Ferrá, Ferrá de la Mala

Versión de impresión

Antigua familia balear. Radicó en la villa de Esporlas, del partido judicial de Palma de Mallorca, donde poseyeron una hacienda llamada La Mola, por lo que los individuos de este linaje se apellidaron Ferrá de la Mala. Dícese que descienden de Juan Ferrán (en cuyo caso resultarían originarios del linaje Ferrán), que pasó a la conquista de Mallorca y quedó heredado con la alquería Culultel, de dos jugadas, en el término de Montueri. Antonio Ferrá de la Mala fue Capitán de Milicias Provinciales y Regidor Perpetuo de Palma, por la clase de ciudadanos militares. Murió en 1825.

En Cataluña tuvo casa solar en Castelló de Ampurias y Tossa (Gerona), documentadas en el siglo XVI.

Pasaron a Argentina, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Estados Unidos, México y Uruguay.

Probaron su limpieza de sangre para ejercer cargos del Santo Oficio de la Inquisición: Juan Ferrá Femenia, natural de Palma de Mallorca, para Oficial, en Mallorca, en 1651, y su mujer Antonia Ferregut Alemany, natural de Mallorca; Magdalena Ferrá Gomila, natural de Palma de Mallorca, en Mallorca, en 1742, para casar con Ignacio Viana de la Torre, Alcaide de las cárceles secretas, y Margarita Ferrá Fiol, natural de Esporlas (Baleares), y su marido Bernardino Bauza Ferrando, natural de Mallorca, para Consultor, en Mallorca, en 1679.


Armas


En campo de azur, una herradura de plata puesta en abismo y en el jefe dos estrellas del mismo metal, puestas en faja.


Vicente de Cadenas señala que los originarios de Son Ferrá (Esporlas), procedentes de Cantallóps (Gerona) y radicados en Palma de Mallorca y Roma (Italia), traen: En campo de azur, una herradura de plata, bullonada de sable, puesta en abismo y en el jefe dos estrellas del mismo metal, puestas en faja.


Otros: En campo de oro, dos columnas, de gules, puestas en faja y surmontadas de una venera, de azur.