Pujals, Pujalt

Versión de impresión

Al ayuntamiento de Cornellá, del partido judicial de Girona, pertenecen dos pueblos denominados Pujals dels Cavallers y Pujals dels Pagesos, cuyo primer nombre debe tener relación con el de este antiguo linaje catalán. Si los Pujals se apellidaron así por ser originarios de dichos lugares, o si por el contrario, fueron los primeros ascendientes los que dieron nombre por haberlos poseído o fundado, no es fácil esclarecerlo ahora. Pero la relación a que hemos aludido es muy probable, ya que en Girona y su partido tuvo su mas antiguo asiento la familia Pujals, según lo comprueban las sepulturas, con escudos de armas, que de sus caballeros hay en el cementerio y en el claustro de la catedral de aquella población.

Pasaron a la conquista de Valencia y también, por aquellos años, a Mallorca.

Mosén Jaime Febrer cita a Rodrigo Pujalt, de quien dice dirigiéndose al rey don Pedro III de Aragón: «Después de haber ayudado a la conquista de Xátiva, está gozando de los premios que como conquistador le corresponden. Este esforzado guerrero vino con el infante don Fernando y los suyos: fue muy querido de vuestro padre y de vuestro tío en atención a que era el primero que se presentaba en los mayores peligros, publicando la fama sus heroicas proezas».

En Mallorca ya estaba arraigada esta familia en la segunda mitad del siglo XIV, Jaime Pujals era jurado de la ciudad y reino de Mallorca en 1399, y Juan Pujals lo fue por el estamento de caballeros, en 1409. En las guerras de Italia sirvió a Felipe IV el capitán Miguel Pujals. Y el doctor en ambos Derechos, Antonio Pujals, fallecido en los comienzos del siglo XIX, fue uno de los mejores letrados de Mallorca.


Armas


En la sepultura de Dalmau de Pujals, que data del año 1340, en el cementerio de la catedral de Girona, figuran éstas: En campo de oro, un monte de sinople, sumado de una flor de lis del mismo color. Bordura almenada de sinople.


En una sepultura de los Pujals en el claustro de la catedral de Girona, siglo XVI, aparecen las siguientes armas: En campo de oro, un monte de sinople, sumado de una flor de lis del mismo color. 


Otros Pujals, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de gules, un castillo, de oro, sobre ondas de agua de azur y plata, y surmontado de una flor de lis, de sable.


Los Pujals de Mallorca traen: En campo de plata, un monte de gules, sumado de una flor de lis del mismo metal.


El caballero Rodrigo Pujat, citado por mosén Jaime Febrer, usaba: En campo de oro, un monte alto de sinople.


Los radicados en Lleida, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, tres palos, de gules, cargado cada uno de ellos de una espada, de plata, puntas arriba.