Cebrián

Versión de impresión

De las cercanías de Jaca (Huesca).

Según antiguos documentos, el apellido Cebrián trae su origen del nombre propio latino de Ciprianis, en castellano Cipriano, que después se convirtió en Ciprián y mas tarde en Cebrián.

En Aragón tuvieron casas en Urriales (Huesca), su dueño Martín Sant Cebrián, y en Belmonte de Calatayud, su dueño Joan Cebrián, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495; en Daroca; en Aguarón y Cariñena (todo en Zaragoza), documentadas en 1563 y en 1545, respectivamente; en Teruel; en Ipas (Huesca), y en la ciudad de Huesca, siendo vecinos de ella Johan Cebrián y Domengia Cebrián en 1284.

Bartolomé Cebrián fue Juez de Teruel en 1280. D. Cebrián, Menga de Cebrián y Pascual de Cebrián fueron vecinos de Daroca en 1230. Fernando Cebrián y Juhan Cebrián fueron vecinos de Teruel en 1383-1387. Jayme Cebrián y Juan Cebrián fueron vecinos de Jérica (Castellón) en 1343-1369.

En Navarra tuvo casas solares en la villa de Mendavia, de la Merindad de Estella, sus dueños García Martiniz (hijo de Martín Cebrián), y Sancha, mujer de Martín Cebrián, documentadas en la Fogueración navarra de 1329.

El documento mas antiguo que hace referencia a este familia es un privilegio de reconocimiento de hidalguía, dado por don Jaime II de Aragón en 1301 a dos hijos de Domingo Cebrián, vecino de Monzón.

A pesar de las muchas investigaciones realizadas, no se ha podido hallar el entronque de los Cebrián de Xátiva (Valencia) con la familia aragonesa; pero todos los documentos que les pertenecen se hace mención de esa procedencia. Aunque Febrer no los nombre en sus Trovas, la tradición asegura que fueron los Cebrián con don Jaime a la conquista de Valencia. El árbol genealógico de los Cebrián de Xátiva comienza con Onofre de Cebrián, que casó con doña Jacinta Pardo, y fueron padres de Francisco Cebrián, esposo de doña Vicenta Olomar, y ambos padres de Gaspar Cebrián Olomar, y su esposa dona Catalina Sánchez.

Bartolomé Cebrián fue Juez de Teruel en 1280. D. Cebrián, Menga de Cebrián y Pascual de Cebrián fueron vecinos de Daroca en 1230. Fernando Cebrián y Juhan Cebrián fueron vecinos de Teruel en 1383-1387. Jayme Cebrián y Juan Cebrián fueron vecinos de Jérica (Castellón) en 1343-1369.

En Castilla tuvo casa en Frechilla (Palencia), documentada en 1530, y en Alaejos, Medina de Ríoseco, Nava del Rey y Villabrágima (ambas en Valladolid), documentadas en el siglo XVI.

En Castilla La Mancha tuvo casas solares en Alcalá del Júcar, El Bonillo, Fuentealbilla, La Roda y Villa de Vés (todo en Albacete), documentadas en el siglo XVI.

Jerónimo Zurita, en el libro XVIII de sus Anales, cita a un obispo llamado Cebrián, que vivió en tiempos del rey don Alfonso VI, el de Toledo.

Pasaron a Bolivia, Brasil, Colombia, Estados Unidos, México, Perú, Puerto Rico y Venezuela.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Pedro Jerónimo Cebrián Plaenza Molina y Trullenque, natural de Allepuz (Teruel), para Familiar, en Valencia, en 1594, y su mujer Isabel de Armillas y Aparicio, natural de Forcas; Miguel Vicente Cebrián y Agustín, natural de Zaragoza, presbítero, para Oficial, en Zaragoza, en 1727; Lorenzo Cebrián Bonjuan Gómez y Moreno, canónigo de la Colegial de San Felipe, Doctor, para Calificador, en Valencia, en 1786; Ana Carrasquer Cebrián, llamada Cebrián Carrasquer, natural de Castellón del Duque, para casar en Valencia con Juan Sánchez Morgado, Capitán en Indias, sin fecha; Francisco Jinto Navajas, llamado Cebrián Navajas, natural de Fuenmayor (La Rioja), presbítero, para Oficial, en Logroño, en 1816, y María Gracia Cebrián y su marido Francisco Leal, naturales y vecinos de Madrid, para Familiar, en Toledo, en 1638.

En la real audiencia de Valencia, en el libro del real acuerdo, existe un privilegio de hidalguía concedido por el rey don Fernando VI, en el Buen Retiro, a 17 de mayo de 1750, a favor de Mateo Cebrián y Aguilar de Gandía, hijo de Jerónimo Cebrián y de doña Elena Benet, y nieto de Juan Cebrián, casado en Castellón y originario de Aragón, y bisnieto de Pedro Cebrián, señor del lugar de Ipas. En el citado documento se menciona a los Cebrián de Aragón, llamándoles  "Cebrianes del Arzobispo".


Armas


Los Cebrián, en Aragón, traen: En campo de gules, un ciprés de su color y dos leones de oro o de su color, empinados al tronco; bordura de plata.


Otros, según Juan del Corral: En campo de oro, un ciprés de sinople y un león de su color empinado al tronco.


Otros traen: En campo de azur, un ciprés de su color, terrasado de sinople y acostado de dos leones de plata afrontados.


Otros Cebrián, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, un lobo, de sable, surmontado de una castillo, de gules.


En el expediente de pruebas de nobleza del caballero de Montesa, Tomás Cebrián y Llinás, aparece pintado en vitela el siguiente escudo, como propio de los Cebrián de Xátiva: En campo de azur, un brazo armado de plata, moviente del flanco siniestro con la mano de carnación, empuñando un asta de plata con una bandera de gules, y en punta, tres manojos, como de espárragos, de oro, atados con cintas del mismo metal y puestos en triángulo.


El arzobispo de Zaragoza, Juan de Cebrián, ostentó: Escudo cuartelado: 1º, de azur, con un ciprés de su color y dos leones de oro empinantes al tronco, 2º, un árbol de sinople, con un león de su color empinante al tronco, 3º, una banda, y 4º, cinco calderas de sable puestas en sotuer. Ignoramos los esmaltes.


El Arzobispo de Zaragoza Juan Cebrián y Pedro, según Gregorio García Ciprés, usaba: Escudo cuartelado: 1º, en campo de sinople, el ciprés y leones de los Cebrián; 2º, en campo de oro, una carrasca y un león rampante a ella; 3º, en campo de oro, una banda de gules, y 4º, en campo de sinople, cinco calderas de gules, puestas en sotuer. Sobre el escudo, la cruz arzobispal.

Al ser nombrado Virrey y Capitán General de Aragón timbró su escudo con una corona.


En el expediente del Caballero de Alcántara Jaime de Silva y Cebrián, natural de Madrid, año 1753, constan las siguientes armas: Un cedro verde y dos leones rojos empinados a él.


Los apellidados Cebrián de Alagón, originarios de Perales de Alfambra (Teruel) y su rama en Teruel, usan: Escudo cuartelado: 1º, un árbol frutado con un león coronado y empinado a su tronco; 2º, en campo de plata, una banda de gules; 3º, en campo de plata, cinco calderas de sable y gules, puestas en sotuer, y 4º, en campo de plata, tres cipreses de sinople, arrancados y mostrando sus raíces.