Arenas, Arenaz

Versión de impresión

Linaje de origen asturiano, tiene su procedencia en la parroquia de Arenas, Ayuntamiento de Cabrales y partido de Llanes (Asturias). Otras casas asturianas hubo en Poó (Cabrales), Cangas de Onís, Parrea y Marentes, del Concejo de Ibias.

Otras casas hubo en Guipúzcoa; en los lugares de Mata y Bárcena, perteneciente al valle de Mena (hoy Burgos), y en San Vicente de la Barquera y en Ojevar, barrio en Cojorcal, en Ampuero (Cantabria). También de la Fogueración catalana hecha en 1553 se citan otros lugares en Genis de Vilasar, cuyo dueño era Jaume Arenas, y en la parroquia de San Andreu de Palomar.

Pasaron a Zambrana y Espejo de Valdegovía (Álava) en 1732; Valmaseda (Vizcaya), en 1676; Molleda (Asturias), en 1745; Isongo, Carriedo, Iguña, Hoz y Marrón, Liébana, Reocín, Toranzo y Padros (Cantabria), en 1750; Palencia, Cantabria, Burgos, Ciudad Real, Valladolid, Guadalajara, Barcelona, Extremadura, La Rioja, Argentina, Perú y México.

En la Chancillería de Valladolid ganaron provisión de hidalguía, los siguientes de este apellido: En Asturias: Francisco Arenas Prieto, natural de Cabrales y vecino de Veracruz (México), en 1779. En Cantabria: Raimundo de Arenas, de San Martín de Valdelomar, en 1783; Manuel de Arenas, natural de Canduela (Palencia) y vecino de Bolmir, en 1816; José de Arenas, natural de Canduela y vecino de Matamoros, en 1818, y Pedro Santiago de Arenas, natural de Canduela y vecino de Castrillo de Haya, en 1818. En Burgos: Juan de Arenas, vecino de Robledillo, en 1541; Juan de Arenas, vecino de Robredillo de la Canaleja, en 1545; Diego de Arenas y García, vecino de Villanoño, en 1581, y Juan de Arenas y Ruiz, vecino de Villegas, en 1606. En Palencia: José de Arenas, natural de San Martín de Valdelomar (Cantanbria), vecino de Pomar, en 1806, y Juan de Arenas, vecino de Canduela, en 1543. En la Rioja: Domingo, Matías y Simón de Arenas de Santo Domingo de la Calzada, en 1776; Juan de Arenas, vecino de Barrionuevo de San Millán de la Cogolla, en 1534, y Juan de Arenas, vecino de San Millán de la Cogolla, partido judicial de Nájera, en 1529. En Salamanca: Juan José de Arenas, vecino de Pereña, en 1817. Y en Galicia: Fernando Arenas Caso y Samano, vecino de La Coruña y originario del valle de Peñamellera, en 1680.

En la Real Audiencia de Oviedo obtuvieron reconocimiento de hidalguía: Francisco de Arenas, vecino de Santulano, en 1737; Marcos arenas, vecino de Candás y originario de Tuela, en 1794; Marcos Arenas González y Menéndez, natural de Prados, en 1794, y Pedro Arenas Mauricio y Fernández y sus hermanos Francisco, José y Teresa, vecinos de Isongo y originarios de Parres (Asturias), en 1824.

En la villa de Bilbao obtuvo sello Sello mayor de hidalguía Juan de arenas y Pérez de Mollinedo, natural de Bárcena (valle de Mena-Burgos), originario del lugar de la Mata y residente en Valmaseda, en 1676. También ante el Corregidor de Vizcaya probaron su hidalguía Francisco de Arenas, vecino de Orduña, en 1692. Igualmente ante las Juntas Generales de Guipúzcoa probaron su hidalguía Francisco, Juan y Pedro de Arenas, vecinos de Motrico, en 1666, y Joaquín Esteban y Juan Bautista de Arenas, vecinos de Elgóibar, en 1717.

José Arenas y Marsans, natural de Barcelona, ingresó en la Real Compañía de Guardias Marinas en 1852.

Previa justificación genealógica ejercieron cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Gabriel Arenas Salido, natural de El Bonillo (Murcia), Vicario de Alcaraz, para Oficial, en Murcia, en 1658; Alonso Arenas, el mozo, y su mujer María Ana, naturales de Villatobas y vecinos de El Pozo de Almoguera, en 1568; Gabriel de Arenas, natural de Villatobas y residente en Cartagena de Indias, para Familiar, en 1630; Gaspar de Arenas Panilla, natural y vecino de Villatobas, para Notario, en 1629, y Bartolomé de Galdiano Etayo, natural de Estella (Navarra), en México, en 1658, y su mujer María de Arenas Saavedra, natural de México.

Gabriel de Arenas, vecino de Villatobas, hizo asiento de privilegio de hidalguía en 1743, por ser esposo de María de Jesús García Montesinos, ama de la Infanta doña Isabel.

De la rama extremeña procedieron Eduardo de Arenas, Promotor Fiscal de Cáceres, en 1812, y Lucas Arenas de Aguilar, natural de Orellana (Badajoz), que fue Colegial del Mayor de San Ildefonso y Menores de Alcalá, en 1728.


Armas


Los de Cabrales, traen: En campo de oro, un árbol de sinople, y dos lobos, pasantes, al pie del tronco; bordura de plata, con diez calderas de sable.

También usan estas armas los de Teruel, Extremadura y Palencia.


Otros Arenas de Cabrales, traen: En campo de oro, un árbol de sinople y dos lobos de sable, pasantes, al pie del tronco.


Los originarios de Asturias y radicados en México, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, un carnero de oro, topando a un indio, de su color.


La casa solar de Arenas en de San Vicente de la Barquera (Cantabria), trae: En campo de gules, un castillo de plata sobre ondas de agua de azur y plata, y dos sierpes de oro, linguadas de gules, saliendo del pie del castillo, una a cada lado.


Los Arenas del Concejo de Cabrales, Cangas de Onís, Parres y Marentes (Ibias), en Asturias, traen: En campo de gules, un castillo de plata de cuyas almenas laterales salen dos serpientes, de oro, linguadas de gules, una a cada lado. Todo sobre ondas de azur y plata.


La casa de Arenas en Ojevar, barrio de Cojorcal, en Ampuero, trae: En campo de plata, un árbol de sinople, y dos lobos, pasantes, al pie del tronco; bordura de plata, con once calderas de sable.


Otros traen: En campo de gules, cinco haces de mieses, de oro, puestas en aspa.


Los radicados en el Castillo de Aya (Cantabria), según Vicente de Cadenas, traen: Escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de sinople, una banda de gules, perfilada de oro, y 2º y 3º, en campo de plata, tres bellotas de gules, puestas dos y una.


Los de origen castellano, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de sinople, dos palas de zapador, de oro, puestas en faja.

En Marentes existe una piedra, que en su leyenda dice "ARMAS DE ARENAS", y en el que consta el siguiente escudo: Escudo cortado: 1º, la Adoración de los Santos Reyes, y 2º, tres estrellas, bien dispuestas. En el costado derecho del escudo, la palabra "REYES", y en la izquierda "MAGOS".

Los de Bercial de Zapardiel (Ávila), radicados después en Torre de San Martín Pascual (Salamanca), usan: Escudo cuartelado: 1º y 4º, cuartelado a su vez; primero y cuarto, en gules, un castillo de plata, y segundo y tercero, en plata, un león rampante de gules, coronado; 2º, en plata, un árbol de sinople, acompañado de dos lises de azur; 3º, en plata, un árbol de sinople, con dos lobos alzados y atados al tronco.