Manuel

Versión de impresión

Apellido patronímico, pero de estirpe real, por proceder de los Monarcas de Castilla. Los tratadistas han discutido mucho sobre la ascendencia y descendencia de algunos de sus caballeros.

Entre los hijos que tuvo el Rey Don Fernando de Castilla, que llamaron el Santo, en la Reina, su mujer Doña Beatriz de Suabia, hija de Felipe, Duque de Suabia y Emperador de Alemania, fue el quinto el Infante Don Manuel, que tomó nombró, apellido y armas de los Emperadores de Constantinopla, Manuel Angelo Commeno y Alejo Angelo Commeno, de quienes traía su madre el origen por la línea materna, como nieta de Isasio Angelo último Emperador de Grecia, de los de la familia Commena, y así organizó el escudo de sus armas con las reales de Castilla y León y con las de un ángel, de que usaron estos tres emperadores.

Dejóle el Rey Don Fernando, su padre, grandes estados a los cuales le añadió su hermano, el Rey Don Alfonso, otros muchos; con que le hallamos en las historias uno de los mayores señores de Castilla, pues gozaba las villas de Ágreda, Escalona, Roa, Santaolalla, Cuéllar, Peñafiel, las cuatro villas del Infantado y el Adelantamiento Mayor del Reino de Murcia, y en el Reino de Valencia el castillo de Ayora, Teresa, Palazuelo y Chera, con todo el valle y lugares del término de Ayora, que después renunció por la villa de Escalona para que el Rey Don Sancho de Castilla las restituyese al Rey Don Pedro III de Aragón. Y fue de los más estimados infantes hermanos del Rey, que más le sirvió en todas las ocasiones de guerra contra los moros de Andalucía, en donde cobró renombre de valiente y esforzado caballero y contra los mal contentos de Castilla.

Casó dos veces: la primera con la Infanta Doña Constanza de Aragón, hija del Rey Don Jaime el Conquistador y de la Reina Doña Violante, su segunda mujer, cuyos hijos fueron Don Alfonso Manuel, que murió sin casar y Doña Violante Manuel, mujer de Don Alfonso, Infante de Portugal y hermano del Rey Don Dionís. Y la segunda vez casó el Infante Don Manuel con Doña Beatriz, hija de Amadeo Conde de Saboya y pretenso Papa en el Cisma, y del matrimonio fue hijo:

Don Juan Manuel - Señor de Ágreda, Escalona, Roa, Santaolalla, Cuéllar, Peñafiel y de las cuatro villas del Infantado, Adelantado Mayor de Murcia y demás estados que fueron de su padre, caballero de mucho valor y de mayor reputación y uno de los más poderosos señores que tuvo España en aquellos tiempos, pues además de los estados que heredó de su padre le dio el Rey Don Alfonso el Sabio, su tío, a Villena y Alarcón; el Rey Don Sancho IV, su primo, la ciudad de Chinchilla, el castillo de Garcimuñoz y la villa de Almansa; el Rey Don Fernando IV, su sobrino le hizo su Mayordomo Mayor, y el Rey Don Alfonso II de Valencia y IV de Aragón, le hizo merced de la ciudad de Albarracín y título de Príncipe de Villena, como refiere Zurita, que después le confirmó el Rey Don Pedro IV de Aragón en 15 de marzo de 1336.

Casó, en primeras nupcias, con la Infanta doña Constanza de Aragón (hija del Rey aragonés don Jaime I «el Conquistador» y de su segunda mujer doña Violante de Hungría, hija, a su vez, del Rey don Andrés II, y hermana menor de doña Violante, Reina de Castilla), y en segunda nupcias, con doña Beatriz de Saboya y de Baux Drange (hija de Amadeo, cuarto Conde de Saboya, Duque de Aosta y Príncipe de Piamonte, y (de doña Cecilia de Baux, de la casa soberana de Baux, que tuvo el Condado de Drange, después Principado de Drange)...

* * *

Sobre la conocidísima heráldica del infante don Manuel y de sus descendientes hay un testimonio excepcional, el Tractado que hizo don Juan Manuel sobre las armas que fueron dadas a su padre el infante don Manuel.  Refiere en él las tradiciones familiares que había oído a su madre, a su ayo y a su primo Sancho IV. Cuando Fernando III «entendió que era tiempo para le dar armas» (al morir San Fernando, don Manuel tendría unos dieciséis años de edad) mandó al arzobispo de Sevilla, don Ramón de Losana, que escogiese las armas que había de llevar don Manuel, ya que había acertado tan bien en ponerle nombre cuando naciera. «El arzobispo devisóle estas armas como las que nos agora traemos, que son cuarterones blancos et bermejos así derechamente como las traen los reyes. Et en el cuarterón bermejo do anda el castiello de oro puso él una ala de oro con una mano de home en que trae una espada sin vaina. Et en el cuarterón blanco en que anda el león puso a ese mismo león. Et así son las nuestras armas alas e leones en cuarterones, como son las armas de los reyes castiellos et leones en cuarterones.» Como en las armas del infante don Enrique, se sustituye uno de los cuarteles -aquí el de Castilla- por otra figura, pero conservando los esmaltes, y así la mano alada se pintó de oro en campo de gules. Notemos que estas armas se formaron en realidad sobre las del hermano mayor, don Enrique, marcando el orden de primogenitura por la conservación, en el primero, del cuartel de Castilla, y en éste del cuartel de León. Esta clase de diferencias es la que llamamos subordinadas. Sobre el significado del nuevo emblema se han dado diversas opiniones. Don Juan Manuel, recordando, como decíamos, tradiciones familiares casi de mediados del siglo XIII propone significaciones simbólicas y alegóricas. bien notables en esa época, del tipo de las que tanto se extendieron mucho más tarde. La espada significaría fortaleza, justicia, la cruz; el ala alude al ángel que inspiró a la reina un sueño según el cual por don Manuel y su linaje «había de ser vengada la muerte de Jesucristo» y también al águila de los emperadores de Oriente. Sigue discurriendo del mismo modo acerca del simbolismo del león y de la plata de su campo, etc. Los comentarios de don Juan Manuel son decepcionantes en grado sumo. Una persona de gran cultura, de las armas que había iniciado propio padre sólo comprende un parecido formal con las armas reales mezclado con gran cantidad de significaciones simbólicas más o menos fantásticas. ¿Qué podrían saber de sus armas, iniciadas hace siglos, otras personas poco o nada letradas? Posteriormente, otros han visto en las armas de don Manuel un jeroglífico (mano ala) del nombre del infante. Es también probable que exista una alusión a los antepasados maternos, los Angelos, emperadores de Constantinopla, de los que debió tomarse también el nombre de Manuel, como bien dice Argote, e incluso en la espada, un recuerdo de la muerte violenta del tirano por el emperador Isacio. En el Libro del Concilio de Constanza (1410 y siguientes), impreso en Augsburgo en 1483, la mano alada empuñando una espada es atribuida al hochgebornen Künig von Kalabria. Este libro fue el primero que propagó las armas fantásticas, muchas veces fundadas en malentendidos, por lo que, a pesar de su carácter poseen un núcleo real. Es posible que las armas de los Manuel se tomasen como fuente alusiva a la ascendencia de los Angelos. Las mismas armas, atribuidas a Das Reich Callabrya vuelven a aparecer en el armorial de Jórg Ruggen (1495) junto a1 del rey de Sicilia, si bien con los colores del Imperio: de oro, el ala de sable, la mano y espada al natural.

Del infante se conserva un sello ecuestre del año 1253. En las cubiertas del caballo, en el escudo y en el campo circular del reverso, un cuartelado de León (1,4) y la mano-ala (2,3). Esta ordenación debe reputarse como anómala, a la vista del Tractado de don Juan Manuel, de las armas que éste usó invariablemente así como toda la descendencia del infante (salvo algún ejemplar aislado y más moderno) y de su misma concepción como diferencia subordinada a la del infante don Enrique. La primera mujer de don Manuel, doña Constanza, hija de Jaime I, usa en 1261 un sello lobulado: en el cuadro central el cuartelado de su marido en la ordenación usual; en los lóbulos, los palos de Aragón.

La larga descendencia del infante prosiguió sus armas en Castilla, Portugal y Aragón, ya sin nuevas diferencias, según uso constante de entonces. De don Juan Manuel quedan varios sellos, todos con la mano-ala y el león dispuestos en un campo circular cuartelado, que a veces se usa como reverso de una imagen ecuestre con idénticas armas. Especialmente interesante es el de 1339: en cada cuartel se añade una cruceta ensanchada o patée, otra igual hay en el campo del sello, ante la cabeza del jinete. Estas cruces deben ser de la Orden de San Juan. Hay ejemplos antiguos de su colocación dentro del escudo, pero es curiosa la repetición en cada cuartel. Doña Constanza de Aragón, segunda esposa de don Juan Manuel, tenía en 1326 un sello lobulado igual al de su homónima, esposa del infante. Otra doña Constanza, hija del primer matrimonio de don Juan Manuel con doña Constanza de Aragón (hija de Jaime II), tenía también un sello lobulado en 1346; en el campo central, las quinas de su marido, el infante don Pedro de Portugal; en el lóbulo superior, la mano-ala, en el inferior el león y en las laterales escudetes de Aragón. En el Muséu do Carmo, de Lisboa, está el sepulcro del hijo de ambos, Fernando I de Portugal, con escudos de armas de Portugal y de Manuel. Allí mismo hay otro, con escudos borrados; que se atribuye a su madre, doña Constanza, pero la estatua yacente es de un hombre barbado. Una dama, con las armas de Portugal en el centro del frente de la urna y las de Manuel a ambos lados, está sepultada en la girola de la catedral de Lisboa.

Un hijo natural de don Juan Manuel fue don Enrique, conde de Ceia y de Montealegre, en Portugal. Conocemos sus armas por el sello de su hijo don Pedro Manuel, conde de Montealegre, señor de Meneses. En su sepulcro de Peñafiel, desgraciadamente mutilado, se le representa revestido de su cota de armas, con el collar del Toisón de oro. De esta rama queda también recuerdo heráldico en el sello del concejo de Villalón de Campos, en 1327, que lleva las armas de Manuel. Las armas de doña María Manuel señora de Montealegre, con las de su marido, don Lorenzo Suárez de Figueroa, primer conde de Feria, vénse en labras del siglo XV en los castillos de Feria y Nogales y en el alcázar de Zafra. En el monasterio de Fresdeval estaban también las armas tan repetidas en el sepulcro, del año 1504, de doña Sancha Manuel y su marido, don Juan Sarmiento, señores del castillo de Ubierna. Ya en la Edad Moderna, las armas de don Juan Manuel señor de Cevico de la Torre y de Belmonte de Campos, están en su sitial del capítulo de la Orden del Toisón de Oro en el coro de la catedral de Barcelona. Son las conocidas, con un brazo armado por cimera, tomado del primer cuartel. Aunque casi todos estos escudos fueron repintados, haremos notar que los leones en estas armas siguen siendo de púrpura muy oscura, pero en los cuarteles de León en las armas del emperador son de gules.

La descendencia del hijo menor del infante don Manuel que se llamó Sancho Manuel, señor de Carrión  arraigó principalmente en Murcia. En la catedral de esta ciudad quedan sus armas, en las bóvedas del ala del mediodía del claustro, iguales a las tantas veces descritas. Las armas de don Juan Sánchez Manuel, primer conde de Carrión, hijo del citado arriba, son blasonadas en el armorial de Sicile-Urfé: esquertete de Vilaure (probablemente Vilanne, Villena) et de Lion (núm. 2509).

Los cuarteles de Manuel, dispuestos en bordura componada alrededor de las fajas jaqueladas de Sotomayor, aparecen en los sellos del siglo XV de los señores de El Carpio

El cuartel solo de la mano alada y armada era usado en los primeros años del siglo XV por doña María Sánchez de Villodre, hija de una doña Inés Manuel de Villena, de filiación discutida, y de Garcí Fernández de Villodre. Así se veían en el convento de Santo Domingo de Alcaraz, que fundó esta señora y su marido Mosén Enrique Crivel.

Cuando el rey don Pedro concedió las tierras de Villena, con título de marqués, a don Alfonso de Aragón, conde de Denia y de Ribagorza, comenzó éste a usar un partido dimidiado de Prades (en frange de Aragón y Anjou-Nápoles) y de Manuel. Como su parentesco con los Manuel era sólo por afinidad, las armas de la mano alada tienen aquí un carácter exclusivamente territorial, igual que otras usadas en aquel tiempo por, otros miembros de la casa de Aragón (Ampurias, Urgel...). En estas armerías, las de Manuel se reducen a dos cuarteles la mano alada en primer lugar, cortada de León, aunque siendo un dimidiado, el orden más consecuente sería el inverso, pues debería mostrar la mitad siniestra del cuartelado de los Manuel  La precedencia de la mano alada se manifiesta en el contrasello del marqués de Villena, que ostenta sólo este emblema en campo circular.


Armas


Según Juan Francisco de Hita, las primitivas del linaje Manuel debieron ser: De plata, con un león, rampante, de gules.


Después usaron: Cuartelado: 1º y 4º, de plata, con el león, rampante, de gules, y 2º y 3º de gules, con un brazo alado de oro, con una espada de plata, guarnecida de oro, en la mano.


Según Rietstap, los Manuel de Belmonte, traen: 1º y 4º, de gules, una mano diestra de carnación, puesta en faja, alada de oro, teniendo una espada, de plata, guarnecida de oro, y 2º y 3º, de plata, una león rampante, de gules.


Según Vicente de Cadenas, los Manuel, de Aragón, ostentaron: En campo de gules, una mano diestra alada, de oro, teniendo una espada, de plata, guarnecida de oro.


Según Vicente de Cadenas, los Manuel, de Castilla, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en gules, una mano derecha alada, de oro, teniendo una espada, de plata, guarnecida de oro, 2º y 3º, en plata, un león, de gules, coronado, armado y lampasado de lo mismo.


Según Vicente de Cadenas, De Manuel, radicado en Gerona: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en gules, una mano alada, de oro, empuñando una espada, de plata, encabada de oro, y 2º y 3º, en oro, un león rampante, de púrpura, uñado y linguado.


Según Bizén d'o Río, los de Borja, extendidos a otras poblaciones de Aragón, registran a sus miembros desde el siglo XVII, traen: En campo de azur, un brazo desnudo y alado, con espada punta arriba.


Según Bizén d'o Río, otros Manuel, que registran miembros de este linaje desde tiempos antiguos en varias poblaciones aragonesas de donde dimanaron a Valencia y Murcia, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de gules, una mano de carnación, sumada de un  ala de oro, empuñando una espada, de plata, encabada de oro, 2º y 3º, de plata, un león rampante, de sable, armado y linguado de gules, y coronado de oro.


Según Rietstap, Manuel condes de Atalaya: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de plata, con cinco escudetes de azur, puestos 1, 3 y 1, cargados cada uno de cinco bezantes, de plata; bordura de gules, con ocho torres, de oro. puestas 3 en jefe, 2 en los flancos y dos en punta (Portugal), 2º y 3º, de gules, una mano de carnación, puesta en faja, alada de oro, teniendo una espada, de plata, guarnecida de oro, en palo (Manuel). 


Los Manuel, de Galicia, traen: En campo de oro, una cadena, de azur, puesta en banda y rota.


Los de Portugal: De gules, con el brazo alado de oro, la mano de carnación y la espada de plata, guarnecida de oro.


Otros Manuel, de Portugal, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de gules, una mano de carnación, puesta en faja, alada de oro, teniendo una espada, de plata, guarnecida de oro, en palo, 2º y 3º, de plata, un león rampante, de púrpura, armado y linguado, de azur.


Según Rietstap, los Manuel de Locatel de Savoie, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de sable, una torre, de plata, 2º y 3º, de oro, un león rampante, de sable, brochante una banda, de plata, cargada de tres veneras, de sable.


Según Rietstap, los Manuel de Berna (Suiza), traen: Escudo palado de plata y gules. jefe de azur, cargado de tres flores de lis, de oro.