nieta del Rey de Navarra. Lope López de Calahorra, era Señor de Calatayud en 1237.

En la Orden de Montesa ingresaron: Juan López, en 1350; Pedro López Alonso de la Torre y Ortiz, natural de Madrid, en 1629; Tomás López Guerrero y Quintanilla, natural de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Capitán del Regimiento de Milicias provinciales de Alcázar de San Juan, en 1788; Pedro López de Gallur, en 1340; y Juan López de Mesa, Comendador de Perpunchent, en 1360.

Juan Vicente López y Borrell, natural de Valencia, Rector de Silla, fue religioso de la Orden de Montesa, en la que ingresó en 1605. Falleció en 1638.

Pedro Lázaro López, vecino de Teruel, fue insaculado en la ciudad de Zaragoza en 1667.

Juan López, vecino de Paterna, obtuvo mandamiento para que se le guarde su hidalguía, en 1471.

Diego López, vecino de La Almunia, obtuvo privilegio de hidalguía, en cabeza de su padre, Pedro, el 1 de Marzo de 1753.

Juan López Catalán, vecino de Samper de Calanda (Teruel), obtuvo privilegio de hidalguía el 31 de Agosto de 1790.


Armas


Las del caballero Diego López, y los de Valencia, traen: En campo de oro, una banda, de sable, acompañada de dos lobos del mismo color, uno a cada lado.


Los de Aragón, traen: En campo de oro, un lobo, de sable, bordura de gules, con siete aspas, de plata.


Otros de Aragón, traen: En campo de oro, un castillo, de púrpura; bordura de plata, con ocho escudetes, de azur, cargados de una banda, de oro.


Otros de Aragón, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de plata, con un lobo, de sable; y 2º y 3º, de azur, con cinco estrellas, de oro, puestas en sotuer.


Originario de las montañas de Jaca y Valle de Tena en Huesca, extendido por Aragón , traen: En campo de oro, un roble, de sinople, frutado de oro, y un lobo pasante, de sable, al pie de su tronco.


Originario de las montañas de Jaca y Valle de Tena en Huesca, extendido por Aragón y con radicaciones en Madrid, Ciudad Real, Toledo y Carrión de Calatrava, traen: En campo de oro, un roble, de sinople, con un lobo pasante, de sable, atravesado a su tronco.


Otros de Aragón, traen: En campo de gules, un árbol, de oro, frutado de sinople.


Otros de Aragón, traen: En campo de plata, un árbol, de sinople, arrancado y frutado, de oro, sumado de una cruz, de gules.


Originario de Santa Eulalia (Santolarieta), y radicado en varias poblaciones aragonesas: En campo de plata, dos lobos andantes, de sable, dispuestos en palo y mirando el flanco siniestro.


Originario de Ansó y radicado en Ansó, Aquilué, Aniés y Tauste, todos de Aragón: Escudo cuartelado: 1º, de azur, la cabeza de un rey, barbado y coronado, 2º y 3º, de gules, un lobo, de sable, y 4º, de oro, los cuatro bastones de gules aragoneses.


Originario de Junzano y radicado en varias poblaciones aragonesas: Escudo partido: 1º, de gules, un lobo, de oro, y 2º, de gules, un lobo, de oro.


Originario de Arresa y radicado en varias poblaciones aragonesas: Escudo partido: 1º, de plata, dos lobos andantes, de sable, dispuestos en palo, y 2º, partido en faja, primero, de plata, un árbol, de sinople, y segundo, de oro, los cuatro bastones de gules aragoneses.


Otros Lopez de Aragón, traen: En campo de gules, seis bezantes, de oro, puestos dos, dos y dos; bordura de plata, con ocho aspas, de gules.


Originario de Aragón, radicado en Sevilla: En campo de gules, dos lobos pasantes, de sable, puestos en palo; bordura de azur, con ocho aspas, de plata.


Radicado en Beteta (Cuenca) y extendido a Madrid y Barcelona: En campo de oro, cinco dados de azur, marcados, de plata; bordura de sinople, con ocho lises, de oro.


Los de Álava y Soria, traen: En campo de plata, dos pinos, de sinople, y al pie de cada uno de ellos, un lobo, de sable; bordura de sinople, con cinco aspas, de plata y cinco castillos de oro, alternando.


Otros de Andalucía, traen: En campo de oro, un sauce, de sinople, y a su pie, dos lobos andantes, de sable; bordura de gules con ocho aspas, de plata.


Oriundo de Cantabria, radicado en Ampuero: En campo de plata, dos lobos, de sable, pasantes y puestos en palo; bordura de azur, con ocho flores de lis, de oro.

Estas armas traen también las casas de Castropol y Vegadeo (Asturias).


Otros de Galicia, traen: Escudo cortado en faja: 1º, de azur, un cordero, de plata, con una bandera del mismo metal, 2º, de gules, con un castillo, y 3º, de azur, una lis, de oro.


Los de Guipúzcoa, traen: En campo de oro, un lobo, de sable, armado y linguado de gules.


Los de Sobaqueira (Lugo), traen: En campo de oro, una encina, de sinople y dos lobos andantes, de sable, al pie del tronco, uno por delante y otro por detrás; bordura de azur con ocho aspas, de oro.


Los de Córdoba, traen: En campo de oro, tres bandas, de gules.


Los de León, traen: Escudo partido: 1º, en oro, un roble, de sinople, frutado, y un jabalí pasante, y 2º, cinco cabezas de jabalíes, de sable, goteando sangre.


Otros traen: En campo de azur, un castillo, de plata, acompañado a la izquierda de un lebrel empinante, de oro, acollarado de gules. 


Los de Tuy (Pontevedra), traen: En campo de gules, un castillo, de oro, de dos torres.


Originario de Niñodaguía, pasado a Buenos Aires (Argentina), radicado en  Madrid y Ávila: En campo de gules, trece bezantes, de oro.


Otros de Asturias, traen: En campo de azur, un buey echado, de oro.


Otros de Asturias, traen: En campo de plata, tres lobos, de sable, en palo.


Otros de Asturias, traen: En campo de oro, dos lobos, de sable, pasantes; bordura de azur, con ocho lises, de oro.


Los de Argentina, traen: En campo de plata, dos lobos, de sable, surmontado cada uno de ellos de una estrella, de azur.


Los de México, traen: En campo de gules, trece roeles, de oro; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Los de Toledo, Ciudad Real, Guadalajara y Albacete, traen: En campo de plata, dos lobos, de sable; bordura de oro, con ocho aspas, de azur.


Otros López, traen: En campo de gules, trece roeles, de plata.


Los de Extremadura, traen: En campo de plata, cinco lobos, de sable, en aspa; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Otros de Andalucía, traen: En campo de oro, un lobo, de sable, cebado, de gules, surmontado de tres cabezas de moro, de su color.


Los de Rioja, traen: Escudo cortado: 1º, de azur, un lobo, de sable, perfilado, de oro, y 2º, de oro, cinco panelas, de azur.


Otros de Argentina, traen: En campo de oro, cinco lobos en cruz; bordura de sinople, con ocho aspas, de oro.


Los de Cuba, traen: En campo de plata, dos lobos, de sable, puestos en palo.


Otros de Andalucía, traen: En campo de plata, un muro, en azur, almenado y mazonado, de sable.


Los de Murcia, traen: En campo de gules, una banda, de oro, engolada en dragantes del mismo metal.


Radicado en San Francisco (Estados Unidos): En campo de plata, cinco cabezas degolladas y sangrantes de lobos, puestos en aspa; bordura de gules, con cuatro cabezas de lobo.


Los de Valladolid, traen: En campo de plata, un árbol, de sinople, con dos lobos pasantes y en palo, uno por delante y otro por detrás del tronco, en sable.


Otros López, traen: En campo de oro, trece roeles azules colocados tres, tres, tres, tres y uno.


Los de Vizcaya, traen: En campo de oro, un árbol, de sable, frutado, y pasante a su tronco un lobo al natural.


Otros López, traen: En campo de plata, cuatro lobos pardos con las cabezas contornadas, puestos en dos palos; bordura de gules, con ocho aspas, de oro.


Otros López, traen: En campo de plata, cuatro fajas, de azur.


Otros López, traen: En campo de oro, una cruz flordelisada, de azur.


Originario de de Valduerna (León) y radicado en México y California: En campo de oro, tres fajas, de gules, cargada la del centro de cinco copones, de plata.


Radicado en Fuenmayor (Logroño): En campo de sinople, doce lises, de oro, puestas en cuatro fajas de a tres cada una de ellas.


Originario de Castejón de Arbaniés y radicado en varias poblaciones aragonesas: En campo de oro, dos lobos, de sable, juntos y pasantes.


Radicado en Quintanar de la Orden: En campo de oro, un monte, de sinople, surmontada de un águila, de sable.


Vecino de Lueña: En campo de azur, una mano que sale del flanco siniestro, empuñando una espada, de plata.


Originario de Ahedo de Brutón y radicado en Barcelona: En campo de sinople, cinco puntas de alabarda, puestas en aspa.


Vecino de Carballeda: En campo de oro, un lobo de sable, acosado de tres lebreles, de plata, manchados de sable.


Vecino de Barcenillas: En campo de oro, una rueda de molino, de azur.


Vecino de Remolina: En campo de oro, una garra, de sable.


Los López, de Comillas, traen: En campo de azur, una torre, de plata, aclarada de sable; bordura de plata, cargada de ocho escudetes, de azur, con una banda, de oro.


Los de Martos (Jaén) y algunos de Asturias, traen: En campo de oro, cuatro fajas, de gules.


Otros de Asturias, traen: En campo de plata, cuatro lobos, andantes, de sable, con las cabezas contornadas.


Otros López de Galicia, traen: Escudo cortado: 1º, de azur, un cordero, de plata, con una bandera del mismo metal, y 2º, de gules, un castillo y una flor de lis, de oro.


Otros López, traen: En campo de oro, dos lobos, pasantes, de sable, puestos en palo.


Otros López, traen: En campo de azur, un lobo, al natural, empinado a un árbol, de sinople, a su diestra; todo sobre una terrasa, de sinople.


Otros López, traen: En campo de sinople, una torre, de oro, aclarada de gules, puesta en barra, a la diestra, y un flor de lis, de plata, puesta en banda, a la siniestra; el jefe de azur, con un cordero Pascual, de plata.


Originario de Santiago de Compostela, radicado en Jaén: En campo de plata, sobre ondas de azur y plata, un pez, de oro.

Originario de Villaseca y radicado en Madrid: En campo de azur, un albornoz, de oro.

El Emperador Carlos I concedió a D. Jerónimo López, vecino de Tenochtitlán (México), por privilegio otorgado en Madrid el 26 de Junio de 1530, estas armas: Escudo cuartelado por una cruz, la mitad superior, de oro y mitad inferior de esta, de gules; 1º, de azur, una estrella, de oro; 2º, de gules, un caballero armado en caballo blanco y con una espada desnuda en su mano derecha, a sus pies tres indios muertos con sus banderas; 3º, de plata, un león al natural rampante y coronado; y 4º, de azur, una torre de piedra sobre un río de plata. Bordura cortada, la mitad superior de oro y cinco cruces de gules y la mitad inferior de gules, con tres cruces de oro.