Vallespir

Versión de impresión

De esta ilustre familia hacen gallarda ostentación los más eruditos genealogistas que han tratado de las ramas establecidas en Cataluña y Mallorca, como lo afirma el Cronista Rey de Armas de Su Majestad Francisco Zazo y Rosillo, en el tomo XI de su "Biblioteca de casas nobles españolas y extranjeras", quién fija, con la autoridad de otros escritores, su casa solariega infanzonada en Mondragón (Guipúzcoa), donde en 1273 eran los de este linaje señores feudales del castillo y tierras de Valdespino, esto es, Vall des pi; y los descendientes de estos pasaron con ocasión de las guerras del Principado, a varios pueblos de Cataluña y de las Islas Baleares. Pero otros autores pretenden que según muchos documentos la casa de los Valdespino de Mondragón, así como las de Cataluña y Mallorca, proceden del lugar de Vallespir, en Languedoc, señorío de la real casa de Montpelier, que después fue del Conde Nuño Sánchez y por muerte de éste se incorporó a la corona balear. Como prueba muy elocuente de la consideración que ya tenía esta familia en Mallorca en el mismo siglo de la conquista de aquella isla, citaremos el casamiento que antes del año 1200 contrajo Saura Vallespir con Ramón Sant Martí, caballero de la más aquilatada nobleza. El curso de los tiempos hizo experimentar a esta familia vicisitudes que la dejaron como eclipsada, pues muchos caballeros de ella hubieron de emigrar a Mallorca, casi a la mitad del siglo XV, por haber pertenecido al partido del legítimo Rey Jaime III; pero la casa feudal y mayorazgada, conocida con el nombre de Llodrá, se conservó hasta últimos del siglo XVII, en que, faltando la sucesión masculina, entró a heredarla por vinculación Eufrasia Vallespir de Llodrá, que casó en la no menos ilustre de Dameto, rama de los Marqueses de Tornigo y de Bellpuig.

Francisco Vallespir, en 1580 fue jurado de la ciudad y reino de Mallorca.
Juan Francisco Vallespir, obtuvo privilegio de ciudadano honrado de Mallorca, dado por Felipe IV, en Madrid, el 30 de Junio de 1652.

Francisco Vallespir y de Guzmán en 1780 era Capitán del cuerpo de Provinciales de esta isla.


Armas


Los de Cataluña, traen: En sable, dos chevrones invertidos, de oro; el jefe, de oro, con una estrella de azur. 


El tratadista J.-B. Rietstap señala para los de Cataluña y Baleares las siguientes armas: En campo de plata, un pino, de sinople, puesto entre un valle formado por dos montañas, al natural, movientes de los flancos. 


Los de Llodrá, de Mallorca, usan: En campo de plata, un pino, de sable, puesto entre un valle formado por dos montañas, al natural, movientes de los flancos. 


Otros Vallespir, de Mallorca, traen: En campo de plata, un pino, de sable, puesto entre un valle formado por dos montañas, de sinople, movientes de los flancos. 


Otros Vallespir, de Mallorca, traen: En campo de plata, un pino, de sable, puesto entre un valle formado por dos montañas, de sable, movientes de los flancos. 


Otros: En campo de azur, un compás, alterado, de sable.