Salazar

Versión de impresión

Originario del valle de Salazar (Navarra).

Hay dos versiones, en parte contradictorias y en parte coincidentes, sobre el origen de este antiguo y noble linaje. Ambas lo remontan a muy lejanos tiempos y despiertan las dudas que son inevitables cuando se intenta esclarecer, como en este caso, hechos históricos secundarios a que no tienen posible comprobación por los borrosos que aparecen entre las nebulosidades de lo pretérito. Una de esas versiones responde a lo que escribieron Hurtado de Salazar y Juan Pérez de Rivadeneyra, y reproduce y apoya Luis Vilar y Pascual. La otra sigue lo que refiere Lope García de Salazar en sus obras "Crónica de las Siete Casas de Vizcaya y Castilla" y " Bienandanzas e Fortunas", aunque con alguna variación en los descendientes de los primeros Señores de Salazar, siendo más de tener en cuenta (como lógicamente escribe Javier de Ybarra Berge al tratar de este linaje) lo que afirma dicho cronista en la segunda de las mencionadas obras que en la primera, por ser las "Bienandanzas", posterior a la otra.

Procuraremos, ir marcando los puntos en que se contradicen o coinciden las versiones para la mayor claridad de esta información.

Según la primera, procede este apellido de un caballero francés que, formando parte del ejército de Carlomagno, vino a España para combatir a los moros, y que, juntamente con otros compañeros de armas, se estableció en el Valle de Sarafaiz, de Navarra (llamado luego, por corrupción del nombre, Valle de Salazar), defendiendo aquella tierra, de la tiranía de los árabes y realizando valerosas hazañas, tanto antes como después de haber sido elegido o aclamado Íñigo Arista, Rey de los navarros por los años afincados, siendo los progenitores de ilustres estirpes. El caballero francés indicado tuvo dos hijos, llamado el mayor Gastón de Salazar, y el segundo, Galindo de Salazar, apellido que tomaron del Valle, los cuales, por envidias que su poder suscito, lo perdieron, asi como sus palacios, viéndose impedidos a trasladarse a Castilla huyendo de la persecución de que eran objeto por parte de los Reyes de Navarra. En Castilla se establecieron o poblaron en un pequeño lugar próximo a la villa de Medina de Pomar, al que dieron el nombre de Salazar. Ese lugar es el hoy denominado Salazar, del Ayuntamiento de Merindad de Castilla, partido judicial de Villarcayo y provincia de Burgos. Allí levantaron el nuevo solar de la familia y construyeron sus casas-palacios, no tardando en recobrar la notoriedad y poderío que habían perdido en Navarra.   

Según lo que nos dice el códice "La Bienandanzas e Fortunas" el encartado Lope García de Salazar, descendiente directo de la torre de Muñatones, da el mismo origen santonés o normando al apellido que nos ocupa. Posteriormente, los Salazar tuvieron incidencia en la zona oriental de Cantabria, con casas en Castro Urdiales, y en la Encartaciones de Vizcaya. Existe una leyenda que nos cuenta el mismo Lope, que trascribimos del mismo códice del siglo XIV, dice así: "Estando este Lope García de Salasar en la Corte del Rey en la ciudad de Toledo con Martín Ruys su abuelo, seyendo de XXV años, vino allí un moro gigante de Ververía, que era mucho corpudo e espantable, a demandar campo a pieuno por otro, y no le tomando ninguno aquella empresa, vino este Lope García ante el Rey, e su agüelo con él, e pidióle merced de aquella batalla con aquel moro, e Rey plogo mucho de ello, pareciéndole valiente e esforzado en sus palacios, e otorgógelo de voluntad, e entrados en el campo como convenía a tal fecho, ovieron a pie fuerte batalla, en que les duró de la tercia fasta las vísperas. Aque Lope García ovo ventura de lo matar por fuerza, e ardidesa con la Gracia de Dios, e cortóle la cabeza, e tomóle en una mano, e defundóle una almegia de seda negra que traya, con escudo colorado en los pechos, con XIII estrellas doradas en él, de tres en tres y una debaxo. E fuese ante el Rey que estaba mirando el campo, e fincando las rodillas antel, le pidió por merced que le diese aquellas estrellas por armas, para él e para todos los que viniesen de su linaje. E el Rey le dixo: Tu te las podías tomar, pues Dios te las dio a ganar, pero pues así es, yo te las doy de voluntad, e las otorgo a todos los que de ti sucedieren, y físole otras mercedes".

"El Solar Vasco Navarro" de los hermanos García Carrafa, dice: "El origen de este noble y antiguo linaje, es como sigue: Arribaron a Santoña (Santander), dos hermanos naturales de la Normandía, estableciéndose el mayor en el lugar de Salazar, del Ayuntamiento de Merindad de Castilla la Vieja, y partido de Villarcayo (Burgos) y el segundo en el lugar de El Tobar, del partido de Villarcayo, en la misma provincia de Burgos.

Otros dicen que este linaje proviene de la casa de Velasco, aunque sus armas sean distintas. Ocurrió que uno de los hijos del Condestable de Castilla, D. Pedro de Velasco, se estableció en el valle de Mena, fundando su casa solar en el lugar de Ciella. D. Diego Hernández de Velasco, nieto del anterior, casó con Dña. Andrea Ortiz de Mendieta, siendo único hijo de este matrimonio, D. Diego de Velasco y Mendieta, Capitán de los Tercios Reales que fue a establecerse en Sevilla donde fundó casa solar y contrajo matrimonio con Dña. Ursula Ramón de Salazar, con lo cual dio origen al linaje Salazar. Como sea que los Velasco ya existían el tiempos de los godos, el origen del linaje Salazar habrá que buscarlo por sus ancestros, en Asturias, aunque más tarde se extendieran por toda la Península.

Tuvo diversas casas en Somorrostro, Gordejuela, Orduña, San Salvador del Valle, Bilbao y en Portugalete, en Vizcaya; en Llodio en Álava y en el valle de Salazar en Navarra.

Pasó a la conquista de Cuenca, donde fundó nueva casa. Se extendió por toda la Península y varias líneas pasaron a América.

Una rama originaria de Castilla, pasó a Milán con los hermanos Luigi y Martino Garges de Salazar. Éste último fue elegido en 1595 Gran Maestro de la Orden de Malta, mientras que su hermano Luigi era nombrado Gobernador de la fortaleza de Pizzighettone.

Diversos linajes de este apellido probaron su nobleza e hidalguía en las Ordenes de Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa, Carlos III y San Juan de Jerusalén; en la Real Chancillería de Valladolid y en la Real Compañía de Guardias Marinas.


Armas


Los Salazar castellanos, los de la casa de Somorrostro, y los de Milán, traen: En campo de gules, trece estrellas, de oro, puestas en tres palos y una en punta.


Según algunos autores, las primitivas del linaje, traen: En campo de azur, una torre, de plata, y en punta una abarca, de oro.


Otros Salazar, de Castilla, traen: En campo de sinople, una torre, de plata.


Otros Salazar, de Vizcaya, traen: Escudo cuartelado: 1º, en sinople, una torre, de plata, 2º, en oro, un árbol, de sinople, 3º, en azur, trece estrellas, de oro, puestas en tres palos y una en punta, y 4º, en oro, cinco panelas, de gules, puestas en aspa.


Los "de Salazar", originarios del Señorío de Siones, Siones, Valle de Mena (Burgos): En campo de gules, tres castillos, de oro, almenados, mazonados de sable y aclarados de azur, puestos en faja, surmontados de cinco corazones, de púrpura, puestos en faja, y a su vez, surmontados de trece estrellas, de oro, de ocho puntas, puestas en tres fajas de seis, cinco y dos.


Otros Salazar, de Castilla, traen: En campo de gules, una torre, de plata, acompañada de trece estrellas, de oro, en orla, colocadas 4 en el jefe, 3 en cada flanco y 3 en punta.


Los Salazar, de Andalucía, traen: Escudo partido: 1º, de azur, una torre, de plata, aclarada de gules, y 2º, de gules, trece estrellas de ocho puntas, de oro, colocadas 3, 3, 3, 3 y 1.


La casa de Gordejuela, trae: En campo de azur, trece estrellas, de oro, puestas en tres palos y una en punta.


Los Salazar, de Cataluña, traen: Escudo losanjado, de plata y gules.


Los Salazar, de Milán, traen: En campo de gules, trece estrellas de ocho puntas, de oro, puestas en tres palos de tres, cuatro y tres; bordura de azur, con seis castillos, de oro, de dos torres, colocados tres en cada flanco.


Los Salazar, de Champagne, Bourgogne y Nivernais, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, de gules, cinco estrellas de seis puntas, de oro, puestas en aspa, y 2º y 3º, de oro, cinco panelas, de sable, puestas en aspa.


Las antiguas de los Salazar de Milán, traen: En campo de azur, una torre, de plata, aclarada del campo. 


Los Salazar, de Cerdeña, traen: En campo de gules, trece estrellas, de plata, ordenadas 3, 3, 3 y 1.