Amat

Versión de impresión

Algunos tratadistas explican el origen de este noble linaje diciendo que entre los guerreros que llevaba en su ejército Carlos Martel (padre de Pepino y abuelo de Carlomagno), cuando entró en Cataluña, figuraba uno del apellido Amat, que se estableció en Barcelona, fundando allí su casa solar, y que alguno de sus descendientes pasaron a las villas  y lugares de Palou, Castellbell y Sabastida, de la provincia de Barcelona, creando nuevas casas, de las que salieron las distintas ramas de este linaje en España.

Otros autores afirman que el linaje de Amat es una ramificación de los condes de Ampurias, de la siguiente manera:

Bertrando, hijo segundo de Gausberto, conde de Ampurias en 924, y nieto del conde Sunyer, de la estirpe de los duques de Baviera, casó con Amata de Llers, y de este matrimonio nació:

Pancio Amat, progenitor del linaje y señor de muchos castillos en el Vallés y Panadés. Casó con Seneunda o Sisenanda, de la casa de Vives, de la que procedieron los obispos de Barcelona del apellido Vives, y de este matrimonio nacieron:

1º Guillermo Amat, gran privado de doña Ermensendis, esposa del conde Borrell.

2º Juan Amat, dignidad de cabiscol de la catedral de Gerona, y

3º Amato Amat, que casó con doña Adalis, hija de Dalmau de Claramunt.

Añaden los autores que recogen esta versión, que descendientes de estos caballeros fueron los que dieron motivo a las primitivas tres ramas de este apellido: Amat de Palou, Amat de Castellbell y Amat de Sabastida, denominados así por haber creado sus respectivas casas en los mencionados pueblos.

De ellas salieron desde muy antiguo varones famosos, por haberse distinguido en el servicio de sus reyes y de su patria. A continuación citamos algunos :

Ramón Amat tomó parte, con el rey don Alfonso, en la conquista de Zaragoza, el año 1118.

Otro Ramón Amat tomó se distinguió en las conquistas del rey don Jaime I de Aragón.

Al servicio de este monarca estuvieron también Bernardo Amat y sus hijos, los cuales obligaron a los moros a retirarse de Elda (Alicante). Por estos servicios y otros, premió el mencionado don Jaime I «el Conquistador» a dicho Bernardo Amat y a sus hijos, dándoles los homenajes y tierras de Elx y de Elda, en los que quedaron establecidos, fundando nuevo solar y dejando descendientes que continuaron su rama.

Romeu Amat ayudó al rey don Pedro III de Aragón en la guerra de Calabria.

Bartolomé Amat sirvió a don Jaime II de Aragón en la campaña de Almería.

A principios de 1400 fueron «consellers» de Barcelona esto tres caballeros: 1º, Francisco de Asís Amat, 2º, Ramón Amat, y 3º, Pedro Amat.

El segundo, Ramón Amat, casó con doña María Aymerich, de los marqueses de San Vicente, y fue sucesor suyo Juan Amat y Aymerich, que gobernó la ciudad de Saseri, en Cerdeña, por el rey don Fernando, «el Católico»

El tercero, Pedro Amat, que había sido gran privado del rey don Martín, enlazó con la familia Terrer, que cedió el terreno para la edificación de la iglesia del Pino, en Barcelona. Su hija Catalina fue priora de Montesión en 1530.

Los Amat catalanes pasaron a la conquista de Cerdeña y quedaron allí establecidos, dando motivo a ramas muy principales.

En 1450 era natural de Sácer, ciudad de dicha isla, Pedro Amat, que casó con doña Aldonza de Heredia, y que tuvieron descendientes que continuaron su línea en dicha población, pues bastantes años después, a finales del siglo XVI, florecía allí.

En el reino de Valencia, y principalmente en la provincia de Alicante, florecieron también desde muy antiguo varias líneas de Amat, descendientes de Bernardo Amat y sus hijos, los cuales, por los servicios que prestaron al rey don Jaime I «el Conquistador», fueron heredados por este Monarca, como ya se dijo, en tierras de Elx y Elda y en otras de aquel reino.

Una de estas líneas se estableció en la villa de Bocairent, hoy perteneciente al partido judicial de Ontinyent, provincia de Valencia, y de ella fue:

Urias Amat, natural de dicha villa, que pasó de Huécija, del partido judicial de Canjayar, en la provincia de Almería, y del que fue poblador. Como tal se le repartieron suertes y ventajas de tierra, y desempeñó el cargo de alcalde ordinario los años 1581 y 1593.

Algunas líneas de Amat pasaron también a Castilla.

Francisco Amat Tevar, natural de Huécija (Almería), probó su nobleza ante la Real Chancillería de Granada, en 1808.

Probaron su nobleza para ejercer cargos ante el Santo Oficio de la Inquisición de Valencia: Nicolás Amat Colomina Matoses y Taléns, natural de Alzira, para Familiar, en 1636, y su mujer Jerónima Tamarit y Teger, natural de Alzira; Fray Blas Amat Gil Berenguer y Sepulcre, natural de Onil (Alicante), Provincial de los mínimos, para Calificador, en 1626, y Miguel Amat Peris Magraner y Manzano, natural de L'Alcudia (Valencia), para Familiar, en 1793, con su mujer Josefa María Josefa Cervera y Roca, natural de Valencia.

Don José Amat Planella y Despalan obtuvo en 7 de julio de 1702 el título de Marqués de Castellvell, siendo concedida la Grandeza de España, en 12 de mayo de 1924, a la VII Marquesa, doña María de los Dolores de Cárcer y de Ros, Baronesa de Maldá y Maldanell. Hijo del primer Marqués fue don Manuel Amat y Junyet, Virrey del Perú, caballero de la Orden de Santiago.

A la misma Orden pertenecieron don Gabino Amat de Castañeda, natural de Sassari (Cerdeña), Señor de la villa de Hormaza (1666), y don Juan Bautista Amat Onofre Font, natural de Alguer (Cerdeña) (1629).


Armas


Los Amat del solar de Palou, en Cataluña, traen: Escudo de azur, con un sol de oro cantonado de cuatro estrellas de seis puntas, de plata.


Los Amat, de Sabastida, también en Cataluña, ostentan: Escudo de oro, con dos palos de gules; partido también de oro, con media águila de sable.


Los de la provincia de Alicante y algunos de la de Valencia, traen las armas que ostentaban Bernardo Amat y sus hijos, organizadas en la siguiente forma: En campo de oro, un ave de azur, de siete cabezas.


Los Amat, de Castellbell, de Cataluña, traen: Escudo de gules, con un brazo desnudo, de carnación naciente de una nube fija del flanco siniestro, empuñando una espada desnuda de plata, y bordura componada de plata y gules, de dieciséis piezas; cortado de azur, con tres fajas ondeadas de plata.

Estas mismas armas los que hicieron asiento en la villa de L'Alcudia (de Carlet), de la provincia de Valencia.

Estas mismas armas usan también algunas líneas de Castilla.


Otros Amat, de Castellbell, de Cataluña, traen: Escudo de gules, con un brazo desnudo, de carnación naciente de una nube fija del flanco siniestro, empuñando una espada desnuda de plata, cortado de azur, con tres fajas ondeadas de plata; bordura componada de plata y gules, de dieciséis piezas.

El Gobernador de Chile y Virrey del Perú, Manuel Amat y Junyet, traía el siguiente escudo, dividido en ocho cuarteles: 1º, de azur, con un brazo armado, de plata, saliente de una nube, también de plata, fija en el flanco siniestro y empuñando una espada desnuda del mismo metal, y bordura componada de ocho piezas de azur y ocho de plata; 2º, de azur, con un león de plata, coronado de oro; 3º, de oro, con una faja de azur, cargada de un pez de plata; 4º, de oro, con un chevrón de gules; 5º, de oro, con un castillo de azur; 6º, de plata, con una faja ondeada de azur; 7º, de oro, con tres árboles de sinople, puestos en roque, y 8º, de plata, con un león rampante, de gules, coronado de lo mismo.

    Estas armas constan en el sello de un despacho otorgado por el citado Gobernador y Virrey Manuel Amat en Santiago de Chile a 10 de noviembre de 1759, y de este escudo son armas de Amat las del primero y sexto cuartel, si bien con algunas diferencias de las propias de Amat de Castellbell. Los demás cuarteles contienen armas de alianzas.