Artés

Versión de impresión

Este noble y antiguo linaje tuvo diferentes casas solares en Aragón, Cataluña y Navarra.

Cita mosén Jaume Febrer en sus Trovas: «Para significar los peligros y los afanes que trae consigo la guerra al que desea adquirir honor, teniendo continuamente las armas en la mano, sin dormir, sin comer, y con la muerte a la vista, usaba Pedro Artes en su escudo de escaques de oro y encarnado, por ser hombre de experiencia, mas ahora por gozar altos premios, no se acuerda de ello. El Rey le prometió darle el lugar de Ortells.»

Los de este linaje están en la ciudad de Alicante desde el tiempo de la restauración de los moros. Señalan algunos autores que los Artés procedieron de Cataluña, de donde pasaron a la conquista de Valencia.

Los primeros de este linaje que de los solares de Orihuela y Alicante pasaron a la ciudad de Valencia, fueron: Francisco de Artés y su hermano Juan de Artés, Caballero del hábito de Santiago de la Espada.

Bernat de Artés y Pere de Artés eran vecinos de la ciudad de Xàtiva (Valencia) en 1421; Jacme y Berenguer de Artés, naturales de Bagüés (Zaragoza), lo eran de la ciudad de Alicante, en el mismo año, y Francesch de Artés y Jacme de Artés lo eran de Lliria (Valencia) en 1427.

Los Artés, de Valencia, fueron caballeros del extremo brazo militar de dicha ciudad y reino, según consta de sentencia promulgada por el Justicia de Valencia el 14 de Noviembre de 1511.

Pedro Artés fue insaculado en Alicante en la Bolsa de los Caballeros que el Rey don Fernando. Berenguer de Artés fue por Síndico de Alicante a las Cortes del año 1515. Mosen Jayme de Artés fue Señor de Bañeres, y vendió el lugar a Bocairent. Los de este linaje fueron Señores de Almàssera, en la Huerta de Valencia, y originarios de Alicante, habiéndose establecido posteriormente en Valencia. La peste del año 1648 acabó con el linaje que había en esta ciudad. Otros quedaron en Muchamiel (Alicante), cuyos descendientes han decaído notablemente.

Francisco Artés Muñoz, natural de Valencia y Caballero de la Orden de Santiago, en la que ingresó el 4 de Junio de 1646.

Pasaron sus caballeros a la conquista de los reinos de Valencia y Murcia, siendo heredados, por sus buenos servicios, en las ciudades de Orihuela y Alicante. Pasaron también a Cuba, Estados Unidos, México y Uruguay.

En Aragón radicaron su casas solares en el lugar de Artés, del término de Gavín (Huesca), documentado en 1215; en la ciudad de Huesca, en 1284; en Bagüés (Zaragoza), en 1421, y en la villa de Nonaspe (Zaragoza), siendo su dueño Gabriel Artés; en Palomar de Arroyos (Teruel), su dueño Johan Artés; en Villanúa (Huesca), sus dueños Guillem de Artés y García Lope Artés, y en Fraga (Huesca), su dueño Johan Artés, citados en la Fogueración de 1495.

En Navarra tuvo casa solar en la ciudad de Olite, documentada en 1244.

Dice Escolano que el Doctor Menescal, en el sermón o historia que hizo en Barcelona del Rey aragonés don Jaime II, y en el capítulo de los ilustres linajes de Cataluña, puso el de Artés.

En Cataluña tuvo casas solares en la parroquia de Sant Andreu de Palomar, su dueño Andreu Artés, y en Torres de Sanuy (Lérida), su dueño Joan Mateu Artés, citados en la Fogueración de 1553, y en Alcover (Tarragona), documentado en 1419.

En 1336 Jaime Artés (mayor) y Jaime Artés (menor) asistieron a la jura del Rey aragonés don Pedro IV el Ceremonioso. Pedro Artés sirvió eficazmente al mismo Monarca en la guerra de Cerdeña, y fue uno de los tres caballeros que le acompañaron cuando, a uña de caballo, escapó de Peralada y se acogió a Besalú.

Dicac Artés obtuvo el privilegio de Ciudadano honrado de Barcelona en 1660, y figura en el Libro Verde del Brazo Militar de Cataluña, el 13 de Mayo de 1661.


Armas


Las primitivas del linaje, esto es las de la casa de Orihuela y Alicante y las de Pedro Artés, que cita mosén Jaume Febrer, traen: Escudo jaquelado de oro y gules.


Los radicados en Valencia, según Juan José Vilar y Psayla, sustituyeron después esas armas por estas otras: En campo de gules, jarrón entallado, de oro, gringolado  de tres cabezas de sierpe del mismo metal.


Los Artés, según Domenech i Roura, traen: En campo de gules, un copón de oro, gringolado de sinople.


Otros traen: Escudo jaquelado de oro y gules de 48 piezas.


Otros traen: En campo de oro, una flor de lis de gules.

Los de Valencia, según Vicente de Cadenas, traen: En campo de oro, tres borregos de plata, moteados de sable, puestos dos y uno.

La segunda casa de los Artés de Albanell y Durán, usaron: Escudo partido: 1º, jaquelado de oro y gules; 2º, medio cortado, arriba de oro, con un ave de azur, perfilada de oro y gules, como queriendo volar; abajo de gules, tres peces de oro, puestos en palo.

Los de Cataluña, según Francisco de Alós de Fontcuberta, traen: En campo de azur, dos alas altas, de plata, puestas en palo.

Otros traen; En campo de gules, un león, de oro, horquillado.