Moragas, Moragues

Versión de impresión

Dicen algunos tratadistas que este noble y antiguo linaje catalán procede de uno de los cónsules de Roma, y que a él perteneció el general Moragas, que sirvió al emperador Honorio. En varios documentos de la época romana se llama a esta familia «Ecuestre» y «Senatorial». Añaden que de ellos procedió una línea que vino a establecerse a España. Lo cierto es que de este linaje hubo varias casas solares en el Principado de Cataluña. Una de las mas principales fue la que radicó en la ciudad de Valls (Tarragona). Pasaron a Mallorca, reino de Aragón y América.

Arias Moragas, caballero catalán, se halló con gente de Aragón y de Navarra en la batalla de las Navas de Tolosa, y Beltrán de Moragas sirvió al rey don Pedro IV de Aragón, llamado «el Ceremonioso». Baltasar de Moragas y Andrés de Moragas asistieron como nobles, y por el brazo de caballeros, a las Cortes de Monzón de 1496, y a las de Zaragoza de 1522, en compañía de Galcerán Castellot de Agramunt y de otros caballeros catalanes.

Dice Mosén Jaime Febrer, en sus Trovas: Una zarza verde cargada de fruto, en campo de plata, pintaba en su escudo Guillermo Moragues, noble catalán, del cual debéis tomar consejo en los apuros de negocios grandes, como lo hizo el Rey don Jaime I en la formación de los fueros o leyes de Valencia, mandando no se diesen otras interpretaciones, sino lo que el dijese; por ser hombre experimentado, así en paz como en guerra, y de una conciencia muy arreglada.   

En el antiguo Reino de Valencia se documentaron casas de Moragues, entre los siglos XII y XV, en las siguientes poblaciones y años: Sant Mateu (1300-45); Valencia (1354-73), Benicalafet (1379), Camí de St. Julià (1379), Fradell (1379), La Saïdia (1379), Puçol (1379), Russaffa (1379) y Sant Mateu (1379), Cinctorres (1396), Castelló de la Plana (1398), Castelló de La Ribera (1398) y L´Ollería (1421).

En Catalunya, según consta en el censo de hogares del año 1358, las había en La Guardia dels Prats (Abadía de les Santes Creus) y en Olmells (Abadía de Vallbona).

Doña Rosa Moragas, nacida en Barcelona, contrajo matrimonio con Salvador de Fagos, natural de Ariño, en Aragón, y fueron padres de doña Margarita de Fagos y Moragas, que celebró su enlace con Ginés de Luna, de la casa de los condes de Luna y maestre de campo general en Frandes.

Francisco de Moragas o Moragues, ciudadano honrado de Barcelona, que casó dos veces, siendo su segunda mujer doña Catalina Boixó, con la que celebró su enlace en la parroquia de San Jaime Apóstol, de Barcelona, el 3 de enero de 1615.

Zurita dice que los de este linaje que se establecieron en Mallorca se apellidaron generalmente Moragues, y cita a Guillermo Moragues, infanzón aragonés, natural de Jaca, que pasó a Palma, poco después de la conquista de esta capital, y con socorro de Rodrigo de Linaza atacó a los moros escondidos en los montes de Felanitx y Artá.

Pedro Moragues, de Algaida, en 1285 prestó juramento al rey don Alfonso III de Aragón como diputado de la referida villa de Algaida. Guillermo de Moragues, rico hacendado de Biniforani, prestó también juramento al mismo monarca en nombre de la villa de Buñols.

Guillermo Moragues, natural de Valldemosa, sirvió en 1313 a los reyes de Mallorca con una galera propia.

En 1408, Bartolomé Moragues fue uno de los encargados para poner la isla en estado de defensa ante el temor de una invasión turca.

Arnaldo Moragues, en 1322, fue jurado de la ciudad y reino de Mallorca, y Nicolás Moragues desempeñó el mismo cargo en 1593.

De la misma villa de Valldemosa fue Andrés Moragues, padre de Palou Moragues, que en 1435, resultó elegido para asistir a las Cortes de Monzón. Este mismo caballero fundó la casa solar de su apellido en Alcudia, en la que se hospedó el emperador Carlos V cuando en 1535 estuvo en Mallorca. Con este motivo le concedió varios privilegios. Rama hoy extinguida de esta casa fue la que formó Blas Moragues, casado con doña Pericona Fiol de Muro (hija de Pedro Fiol, fundador, en 1516, de un importante vínculo con gravamen de apellido y armas).

En 1550, el capitán Moragues defendió contra los moros la villa de Pollensa, y Andrés Moragues, de la Compañía de Jesús, fue gran teólogo y escritor. Murió el 3 de enero de 1631.

En el siglo XVII  se formaron en Mallorca tres ramas principales de Moragues: De la primera fue progenitor Mateo Moragues Nicolau; de la segunda, Juan de Moragues Nicoláu, y de la tercera, Bartolomé de Moragues Nicoláu, los tres hijos de Mateo Moragues y Juliá, señor de la caballería de Estallerich, que fundó fideicomiso en 1601.

La rama primera acabó en el siglo XVIII en Miguel Canyellas (hijo de Gabriel Canyellas y de doña Juana de Moragues).

A la segunda rama perteneció Guillermo de Moragues, que probó su calidad de noble ante la curia del corregimiento de Palma, según sentencia dictada el 30 de abril de 1784, y fue ciudadano militar de Palma. así como su sobrino, Juan de Moragues, capitán de milicias provinciales desde 1775.

La tercera rama creada por Bartolomé de Moragues Nicoláu quedó extinguida en su cuarta nieta Jerónima de Moragues y Villa del Pujol, casada con Juan Bastard de la Torre y Massanet.

En las villas de Artá y Petra, de la misma isla de Mallorca, moraron ramas de los Moragues. De la última fue Guillermo Moragues, doctor en ambos Derechos, diputado en las Cortes de Cádiz de 1810 y Gobernador civil de Baleares. Murió el 13 de junio de 1837, siendo magistrado de la Audiendia Territorial de Barcelona. Su hijo, Juan Moragues y Montaner murió siendo magistrado de Canarias.

Antonio de Moragues y Cornellá probó su hidalguía para ingresar como caballero cadete guardia marina en 1795.


Armas


Los Moragues, de Cataluña y Aragón, traen: En campo de oro, un árbol de sinople, terrasado de lo mismo; bordura de plata, con ocho armiños, de sable.


Las del caballero Guillermo Moragues, traen: En campo de plata, una zarza, de sinople, frutada de sable.


Los Moragues, de Mallorca, traen: En campo de oro, una morera de sinople, arrancada; bordura de plata, con ocho armiños, de sable.


Otros Moragues, de Mallorca, y los de Cerdeña, traen: En campo de oro, una morera arrancada, de sinople.


Los Moragues, de Navata, traen: En campo de plata, una morera arrancada de sinople; bordura cosida de plata, con ocho armiños, de sable.


Otros Moragues, traen: En campo de oro, un león rampante, de plata, surmontado de tres flores de lis, de azur, puestas en faja.