Pairó, Payró, Peiró, Peyró

Versión de impresión

Apellido, relativamente frecuente y registrado sobre todo en Valencia, siendo notable su presencia en Barcelona, Madrid, Alicante, Zaragoza, Lleida, Castellón y Teruel, y menor en Tarragona, Murcia, Girona, Huesca. Procede del nombre latino –Petrus-, “piedra”, que dio origen, entre otros, al nombre –Peire-, variante antigua que se usó en Catalunya y en el Languedoc, de la que deriva la forma hipocorística Peiró.

Los hermanos García Carraffa, en su obra “El Solar Catalán, Valenciano y Balear”, dicen que los Peiró tuvieron su casa solar en la ciudad de Barcelona, con líneas en otras localidades catalanas y en Valencia.

Entre los pobladores del antiguo Reino de Valencia, se documentan: Llorenç Peiró (Peyró) y Jaume Peiró (Peyró) en Valencia (1354-1373), Na Peirona (Peyrona), Camí d´Alboraia, Na Peirona (Peyrona) en Sant Mateu (1379), Jusiana Peiró (Peyró), viuda da Jacme en Vila-real (1415).

En Aragón, según el censo de hogares de 1495, había casas de Peiró (Peyró) en Zaragoza (Johan Peyró, portero de Santa María), Otón (Pascual Peyró), Barrachina (Johan Peyró, mayor), Berrueco (Mingo Peyró, menor y otro Mingo Peyró, menor), Encinacorba (Martín Peyró, Anthón Peyró y Andrés Peyró), Moyuela (Mathe Peyró), Nogueras (Johan Peyró, Johan Peyró menor, Johan Peyro de la Sevillana), Tornos (Johan Peyró), Acered (Miguel de Peyró y Mossén Anthón de Peyró), Fraga (La viuda Peyrona).

Ferrer Peyró, Burgués y Síndico de Manresa (Barcelona), asistió por el Brazo Real a las Cortes del Principado de Cataluña de 1442.

Gaspar de Peyró y de Conomines. Canónigo de Barcelona. Oidor de Cuentas del Brazo Eclesiástico de la Generalidad de Cataluña. Asistió por el Brazo Eclesiástico a las Cortes del Principado de Cataluña de 1485, 1493 y 1495. Era hijo de Juan Pedro de Peyró, Doctor en Derecho, Consejero Real. Secretario del Rey y Protonotario de la Corona de Aragón, que obtuvo Privilegio Militar del Rey Don Fernando II de Aragón el 8-I-1496, y de Eufrasia de Conomines.

Su hermano Pedro de Peyró y de Conomines, Donzell de Barcelona. Escribano de su Majestad el Rey de Aragón, fue investido Caballero de la Espuela Dorada por el Emperador Don Carlos I siendo habilitado por el Brazo Militar en las Cortes de Barcelona de 1519. Era sobrino suyo Francisco de Peyró, Doctor en Ambos Derechos, Consejero Real, Conservador del Reino de Sicilia, que igualmente alcanzó la dignidad de Caballero del Rey Don Fernando II de Aragón en virtud de privilegio militar librado a su favor el 7-II-1506, casao con Isabel de Malet.

Juan de Peyró y de Ferrer, Caballero, natural de Barcelona, asistió a las Cortes del Principado de Cataluña de 1640. Era nieto de Federico de Peyró y de Malet, Donzell de Barcelona, asistió a las Cortes de Monzón de 1563, y biznieto de Francisco de Peyró, de Barcelona, Doctor en Derecho, Secretario del Rey, Conservador de Sicilia, elevado a la dignidad de Caballero el 7-II-1506.

Francisco Antonio Peiró, nacido en Molina de Aragón (Guadalajara) en 1659, fue Alcalde por los Nobles en 1690 e Hijodalgo en 1681; era hijo de Miguel Peiró, nacido en Acered (Zaragoza) en 1625, Alcalde de la Santa Hermandad en Molina de Aragón, en 1667.


Armas


En campo de azur, una cruz pometeada, de oro, con peana o grada del mismo metal.


Otros Peiró, traen: En campo de azur, una faja, de oro, cargada en su centro de una rosa, de gules y acompañada en lo alto de dos fajas ondeadas de plata, y en lo bajo de un creciente del mismo metal.


Los Peiró, de Valencia, traen: En campo de plata, un león rampante, de gules, linguado y uñado, de sable.


Otros de Cataluña, traen: En campo de sable, un grifo, de oro, armado y lampasado de gules.


Otros traen: En campo de azur, una cruz de Calvario, de oro. 


Otros traen: En campo de azur, una peana con una cruz trebolada, de oro.


Otros de Cataluña, traen: En campo de oro, una cruz grande, de gules, que toca con sus extremos los del escudo y endentada hacia adentro.


Otros traen: En campo de azur, un monte floreado de oro.


En un sello de Miguel Peyró, que data del año 1337, figura un escudo que contiene un montículo sumado de una flor de lis, desconociéndose los esmaltes.