Almúnia

Versión de impresión

Noble linaje aragonés. Tuvo su primitivo solar en la villa de Almunia de San Juan, en la provincia de Huesca.

Fue su progenitor un caballero que, con muchos guerreros de Francia y de otros puntos de Europa, vino al reino de Aragón en 1101 para ayudar en la empresa de arrancar del poder de los moros la ciudad de Barbastro, y a quien, en recompensa de los servicios realizados en dicha conquista, premió el Rey don Pedro I de Aragón concediéndole en señorío la citada villa de Almunia de San Juan, cuyo nombre tomó por apellido, continuándolo sus sucesores.

Uno de éstos, llamado Pedro de Almunia, ayudó al Rey don Jaime I en la conquista de Valencia y contrató con dicho Monarca la conducción a Alcañiz, cita mosén Jaume Febrer en sus Trovas: «Como no puede hacerse la guerra sin la precisa provisión de trigo y carnes deseando el Rey don Jaime emprender esta conquista, saliendo de Aragón contra los sarracenos de este reino, hubo de tratar con Pedro de Almunia, para que le condujese a Alcañiz cuatro mil cabezas de buen ganado, lo que ofreció y cumplió generosamente; llevaba por divisa en su escudo tres pinos sobre campo de oro; por ser noble infanzón.» Concurrió, además, con su persona y deudos a la toma de la ciudad de Valencia en el año de 1238, figurando en el repartimiento que hizo de tierras y casas el Rey don Jaime I entre los caballeros que le ayudaron en aquella victoria.

Por escrituras auténticas a que se refiere Martín de Viciana, confirma este autor que el origen del linaje Almunia procede de la villa de Almunia de San Juan, de la provincia de Huesca, y añade que en el año de 1396, en tiempo del Rey don Martín, fue a habitar al reino de Valencia

Gaspar Escolano dice también hablando de este linaje: "De los caballeros Almunias hallamos haber sido persona eminente Mosén Bernardo de Almunia en tiempo del Rey don Juan II y de su hijo el Rey Fernando el Católico. Casó con Violante Catalán, hija de Mosén Guillén Catalán y de Violante Valeriola, Señores de Alcalá, y en el año de 1475 fue nombrado del Consejo del Rey Católico, como parece por privilegio dado en Barcelona a 9 de Junio de dicho año. En el de 1476, hallándose el dicho Rey en Vitoria para resistir a los franceses que entraban por Navarra, y para verse con su padre el Rey don Juan, por negocios arduos de su corona, escribió al Bernardo de Almunia que se viniera a hallar en la junta por que diese su parecer en todo. En el de 1477 le escribe el Rey Don Juan otra carta, pidiéndole que favorezca el partido del Infante don Enrique de Aragón, su sobrino, y que se le den los homenajes de la ciudad de Segorbe, que se había puesto en armas por no hacerlo, y el Infante, estimando mucho su medio, le escribió que se aprestase para hacer la guerra. Este caballero (Bernardo de Almunia) tuvo tres hijos; el mayor, que se llamó Jerónimo Almunia, fue Señor de Jaraco y murió sin hijos; el segundo, llamado Bernardo, fue Copero del Rey Católico; el menor fue paje, y descienden de éstos los Almunias que hasta hoy conocemos. Pedro Luis de Almunia sirvió al mismo Rey Católico en el sitio de Málaga y conquista de Granada, a su costa, y Bernardo Luis de Almunia al Emperador don Carlos, Rey de España, en la de la ciudad y reino de Túnez, año 1535".

Los servicios prestados por el mencionado Pedro Luis de Almunia a los Reyes Católicos en el sitio de Málaga, los confirma también Martín de Viciana en la tercera parte de su "Crónica de Valencia" con el párrafo siguiente:  "En este mismo año de 1487, los Reyes Católicos reforzaron su ejército y asentaron el Real sobre la hermosa ciudad de Málaga y el fuerte de Gibralfaro. Y para esta jornada muchos señores, varones y caballeros de este reino de Valencia, con sus armas, deudos y criados, marcharon para hallarse en ella, por servicio de Dios y de los Reyes. Y después marcharon por tierra para el Real unos cuerpos de otros. Luys de Cabanilles... Pedro Luys de Almunia, Pedro Maza de Lizana, con muchos caballeros, deudos y criados suyos... Todos estos caballeros llegaron al ejército Real muy bien aderezados de armas y servidores. El Rey los recibió muy amorosamente, y andando por sus jornadas en el fuerte combate de Málaga y Gibralfaro. A 28 de Agosto de 1487, el Rey ganó y entró en la ciudad de Málaga".

También confirma Viciana lo dicho por Escolano, de que Bernardo Luís de Almunia, con otros caballeros de Valencia, acompañó a don Carlos V en la expedición a Túnez el año de 1535.

Por escrituras auténticas a que se refiere Martín de Viciana, confirma este autor que el origen del linaje Almunia procede de la villa de Almunia de San Juan, de la provincia de Huesca, y añade que en el año de 1396, en tiempo del Rey don Martín, fue a habitar al reino de Valencia Mosén Juan Domingo de Almunia, y que fue descendiente suyo Mosén Gaspar Bernardo de Almunia, que casó con Isabel, hija de Mosén Luys Tints, Caballero de Venecia, naciendo de este matrimonio los siguientes hijos: Ximén Pérez de Almunia; Joan Hieronymo de Almunia; Ana de Almunia, que casó con Luís Jofre, Señor de Pardines; Baltasar de Almunia; Miguel Joan de Almunia, y Gaspar de Almunia.

Hijo de este ultimo fue Mosén Miguel Joan de Almunia, Canónigo de Valencia y Doctor en decretos.

Todos estos caballeros fueron del extremo Brazo militar de dicha ciudad y reino. También dice Martín de Viciana lo siguiente: "En esta familia de Almunia ha habido muchos caballeros que han ganado honra en jornadas peligrosas y en servicio de los Reyes". Y añade: "Por su valor tiene sangre mezclada con los linajes de Buyl, Proxida, Castelví, Catalá, Pelegrí y Cervato y otros muchos principales de Valencia".

Años antes de esta fecha, el mismo caballero figuró en el acompañamiento que el mencionado Emperador llevó a Italia cuando fue a recibir la Corona del Imperio de manos del Papa Clemente VII. Embarcó don Carlos V en Barcelona, con rumbo a Génova, el 28 de Julio de 1529, en una poderosa flota de galeras que mandó juntar en dicho puerto, y recibió la Corona Imperial en la ciudad de Bolonia el 24 de Febrero de 1530, en memoria de lo cual concedió a los caballeros que le acompañaban, entre ellos a Bernardo Luís de Almunia, que timbrasen sus escudos de armas con el águila bicéfala y Corona Real abierta; privilegio que usó después la familia Almunia.

En la ciudad de Elche (Alicante) aparecen en el Registro del maravedí como hijosdalgo en el año de 1582, Juan de Almunia, Miguel de Almunia y Pedro de Almunia, vecinos de dicha ciudad.

Entre los caballeros infanzones de la familia Almunia se citan, en documentos que existen en el Archivo Histórico de Valencia, los siguientes: Juan Jerónimo Almunia, en 1579; Ana Almunia y de Jofre, en 1586; Miguel Juan Almunia, en 1591; Luís Almunia, en 1596; Juan Jerónimo Almunia y Próxita, en 1609; Pedro Luís Almunia y Próxita, en 1609; Baltasar Almunia, en 1629, que falleció el 14 de Febrero de dicho año, sucediéndole su mujer Ana Almunia de Próxita y Villarrasa; Antonio Almunia, en 1667, Señor de Rafol y de Castellonet de la Conquista, que estaba casado con Serafina Esparsa. En el año de 1687 consiguió que el señorío de Rafol se convirtiese en marquesado, título de Castilla concedido por el Rey don Carlos II. De su matrimonio fue hijo Antonio Almunia Esparsa en 1711. Siguió el marquesado de Rafol en esta familia de Almunia Esparsa desde el siglo XVII hasta mediados del siglo XIX, en que, siendo la heredera del título una hija, al casar con el Señor Melo de Portugal pasó el título a otra familia. En el año de 1683 Miguel Almunia, y en el año de 1684, Luís Almunia y Juan Almunia y Marín.

Gaspar Almunia, que vivía en el año de 1650, obtuvo confirmación de sus privilegios de nobleza que de antiguo poseía la familia Almunia. Concedió el nuevo privilegio el Rey don Carlos II, con fecha 27 de Septiembre de 1671; pero por estar el Rey en la minoría, lo firma la Reina madre. Está redactado en latín, y la firma dice: Yo, la Reina.

Otro caballero de la familia Almunia, habiendo servido al Infante don Carlos de Borbón, el que después, cuando conquistó el trono de Nápoles por los Borbones en el año de 1736, se llamó don Carlos III, fue recompensado con el título de Marqués de Almunia, cuyo último poseedor lo fue Joaquín Almunia de Próxita, en el año de 1860, vecino de la ciudad de Valencia.

La familia de Almunia enlazó también con la ilustre de los Centelles, Marqueses de Nules y de Quirra, por el matrimonio de Juan Almunia con Teresa Centelles, hija única y heredera del tercer Marqués de Nules y Quirra, en el año de 1612. Más adelante, en 1683, Agustín Almunia casó con María Centelles, de la línea segunda de los Centelles.

José Almunia Próxita y Granullés y Antonio Almunia y Rodríguez, Marqués de Rafal, ambos naturales de Valencia, ingresaron en la Orden de Montesa, en 1658 y 1827, respectivamente.

Don Carlos de Borbón, Rey de Nápoles (más tarde Carlos III de España), concedió, en 1736, el título de Marqués de Almunia a Luís de Almunia y Pérez-Calvillo, siendo autorizado su uso en España en 12 de Octubre de 1851 a Joaquín de Almunia y Baciero.

Probaron su nobleza para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición de Valencia: Nadal Almunia Boygues Avargus y Fuster, natural de Fuente Encarroz (Valencia), en 1620, y su mujer Ursula Feliú Ibarz, natural de Beniza; Antonio Almunia Feliú Boygues e Ibarz, natural de Fuente Encarroz, para Familiar, en 1666, con su mujer Serafina Esparza y Albert, natural de Benigánim (Valencia), y Nadal Almunia Pascual Boygas y Gitart, natural de Fuente Encarroz, en 1658, y su mujer Lorenza Merita y Lopis, natural de Alcoy (Alicante) y vecinos de Oliva.


Armas


Los de Valencia traen: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º de oro, tres árboles de sinople terrasados del mismo color, y 2º y 3º , de azur, medio vuelo bajado, el de la derecha contornado, de oro.


Las armas propias de los Almunia y las que traen más generalmente en Aragón y Castilla, son estas otras: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, en campo de oro, tres pinos de sinople, puestos sobre tres montículos del mismo color, y 2º y 3º, también de oro, con un ala de azur.


Pedro de Almunia, el caballero que ayudó al Rey don Jaime I en la conquista de Valencia, traía: En campo de oro, tres pinos de sinople, puestos sobre tres montículos del mismo color.


Otros de Valencia traen: Escudo cartelado en sotuer: 1º y 4º, de oro tres árboles de sinople y 2º y 3º, de plata lleno.


Los de Nápoles y los de Valencia, según Martín de Viciana, Onofre Esquerdo y otros tratadistas, traen: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, de oro, un monte de tres picos naciente de la punta y sumados de un árbol, todo de sinople; 2º y 3º, de azur, medio vuelo de oro, el de la derecha contornado.


Otros de Valencia traen: Escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, de azur, medio vuelo de plata; 2º y 3º, de oro un monte de tres picos naciente de la punta y sumado de un árbol, todo de sinople.

También hay algún autor que dice que hay Almunias que ostentan: Escudo terciado en palo: 1º y 3º, en campo de azur, un ala de oro, y 2º, en campo de oro, tres pinos de sinople, cortado de lo mismo, con iguales figuras. Pero este escudo debe ser una mala interpretación del que señalan Viciana, Esquerdo y otros autores para los Almunia de Valencia.

Los originarios de Valencia, según Vicente de Cadenas: Escudo cuartelado en aspa: 1º y 3º, en campo de plata, tres montes a la italiana, sumados de tres árboles con tres copas cada uno, y 2º y 4º, en campo de azur, medio vuelo de plata, afrontados.

Los originarios de Aragón, radicados en Valencia, según Vicente de Cadenas: Escudo cuartelado en aspa: 1º y 3º, en campo de plata, tres pinos de sinople, puestos en faja, y 2º y 4º, en campo de azur, medio vuelo de plata, afrontados.

Otros: Escudo cuartelado en aspa: 1º y 4º, en campo de oro, tres pinos de sinople, terrasados, y 2º y 3º, en campo de azur, un ala de plata.

Los Almunia de Próxita traen: Escudo cuartelado en aspa: 1º y 4º, en campo de plata, sostenidos de tres montes de sinople, tres pinos de tres copas del mismo color, y 2º y 3º, en campo de azur, medio vuelo de plata.