Espada

Versión de impresión

Linaje muy antiguo, extendido por España.

En Álava, fueron los Espada hijosdalgo notorios de sangre.

Los hubo también en la Junta de Cudeyo (Cantabria), en Asturias, en Puebla de Sanabria (Zamora), en Galicia, en Madrid, en Valencia y en la villa de Gama, del partido judicial de Cervera de Río Pisuerga (Palencia).

En Aragón tuvo casas solares en la ciudad de Zaragoza su dueño Simón d'Espada, y en Layana (Zaragoza), su dueño García Espada, documentadas en la Fogueración aragonesa de 1495, y en la ciudad de Huesca, sus dueños D. Espada y Gil de Espada, citadas en 1284.

Bernardo de Espada pasó desde Madrid a la conquista de Valencia, sirviendo a su propia costa D. Jaime I de Aragón le confió el mando de una tropa de peones para apostarse en Beniopa y Benipeixcar, con la facultad de poder castigar como desertores a los soldados fugitivos que lograse detener. Dejó sucesores en Valencia.

Pasaron a Bolivia, Brasil, Colombia, Chila, Estados Unidos, Filipinas, Guatemala, México, Puerto Rico, El Salvador y Uruguay.

Hernando Espada, natural de Alcazarén (Valladolid), pasó a Perú en 1534.

Bernardo de la Espada de Larrieta Caso y Montero, natural de Colmenar de Oreja (Madrid) probó su limpieza de sangre para ingresar como religioso en la Orden de Santiago en 1637.

Probaron su nobleza ante la Sala de los Hijosdalgo de la Real Chancillería de Valladolid: Francisco Espada, vecino de Hontomín (Burgos), en 1548; Francisco de la Espada, vecino de Valladolid, Tudela de Duero y Herrera de Duero (ambas de Valladolid), Secretario del Santo Oficio de la Inquisición, en 1626, Francisco de la Espada, vecino de Verdiñosa, en 1704; Julian de la Espada, vecino de Laguna de Negrillos, en León; Pedro de la Espada, vecino de Betares, de la Junta de la Cerca (Burgos), en 1535, y José Espada Blanco de León, vecino de Santa Cristina y Benavente (Zamora), en 1768.

Manuel y José Espada, vecinos de Murchas, del municipio de Lecrín (Granada), probaron su nobleza ante la Real Chancillería de Granada en 1793.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos en el Santo Oficio de la Inquisición: Juan del Espada, vecino de Nombela (Toledo), y su mujer Juana González, natural de Nombela, en 1567; Felipe Espada Fernández, natural de Valladolid, para Secretario, en Valladolid, en 1637, y su mujer Antonia de Cantabrana Cachupín, natural de Valladolid, y Francisco de la Espada, Secretario del Santo Oficio, para casar con Manuela Fernández Vázquez, natural de Valladolid, en Valladolid, em 1609.

Ingresaron en los colegiales Mayor de San Ildefonso y menores de Alcalá: Hernando de Espada, natural de Castejón (Cuenca). En 1606; Juan de Espada, natural de Colmenar de Oreja (Madrid), en 1652, y Juan de la Espada y Navarro González y Perales, natural de Colmenar de Oreja, en 1652.


Armas


Bernardo de Espada traía: En campo de azur, una espada de plata, con la punta hacia arriba, bordura de oro con ocho lises de sable.

Estas siguieron usando sus descendientes en Valencia.


En el Museo de Orense existe una sepultura de un Espada las siguientes armas: En campo de sinople, una espada de plata, con empuñadura de oro, y bordura de gules con ocho flores de lis de plata.


Los Espada de Paella de Sanabria y sus rama en Galicia ostentaron: Escudo cortado: la partición alta, de gules, con tres flores de lis de plata, bien ordenadas, y la partición baja, de sinople, con tres espadas de plata con la empuñadura de oro, puestas arriba, puestas en faja.


Los que moraron en el lugar de Gama trajeron: En campo de plata, un león rampante de gules, con una espada de su color en la mano.

Estas armas traen los Pérez de la Espada, del lugar de Gama.


Los de Asturias, de la casa de Espada, en la Puebla de Pavia, traen: En campo de sinople, tres espadas desnudas y guarnecidas de oro, puestas en banda; el jefe, de gules, con tres flores de lis de plata.


Otros: En campo de sinople, una banda de gules, engolada en dragantes, de oro.


En el expediente de pruebas del Caballero de Calatrava Manuel Antonio Acevedo Ibañez, natural de Término, se dice de los Espada de Cudeyo (Cantabria) usaron: “Castillo sobre ondas y un león empuñando una espada”.